Manchester City-PSG: A dos pasos del paraíso

Phil Foden of Manchester City during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
22/10/2019

Es Kevin De Bruyne contra Neymar. Es Phil Foden contra Kylian Mbappé. Es Rúben Dias contra Marquinhos. Es Pep Guardiola contra Mauricio Pochettino. Es Mansour bin Zayed Al Nahyan contra Nasser Al Khelaifi. Es Inglaterra contra Francia. Es Abu Dhabi contra Qatar. Es ‘El Cashico’.

En tiempos difíciles para el fútbol, en los que los ricos quieren sentarse perpetuamente en la primera fila del mayor espectáculo del mundo, el destino no podía enviarnos un duelo más propicio para ilustrar en qué se ha convertido el deporte rey. Esta noche se enfrentan el Manchester City y el Paris Saint Germain, dos clubes financiados por la magnificencia de los millonarios árabes que utilizan el fútbol para blanquear la imagen de sus gobiernos, poco afines a los valores democráticos y los derechos humanos.

Pero hablemos de fútbol. Como recuerda Adrián Blanco, hace trece años se enfrentaron el City y el PSG. Un vistazo a las alineaciones nos recuerda, para quienes no lo sabían ya, el poder del dinero, que convierte a los feos en guapos y a los equipos mediocres en auténticas constelaciones. Por un lado el mejor entrenador del mundo, por otro el jugador más caro de la historia. Por un lado una defensa que costó más de 250 millones de euros, por otro un joven prodigio que costó más de 150. Los árabes derramaron petrodólares en el fútbol europeo. ¿El objetivo final? Posar sonriente en la foto junto al trofeo más codiciado del viejo continente. Llevan más de una década invirtiendo, hasta ahora sin el gran finale. Los títulos nacionales abundan. Pero falta este. Nasser Al Khelaifi debería haber tenido listo su discurso de campeón el año pasado, pero Kingsley Coman, formado en la cantera del PSG, defraudó sus expectativas. Lo más cerca que estuvo el jeque Mansour fue en 2016, cuando fue eliminado por el Real Madrid en semifinales. Ahora está a 180 minutos de la gloria.

Pep Guardiola le dio la vuelta al partido a través de la pizarra. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd
Pep Guardiola le dio la vuelta al partido a través de la pizarra. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd

El Manchester City, que el sábado venció al Crystal Palace por 2-0 con un equipo casi suplente, llega sin bajas. La alineación debería ser la misma que en la victoria en París. La única duda estaría entre Joao Cancelo y Oleksandr Zinchenko en el lateral izquierdo. Guardiola, que en la primera parte del encuentro en el Parque de los Príncipes parecía estar ante una película que ha visto tantas veces desde que llegó al City, consiguió cambiar el partido en la segunda parte, pero, a pesar de la victoria, muestra al PSG el mismo respeto que aquellos cazadores ingleses mostraban hacia los tigres de bengala en la India del siglo XIX: ” Jugamos quizás contra el equipo con más talento en ataque…”, analizó el sábado. “No es sólo uno o dos [jugadores]”, tal vez pensando en la espectacular actuación de Ángel Di María el miércoles. “Pueden ganar el partido en una sola acción. Tenemos que jugar como un equipo con una mentalidad increíble para jugar a ganar el partido”, continuó el catalán, que acumula ocho eliminaciones consecutivas en la Champions League. “Tenemos que hacer nuestro trabajo. El martes tenemos que jugar el partido casi perfecto”.

La gloria nacional ya está asegurada: el City ya ha levantado la Copa de la Liga y tiene en sus manos el trofeo de la Premier League. “Todo el mundo sabe que estamos viviendo algo especial”, reconoció. “Estamos a un paso de volver a ser campeones, tres veces en cuatro años en este país es algo más que notable”, analizó Guardiola, que se encamina a convertirse en el entrenador más laureado de la historia. “Y vamos a jugar la semifinal de la Champions [intentando] llegar a la final por primera vez para este club”.

El PSG de Pochettino deberá remontar en el Etihad Stadium. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd
El PSG de Pochettino deberá remontar en el Etihad Stadium. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd

Pep, antes del partido de ida, se deshizo en declaraciones de amor hacia Neymar, una de las grandes amenazas a su sueño de llegar a una final de Champions por primera vez en nueve años. “Soy un gran admirador de él. Creo que hace que nuestro fútbol sea mejor”, reflexionó antes de soltar una fuerte declaración. “Estoy bastante seguro de que, si Neymar se hubiera quedado más tiempo en el Barcelona, habrían ganado dos o tres Champions más“.

El brasileño se fue de Cataluña en 2017 con una sola Champions en su currículum, que sigue siendo la única a día de hoy. Tras la victoria del sábado contra el Lens (2-1), Ney habló con la vehemencia de un comandante que se prepara para una batalla trascendental. “Creo que todos los parisinos deben creer en nosotros. Estoy en primera línea y seré el primer guerrero que saldrá a luchar por el equipo. Daré lo mejor de mí y haré todo lo posible para lograr la clasificación pase lo que pase“, proclamó con pasión. “Aunque tenga que morir en el campo”. Para ello, Neymar necesitará a su fiel escudero: Kylian Mbappé, que no jugó el sábado por un problema en el gemelo derecho, pero que viajó a Inglaterra y debería ser titular. “Soy optimista con Kylian”, declaró Mauricio Pochettino tras la victoria del sábado. “Debemos evaluar en los próximos días, pero creo que podrá jugar”. Quien no jugará es Idrissa Gueye, suspendido. Ander Herrera y Danilo Pereira luchan por un puesto junto a Leandro Paredes. Juan Bernat es la otra ausencia, que dejará paso al limitado Mitchel Bakker.

Kylian Mbappé volverá a ser la referencia ofensiva del PSG en el ataque. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd
Kylian Mbappé volverá a ser la referencia ofensiva del PSG en el ataque. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd

Y mientras el City ya tiene el título inglés prácticamente sellado, lo que le permite centrarse única y exclusivamente en el torneo continental, el PSG sigue luchando por la Ligue 1 con el Lille y la tensión emocional de pelear en dos frentes parece pesar. “Gran parte del equipo estaba un poco cansado, incluso más mentalmente que físicamente“, dijo Neymar el sábado. “Debemos recuperarnos lo antes posible”.

A pesar de la clara ventaja del City, todo está muy abierto. El PSG dominó la primera parte en el partido de ida, el City la segunda. Y pese a la amplia superioridad en la segunda parte, los hombres de Pep Guardiola -controlador, sistemático, perfeccionista- ganaron el partido con dos obras de la fortuna. Un balón errante lanzado al área por De Bruyne que nadie alcanzó a desviar y un tiro libre en el que las caderas de Paredes y Presnel Kimpembe decidieron separarse. Es el azar lo que hace que el fútbol sea tan mágico, imposible de racionalizar del todo. A pesar de los millones, los oligarcas, la política sucia. Cuando el balón rueda y los veintidós hombres uniformados en el campo empiezan a jugar, nada de eso cuenta; el protagonista es el fútbol.

Alineaciones probables: Manchester City-PSG, martes 4 de mayo, 21:00h.

City vs PSG - Football tactics and formations

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

“En tiempos difíciles para el fútbol, en los que los ricos quieren sentarse perpetuamente en la primera fila del mayor espectáculo del mundo…” Muy acertada la frase Lucas en un duelo tan ‘Superliga’ como este.
A raíz de esto, me parece buen momento para recordar que tanto City como PSG tienen los mismos títulos europeos que el Real Zaragoza.

Deja un comentario

*