El Mundial sub-20 se queda sin campeones

Plizzari fue uno de los protagonistas de este fin de semana en el Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Apeada Portugal en la primera fase, Francia y Argentina cayeron a las primeras de cambio en los octavos de final del Mundial sub-20. El torneo celebrado este mes en Polonia está deparando un amplio abanico de sorpresas, en la enésima demostración de que las distancias entre equipos y federaciones no siempre son tan amplias como parece. Y que se están estrechando en los últimos campeonatos de categorías inferiores. Más allá de los caprichos de los sorteos y de los cuatros, Ucrania e Italia son los únicos representantes europeos que siguen en el torneo, Colombia y Ecuador han ‘sobrevivido’ a Uruguay y Argentina, Estados Unidos mantiene en liza a la CONCACAF, Senegal y Mali sostienen las esperanzas de África para presentar a un primer campeón alternativo a Nigeria y la República de Corea es el último combinado asiático que aspira a colarse en semifinales. Cuatro federaciones distintas estarán representadas en los cuartos de final tras una ronda de octavos muy estimulante. Ninguno de los ocho supervivientes ha ganado nunca el Mundial sub-20. Ni siquiera ha alcanzado jamás una final.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Estados Unidos elimina a Francia

Pese a no poder contar por sanción con el que seguramente sea el mejor futbolista de esta generación, Alex Méndez, Estados Unidos firmó una de las mayores sorpresas de los octavos de final al eliminar a Francia. La selección gala, autoritaria a base de su potencial ofensivo en la fase de grupos, cayó ante el cuadro norteamericano a pesar de remontar el tanto inicial de Soto. Estados Unidos planteó una primera presión elevada que dificultó los primeros pases de Francia, incómoda e imprecisa ante la vigilancia de Ledezma sobre el mediocentro Loiodice, y precisamente en un contragolpe originado por una pérdida de Moussa Diaby en el centro del campo la selección estadounidense se adelantó en el marcador. Sin embargo, el propio Diaby se encargó de enmendar su error con una actuación portentosa a partir de entonces. El extremo del PSG despedazó a la zaga norteamericana por la banda derecha con su cambio de ritmo y rajó a su adversario en las jugadas de los dos goles de Francia. En el primero asistió a Gouiri tras atraer a los defensas contrarios antes de soltar el pase en el momento oportuno, y en el 2-1 mandó la pelota al palo en una acción que remató Alioui. Los cambios de Tab Ramos insuflaron una vida extra a Estados Unidos. Llanez, descarado en cada intervención, desbordó por la banda izquierda y participó en el origen del gol del empate. Sin embargo, el 2-3 llegó en un error flagrante de Lafont, incapaz de blocar un disparo lejano de Dest. El guardameta galo concedió una segunda oportunidad y Rennicks no la desaprovechó para dar la vuelta a la eliminatoria y certificar el pase de Estados Unidos a los cuartos de final. Por tercera edición consecutiva, EEUU estará entre los ocho mejores de un Mundial sub-20. En 2015 cayó ante Serbia en los penaltis. En 2017, ante Venezuela en la prórroga. Y esta vez recuperará a Alex Méndez.

La explosividad de Diaby ha sido una de las grandes armas de Francia en el Mundial sub-20.
La explosividad de Diaby ha sido una de las grandes armas de Francia en el Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Argentina deja escapar la clasificación ante Mali en el último minuto de la prórroga

Con una mezcla de algunos de los finalistas del Mundial sub-17 de 2015 (como el mediapunta Sékou Koita) y varios de los semifinalistas del Mundial sub-17 del 2017, Mali ha dado continuidad a sus buenos últimos resultados en los torneos de categorías inferiores en este Mundial sub-20. Puso contra las cuerdas a Argentina en un partido en el que no podía contar con uno de sus pilares, el centrocampista Mohamed Camara, y minimizó el impacto de Gaich en los centros laterales. Pagó caro un mal despeje en uno de estos envíos, pero se repuso gracias a un gol a la salida de un córner. El cuadro africano también se repuso al tanto encajado a los 30 segundos de la prórroga, cuando Ezequiel Barco conectó con un centro de Ortega desde la banda izquierda, y tiró de picardía para sorprender a Argentina en el descuento de la prórroga con una falta sacada rápidamente en corto. Después del empate, de hecho, Koita dispuso de una oportunidad para evitar la tanda de penaltis. No le importó a Mali, que transformó todos sus lanzamientos a diferencia de Argentina, que lamentó el error de Chancalay. El desequilibrio de Ezequiel Barco y el imponente físico de Gaich en el área contraria no bastaron para doblegar al cuadro africano.

La mejor Ucrania de la historia en el Mundial sub-20

Esta es apenas su cuarta participación en el torneo, pero Ucrania nunca había alcanzado los cuartos de final del Mundial sub-20. El cruce de octavos resultó asequible, una goleada cómoda ante Panamá, y el enfrentamiento ante Colombia de la próxima ronda no parece insalvable para un equipo que ha demostrado su poderío a lo largo del último año y medio. Ucrania ya dejó una grata impresión en el Europeo sub-19 celebrado en Finlandia el año pasado, sobre todo gracias a su fortaleza defensiva y capacidad para desplegarse a la contra con espacios. Varios de sus mejores futbolistas han acumulado más experiencia en la UEFA Youth League con el Dinamo Kyiv y en algunos casos han ganado algo de rodaje con el primer equipo, pese a la ausencia de última hora del central Mykolenko y al aparente estancamiento de Supriaha. Con el refuerzo de Lunin bajo palos, Ucrania se siente segura cuando cede la iniciativa, confía en su trío de centrales y goza de metros para correr al contragolpe. Bondar y Popov se han mostrado firmes en defensa hasta ahora y tanto Tsitaishvili como Buletsa están dando aire al cuadro ucraniano cuando reciben la pelota por fuera antes de acelerar el contragolpe. Las acciones a balón parado son otro recurso a atender en Ucrania, que también celebra el buen estado de forma del delantero Danylo Sikan, dos años menor que la mayoría de compañeros.

Buletsa es uno de los jugadores destacados de la selección ucraniana.
Buletsa es uno de los jugadores destacados de la selección ucraniana.

Ecuador va a más

Le costó superar la primera fase, pero se ha entonado a tiempo. La selección ecuatoriana se mostró menos contundente en el remate en comparación con el Sudamericano sub-20 y estuvo a punto de pagarlo caro en su grupo del Mundial sub-20. Perdonó un penalty para ponerse con dos goles de ventaja ante Japón y acabó empatando el partido. Perdió ante Italia en la segunda jornada, en la que también falló un lanzamiento desde los once metros y erró múltiples ocasiones de gol incluso jugando con uno menos, y ganó por la mínima a México para clasificarse como una de las mejores terceras de grupo. La historia, no obstante, cambió ante Uruguay. Ante la única selección ante la que había perdido en el Sudamericano sub-20, Ecuador mostró su mejor versión. Encajó un gol pronto, a balón parado, pero mantuvo la calma, se hizo con el control del balón y atacó con paciencia. Sobre todo por la banda izquierda, donde se juntaron el profundo Diego Palacios y Alexander Alvarado, extremo con tendencia a pisar los carriles interiores. Una vez empató el partido con un tiro de penalty -se quitó un peso de encima-, ya fue superior. Pese a la amenaza latente del incisivo Brian Rodríguez, extremo derecho charrúa muy desequilibrante a lo largo del Mundial, Ecuador jugó su mejor partido, remontó y accedió por primera vez a los cuartos de final del Mundial sub-20.

Ecuador ganó el Sudamericano sub-20.
Ecuador ganó el Sudamericano sub-20. Foto: MarcadorInt.

Nueva Zelanda acaricia la gloria

Solo la tanda de penaltis evitó que Nueva Zelanda se clasificara por primera vez en su historia para los cuartos de final de un Mundial (de cualquier categoría). El conjunto oceánico plantó cara a Colombia en una eliminatoria abierta, disputada a un ritmo trepidante, pero no pudo rebasar el infranqueable muro que supone Carlos Cuesta en el eje de la zaga cafetera. Pese a encajar pronto un gol a balón parado, Nueva Zelanda exhibió por qué se le puede considerar el equipo revelación del torneo. Mantuvo la calma, movió la pelota con criterio y no rifó el balón. No jugó de forma directa, buscando el camino más recto hacia la portería contraria, sino que elaboró el juego con paciencia hasta encontrar el momento oportuno para progresar. Sobre todo por fuera, por la banda izquierda de Liberato Cacace. El lateral zurdo de origen italiano se convirtió en un dolor de cabeza para Colombia. De sus botas brotaron algunas de las mejores jugadas neozelandesas, como el tanto del empate de Elijah Just. El autor del gol partía desde la banda izquierda, pero participaba permanentemente por dentro para ofrecer líneas de pase a sus compañeros. Los toques de espalda de McCowatt, el matiz extra de creatividad de Singh en la mediapunta, el poderío aéreo de Stanger o las paradas de Woud permitieron a Nueva Zelanda aguantar el pulso ante la efervescente Colombia, que se desplegó en ataque con menor frecuencia a medida que se agotó el combustible del extremo Sinisterra. En la tanda de penaltis, el elenco sudamericano inclinó la balanza y disputará la antepenúltima ronda del Mundial sub-20 por primera vez desde que organizó el torneo en 2011.

Artículo relacionado: “Un muro infranqueable”, perfil del central colombiano Carlos Cuesta

Italia sigue dominando en las áreas

En otro partido gris ante Polonia, que ha demostrado muchas carencias de creatividad en el centro del campo, Italia se aferró a una acción a balón parado para apear al anfitrión. Provocó un penalty a la salida de una falta lateral y luego Pinamonti lo transformó con un lanzamiento a lo Panenka. No necesitó crear muchas más oportunidades. A partir de ese momento, la Azzurra administró su ventaja, confió en la férrea defensa de cinco, resguardada por tres centrocampistas con presencia física y recorrido, y confió en que Pinamonti y Scamacca le dieran algo de aire bajando balones largos. El autor del gol cumplió con su función, pero quien destacó más, otra vez, fue el guardameta Plizzari. El arquero del Milan evitó el tanto de Polonia en cuatro ocasiones para consolidarse como uno de los futbolistas más determinantes del Mundial en su demarcación.

Pinamonti pelea un balón en el Europeo sub-19 de 2018.
Pinamonti pelea un balón en el Europeo sub-19 de 2018. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Senegal, bastante más que físico

Solo ha disputado tres veces el Mundial sub-20, pero ya encadena tres participaciones seguidas. En dos de ellas, ha alcanzado al menos los cuartos de final. Senegal se impuso a Nigeria en un duelo íntegramente africano en el que dominó con autoridad la primera mitad pero mostró mayores dificultades para controlar el ritmo y administrar el 2-0 tras el descanso. Senegal ha confeccionado una selección que funciona bien, con parejas muy complementarias en algunas zonas del campo. Su portero Dialy N’Diaye no es muy seguro, pero sí ofrecen más garantías sus dos centrales (especialmente Moussa N’Diaye, rapidísimo al corte y nacido en el año 2002). En el lateral derecho Alpha Dionkou, formado en el Mallorca y actualmente en el Manchester City, sube bien y centra con bastante precisión. En el centro del campo, Cavin Diagne asume un rol más posicional para guardar la espalda de Lopy, otro de los chicos del 2002 que exhibe un notable despliegue físico y una llamativa capacidad técnica para influir en la circulación del balón y pisar el área contraria. Aunque lo mejor seguramente lo tiene en los extremos, con el escurridizo Amadou Sagna como agitador y el potente Ibrahima Niane para cargar el segundo palo cuando la jugada transcurre por el lado opuesto.

La República de Corea se impone en el duelo asiático

Generó más oportunidades de gol, o al menos más ocasiones claras, pero acabó sucumbiendo con un testarazo de Se-hun Oh en la recta final de partido. Japón celebró un tanto anulado posteriormente con el VAR, disparó a la madera y merodeó el área surcoreana, pero finalmente el vencedor del duelo asiático de los octavos de final fue el conjunto liderado por el valencianista Kang-In Lee. El mediapunta ché resultó especialmente decisivo con su brillante actuación en el tercer partido de la fase de grupos contra Argentina, que permitió a la República de Corea acceder a las eliminatorias, y su precisión en el golpeo a balón parado también permite generar oportunidades incluso en los encuentros en los que el equipo no anda demasiado fluido ofensivamente. En defensa la República de Corea se ha mostrado bastante firme, pues solo ha encajado dos goles (contra Portugal y Argentina, el segundo en la recta final cuando ya ganaba por 2-0). Ante Senegal, el cuadro asiático aspirará a clasificarse por segunda vez en su historia para las semifinales de un Mundial sub-20. No lo logra desde 1983.

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Independientemente del fallo del penal de Chancalay, el mayor error es el de Urzi en el tiro libre en el que lo empata Mali. Es de manual colocarse por delante del balón mientras se acomoda bien el equipo.

Muy bien por la maravillosa generación de EE.UU, gran duelo el que se viene en cuartos contra Ecuador.

Deja un comentario

*