La generación portuguesa del año 2000

Fans of Portugal during the UEFA Euro 2016 Final at Stade de France, Paris
Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363
10/07/2016

Mientras la hornada del año 1999 irrumpe con fuerza en el primer nivel, con los benfiquistas João Félix, Florentino, Gedson Fernandes o Jota como principales exponentes, Portugal busca un relevo para los campeones de Europa en la generación del 2000, menos especial en cuanto a talento bruto pero igualmente competitiva, como quedó de manifiesto al conseguir la clasificación para la fase final del Europeo sub 19 que se disputará el próximo mes de julio en Armenia. La Portugal de Filipe Ramos doblegó a Chipre (3-0), Turquía (3-0) y Escocia (4-0) en la Ronda Élite disputada el pasado mes de marzo en el país vecino.

A continuación, seleccionamos a tres de sus jugadores con más proyección:

Pedro Neto (2000, extremo, Lazio)

A día de hoy, el gran talento de esta generación portuguesa. A Pedro Neto lo destacamos en la lista de cinco jóvenes a seguir en la liga portuguesa 2017/18, cuando apenas tenía 17 años y formaba parte del SC Braga, aunque solo un mes después se marcharía traspasado a la Lazio junto a Bruno Jordão. Actualmente pertenece a los biancocelesti, si bien su presencia en partidos disputados por el primer equipo es puramente testimonial: acumula 30 minutos repartidos en tres encuentros de la Serie A y otros 13′ en la Coppa de Italia. El joven futbolista luso es un extremo zurdo con un gran talento para desbordar en estático y grandes fundamentos a la hora de conducir la pelota pegada al pie. Parte desde la banda derecha, pero siempre trata de encarar a su par antes de buscar zonas interiores, desde donde se asocia o prueba el disparo. Además, es un jugador solvente en los últimos metros, incluso cuando debe usar su pierna menos buena, la derecha. En el debe, Neto es a veces demasiado impaciente y se empeña en recibir el esférico en zonas muy alejadas a la portería, donde su indudable calidad no marca diferencias. Completó una gran exhibición en la primera fecha de la Ronda Élite, frente a Chipre, en un partido en el que terminaría anotando los tres tantos marcados por Portugal. Aunque su posición más habitual es la de extremo derecho, Filipe Ramos también lo ha utilizado en la banda izquierda e incluso como enganche durante tramos concretos de los partidos.

Tiago Dantas (2000, interior, Benfica)

Lo incluyo en esta lista por su indudable potencial, no por su impacto en los partidos disputados por el combinado luso sub 19 en la Ronda Élite. Se esperaba mucho del menudo Tiago Dantas (1,70m) ante Chipre, Turquía y Escocia, pero su juego no estuvo a la altura de las expectativas. En enero, el Benfica renovó su contrato hasta 2023, fijando su cláusula de rescisión en 45 millones de euros. De él se demanda que en una o dos temporadas sea capaz de hacerse un hueco en la primera plantilla benfiquista. El interior encarnado, con 20 partidos a sus espaldas en la Segunda portuguesa este curso (dos goles y tres asistencias), es un centrocampista con un gran manejo de la pelota. Entiende el juego, es fino en el gesto técnico y sabe perfilarse. Tiene el fútbol en la cabeza, pero en los tres partidos antes mencionados sufrió una barbaridad para salir vencedor de los duelos individuales, optó por ser excesivamente conservador en la toma de decisiones y rehuyó en todo momento el contacto. Tampoco supo conservar el balón cuando los medios rivales se sirvieron de su superioridad física para imponerse en situaciones de uno contra uno. En agosto de 2017, con motivo del Mundialito sub 17 de Fuenlabrada, Guillermo Valverde lo definió como “un delgado y diminuto centrocampista con una extraordinaria técnica para dirigir el juego y una privilegiada clarividencia para decidir“. En ese sentido, poco o nada ha cambiado.

Nuno Tavares (2000, lateral izquierdo, Benfica)

Con menos cartel que sus otros dos compañeros, Nuno Tavares completó una gran Ronda Élite en el lateral izquierdo de Portugal sub 19. El defensa del Benfica es un futbolista con unas condiciones físicas sobresalientes y una gran zancada que no duda en aprovechar para aparecer por sorpresa en campo contrario. El característico 4-3-3 portugués con extremos a pie cambiado favorece la aportación ofensiva de los laterales, a quienes se les exige presencia y determinación en las inmediaciones del área rival. Ante Chipre y Turquía tuvo por delante a un Rafael Camacho (Liverpool) poco resolutivo, lo que obligó a Tavares a buscar soluciones individuales para encontrar situaciones de desequilibrio. Su producción por el carril zurdo contrastó con la escasa contribución de Costinha (Río Ave) desde el lateral derecho. Asistió a los jugadores de ataque con habitualidad e incluso llegó a anotar el tanto que redondearía la victoria frente a la selección turca en Paços de Ferreira, en la segunda jornada de la competición. Esta campaña ha disputado diez partidos con el filial del Benfica en la Segunda portuguesa, y también hemos podido observar su evolución en el equipo juvenil, eliminado de la Youth League por el Montpellier.

Otros apuntes sobre Portugal sub 19

– Filipe Ramos mantuvo siempre la misma estructura en el centro del campo: Diogo Capitão (Benfica) actuó como mediocentro, y tanto Dantas como Romário Baró (Porto) se repartieron los interiores. El primero, Capitão, ejerció funciones de corrector y estuvo en todo momento pendiente de los espacios a la espalda de sus compañeros en la medular ante selecciones que basaron su producción ofensiva en el contraataque. Con balón, no se complicó demasiado. En cuanto a Romário Baró, el capitán de esta generación enfocó su juego a darle velocidad a la circulación de la pelota y a ocupar regularmente posiciones de remate, pero no brilló en exceso.

– La pareja de centrales parece inamovible, aunque ninguno convenció demasiado: los titulares, Pedro Álvaro y Gonçalo Loureiro, forman parte de la cantera del Benfica. También el tercero en discordia, Pedro Ganchas, y Miguel Nóbrega, una de las alternativas no incluidas en la convocatoria. La nómina de zagueros portugueses del año 2000 es amplia y, cuanto menos, llamativa: Gonçalo Cardoso (Boavista), Pedro Justiniano (Porto), Tiago Djaló (Milan) o João Serrão (Juventus), entre otros, se quedaron fuera de los planes del seleccionador luso para la Ronda Élite.

– En ataque, Portugal sub 19 no cuenta con un delantero centro clásico; tampoco con futbolistas fijos en el once titular más allá de Pedro Neto. Es ahí donde entran en juego varias alternativas del año 2001: entre ellas, Gonçalo Ramos (Benfica), un centrocampista ofensivo en origen que ha hecho las veces de punta. Del mismo modo, Umaro Embaló (Benfica) y Félix Correia (Sporting CP) aportaron soluciones en momentos delicados, sobre todo el primero de ambos. El medio Rodrigo Fernandes (Sporting CP) y el lateral derecho Tomás Tavares (Benfica) completan la lista de jugadores del año 2001 considerados por Filipe Ramos.

Gonçalo Ramos Portugal sub17 Benfica Marcadorint
Gonçalo Ramos, del año 2001, actuó como referencia en punta ante Chipre y Escocia (Foto: Tomàs Martínez).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*