Partido Polish Boyfriend: Un club galés en una liga inglesa y una copa escocesa

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
09/12/2013
General view of the exterior of the stadium ahead of the FA Cup second round match at Racecourse Ground, Wrexham.

Veamos cómo contamos esta historia. Como todo el mundo sabe, el Reino Unido, cuando hablamos de fútbol, no es un país unido. Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales tienen sus federaciones, ligas y selecciones independientes. Independencia que se extiende de forma oficial a Gibraltar y de forma esporádica a sitios como las islas de Jersey o Man. Escocia, Gales o Inglaterra tienen sus competiciones separadas. Por eso puede resultar complicado explicar que tenemos a un club galés jugando en la liga inglesa y en una copa escocesa. Sí, este caso se produce esta temporada. El Wrexham, club galés con mucha tradición, juega contra el Ayr United escocés este fin de semana en la Challenge Cup, una de las competiciones más originales de Europa.

No es una competición oficial de la UEFA, pero esta copa es oficial en el Reino Unido. Una competición con una evolución curiosa. Normalmente era la copa que jugaban los equipos escoceses de categoría profesional fuera de Primera. O sea, una copa para los clubes de Segunda, Tercera y Cuarta. En los últimos años, los organizadores le han dado una vuelta curiosa invitando a equipos de diferentes procedencias.

La Copa nació en 1990 para celebrar los 100 años de la Federación escocesa. Ese año ganó la copa un histórico, el FC Dundee, delante más de 11.000 personas contra el Motherwell. Como la copa gustó, aún se juega, pese a que la primera idea era disputar una sola edición. Con el paso de los años, la copa ha ido asumiendo nombres diferentes en función de la empresa que patrocinaba el torneo. El primero fue una empresa de construcción llamada B&Q, después la petrolera Petrofac Training Cup y los últimos años la Copa Irn-Bru. En Escocia, todo el mundo conoce la bebida Irn-Bru, una bebida centenaria muy particular, de color naranja, con gas y sin alcohol. Los escoceses casi la consideran un símbolo nacional y la llama “la segunda bebida nacional de Escocia” después del whisky. Este año ha llegado otro patrocinador y la Copa se llama Tunnock’s Caramel Wafer Cup, en honor a una marca pastelera.

Sábado 7 de septiembre, 16:00h, Wrexham-Ayr United

Hace unos años, el descenso a Segunda de clubes grandes como Hearts o Hibernian, sumados a la refundación del Rangers, permitieron dar un poco de vida al torneo. Pero una vez volvieron a Primera, se decidió dar un giro de guion para darle mayor atractivo. Así, hace cuatro años se invitó a participar los equipos sub-20 de los 12 clubes de primera división. O sea, jugaron como siempre los 10 de segunda división, los 10 de Tercera y los 10 de Cuarta. Y los cuatro mejores equipos de las ligas amateurs del sur y el mejor equipo de la liga del norte, de las Highlands, con licencia de la Federación. En Escocia, por debajo de la cuarta categoría encontramos ligas amateurs independientes del sistema profesional de la Federación, divididos en función de su ubicación geográfica: tierras bajas (lowlands) o tierras altas (highlands).

Pues bien, además de apostar por los equipos sub-20 se apostó por la vía internacional. En la temporada 2016/17, se invitó a participar a los dos mejores equipos de la liga galesa y los dos mejores de la liga de Irlanda del Norte. En la temporada 2017/18 se fue más allá, invitando a dos equipos de la liga de la República de Irlanda que hubieran quedado fuera de las competiciones europeas. Además de los 12 clubes sub-20 de Primera, los dos galeses, los dos de Irlanda del Norte y los dos irlandeses, finalmente se invitó en la última temporada a dos clubes de la National League, la quinta división inglesa. La primera por debajo del sistema profesional. Dos clubes, en este caso, que se quedaron a un paso del ascenso la temporada pasada. La Challenge Cup, pues, se ha convertido en una competición con clubes de cinco ligas independientes según la UEFA, de dos estados diferentes, el Reino Unido y la República de Irlanda y con filiales. Todo juntito.

Y para enredarlo aún más, los dos equipos invitados de la quinta división inglesa han sido este año el Solihull Moors y el Wrexham. O sea, el Wrexham llega como club inglés. Pese a ser un club de Gales. ¿Y eso? Cosas británicas.

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 09/12/2013 General view of the stadium during the FA Cup second round match at Racecourse Ground, Wrexham.
Vista del estadio del Wrexham, que recibirá al Ayr United esta semana. Foto: Focus Images Ltd.

El Wrexham es uno de los clubes galeses que prefirió ser inglés a nivel deportivo. En octubre de 1991, la Federación de fútbol galesa anunció que nacería su liga. Hasta esa fecha, Gales tenía Federación, selección y copa. Pero no tenía liga propia. Era la única Federación de la UEFA sin su liga así que sus clubes jugaban en la estructura inglesa. El problema era cómo crear una liga cuando tres de sus clubes, los citados Cardiff, Swansea y Wrexham, militaban en un fútbol inglés profesional más rico. La nueva liga galesa estaba destinada a dar plaza en Primera a clubes amateurs, que con ayuda de dinero de la Federación podrían llegar a fichar algunos jugadores profesionales. Por eso fue un nacimiento complicado. La Federación permitió a Cardiff, Swansea y Wrexham seguir jugando en Inglaterra, ya que con el ascenso ese año del Wrexham los tres jugaban en Segunda o Tercera. Fueron las únicas excepciones autorizadas porque jugaban en categorías profesionales. A los otros clubes galeses se les exigió entrar en la nueva liga, que nacía con diferentes divisiones. Y ocho clubes se negaron: Bangor City, Barry Town, Caernarfon Town, Colwyn Bay, Merthyr Tydfil, Newport, Newtown y Rhyl, aunque con el tiempo algunos aceptaron jugar en la liga de su tierra.

En total, seis clubes galeses juegan en Inglaterra. Uno de ellos es el Wrexham, club que en los años 70 llegó a la segunda división inglesa. Además, participó en competiciones europeas oficiales. Antes del nacimiento de la liga galesa, ganar la Copa de Gales te permitía disputar la Recopa. O sea, era una copa jugada por clubes galeses que andaban por segunda, tercera o cuarta división inglesa. Y el ganador podía derrotar al Oporto, como consiguió el Wrexham militando en Tercera División. En total, el Wrexham jugó en ocho ocasiones la Recopa, con duelos muy recordados contra Manchester United, Roma, Hajduk Split, Anderlecht o el Zaragoza en 1987. Los galeses empataron sin goles en la Romareda, aunque fueron eliminados por el 2-2 de la ida. La última temporada, el Wrexham jugó el play-off de ascenso de Quinta a Cuarta. Se quedó sin ascenso, aunque ha acabado en esta Copa con nombre pastelero, donde juega en casa contra el Ayr United, un club centenario que en 2002 llegó a la final de Copa de la Liga siendo un club de Segunda. La Challenge Cup sigue siendo una competición diferente. Realmente diferente.

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 09/12/2013 Andy Coughlin of Wrexham watches a shot go narrowly wide of his goal during the FA Cup second round match at Racecourse Ground, Wrexham.
Aunque juega en el sistema de ligas inglesas, el Wrexham también disputa la Challenge Cup. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*