Un determinante Christian Eriksen lleva a Dinamarca al Mundial

Christian Eriksen celebrates after scoring Denmarks third goal during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin

Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584

14/11/2017

El rácano 0-0 ofrecido en la ida llevaba a pensar que, casi por justicia cósmica, algo se tenía que remover en los esquemas de irlandeses y daneses de cara al encuentro de vuelta. Y así fue, por parte de la República de Irlanda poco cambió el dibujo pero la entrada de David Meyler por O’Dowda le daba a sus compañeros algo más de aire para desplegarse en campo contrario, algo que precisamente reclamó Martin O’Neill en la previa. Åge Hareide en cambio, optó por quitar un punta para reforzar la zona de tres cuartos con un 4-2-3-1. Además también, colocó a un teórico central como el jugador del Chelsea Andreas Christensen en el lateral derecho, seguramente como anticuerpo contra el temido juego físico de la República de Irlanda.

República de Irlanda 1 (Duffy 6′)
Dinamarca  5 (Christie p.p.29′ Eriksen 32′ 63′ 73′, Bendtner 89′)

R.Irlanda vs Dinamarca - Football tactics and formations

El equipo irlandés demostró manejar muy bien ese tipo de juego que tanto preocupaba a Hareide y en el minuto 6 llegó el primer tanto de la noche. Un envío de falta ejecutado desde más allá de las islas se convirtió en interesante tras un pésimo intento de rechazo de Poulsen de cara a su propia portería y acabó siendo genial con una salida a destiempo de Kasper Schmeichel. Demasiado regalo para Shane Duffy, quien sólo tuvo que rematar por encima de Kjaer para poner el 1-0. En menos de 10 minutos la República de Irlanda había hecho lo que parecía imposible en el partido de ida. Empezar de esta forma le dio una innegable confianza al equipo local y los irlandeses trenzaron buenas acciones a la contra ante una Dinamarca completamente KO. De hecho, Murphy tuvo una ocasión clarísima para poner el 2-0 pero su remate con el exterior del pie izquierdo salió rozando la cruceta. No aprovechó la República de Irlanda su momento de rush y eso lo acabaría pagando ante una selección claramente superior.

Pione Sisto al rescate

Dinamarca, todavía muy espesa, aprovechó la oportunidad que le dio la República de Irlanda para tomar un poco de aire e ir encadenando pases. Los daneses encontraron combinaciones sin ningún tipo de trascendencia ni tampoco mucho sentido, pero que servían para ir amasando balón y tranquilizarse ante la agobiante presión ambiental del Aviva Stadium. En esta fase se empezó a cocinar el buen partido de Pione Sisto con movimientos anárquicos, muchas veces incomprensibles, pero con una constante participación que contrastaba con el absentismo de Christian Eriksen. Al jugador del RC Celta de Vigo se le puede y se le debe tirar en cara la falta de precisión que todavía caracteriza muchas de sus acciones, pero nadie puede decir que se esconda. De una jugada de córner tocada en corto nació el gol del empate de las botas de Sisto. El celtista protagonizó una gran acción por la banda izquierda y puso un caramelo al área para el remate de Christensen. El disparo del defensa blue tocó en el palo pero con tan mala suerte para los irlandeses que el rebote tocó en la pierna de Christie para acabar dentro de la portería de Randolph. El 1-1 llegó en la media hora de partido pero se puede decir sin temor a sonar exagerado que ahí se acabó la eliminatoria.

Eriksen apareció para arrasar

Todo el vigor y la solidez mostrada por la República de Irlanda se desvaneció por completo. Dinamarca no tenía que hacer mucho más que esperar su oportunidad y golpear; así lo hizo. Un contraataque danés acabó en el pie derecho de Christian Eriksen y el jugador del Tottenham Hotspur la puso directamente a la escuadra. Es curioso el momento de dulce por el que pasa Eriksen, el danés está en un plan tan resolutivo, tan distinto a lo que había sido en el Ajax, que pese a llevar una eliminatoria de repesca muy discreta, sólo le faltó aparecer una vez para sentenciar el enfrentamiento.

 Con su error, Kasper Schmeichel dio un inicio esperanzador para la República de Irlanda. Por suerte para él y su equipo, la efervescencia irlandesa duró 20 minutos. Foto: Focus Images Ltd. 14/11/2017
Con su error, Kasper Schmeichel dio un inicio esperanzador para la República de Irlanda. Por suerte para él y su equipo, la efervescencia irlandesa duró 20 minutos. Foto: Focus Images Ltd.

Con el 1-2 en la reanudación, Martin O’Neill lo intentó a la desesperada dando entrada a Hoolahan y McGeady, dos jugadores de un perfil mucho más ofensivo que Meyler y Arter. Quizás por deferencia con las voces que animaban el Aviva Stadium, el conjunto irlandés hizo ademán de reaccionar con un par de buenas llegadas. Nada, el hiperventilado esquema irlandés favoreció las réplicas danesas y en ese contexto Christian Eriksen decidió hacer daño. Primero con la zurda y después otra vez con la diestra completó el jugador del Tottenham Hotspur su hattrick de golpeos escalofriantes. Resulta fascinante observar la mecánica de tiro de un jugador que, pese a no destacar por su potencia física, consigue imprimir a sus disparos una velocidad brutal. Y no sólo eso, las estadísticas de Eriksen en el aspecto goleador dejan sin palabras: 11 goles en la Fase de Clasificación para el Mundial, una cifra que explica muchas cosas y que destaca todavía más si tenemos en cuenta que Eriksen no tendría que estar-sólo- para eso. Ya en las postrimerías, Lord Nicklas Bendtner hizo las delicias de sus jocosos aduladores transformando el penalti que daría el 1-5 definitivo.

Christian Eriksen ha marcado un total de 11 goles en esta Fase de Clasificación para el Mundial 2018

Acabó doblegando sin problemas Dinamarca a República de Irlanda y estará por quinta vez en un Mundial. Esta generación de futbolistas tendrá pues la recompensa a su apertura de miras, a saber aunar varios registros a su talento para ofrecer distintas versiones según el contexto. El equipo danés ha tenido la fuerza mental suficiente para reponerse de un mal inicio e ir modificando su esquema hasta encontrarse en una zona de confort en la que puede competir ante cualquier selección. Por cierto, en unos días en los que parece que muchos destacan más las ausencias que las presencias en el próximo Mundial, Rusia 2018 no se podía perder el juego de uno de los jugadores más en forma en Europa: don Christian Eriksen.

Christian Eriksen scores his third goal during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584 14/11/2017
Christian Eriksen, uno de los jugadores más en forma del arranque de curso. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

7 comments

¿La ausencia de Durmisi ha sido por la lesión que tuvo a mediados de octubre o hay también razones de índole técnica en su no convocatoria? Es que me ha sorprendido su no presencia, pero supongo que será exclusivamente por la lesión

Tiene que ser por la lesión, porque ayer realmente hicieron malabarismos en los laterales. Christensen, central, jugó en la derecha, y Stryger Larsen, lateral derecho, jugó en la izquierda. Solución absolutamente de emergencia.

Supongo que al no estar a tope aún prefirieron no arriesgar en su convocatoria. Hoy ha jugado de titular en amistoso Betis – Écija

Aunque lo de Larsen en la izquierda ya se vio en los últimos partidos de la fase de clasificación, incluso con Durmisi en la convocatoria. Durmisi empezó jugando mucho en la fase de grupos, pero luego perdió peso. A veces han jugado Dalsgaard, más profundo en la derecha con un delantero que parte desde banda para ganar el juego directo, y un lateral zurdo de menos recorrido y mayor presencia física.

A mí es uno de los temas que más me sorprende. Porque por nivel y polivalencia me parece una pieza útil para al menos integrar las convocatorias.

Yo creo que es cuestión de ser condescendiente con la idea de juego. Dinamarca ha decidido tanto en la ida como en la vuelta, optar por un fútbol muy directo, donde el mediocampo no tiene mucho trato con el balón, y sí en cuanto a esfuerzo y trabajo, para lo cual Kvist y Delaney son más efectivos. De hecho, no sé cuántos balones enviaría en largo Kjaer durante esta eliminatoria.

Responder a Darmody Cancelar respuesta

*