Lo Celso también actúa en esta película

Emery sePicture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
17/05/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-FEI-160517-0121.jpg

Para un adolescente argentino que llegaba a París en enero de 2017 sin experiencia en el fútbol europeo, la perspectiva de jugar muchos minutos en su nuevo club parecía un sueño lejano o al menos complicado. De hecho, Giovani Lo Celso apenas jugó 100 minutos en esa segunda mitad de temporada 2016/17 que servía como bautizo suyo en el fútbol europeo. Si después de eso ves que la entidad ficha en verano a estrellas de clase mundial como Neymar y Kylian Mbappé sería razonable temer por tu situación y sospechar que vas a jugar muy poco en una plantilla en la que también compiten por un puesto centrocampistas ofensivos, mediapuntas o extremos como Ángel Di María, Julian Draxler, Javier Pastore, Marco Verratti, Adrien Rabiot o Lucas Moura.

El papel de Lo Celso en el arranque de esta temporada era idéntico en cada partido. Unai Emery siempre le daba minutos. Muy pocos, pero le daba minutos (generalmente una cifra entre 5 y 20 minutos). No era gran cosa. Pero era más de lo que jugaba el curso anterior con Emery, era más de lo que jugaba algún compañero más consagrado (Lucas Moura, por ejemplo) y seguramente fuese más de lo que el propio Giovani imaginaba en verano cuando se confeccionó la nueva escuadra del PSG y el cuadro francés asombró al mundo con su capacidad para contratar a dos de los mejores futbolistas del planeta.

“Estamos muy contentos con Giovani y cada día juega mejor. Si sigue así, seguirá con oportunidades. Trabaja muy bien en cada entrenamiento”, observó Unai Emery en una de sus ruedas de prensa poco antes de llegar al otoño.

Si algo se puede decir del técnico guipuzcoano es que ha cumplido su palabra. Coincidiendo con los problemas físicos que mantenían alejado de los terrenos de juego a Thiago Motta, Emery quiso experimentar con Gio Lo Celso. No se trataba de darle la recompensa de alinearle como titular por su implicación en los entrenamientos, sino de encomendarle la tarea de jugar en una demarcación desconocida para él: la de mediocentro. Lo Celso, que había encandilado a varios clubes europeos por sus actuaciones como enganche, como mediapunta, como ’10’ en Rosario Central, debía aprender ahora un nuevo oficio. Adrien Rabiot se había adaptado hasta entonces a jugar bastantes partidos como mediocentro posicional, pero la realidad es que el portentoso centrocampista galo se siente más seguro y productivo como interior izquierdo, como box-to-box.

Giovani Lo Celso of Paris Saint-Germain shoots and Tottenham Hotspur defends during the 2017 International Champions Cup match at the Camping World Stadium, Orlando, USA. Picture by Adam Kiefer/Focus Images Ltd +1 407 558 3756 22/07/2017
Giovani Lo Celso en un partido de pretemporada frente al Tottenham / Foto: Focus Images Ltd

Giovani Lo Celso se ha colado en el parque de atracciones en el que se han convertido la mayoría de partidos del Paris Saint-Germain. Como espectador neutral, la verdad es que se ven algunas cosas insólitas o muy poco frecuentes. Equipos como el Dijon, el Rennes o el Estrasburgo lo han sufrido en el último mes. No hay ningún equipo en el mundo que transmita una sensación de estar disfrutando tanto sobre el césped como este PSG. Neymar, Kylian Mbappé, Dani Alves, Edinson Cavani, Marco Verratti y cía encuentran su diversión en los 90 minutos que duran sus encuentros. Y en Lo Celso han encontrado durante el último mes y medio a su mediocentro posicional. Emery no modifica el habitual 4-3-3, donde el afamado tridente es indiscutible (salvo rotación o pequeña lesión); Verratti es fijo como interior derecho, Lo Celso hace de mediocentro y jugadores como Rabiot, Draxler o Pastore han alternado en el rol de interior izquierdo. Una vez hecho ese tipo de configuración en la línea medular, los tres centrocampistas que están sobre el campo tienen cierta libertad de movimientos y por momentos intercambian su posición durante los ataques del Paris Saint-Germain; es decir, que Lo Celso no cumple un rol tan defensivo, táctico o posicional como puede hacer Motta en sus mejores días. Pero Emery aprovecha las virtudes de Gio Lo Celso en esa ubicación, sobre todo su gran manejo de balón y su precisión en el pase. No es frecuente ver a la zurda del argentino fallar un pase. Su seguridad tanto en los pases en corto como en largo es altísima, su visión de juego está fuera de toda duda y el PSG consigue así un mayor número de soluciones cuando tiene la pelota. Por otra parte, el PSG pasa generalmente tres cuartas partes de sus partidos atacando, teniendo el esférico y dominando el juego. En ese contexto, Lo Celso lleva varias semanas a muy buen nivel. Ahora queda por ver cuánto puede sufrir defensivamente ante rivales con mejores armas que sus últimos rivales. El próximo domingo habrá una buena prueba cuando visiten al Olympique de Lyon de Nabil Fekir.

Eclipsado por los cuatro goles de Neymar anoche al Dijon, por la contundencia rematadora de Cavani o por la exuberancia de Mbappé, pero a muy buen nivel en ese nuevo oficio suyo de mediocentro. Giovani Lo Celso también actúa en esta especie de película de ‘Hollywood’ que ruedan las figuras del Paris Saint-Germain cada semana.

Unai Emery: “Lo Celso llegó aquí hace un año, tuvo paciencia, ha trabajado con humildad para tener oportunidades, entrenó, entró en el grupo y luego jugó partidos. Ha jugado un minuto, luego diez, luego quince… ha ganado minutos de juego y ha progresado trabajando. Es un gran ejemplo. Puede contribuir ofensivamente y ha trabajado para hacer de mediocentro en los entrenamientos y cuando juega partidos en ese puesto lo ha hecho bien”.

La pregunta que se hace cualquier aficionado en París es si esta versión del joven Gio Lo Celso como mediocentro convence lo suficiente a Emery como para reiterar su confianza en él de cara a la alineación que formule el próximo 14 de febrero en el Santiago Bernabéu. Volver a retrasar la posición de Rabiot o esperar a la recuperación del capitán Thiago Motta son las alternativas del entrenador de Hondarribia para el partido más esperado del año en París. El tiempo dirá si esto se queda en un experimento puntual (la exigencia de la liga francesa favorece este tipo de pruebas) o si estamos asistiendo a la enésima reconversión de un fantástico mediapunta en mediocentro. Andrea Pirlo, Miralem Pjanic y algunos otros nos podrían hablar acerca de este asunto.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

Me interesa mucho esta evolución de Lo Celso, más por la proximidad del Mundial, a ver si Sampaoli puede encajarlo en su once porque creo que es un jugador que podemos necesitar para el mediocampo (teniendo en cuenta la diferencia de estilos entre Emery y Sampaoli).

Como me ilusiona que Lo Celso sea el 5 de Argentina, estos días estuve prestando muchísima atención a Gio y ví completo el partido vs Dijon gracias a esto. El artículo me viene de 10.

Aquí es cuando se le notan las carencias a la confección de la plantilla del PSG. Que el tridente es muy bueno, pero un mediocentro de mayor jerarquia es vital para poder mandar con mayor comodidad en los partidos, sobre todo en la Champions (el verdadero objetivo del conjunto parisino). X otro lado puenso que se desperdician un poco las capacidades de Lo Celso en esa posición. Para graficarlo, unas palabras de Xavi sobre Iniesta: “esa capacidad de regatear al mismo tiempo que siempre sabe cuando soltar la pelota y con que compañero jugarla son muy dificiles de ver”. Creo que Lo Celso puede ser en Argentina lo más parecido en mucho tiempo a un jugador con ADN Barsa que se viene buscando. Perdón x la parrafada.

Y también comentar que tanto Pirlo como Pjanic tenían a su lado otro tipo de futbolistas a su lado que les permitían librarse bastante de tareas defensivas y preocuparse más del armado de las jugadas. Y hoy el PSG no cuenta con jugadores de ese perfil (quizá de haberse quedado Matuidi, pero eso es lo q paso cdo piensas en clave Fair Play financiero)…

Puede ser la pieza que tanto tiempo lleva buscando Argentina para liberar a Messi y no crearle esa obligación de crear/comenzar y finalizar cualquier jugada de su selección.

Estaba viendo al PSG vs. Lille cuando Lo Celso mete un golazo espectacular… y obviamente recordé esta nota que había leído días atrás.

Puede ser una grata sorpresa para la lista de 23 de Argentina. Y más desde este nuevo rol que adoptó, retrasándose y generando juego más atrás. Algo que a la Selección le falta.

Deja un comentario

*