Jaume Roures: “La Superliga europea pone de manifiesto las desgracias económicas que están cometiendo muchos clubes”

roures-1

Como el ala oeste de la Casa Blanca, el Cónclave de la Capilla Sixtina o el 10 de Downing Street, la planta 16 del edificio Imagina se ha erigido como uno de los espacios de decisión más mitificados en lo que al mundo del fútbol se refiere. Por sus despachos pasan a diario personas con gran ascendencia en temas de gestión de derechos y negocios relacionados con el deporte rey. En lo más alto de esta construcción del barrio barcelonés del Poblenou, Jaume Roures, el cofundador de Mediapro, una de las empresas de producción de contenidos audiovisuales más importantes a nivel mundial, atiende a Marcadorint. Hablamos con un hombre que pese a su polifacética figura y a la diversidad de registros y temas en los que ha mostrado interés en los últimos años, sigue siendo uno de los personajes más influyentes del balompié español y una de las voces más autorizadas para hablar sobre la actualidad y el futuro del fútbol.

¿Cómo vamos a consumir el fútbol dentro de 10 o 15 años?

Supongo que como ahora pero con más herramientas tecnológicas. Pero no creo que el directo, que es el valor que tiene el fútbol, se pierda. Esto será lo fundamental. Estaremos más cerca todos, supongo que la realidad virtual habrá dado pasos en cuanto a su relación con el espectador, que ahora es compleja y dentro de unos años será más fácil.

Últimamente parece que el consumo de deportes está muy relacionado con las OTT -plataformas que ofrecen sus servicios a través de un dispositivo conectado a Internet-. BeIN Connect vio la luz hace unos años, LaLiga está desarrollado su propia plataforma, recientemente ha llegado DAZN a España. ¿Se va a acabar la televisión de pago?

La OTT es una variable de la televisión de pago, no es nada distinto. Lo que pasa que las OTT tienen unas limitaciones tecnológicas que dentro de 10 o quizás ya 5 años ya no tendrán. Cuando dije lo de DAZN me refería a que ahora no es competitivo, intentan ser competitivos con precios pero estos precios no aguantan el precio del fútbol. Están en una situación compleja. Hay dos temas tecnológicos a solucionar: uno es el ancho de banda, que esto se va a superar, y el otro es el delay. Este retraso dicen que la BBC tiene una solución pero pasa por cambiar todos los routers de la gente, lo que significa un proceso costoso y largo. Pero del mismo modo que hemos pasado de la tradición Canal Plus, la oferta convergente la complementariadad de OTT’ será una pata más. ¿Qué van a hacer los operadores de Telecomunicación cuando tengan un cable ya en todos los hogares? ¿Continuarán con el fútbol? Igual no. Igual cuando tengan a todo el mundo enchufado ya no necesitarán el fútbol.

Por lo tanto ahora mismo no sería posible un Barça-Madrid vía streaming en España.

No, seguro que no. Ya había problemas cuando Movistar empezó haciendo el Clásico con 800.000 abonados, ahora imposible.

Parece que se ha conseguido mentalizar a la gente de que hay que pagar por el fútbol.

Lo que pasa que tiene que haber una política de acercamiento. No sólo se trata de precios. La oferta que tú das empieza con el precio pero tiene que ver con la calidad de lo que tú ofreces, tiene que ver con en el entorno que generas de lo que se conoce ahora como el engagement, la interactividad… Esta es nuestra obligación si no queremos perder el ritmo porque ahora compites contra otras ofertas de negocio. No sólo compites en el campo de los deportes, estás compitiendo con Netflix, con la Fira de Tàrrega, compites contra todos así que lo tienes que hacer más cercano, más económico, de más calidad. Tienes que ir mejorando.

“Ya estamos preparados para vivir un partido a través de realidad virtual. Si se quisiera, lo podríamos hacer mañana”.

Vengo de parte de un medio con un enfoque más alternativo, más centrado en fútbol internacional, con una comunidad que debo decirle que estaba un poco perdida este año con el vaivén de emisiones en un canal u otro. ¿Interesa el fútbol internacional en España?

¿Los operadores internacionales qué hacen hoy en día? Compran la Premier, LaLiga, la Champions y luego hay variables diversas en función de colonias, tradiciones, Bundesliga, Italia, etc. Pero la realidad es que lo otro es lo que vende, no es algo específico que suceda en España. Las audiencias del fútbol italiano, inglés en BeIN Connect o Movistar son testimoniales. Otra tema es que obsesos de esto como vosotros (ríe) os lo comáis todo. Pero vaya, si te soy sincero yo sigo al City por Pep pero a mí ver un Bournemouth-Crystal Palace no me emocionaría nunca.

Hablabas de la competencia de Netflix o de otras plataformas, hace unos meses Netflix admitió que su gran competidor era Fortnite. ¿Preocupa el relevo generacional de la gente que ve fútbol? Te lo digo porque ahora estamos acostumbrados a contenidos cada vez más cortos, cosas instantáneas, a sacar el móvil cada dos por tres… En este sentido, un deporte que tiene dos partes de 45 minutos, que no sabes cuándo puede suceder algo decisivo, esto indica que el fútbol es un deporte de otra época o no es un problema?

El último mes el fútbol ha demostrado que no son 45 minutos de aburrimiento más 15 para ir al baño. Al contrario, es el espectáculo más impredecible, es su mayor fuerza. Nadie esperaría lo que le sucedió al Madrid en LaLiga, lo del Liverpool, lo del Tottenham, etc. El fútbol no es una cosa de gente mayor, ¡eh!

No, no, tampoco soy tan mayor yo.

Yo lo que creo es que el fútbol pasará por Fortnite. Del mismo que hay cantantes que lanzan sus canciones a través de Fortnite. El fútbol ha demostrado es que se va amoldando a las distintas ventanas que se van abriendo y que se irán abriendo. Aprovecha la tecnología para ofrecer más calidad como se ha demostrado en los últimos años y como se va a hacer con la realidad virtual aumentada. Es la forma de que la gente no sólo siga, porque el fútbol como tal es un gran espectáculo, sino que además participen más activamente de él.

¿La realidad virtual es el futuro del fútbol?

El problema de la realidad virtual es el precio de las gafas. También que supone un consumo individual. Necesitas estar en casa, conectado con tus gafas, mientras que el fútbol tiene mucho de social. Nuestras audiencias en bares son superiores porque es una experiencia muy social. Lo que pasa que la realidad virtual te da unas visiones a las que no estarás acostumbrado. No estarás en tu casa ante la tele, tú estarás en tu casa pero lo que verás es que estás dentro. Esto ya lo estamos haciendo en el Golfo Pérsico y lo podríamos hacer mañana aquí si LaLiga y los operadores lo quisieran. Estás en un salón donde tienes la posibilidad de ver resúmenes, partidos en directo, acompañado de estadísticas, 360 grados. Es una forma diferente de ver y de vivir el fútbol. ¿El hándicap? Las gafas y el precio. Y que este consumo individual va contra el espíritu de comunidad del fútbol.

Pep Guardiola Manchester City Focus
Auto odio. Así es como define Roures la reacción de algunos ante la figura de Pep Guardiola. Foto: Focus Images Ltd.

Cuatro equipos ingleses llegan este año a finales europeas. ¿Esto marca una tendencia o es coyuntural?

Que el fútbol inglés se ha fortalecido desde el punto de vista económico y deportivo es innegable. ¿Pero quiénes son los entrenadores?

Extranjeros todos.

Esto implica conceptos de juego distintos, en el tema económico es importante, pero han cambiado la dinámica del juego. Lo del Tottenham el otro día ante el Ajax no es pelotazo y a seguir. Esto fue el Brighton contra el City, por ejemplo. Eso les ha dado una potencia importante que es buena para el fútbol en general. Analizando estos 10 años, los últimos 8 los equipos españoles o ganaban o estaban en finales de todas las competiciones. Que ahora lleguen los ingleses me parece mejor para todos porque vienen con un fútbol evolucionado.

“Me alucina que los medios jaleen esta tendencia a ver quién la tiene más larga, quién se gasta más”.

¿Te preocupa o te molesta esta tendencia a despreciar las ligas nacionales? El Barça ha ganado su segunda liga consecutiva y parece que Valverde está más fuera que dentro, en el Bayern tampoco están nada contentos, en el PSG ya ni te cuento… Parece que sólo se le valora la Premier League de Pep Guardiola.

Lo que me preocupa es que este no es sólo un cambio de modelo futbolístico, es un cambio de modelo ético. Ya pasó aquí con Johan (Cruyff) y con Pep, y no se puede separar una cosa de otra. Lo que tiene que ver con el respeto, la disciplina, la solidaridad, la relación con tu público, con el entorno… Aquí es donde Pep ha impulsado un cambio. Cuando estaba en Barcelona el FCB era él. Porque él tenía posición desde unos principios sobre todo lo que rodeaba el Barça. Es lo mismo que pasó en Alemania y lo que ha conseguido implantar en Inglaterra. Los récords hay que observarlos desde esta perspectiva, no sólo por temas de posesión, posición, presión, etc. Cuando hicimos All or Nothing (serie documental que siguió toda la temporada del Manchester City desde dentro, disponible en Amazon Prime) lo ves, la motivación no se trata de destruir al rival, se trata de una motivación sobre el trabajo del equipo, del juego. Cuando en Barcelona no se concentraban el día antes del partido, por ejemplo, todo este tipo de cosas conforman una relación con el entorno que es diferente de otras épocas. Hacer todos estos cambios en cosas que antes eran impensables para mí también se merecen el reconocimiento más allá de lo puramente futbolístico. Pero como somos el país del autoodio no se le tendrá nunca en cuenta.

Autoodio. ¿Por qué crees que pese a conseguir un 9/11 en títulos ligueros se siguen subrayando los ‘fracasos’ en la carrera de Guardiola?

Porque somos muy mezquinos. El autoodio forma parte de la mezquindad. Ni en Catalunya ni en España se le perdona lo que hizo y menos se le perdona que lo continúe haciendo fuera. Cuando triunfa en Alemania es muy fácil porque es el Bayern pero ya hemos visto los últimos dos años chungos que lleva el Bayern y en Inglaterra lo ha bordado.

¿Te sorprende esta revolución en tres países distintos?

A mí me sorprende la rapidez con la que se ha dado todo. No la suya, porque a él le conozco desde que era un crío. En Inglaterra sólo ha perdido un año. Un año en el que tampoco tenía un equipo comparable con Barça, Madrid o Bayern. A mí esto sí me sorprende y esto no se consigue con dinero. El dinero ayuda, pero no es sólo dinero.

Ahora Pep Guardiola es amado en la Premier League. ¿Importarías algo del fútbol inglés?

De entrada, el público. La fuerza, la deportividad… Allí pierden y el público aplaude, aquí no se llenan los campos como en Inglaterra, no se canta ni se anima como ahí… Esto tiene que ver con la tradición, con las clases sociales, precios…

¿Precios también?

Sí, los precios tienen que ser más razonables. Tenemos que desarrollar con nuestros ingresos todos los temas de patrocinio, marketing, para que no vayamos a super estadios que puedan estar llenos una vez al año sino que tengamos estadios más o menos llenos todo el año. Old Trafford tiene 75.000, Anfield 70.000 y pico. Los alemanes están por ahí… Eso es lo que te permite llenar en todos los partidos.

Es curioso que cites el tema del público porque aquí existe el mantra que hay un antagonismo entre lo que quieren las televisiones y lo que quiere el público.

Una parte importantísima del espectáculo es que los campos estén llenos. Al contrario, LaLiga tiene normas para concentrar al público delante del tiro de cámara. Lo que pasa que a los ingleses y a los alemanes no les hace falta.

roures-2
Jaume Roures no comparte la contraposición entre ‘el fútbol romántico de antes y el fútbol negocio de hoy en día’. Foto: Propiedad de Marcadorint.com

Hablemos de derechos televisivos. Mediapro compró el trienio para explotación en España de Champions que ha empezado este año por unos 1.000 millones de euros y lo revendió a Movistar por 1.080. Ahora empezará otro trienio en LaLiga que se llevó Movistar por aproximadamente un 30 por ciento más de lo que se pagó la última vez.

Nosotros tenemos por norma no hablar de números.

No, no. Mi pregunta va por si no crees que esta escalada puede llegar a un punto de no retorno.

Todo el mundo habla de la burbuja.

¿A ti no te preocupa la burbuja?

No, no me preocupa porque la gente no hace locuras. Canal Plus tenía 1.700.000 abonados y ahora vamos por 7 millones de los cuales 4 millones compran fútbol. ¿Qué hemos conseguido? Bajar precio, ofrecer más calidad. Lo que hemos demostrado es que el mercado se expande y el tener menos piratería hace que salgan las cuentas.

Lo hago extensivo a los clubes. ¿Hay burbuja en el fútbol o si se pagan cantidades desorbitadas por muchos futbolistas es porque lo generan?

No, yo creo que no lo generan. Quien comete estas locuras en general es gente que no tiene responsabilidad sobre los números. ¿Quién se gasta este dinero? Equipos estado o directivas que no tienen que rendir cuentas sobre los resultados económicos. Nosotros no nos gastaríamos nunca 222 millones. En cambio al Barça le llegan 222 millones y declara unos beneficios de 13. Si esto pasara aquí estaríais todos en la calle, con razón. Pero aquí hay otra parte que me preocupa realmente que es la inmoralidad. Nosotros gestionamos derechos, vendemos canales en función de parámetros que tienen que ver con la realidad. El mercado, abonados, publicidad… Esto no tiene nada que ver. Esto responde a caprichos, me da igual si del jugador o del club, y a cosas que están fuera de la realidad del mercado. Es especulación financiera, no es economía real. Por lo tanto esto durará lo que dure. El problema es que los medios jalean este tipo de cosas a ver quién la tiene más larga, quién se gasta más dinero… A Romario se le fichó por 2,5 millones de euros y pocos jugadores como Romario han existido. No quiero hablar sólo del Barça, pero si además este jugador que fichas no funciona pues… No puedes ir haciendo el burro. No olvidemos que Pep construyó un súper equipo con jugadores que venían de Tercera. Que era una generación única. ¿Por qué única? Jugadores que vienen de abajo que se les den oportunidades para demostrar lo que valen, yo creo que el problema está más ahí. El mercado irá más o menos loco pero no tampoco creo que alimente una burbuja porque esta dinámica sólo la pueden seguir cuatro o cinco clubes. El Getafe no lo puede hacer, el St. Etienne tampoco, el Nápoles tampoco, ni el Arsenal.

Sólo la élite puede seguir este ritmo, una élite que se plantea crear una liga cerrada a nivel europeo. Te he leído que no crees en la Superliga europea. Más allá de si es factible o no, ¿crees que es positivo que se dé?

No es que no crea en ella, es que además creo que no sería positivo este proyecto porque sólo se puede implantar sobre la base de atacar las ligas locales. No quiero decir destruirlas, porque se ha demostrado que el fútbol es muy fuerte, pero dejarlas de lado significativamente. Si quieres lo comparamos con la Euroliga de baloncesto. Los clubes que juegan en esta Superliga cerrada tienen que tener en cuenta este ejemplo. Cuando dicen “es que jugaremos Manchester City, Madrid, Barça y serán grandes partidos” no podemos coger de ejemplos estos mismos partidos que se juegan en Champions porque son eliminatorias. Aquí hablamos de una liga y eso quiere decir que -como le pasó al Barça el año pasado y a otros en Euroliga- tú puedes ser el octavo y tu partido con el noveno igual no tiene ningún valor. Por lo tanto no estás en la tesitura de una gran noche de Champions sino en una tesitura como por ejemplo pueda tener el Real Madrid en este final de LaLiga, que sus últimos partidos han perdido mucho interés porque no se está jugando nada. Ante esto no hay respuesta ni de tele, ni de aficionados ni de nada. Javier Tebas utiliza una frase que igual puede molestar pero tiene toda la razón, esto se le ha ocurrido a alguien tomando una copa en un bar a las cinco de la madrugada. Porque si quieres bajar a la realidad, no estás vendiendo las eliminatorias Champions y las cantidades que se prometen ni existen. A mí lo que me alucina es que a este tema se le dé bola porque es como si yo te digo ‘Ahora los coches volarán’. De aquí 20 años no lo sé, yo nací en 1950 y tengo muy presente 2001 Odisea en el Espacio y Blade Runner. Pues mira, ha pasado 2009 y 2019 y los coches todavía no vuelan. No te puedes cargar las ligas porque las competiciones europeas viven de esto, eso primero. Y segundo, ir a una liga cerrada no es ir a unas eliminatorias a vida o muerte. Es una liga que puede ir bien, regular o mal. La trascendencia de sus partidos no se puede comparar con lo que hemos visto este último mes en la Champions.

“Si me dieran 222 millones y presentara una cuenta de beneficios de 13 la gente se me echaría encima, con razón”.

¿Qué mensaje transmite una liga en la que tú puedes hacer lo que tú quieras porque es una liga cerrada?

Es intentar copiar a los americanos para convencer a los grandes, como en lo que ha derivado la Euroliga. Pero como esto se construye contra las ligas nacionales ya les importa poco a ellos el tema. Nosotros somos los ricos y lo que pase por debajo nos da igual.

A mí me suena a medida de presión.

No, no. Yo creo que realmente es un proyecto que alguno de los impulsores se cree pero también pone de manifiesto una incapacidad de financiarse porque se piensan que necesitan más dinero, no sé exactamente por qué, igual para tapar todas las desgracias que han ido haciendo, e igual se piensan que por aquí puede aparecer todo este dinero que no existe. No es realista.

***NETHERLANDS OUT*** Matthijs de Ligt of Ajax Amsterdam celebrates scoring their first goal during the UEFA Champions League Semi-Final match at Amsterdam Arena, Amsterdam Picture by Sjoerd Tullenaar/Focus Images Ltd +31655744888 08/05/2019
La trayectoria del Ajax en la Champions ha demostrado que todavía hay espacio para las sorpresas en el fútbol. Foto: Focus Images Ltd.

Uno de los equipos que ha roto el discurso de la Superliga ha sido el Ajax. Un equipo de jugadores jóvenes, muchos de ellos formados en casa y practicando un fútbol vistoso. ¿Qué crees que pensaría Johan Cruyff al ver este Ajax?

Era su Ajax. El Ajax de Johan era esto, con matices. La Naranja Mecánica practicaba la verdadera rotación, los defensas pasaban a medios y luego a atacantes, esto es distinto de ahora. Pero la frescura, la imaginación, la inocencia y la valentía son propias de los años 70 y eso siempre es bueno recuperarlo.

Pongamos la mirada un poco más cerca. ¿Qué te parece el nuevo modelo de Copa y Supercopa?

Me parece una forma artificial de buscar un Barça-Madrid. Ni más ni menos. ¿Qué es lo que no funciona? La Federación necesita más dinero y se inventa un formato que destorota la competición sólo para buscar un Barça-Madrid. Es evidentísimo.

A nivel catalán, hace un tiempo dijiste que el Girona tenía que aspirar a ser el segundo equipo de Catalunya (equipo con el que Mediapro tiene un vínculo a través de Mediabase, empresa de representación y gestión deportiva). ¿El descenso aparca esta misión o simplemente la retrasa?

Sólo te puedo hablar desde la esperanza, que es que esto sea un paréntesis, que no se cometan los errores que se han cometido este año y que se pueda volver a Primera. Si pueden volver a Primera rápidamente el proyecto continuará vigente. Si pasa como algunos equipos que bajan de Primera a Segunda y se tiran un montón de años querrá decir que el proyecto no tiene sentido y nos tendremos que acostumbrar a tener el equipo en Segunda.

No crees que haya espacio pues para un Atlético de Madrid a la catalana.

No, porque no ha existido. Algo así no nace de un día para otro. El Atlético tiene una historia centenaria. No quiero decir que sea imposible pero es dificilísimo. Necesitas equipos históricos. ¿Que el Espanyol pueda jugar este papel? Difícil. ¿Que el Girona pueda jugar este papel? También difícil. Supongo que uno de los problemas es la grandiosidad del Barça, que se lo come todo. Esto hace difícil la subsistencia de otro entorno. Esto no es ni positivo ni negativo, es una realidad. Igual se podrían dedicar más recursos a alimentar otros equipos en otras categorías, igual sí. Pero tampoco tengo una propuesta en firme.

“La frescura, la imaginación, la inocencia y la valentía de este Ajax son propias de los años 70”.

Mediapro se hizo con los derechos de emisión en España del próximo Mundial de Qatar 2022. Uno de los motivos por los que la empresa decidió apostar fuerte por este Mundial, a diferencia de otros, es que este es el primer Mundial que se va a jugar en otoño-invierno.

Las ligas se van a parar en noviembre, la gente se quedará con las ganas de fútbol y por eso entramos para ofrecer durante noviembre y diciembre una continuidad del fútbol. Si además a esto le añadimos que son meses de mucho consumo televisivo porque la gente está más en casa y que esto implica que es época de más inversión publicitaria, todo esto nos lleva a pensar que puede funcionar bien.

Se habló en su día de un canal exclusivamente dedicado al Mundial. ¿Cómo será este canal?

¿Cómo será la televisión en 2022? No lo sabemos. ¿Cómo será la tele en abierto, las OTT, los canales de pago, qué papel jugarán los operadores de telecomunicación? Esto a principios del 2022 ya lo sabremos. Mientras, lo tenemos aparcado porque seguro que el mapa habrá cambiado. Por ejemplo, ahora le hemos vendido a Facebook los derechos de LaLiga para la India. Hay actores que ahora mismo no los tenemos en cuenta pero en tres años habrá cambios.

¿Qué te parece la tendencia de FIFA y UEFA a ampliar Eurocopas y Mundiales además de la creación de la UEFA Nations League?

Me parece una forma de tirar demasiado de la teta. De entrada tendría que haber cambios en el calendario, que se jugase la liga y cuando se acaben que jueguen clasificatorias. No tiene sentido que estés jugando la liga y de repente todo se para durante 12 días y la gente da vueltas por el mundo. Racionalizar también implica poner un tope de partidos y no ir metiendo más equipos para tener más dinero. Tú analizas las temporadas de futbolistas como Modric o De Bruyne, jugadores que brillaron en el Mundial, a nivel de carga de partidos, de lesiones y no puedes jugar con esto porque los clubes son los que pagan la fiesta y a nivel espectáculo no podemos tener clubes devaluados porque sus estrellas estén agotadas.

“Ampliar Mundiales y Eurocopas me parece una forma de tirar demasiado de la teta”.

Otra de las vías por las que parece que os habéis lanzado a explotar el fútbol es a través de series documentales como All or Nothing o Six Dreams (serie documental que sigue el día a día de seis personajes de LaLiga). ¿Las nuevas plataformas abren un camino para generar contenido sobre fútbol más allá de los noventa minutos?

Es una nueva vía que hay que explorar. El fútbol nunca se ha llevado bien con el cine y los documentales. Todo el mundo cita Evasión o Victoria pero no fue un éxito en su momento. Nosotros mismos hemos intentado hacer cine con el fútbol, como la película de Messi (Álex de la Iglesia, 2014) y no ha cumplido con las expectativas que teníamos. Las nuevas plataformas nos permiten hacer la serie documental que te da un tipo de vivencia distinto. En una hora no puedes explicar el seguimiento que le hicimos al City el año pasado, ni en Six Dreams. La serie te permite otro trabajo de guión que te da mucha riqueza. En una temporada como la del año pasado del City hay todos los componentes de un serial: hay drama, hay alegría… Además del alcance internacional. El primer fin de semana del estreno de All or Nothing se llegó a los 10 millones de descargas, esto es algo impensable.

Para ir acabando, me gustaría preguntarte algo que comento a veces con compañeros que vivimos de esto. ¿Es posible seguir emocionándose o sorprendiéndose con el fútbol cuando llevas tantos años trabajando en este mundo?

Sí, yo no mezclo las dos vertientes. Me ha gustado el fútbol toda la vida y lo otro es trabajo. Por ejemplo, yo no estoy deseando que llegue no se qué reunión con no se qué directivos, en cambio sí que cuento los días para que llegue la final de la FA Cup.

¿Negocio e identidad son compatibles?

Mira, esta contraposición que se quiere hacer entre el fútbol de antes que era romántico y sólo se pensaba en el deporte y ahora sólo se piensa en la pasta se tiene que matizar muchísimo. La gente no jugaba gratis, los aficionados no entraban gratis a los campos y muchos directivos vivían del cuento como pueden vivir ahora. ¿Qué ha pasado? Que el mundo va evolucionando. Es como el tema del turismo, ahora nos quejamos del turismo pero esto es democrático. La gente tiene derecho a viajar y se tiene que estimular que no sea cuestión de cuatro ricos. Lo mismo ha pasado en el fútbol. Antes no veías los partidos en la tele, luego se universaliza y se democratiza el espectáculo y creo que eso es muy positivo. Que esto genera dinero vale, muy bien. Lo que sí que estoy de acuerdo que se tiene que vigilar para que las cosas sean sostenibles y haya una racionalidad económica en todo esto.

Ahora que hablas de turismo, la última. ¿Corre riesgo el fútbol de acabar como el centro de Barcelona? ¿Puede morir de éxito?

No, el fútbol tiene 120 años y cada día tiene mejor salud. La humanidad no ha encontrado un deporte más global en el que tanta gente se sienta identificada. El fútbol no es un parche que haya aparecido por casualidad, no es una moda. Hay que conservarlo, preservarlo y modernizarlo.

Imagen de Portada: Propiedad de MarcadorInt.com

Related posts

7 comments

Vaya sinvergüenza…con la nueva Champions se le acaba el chollo a este personaje, relacionado en su juventud con ambientes cercanos a ETA. Por no hablar de su época en TV3 en la que se dedicaba a financiar ilegalmente al Barcelona y sus fichajes con el dinero público de todos los catalanes a cambio de derechos de TV. Menudo mafioso

Me parece de mucho merito que todas sus opiniones personales coincidan con las necesidades del modelo de negocio que gestiona, el merito del cinismo, entiendase.

Para otro día dejamos, que junto al ex-falangista Tebas, el ex-troskista Roures se este cargando la presencia física de los aficionados en los estadios de la liga, por las necesidades comerciales de su negocio. Eso si, el hombre envidia mucho la Premier, los campos llenos y como se anima (menos que aqui por cierto). Me acordaré de él mucho el próximo sábado a las 16:15 con treinta y pico grados al sol en el Gol Norte del Sanchez Pizjuan, donde un seguridad te cachea antes de entrar, como si fueses un maleante.

En otro orden de cosas, la SuperLiga europea me parece una aberración y creo que a este señor no se lo parece tanto porque no será el quien pueda lucrarse gestionando los derechos

Este individuo, que es el que pone los horarios de la liga a su antojo, puede decir lo que le dé la gana y nosotros tenemos derecho a ignorar lo que él diga. Él solo protege lo suyo: su dinero

Old Trafford tiene 75.000, Anfield 70.000 y pico. Los alemanes están por ahí… Eso es lo que te permite llenar en todos los partidos.

Lo que no dice es que la entrada más barata en el estadio del Borussia Mönchengladbach son 12 euros y la más cara, 60. Lo dicho, un caradura y un individuo que sobra, no solo en el fútbol, sino en la sociedad.

Lo insinúa, pero como eso sería criticar a su compadre Tebas, luego aplaude la medida de la liga de colocar a los aficionados donde se vean por la Tele o multar a los clubes que no lo hagan. Cinismo de manual

Entro a leer algo del Europeo sub 17 y me encuentro con este personaje aberrante…mal vamos dando cabida a este tipo de personajes, como patreonista lo digo…más seguir la Copa Libertadores por ejemplo y menos dar bola a este tipo y entrar en guerra con la Superliga, en su día lo que hoy conocemos como champions League se cargó lo que era la Copa de Europa y una competición gloriosa que era la copa de la uefa que era como una champions y ahora nos encanta esta Champions League.Es mi humilde opinión como patreonista.Un saludo.

Deja un comentario

*