10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Lionel Messi of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Camp Nou, Barcelona
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
14/03/2018

Haaland se quiere subir al último tren de Düsseldorf 

Fortuna Düsseldorf – Borussia Dortmund (sábado, 15:30)

Al Fortuna Düsseldorf de Uwe Rosler se le empiezan a acabar las oportunidades. El equipo es 16º, es decir, jugaría ahora mismo el playoff por evitar el descenso, pero es consciente de que debe volver a sumar cuanto antes para alejar cualquier fantasma. No es que este fin de semana tenga un partido sencillo ni mucho menos, pero sí podría aprovechar la falta de incentivos de su rival para tratar de sacar algo positivo. El Borussia Dortmund afrontará estas cuatro últimas jornadas sin demasiados estímulos en juego. Lejos de la pelea por el título y con la segunda plaza en su poder, en estos últimos doce puntos debe concentrar todos sus esfuerzos en no perder la ventaja que mantiene en estos momentos con el RB Leipzig. La mejor noticia de la semana para Lucien Favre es que este fin de semana podrá volver a contar con Erling Haaland. El noruego ha estado dos semanas de baja tras caer lesionado ante el Bayern Múnich por un golpe, pero tiempo tiene en estas últimas jornadas para seguir escalando puestos en la clasificación de máximos goleadores. Si bien lo lógico será pensar que Haaland no completará los noventa minutos ante el Düsseldorf, su regreso es una muy buena noticia a nivel táctico. El BVB recupera al ‘9’ que, fijando centrales, moviéndolos y sacándolos fuera de zona, más y mejores cosas le garantiza a los Sancho, Hazard, Brandt y compañía. Se espera que, con el regreso de Mats Hummels al once titular, Emre Can vuelva al centro del campo para jugar con Witsel. En el Fortuna Düsseldorf todo volverá a pasar una semana más por Rouwen Hennings, como hasta ahora: el alemán representa cerca de la mitad de los goles de su equipo esta temporada (14 tantos en 28 partidos de liga). A.B.

Burlando a la parca 

Paderborn – Werder Bremen (sábado, 15:30)

Decir que Paderborn y Werder Bremen tienen la soga al cuello es generoso. Da la sensación de que lo máximo que pueden conseguir los locales es hacer esperar lo máximo posible su descenso, un desenlace comprensible e incluso tolerable si atendemos a su condición de recién ascendido y a lo minúsculo de su presupuesto. Si los renanos caen hoy y el Fortuna Düsseldorf suma ante el Dortmund, no habrá marcha atrás. Pero si ganan, meterán en un problemón al Werder Bremen. Los de la ciudad hanseática y libre, que han jugado todas las temporadas de la Bundesliga excepto una (la 1980-81), sueñan con ganar y que el Fortuna Düsseldorf pierda ante el Borussia Dortmund. En tal caso, habría un empate a 28 puntos y se iniciaría una carrera al sprint de tres jornadas para evitar el descenso directo. Pero la imagen de la última semana es desalentadora, atendiendo a su espantosa defensa de los centros laterales y el balón parado, situaciones que le costaron los cuatro goles que recibió contra Eintracht (0-3) y Wolfsburgo (0-1). Ni defender por acumulación ni jugar con esa zaga de 4 más Kevin Vogt ha evitado el desastre a los de Florian Kohfeldt. La buena noticia para el cuadro norteño es que Bittencourt y Rashica están en disposición de regresar al equipo tras sufrir percances en la cadera y el tobillo respectivamente. Dicho esto, el único precedente de esta temporada ante el Paderborn es poco halagüeño para el Bremen, puesto que perdió 0-1 en el 90 en la primera vuelta con gol de Sven Michel, siendo esta una de las únicas cuatro victorias del colista en la Bundesliga 2019-20. En Bremen no sólo se desea ganar, sino también vencer por un cierto margen para mejorar lo máximo posible la diferencia de goles. Los de Kohfeldt tienen el peor saldo de todo el campeonato (-33), un dato desesperanzador teniendo en cuenta que es el principal criterio de desempate de la Bundesliga. Con el incombustible Claudio Pizarro saliendo de lesión, Kohfeldt deberá elegir entre Sargent o Selke para jugar en la punta del ataque. Davie aún no ha marcado un solo gol con la elástica verde esta temporada y el estadounidense sólo ha anotado una diana en toda la segunda vuelta. El duelo en el Benteler-Arena nos dirá si es posible creer en la salvación del Bremen o si hay que hacer un inabordable acto de fe. J.N.

El Werder Bremen ante una oportunidad de oro para mantenerse un año más en Primera. Kristian Kane/Focus Images Ltd
El Werder Bremen ante una oportunidad de oro para mantenerse un año más en Primera. Kristian Kane/Focus Images Ltd

Más que un puesto de Champions 

Zorya Luhansk – Dinamo de Kiev (sábado, 16:00)

Con el Shakhtar ya a años luz en el liderato, la lucha más emocionante en el playoff de la liga ucraniana es ver quién se hará con el segundo puesto que da acceso a la Champions League. En la pelea están Zorya y Dinamo de Kiev, empatados a puntos y rivales este fin de semana, y Desna y Oleksandriya, a tres y seis puntos de distancia, respectivamente. El Dinamo de Kiev llega a este cruce definitorio tras lamerse las heridas: después de caer ante el Shakhtar en la primera jornada post-parón, los capitalinos se repusieron para golear (5-1) al Oleksandriya. El Zorya Luhansk ha sumado también sólo tres puntos en dos jornadas, pero ha sido protagonista por dos motivos extradeportivos esta semana. El primero, el más llamativo, surgía de una noticia de la que se han hecho eco algunos medios ucranianos: el presidente del Zorya habría amenazado con hacer desaparecer al club si no logran clasificarse para disputar competición europea esta temporada. Las informaciones del medio “Tribuna” apuntan a que el propietario, Eugeni Geller, habría reducido y casi suprimido sus inversiones desde el inicio del conflicto bélico en el país, por lo que el club se ha estado viendo obligado a vender jugadores para subsistir económicamente. Las penurias económicas podrían llegar a su límite si el Zorya no logra asegurarse, al menos, los 3 millones de euros que aporta la fase de grupos de la Europa League.  Por otro lado, la liga ucraniana ha mostrado sus sospechas con respecto a la eficacia de los tests de coronavirus realizados por el Zorya a su propia plantilla el pasado 28 de mayo, y no se descartan sanciones al respecto. En lo deportivo, los de Luhansk esperan que se enchufe Bogdan Lednev, el centrocampista de 22 años que lidera su tabla de goleadores con 11 tantos pero que aún no ha aparecido tras el parón. En el Dinamo de Kiev, el que ha vuelto en racha es el extremo Vitaliy Buyalskyi, que suma tres goles y una asistencia desde la reanudación del campeonato. E.M.

Agarrar el título o la Champions 

Bayern Múnich – Borussia Mönchedgladbach (sábado, 18:30)

El Borussia Mönchengladbach sabe mejor que nadie cómo derrotar al Bayern Múnich. Tras el 2-1 de la ida en el Borussia Park, un resultado que mantenía líder al equipo de Marco Rose en la primera vuelta, los potros acumulan cinco victorias ante el Bayern en las últimas siete temporadas. Nadie durante este tiempo le ha quitado más puntos al vigente campeón de la Bundesliga: 17 en total; cinco más que el Bayer Leverkusen, seis más que el Hoffenheim y siete más que el Borussia Dortmund. El balance entre los dos equipos desde el año 2013 favorece al Bayern, con seis victorias y dos empates, pero el Borussia Mönchengladbach tiene este sábado la oportunidad de igualar esas cifras. Al margen de estos enfrentamientos directos, el partido es especialmente importante para ambos. Por un lado, el Bayern puede sentenciar prácticamente la Bundesliga (puesto que tras este partido quedarán 9 puntos en juego y su distancia actualmente es de +7 con el Dortmund), y por el otro, el Borussia Mönchengladbach deberá ganarse en estas cuatro últimas jornadas su derecho a jugar la Champions League 2020/21. Los de Marco Rose ocupan la cuarta posición en la Bundesliga, empatados a puntos, eso sí, con el Bayer Levekusen (que visita este domingo, a las 18:00, a un Schalke 04 muy tocado). El Bayern de Hans-Dieter Flick llega con las bajas de Lewandowski y Müller, sancionados por acumulación de amonestaciones, y de Thiago, que ha pasado por el quirófano para someterse a una intervención en la ingle que posiblemente lo mantendrá fuera hasta la final de la DFB Pokal ante el Bayer Leverkusen (4 de julio). Rose no podrá contar con uno de sus máximos goleadores: Alassane Pléa, sancionado. A.B.

Lectura relacionada: El divertido plan de Marco Rose, análisis del juego del Gladbach

La salvación pasa por este sábado 

Espanyol – Deportivo Alavés (sábado, 14:00) y Leganés – Real Valladolid (sábado, 19:30)

Este fin de semana en Butarque hay mucho más que tres puntos en juego. El CD Leganés, 19º clasificado, querrá conseguir una victoria que le permita seguir escarbando hacia la luz, y el Real Valladolid, 15º, sabe que, con la visita del Deportivo Alavés al RCDE Stadium y la de la SD Eibar al Di Stéfano, tiene opciones esta jornada de dar un golpe importante por la permanencia. El ritmo y las prestaciones de los equipos de Primera División son una incógnita después de este largo parón, y como ya se pudo comprar el pasado jueves en el derbi sevillano a los futbolistas aún les va a llevar un tiempo alcanzar las condiciones óptimas. Se espera que tanto Javier Aguirre como Sergio González introduzcan pocas variaciones estructurales en sus dibujos, más allá de ciertos cambios en alguna posición concreta como podría ser la entrada de Roger Assalé en el once titular pepinero. El otro gran partido por el descenso se jugará en Barcelona entre RCD Espanyol y Deportivo Alavés. Tanto pepineros como periquitos afrontan este último tramo en puestos de descenso y no existe otra opción para ellos que empezar a sumar de tres en tres cuanto antes, pero Real Valladolid y Deportivo Alavés no pueden despistarse de esa batalla. Este fin de semana Abelardo Fernández y Asier Garitano no podrán contar con dos futbolistas muy relevantes en sus respectivos equipos: ni Diego López, expulsado ante CA Osasuna en la última jornada antes del parón, ni Joselu Mato, que cumplirá ciclo de amarillas. ¡Esto está que arde! A.B.

El Napoli busca su sexta Coppa Italia. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd)
El Napoli busca su sexta Coppa Italia. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd)

Duelo de némesis 

Nápoles – Inter (sábado, 21:00)

San Paolo acoge un Napoli-Inter por una plaza en la final de Coppa Italia del próximo miércoles, toda vez que la Juventus ya se ha clasificado. La ventaja es para el Napoli, con su victoria por 0-1 en Milán en el partido de ida de hace ya cuatro meses. Ambos equipos, enemigos íntimos de su rival en la final, llegan con bajas importantes: los locales no tendrán a Kostas Manolas ni a Stanislav Lobotka. Allan y Fabián también son duda y sus hipotéticas bajas podrían dejar en cuadro al medio campo, donde sí estará el talismán Diego Demme, uno de los futbolistas que mejor define el ciclo Gattuso en Nápoles y cuya presencia es sinónimo de buenos resultados para los partenopeos, necesitados de una figura como la del ex del Leipzig a la vista de su debilidad defensiva durante todo el curso. Mertens también es duda, aunque parece que llega en condiciones algo mejores que los demás tocados y acompañaría a Insigne y Politano en ataque. El belga está en disposición de convertirse en el máximo goleador de la historia del Napoli: con que marque un solo gol ya superará a Marek Hamsik (121 goles). En el Inter, Godín no está al 100% y el joven Bastoni acompañaría a De Vrij y Skriniar. Eriksen pasaría por delante de Sensi en el once titular, como punta de lanza de un medio campo en que Brozovic y Barella se encontrarían en la sala de máquinas. El Inter ganó en su última visita a San Paolo (1-3 en enero, resultado que le valdría para pasar), aunque sólo ha vencido uno de sus últimos siete partidos fuera de casa en Coppa Italia y se enfrenta a un Napoli imbatido en la actual edición del torneo. J.N.

Luis Suárez y Eden Hazard se reenganchan a LaLiga 

RCD Mallorca – FC Barcelona (sábado, 22:00) y Real Madrid – Eibar (domingo, 19:30)

El primer asalto por la Liga tendrá lugar este sábado en Son Moix, con la visita del FC Barcelona a un RCD Mallorca sumamente necesitado, y acabará el domingo, en el Alfredo Di Stéfano, con el encuentro entre Real Madrid y SD Eibar. Los rivales de FC Barcelona y Real Madrid este fin de semana arrancan este último tramo de Liga con bastantes urgencias, pues apenas les separan dos puntos en la clasificación y de aquí al final deberán remar con todas sus fuerzas para huir de la quema, y medirse a los dos colosos del fútbol español nunca es plato de buen gusto para ningún equipo que se está jugando la vida en el farolillo rojo de la tabla. Todo hace indicar que Vicente Moreno dará continuidad a la estructura con la que llegó al parón, un 4-4-2 con Ante Budimir y Cucho Hernández como pareja de ataque, y que Quique Setién, por su parte, podrá hacer lo propio ya con Luis Suárez en el once titular. Algo parecido se espera el domingo en el enfrentamiento entre los de Zidane y Mendilibar. Con la duda de Vinícius o Hazard en el extremo izquierdo y el castin por el extremo derecho de nuevo abierto, el Real Madrid se estrenará en el Di Stéfano con ganas de recuperar pronto las sensaciones tras el tropiezo que le hizo perder el liderato en el Villamarín. El cuadro armero parece dispuesto a recuperar el 4-4-2 que siempre le ha gustado a su técnico, con Sergi Enrich y Charles en punta y Orellana y Pedro León en las bandas del sistema. A.B.

El Real Madrid de Zidane tendrá que remontar en liga tras el pinchazo en la última jornada antes del parón. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd
El Real Madrid de Zidane tendrá que remontar en liga tras el pinchazo en la última jornada antes del parón. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd

Lisakovich, ante el reto de derribar a un líder casi intratable

BATE Borisov – Shaktyor Soligorsk (domingo, 19:00)

Cuando aún flotaba en el ambiente la admiración que decididamente le profesamos convirtiéndole en el protagonista de un artículo de temática variada, Vitali Lisakovich volvió a confirmar que es el hombre del momento en Bielorrusia con una majestuosa actuación que decidió el duelo directo entre el Shaktyor Soligorsk y el Energetik de Minsk. No sólo marcó un buen gol con la zurda: dejó detalles superlativos como la rabona que mandó al palo en lo que estuvo a punto de ser el tanto de la temporada en su país. La jornada fue extraordinariamente productiva para su equipo, que ascendió hasta la segunda posición y se situó a solo dos puntos de un BATE Borisov que extrañamente desaprovechó una ventaja de 0-2 en Vítebsk y acabó empatando. Fue ese el primer encuentro que el líder no ganó tras seis triunfos consecutivos en liga y ocho en todas las competiciones -se proclamó campeón de Copa durante esa racha triunfal-. Pese a la decepción de ceder dos puntos en el descuento, el conjunto de Kirill Alshevsky es el claro favorito en este duelo entre primero y segundo: sólo el Torpedo Zhodino ha sacado algo este año de Borisov (un 0-0) y el Shaktyor no gana en la cancha del BATE desde 2010. ¿Será capaz Lisakovich de romper estadísticas tan potentes? A.T.

El sueño que se convirtió en pesadilla

RB Salzburg – LASK (domingo, 19:30)

El LASK se las prometía muy felices justo antes del parón. Eran líderes en liga, con seis puntos de ventaja sobre el todopoderoso Red Bull Salzburg, y seguían vivos en Europa League, aunque el Manchester United ya se encargó de despertarles de ese sueño en el último partido. Ya sin público en las gradas, el doloroso 0-5 que encajaron en la ida de octavos de UEL les obligaba a centrarse en la liga cuando volvieran tras la pandemia. Pero en los primeros entrenamientos post-parón, se filtraron unas imágenes de los jugadores del LASK saltándose las medidas de seguridad sanitaria. La Bundesliga austriaca fue inflexible: sanción económica y de 12 puntos en la clasificación, justo antes de que se iniciaran los playoffs por el título, en los que la puntuación se reduce la mitad. Es decir, el LASK pasaba de entrar al playoff 3 puntos por encima del Salzburg a hacerlo 3 por debajo. Un golpe anímico difícil de levantar y que ha debido dejar noqueado al equipo, pues no han ganado ni uno sólo de sus tres partidos de playoff. Esto ha hecho que, los que antes del parón eran líderes en la fase regular, se encuentren ya a 11 puntos de sus rivales de Red Bull. Este domingo se medirán las caras en un choque que puede dejar al LASK quinto, fuera incluso de los puestos de Europa League. La depresión del LASK contrasta con la euforia del RB, que va camino de su séptimo título consecutivo, sacándole ya siete puntos al Rapid de Viena, su principal competidor a estas alturas. El resurgir del equipo de Salzburgo, como nos contaba Axel Torres en este artículo, lo encarna Patson Daka, el encargado de llenar el hueco de Haaland que, para sorpresa de muchos, está logrando igualar sus cifras y suma cinco goles en los tres partidos disputados tras el parón. E.M.

Lectura relacionada: “¿Quién demonios es el LASK?”, sobre la historia y la temporada del club austríaco

Galatasaray, más cerca que nunca

Rizespor – Galatasaray (domingo, 20:00)

El Galatasaray llega al reinicio de la liga turca con más esperanzas de hacerse campeón que en el resto de la temporada. La verdad es que el inicio de campaña de los de Fatih Terim fue un desastre, y no lograron entrar en puestos europeos hasta la jornada 22, ya en febrero. Fue durante su racha triunfal de ocho victorias seguidas que le hicieron, de nuevo, claro opositor al título. Después, llegaron dos empates en los dos últimos partidos antes del parón que bajaron un poco los humos, sobre todo teniendo en cuenta el buen hacer del Trabzonspor y del Basaksehir. Pero el impulso anímico para el Galata llegó hace sólo unos días: el Trabzon, actual líder, ha sido sancionado sin participar en competición europea las próximas dos temporadas por incumplir el Fair Play Financiero. Desde luego, será un golpe bajo para Sörloth y compañía, que verían en la Champions del año que viene un trampolín para sus carreras. Por otro lado, el Galatasaray se asegura que, aun siendo tercero como es ahora, tendría acceso a la Champions si el Trabzon no puede acudir. Para recortar los tres puntos que les separan del liderato, deberán vencer al Rizespor, que no pasa por su mejor momento. De hecho podría decirse que están en su peor momento, pues han caído a los puestos de descenso por segunda vez en toda la temporada y empiezan a peligrar. Y es que desde que Ünal Karaman, exentrenador del Trabzon, cogiera el equipo en el 11º puesto hace seis jornadas, el Rize no ha ganado ni un solo partido y empieza a tener mala pinta. Sólo los goles de Milan Skoda, que llegó en invierno desde el Slavia de Praga y ya es el máximo anotador del equipo, aportan algo de esperanza. En el Galatasaray se espera que los tantos los ponga Falcao si consigue mantener la racha que encadenó antes del parón, marcando cuatro goles en sus últimos cuatro encuentros. E.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

 Textos escritos por: Adrián Blanco, Axel Torres, Enrique Montesano y Jaume Naveira. Foto de Portada: Kristian Kane/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

¡Cuánto fútbol!

Quién nos lo iba a decir…..Disfrutemos entonces de nuestro deporte. Habrá que reactivar las notificaciones en las app.
Muchas ganas de ver el desenlace de las competiciones.

Gracias por las recomendaciones. Saludos

Deja un comentario

*