Josko Gvardiol: All in One

General view of the stadium showing RB Leipzig fans pictured ahead of the Bundesliga match at Red Bull Arena, Leipzig
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
25/11/2017

Josko Gvardiol es un central imponente. Físicamente es muy fuerte, tácticamente es inteligente, mentalmente demuestra estar siempre muy despierto y técnicamente tiene un pie izquierdo poderosísimo para iniciar el juego del equipo. Cuatro propiedades que dan fondo y forma a un central con unas condiciones potencialmente dominantes en el fútbol europeo. Es verdad, dicho sea de paso, que la Eurocopa 2020 de Gvardiol jugando como lateral izquierdo (debido a las circunstancias) y no como defensor central fue más bien decepcionante, pues apenas ofreció garantías defensivas y en el ataque lució tan poco como la selección croata en general, pero en el RB Leipzig de Jesse Marsch parece haber encontrado su sitio para desarrollarse tal y como había prometido desde hacía tiempo jugando en el Dinamo Zagreb.

Josko Gvardiol está actuando en el perfil izquierdo en una línea de tres centrales en el RB Leipzig. Y su posición es, curiosamente, principio y fin en muchas situaciones dentro del sistema de Jesse Marsch. Al jugar muy abierto en los reinicios del juego de su equipo, puesto que el carrilero de su lado (Angeliño) se ocupa de coger altura en banda cada vez que el equipo sale con el balón controlado desde atrás, Josko Gvardiol está explorando situaciones potencialmente muy ventajosas para influir y determinar las posesiones del RB Leipzig a través de su pie izquierdo. El joven futbolista croata, de apenas 19 años de edad, tiene calidad y carácter para atreverse a salir siempre con balón controlado desde muy atrás para combinar (en corto, con central, carrilero o pivote), conducir (para atraer y dividir) y rajar (el posicionamiento defensivo rival, ya esté presionando o replegando) a través de sus envíos con la pierna izquierda. En este tipo de situaciones, aprovechando en muchas ocasiones que el contrario no puede saltar sobre su posición, pues esto podría liberar automáticamente la recepción de Angeliño en banda o de uno de los pivotes/mediapuntas por dentro, y que esto le concede segundos y espacio para otear el horizonte con la cabeza levantada y detectar la mejor opción, Josko Gvardiol emplea el interior de su zurda (para así controlar mejor la altura y la potencia del envío) como lanzadera para acelerar y direccionar las posesiones del equipo activando los desmarques (al espacio/en apoyo) de los hombres que se mueven por delante.

Mapa de calor de Josko Gvardiol esta temporada con el RB Leipzig. Fuente: Driblab
Mapa de calor de Josko Gvardiol esta temporada con el RB Leipzig. Fuente: Driblab

En este punto conviene realizar un aparte y señalar, como puede parecer lógico, que a mayor complejidad técnica, menor es el acierto de Gvardiol con el balón. Es decir, si una misma acción técnica requiere que el croata deba hacer uso de su pierna menos hábil, ya sea para tirar un recorte o acompañar la conducción, y ahí el rival consigue acosar su posición antes de que haya conseguido soltar el esférico, Josko Gvardiol está teniendo problemas para decidir y ejecutar la mejor opción posible, y una mala pérdida en una de estas situaciones puede exponer al RB Leipzig con peligro en su transición defensiva. Algo que el propio Gvardiol trata de evitar, llegado el caso, incurriendo en una infracción a la desesperada antes de que el rival pueda atacar el hueco que ha dejado a su espalda. Este es un punto a mejorar dentro del juego del croata, y tiene que ver tanto (o incluso más) con la toma decisiones, pues muchas veces él mismo es el que se complica la existencia por no soltar la bola en su debido momento, que con la técnica, porque indudablemente tiene menos sensibilidad en la pierna diestra que en la zurda; y lo primero, a priori, tiene mejor corrección que lo segundo.

De hecho, esto explica que el croata, según los datos de Driblab, sea el defensa con más perdidas de balón por partido (7) de las cinco principales ligas europeas. Arriesga, porque el equipo así se lo requiere. Pero aun así Josko Gvardiol tiene condiciones para actuar como central en un equipo grande. Y decimos esto porque defensivamente es capaz de sostener la línea en mitad de campo, pese a estar muy expuesto por delante (debido al dinamismo con el que se mueven los pivotes del equipo) y a su lado izquierdo (a la espalda del carrilero). El croata sabe defender por anticipación, metiendo la pierna o yendo al salto antes que el punta rival, e incluso es capaz de realizar coberturas hacia el costado para imponer su cuerpo y evitar que el contrario transite desde el costado. Físicamente, como decíamos al principio de este texto, Gvardiol es un futbolista potente. Tiene envergadura para friccionar por arriba y/o en el cuerpo a cuerpo, un poderoso tren inferior para acelerar rápido en corrección y una planta destacada, en definitiva, para actuar en prácticamente cualquier altura o situación (sin excederse en la energía cuando la acción es mucho más compleja). Y esto último es interesante, porque su inexperiencia en la máxima élite podría llevarle a hacer un uso excesivo de sus condiciones físicas, pues no sería el primer central que tratase de imponer su cuerpo donde no llega táctica o técnicamente, pero no es el caso. Al menos, de momento. Gvardiol está anteponiendo la lectura y la calidad defensiva en sus acciones.

Mapa de pases de Josko Gvardiol con el RB Leipzig. Arriesga mucho. Fuente: Driblab
Mapa de pases de Josko Gvardiol con el RB Leipzig. Arriesga mucho. Fuente: Driblab

Aún es pronto para atreverse a vaticinar cuál será el techo de Josko Gvardiol dentro de la máxima élite, pues acaba de aterrizar en ella como quien dice, pero las impresiones que está dejando son positivas. En el RB Leipzig de Jesse Marsch se está encontrando cómodo, con y sin balón, para formar parte y ser muy influyente dentro del juego coral de todo el equipo, y este, sin duda, es el camino más directo y efectivo para instalarse primero en la categoría, que ya lo está haciendo, llamar a la puerta de los grandes, que vendrá después, y marcar la norma, si es que lo consigue, que es el rasgo distintivo entre los mejores. Condiciones tiene, a sus 19 años. Y ese es un primer punto de partida muy ilusionante para creer que este chico ha llegado para quedarse durante años en nuestras rutinas. Potencial muy alto.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Josko Gvardiol
Edad: 19 años
Equipo: RB Leipzig
País de nacimiento: Croacia
Posición: Central

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 1 de noviembre: Yéremy Pino
– 25 de octubre: Marcos Antonio
– 18 de octubre: Marcos Antonio
– 4 de octubre: Kang-In Lee
– 27 de septiembre: Rodri Sánchez
– 20 de septiembre: Karim Adeyemi
– 13 de septiembre: Noa Lang

Foto de portada: Kristian Kane/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*