Pasó

Ezgjan Alioski of Leeds United celebrates after scoring his team's 2nd goal to make it 2-0 during the Sky Bet Championship match at Elland Road, Leeds
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
10/12/2019

El pasado viernes, la derrota del West Bromwich Albion en casa del Huddersfield confirmaba el ascenso del Leeds United. Por fin. “Desesperante. Duro. Frustrante. Agotador”. Robert Endeacott ha escrito varios libros sobre el equipo de su ciudad, y cuando atiende por teléfono a Marcador Internacional no escatima en adjetivos a la hora de describir los 16 años de espera verlo regresar a la Premier League.

Qué momento para hacerlo. En mitad de una pandemia mundial, con Elland Road abarrotado de aficionados de cartón. Cánticos que se silencian modificando los parámetros de sonido en la televisión. Más de un jugador rival habrá deseado anteriormente poder callar ese rugido de una forma tan sencilla. “Han sido unas semanas intensas y muy emotivas. Hemos perdido algunos personajes importantes”, apunta Endeacott. Norman Hunter fue una pieza clave de la defensa del equipo que entrenaba Don Revie durante la etapa más exitosa en la historia del club. Ganó dos ligas y fama de tuercebotas. En abril falleció a los 76 años por el Covid-19. Dos semanas más tarde el Leeds United anunció que otra de sus leyendas, Trevor Cherry, antiguo compañero de vestuario de Hunter, también se marchaba de forma repentina e inesperada. Y como todas las hinchadas de todos los clubes, sufriendo bajas todavía más cercanas. Se les recuerda con banderas en las gradas de Elland Road desde que la pelota echó a rodar nuevamente en junio.

Siete puntos por encima del tercer clasificado a falta de nueve partidos era una buena renta. Fiable, pero no en Leeds, donde llevan años nadando para terminar ahogándose en la orilla. Cuatro veces eliminados en la promoción de ascenso a la Premier League, dejando escapar ventajas favorables, causando una frustración que degeneraría poco a poco en resentimiento.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Hasta cinco propietarios distintos ha tenido el Leeds United desde su último descenso de la Premier League. Inversión y fracaso. Uno detrás de otro. Como los entrenadores. Quince en 16 años. “Gran parte de la afición ha sufrido el abuso de algunos propietarios, les han faltado al respeto”. Adam Pope cubre al Leeds para la BBC y explica la relación de los anteriores dueños del club con los aficionados a Marcador Internacional. “Muchos no tenían especial interés en el club y simplemente querían hacer caja”. Andrea Radrizzani también persigue el mismo objetivo, como cualquiera de los mecenas del fútbol actual. “Ha dicho que no podía mantener su modelo en Championship durante mucho tiempo, y que incluso ahora necesita invertir más para mantener el nivel del club en la nueva categoría”.

“Ha tenido algunos errores, pero es el primero que parece preocuparse”, indica Endeacott. “Trajo a gente como Víctor Orta y mejoró el aspecto comercial del club”. Elland Road vuelve a pertenecer al club, y Radrizzani promete devolver la ciudad deportiva al lado del estadio. También construir un centro de actividades para la comunidad. Ha vuelto el equipo femenino del Leeds United, que dejó de formar parte de la estructura del club en 2005. Pero el factor diferencial, según afirma Pope, fue el fichaje de Marcelo Bielsa: “Es lo que ha hecho que todo funcione”.

Marcelo Bielsa ha guiado al Leeds United de vuelta a la Premier League. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.
Marcelo Bielsa ha guiado al Leeds United de vuelta a la Premier League. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

Un riesgo

Surgió el nombre de Marcelo Bielsa en una reunión de la directiva del Leeds United tras la temporada 2017/18. Un entrenador famoso por sobreponer su estilo a los resultados, y un equipo que había convertido en tradición trabajar duro y no lograrlos. Un riesgo. No hubo llamadas, pero sí mensajes de voz. El director deportivo Víctor Orta y el director ejecutivo Angus Kinnear acordaron una reunión en Buenos Aires con el entrenador rosarino en la primavera de 2018. Debían venderle el Leeds, en segunda división, atraerle. Pero Bielsa llegó preparado a la entrevista. Marcelo se había tomado la molestia de estudiar a los rivales de Championship y habló de ellos y del Leeds durante varias horas. No conocía los nombres de los que iban a ser sus futbolistas, pero sí sus dorsales. Explicó su plan, no el que venían a ofrecerle. Los directivos del Leeds le hablaron de las instalaciones, de la ciudad, de los aficionados, y regresaron al Reino Unido con un nuevo entrenador para su equipo.

Mientras, en Yorkshire. “No conocía a  Bielsa”. Endeacott, como mucha gente en Leeds frunció el ceño cuando se anunció el fichaje. “La mayoría desconocía la carrera de Bielsa. Incluso en pretemporada no acertamos a adivinar cómo jugaría el equipo”, reconoce Pope. Para el primer amistoso, por cierto, el argentino había ordenado grabar los amistosos previos de su rival, el Forest Green Rovers de la cuarta división. Un nivel de obsesión comparable al de un entrenador legendario: Don Revie. Confeccionaba informes de sus rivales ya en la década de los 60. “Iba más allá de lo que hacía todo el mundo. Hacía muchos deberes e investigaba las situaciones y los contextos”.

Minuciosidad u obsesión. Marcelo Bielsa convocó una rueda de prensa en enero de 2019 para admitir haber enviado un ayudante a los entrenamientos del Derby County. Explicó cómo lo hizo, lo que aprendió y que en realidad lo había hecho con todos sus rivales de liga. Y también, ante unos periodistas atónitos, cómo jugaban todos los equipos de Championship. Un escándalo que se saldó con una multa de £200.000 que él mismo pagó.

El Leeds, unido

“No olvidaré aquel primer partido contra el Stoke City”, cuenta Adam Pope. “Era excepcional. Rápido, sin descanso, con hambre, queriendo recuperar la pelota nada más perderla. Fue como una revolución”. Una intensidad que casa a la perfección con una afición apasionada. “Mucha gente en Leeds se siente acorralada, que sufren todo tipo de injusticias, que el mundo está contra ellos, que las autoridades están contra ellos. Y su equipo de fútbol sale mordiendo de esa manera. Y juegan así sin importar lo bueno que sea el rival, que es lo más importante. Si tomas esos riesgos no empatas muchos partidos, o ganas o pierdes”.

Engancha la intensidad, pero también ganar. Y quedarse con la miel en los labios produce adicción, una necesidad de retomar el reto, de resarcirse. Firmó por una campaña pero no subió. Habiendo pugnado por el liderato de la categoría durante la mayor parte de la temporada, el Leeds United cayó en la promoción de ascenso. Bielsa pensaba que como no había cumplido con la tarea asignada, allí terminaba su aventura en Yorkshire. Pero en el club le ofrecieron una nueva oportunidad, estaban satisfechos. “Se hizo cargo de una plantilla de mitad de tabla, culpable de no rendir lo suficiente de forma habitual, y con muchos de esos mismos jugadores ha creado el mejor equipo de Championship que he visto jamás, con un estilo de juego muy definido”. Phil Hay, periodista de The Athletic destaca la relevancia del argentino.

Kalvin Phillips, uno de los destacados en el ascenso del Leeds. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 22/10/2019
Kalvin Phillips, uno de los destacados en el ascenso del Leeds. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
22/10/2019

Adam Pope da la razón a su colega. Y pone de ejemplo a uno de los futbolistas insignia del equipo blanco: Kalvin Phillips. “Era un muy buen jugador de Championship, muchos entrenadores tenían ganas de trabajar con él pero ninguno terminó de dar con su posición ideal. Marcelo lo hizo y además lo llevó a un estado físico ideal”. El nombre del centrocampista defensivo de 24 años ya está en la agenda de Gareth Southgate, e incluso rechazó ofertas de equipos de la Premier League como el Aston Villa. “Bielsa ha cogido a alguien bueno y lo ha convertido en alguien brillante. Y el muchacho es de aquí, conoce la ciudad, sabe lo importante que es el equipo de fútbol. Cree en el proyecto”.

Liam Cooper es otro de los que ha ganado en confianza. Pese a sus lesiones, el central ha sido un líder en el vestuario. Es el capitán. La minuciosidad con la que Bielsa trata el aspecto físico le ha ayudado a mejorar la regularidad sobre el césped. Caso similar al de Pablo Hernández, que con 35 años sigue ofreciendo asistencias deliciosas en la segunda división de Inglaterra, y que la temporada que viene lo hará en la primera. “Marcelo ha encontrado un rol perfecto para él”, afirma el periodista de la BBC. El futbolista de Castellón es el encargado de romper el partido en favor del Leeds pese a arrastrar problemas en los isquiotibiales desde la reanudación de la Championship en junio. “Marcelo lo ha utilizado con inteligencia, 25 minutos aquí y 25 minutos allá, y ha podido demostrar todo su talento. Sale a ayudar al Leeds a tomar el control del partido y hacer que los futbolistas a su alrededor jueguen mejor”.

Uno de los principales triunfos del rosarino ha sido reconectar club, grada y equipo. Y lo ha hecho con autoridad, resolviendo las fragmentación que el vestuario sufría regularmente. “El de Marcelo Bielsa es el nombre más grande que hay en el vestuario”, afirma Phil Hay. “De hecho es el más grande que hay en el club. Para ascender, el Leeds necesitaba un entrenador en una posición segura, sin que ningún jugador ni directivo le cuestione. Alguien que tenga la confianza de todo el club, alguien en quien la gente confíe. Ese es él, 100%”. Creer. Necesitaban diez puntos en los últimos cuatro partidos de la pasada campaña para ascender directamente. Este año, poca gente se aventuró a hacer cálculos, mucha más se preguntó si al fin al sucedería. Si esta vez sí. Un entrenador atípico teniendo éxito con un club atípico en una campaña atípica. Pasó. El Leeds United regresó a la Premier League.

Foto de Portada: Russell Hart/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*