La Alemania de Nmecha, Wirtz, Dorsch y Maier

España y Alemania son los dos únicos equipos que han ganados los dos primeros partidos en el Europeo sub-21.

Alemania no le dio opción a Países Bajos en la otra semifinal de este Europeo sub-21. El cuadro germano fue infinitamente superior a su rival desde el arranque, en un partido que se le puso muy de cara con el 0-1 a su favor a los 30 segundos del inicio, y pese a encajar el 1-2 definitivo en una segunda parte en la que tuvo ocasiones de sobra para aumentar su ventaja. De hecho, Mergim Berisha, el joven futbolista del RB Salzburgo, que ya había estrellado un balón al palo en la primera parte en una falta directa desde la frontal, se topó otras dos veces con la madera en dos acciones casi seguidas. Y cierto es que Países Bajos reaccionó con su gol a favor, casi cuando parecía que el partido estaba ya visto para sentencia, y apretó hasta tal punto que se quedó bastante cerca de llevar el partido a la prórroga, pero Alemania acabó protegiendo el resultado (no sin sufrir, incapaz de dormir el encuentro a través de la posesión) y consiguió firmar así su tercera final consecutiva en un torneo (las dos anteriores las jugó ante España) que ya ha conquistado en dos ocasiones.

Contenido relacionado: Así juega Florian Wirtz, el joven futbolista del Bayer Leverkusen, autor de un doblete

En líneas generales, Alemania superó a Países Bajos en todas las fases del juego. Lo hizo con y sin balón, especialmente en la primera parte, y la selección de Erwin van de Looi sufrió una barbaridad para igualar el ritmo (consecuencia directa del propio juego) que marcaron los alemanes hasta el descanso. Nada más sacar de centro, Alemania hizo el primero en una buena acción en la que Lukas Nmecha centró con el exterior y Florian Wirtz remató en el área pequeña. Y ese primer tanto, como puede parecer evidente, condicionó claramente un escenario en el que Alemania se encontró comodísima desde su salida de balón hasta la presión tras pérdida. El 0-2 llegó pocos minutos después en una gran acción individual de un Florian Wirtz inspiradísimo de cara a puerta, ajustando su disparo al palo largo de la portería defendida por Justin Bijlow, y ese segundo tanto noqueó a una selección neerlandesa muy superada en todas las zonas y situaciones. Los 45′ de Alemania fueron de suma autoridad.

Países Bajos 1 (Schuurs 67′)
Alemania 2 (Wirtz 1′, 8′)

HOL-ALE vs Away team - Football tactics and formations

Alemania puso el cebo en su salida de balón, lateralizando la posición de Arne Maier, uno de sus dos centrocampistas, atrayendo así la vigilancia de Justin Kluivert (extremo izquierdo), al tiempo que Bote Baku (lateral) fijaba fuera en ese mismo sector (derecho) para fijar a su par y aclarar la recepción interior de un Florian Wirtz (extremo) bastante despierto en todas las circulaciones de su selección. Con Nmecha por delante, también muy activo en el juego de Alemania, y un Niklas Dorsch enchufadísimo, con y sin balón, tanto para lanzar al equipo como para saltar a la presión o realizar una cobertura, el baile de los germanos en la primera parte fue total. Países Bajos tardó un buen rato hasta que consiguió adecuarse al escenario y entender todo lo que estaba sucediendo, pero su primer acercamiento al área, una buena acción entre Calvin Stengs (extremo derecho) y Justin Kluivert (extremo izquierdo), con el primer conduciendo hacia dentro y el segundo rompiendo por delante en diagonal hacia el área, fue repelida por Finn Dahmen, el joven guardameta alemán (23 años) del Mainz 05.

Contenido relacionado: Así juega Lukas Nmecha, el ‘9’ de Alemania cedido por el Manchester City en el Anderlecht

Sin embargo, Alemania no consiguió cerrar a tiempo el duelo. Y eso que tuvo ocasiones de todos los colores para hacerlo. Países Bajos se metió en el encuentro en una acción un tanto afortunada en el segundo palo, un remate raso de Peer Schuurs (en el que el propio Dahmen pudo hacer más), y ese tanto (1-2) abrió la puerta a un nuevo escenario. Van de Looi acabó arriesgando mucho en el último tramo, como no podía ser de otro modo, retirando a Botman (que no tuvo su noche) para cerrar con Teze y Schuurs solo atrás, y cerca estuvo de llevar el partido a la prórroga gracias a un Myron Boadu que se reenganchó al partido cuando más lo necesitaba su selección. Pero Alemania tiró de coraje, que no de organización defensiva (porque la defensa que hizo del resultado en este tramo fue algo caótica), sufrió (mucho más de lo previsto), resistió, y acabó sellando su billete para jugar una nueva final de este torneo.

Stefan Kuntz, seleccionador de Alemania sub-21. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Kuntz, seleccionador de Alemania sub-21. Foto: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*