Partido Polish Boyfriend: la mejor historia del fútbol europeo este año y un derbi recuperado

El Stade Joseph Marien en Bruselas, la casa del Union Saint-Gilloise. Foto: Paul Hermans bajo licencia Creative Commons 3.0

Se trata de una de las historias del año, sin duda. El equipo de barrio que fue grande y, después de 48 años, vuelve a Primera. Y el año del retorno, lidera la tabla con opciones reales de ganar su primera liga en 87 años. Bienvenidos al mundo de la Union Saint-Gilloise, el sorprendente líder de la liga belga.

La Union no deja de ser uno de los símbolos de la vieja Bruselas, sin dejar de mirar hacía el futuro. Este fin de semana se enfrenta al Anderlecht, justo después de empatar en Brujas para mantener un colchón de 9 puntos como líderes de la liga. Y por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial, manda la Unión. Aunque el Anderlecht se ha convertido en el equipo más amado y victorioso de la ciudad, no siempre mandó. Su primera liga no llegaría hasta el año 1947, por ejemplo, coincidiendo con el inicio del declive de la Union. Caminos cruzados.

Bruselas se enamoró del fútbol pronto. Lejos no andan, de Inglaterra. Ya antes de la Primera Guerra Mundial, Bruselas vivió unos derbis muy sentidos entre la Union Saint-Gilloisee, el Racing Club de Bruselas y el Daring Club. Del 1900 al 1914, todas las ligas excepto una las ganaron estos tres clubes. La Union Saint-Gilloise, con hinchas en todo el sur de la ciudad, tiene su corazón en el precioso barrio de Saint-Gilles. Un lugar de gran personalidad que se ha convertido en una zona moderna, bohemia, hipsterosa. En su momento la llamaron la Pequeña España, pues se llenó de españoles destinados a trabajar en las minas de carbón. También llegaron italianos. Con ellos, nuevas ideas, como las anarquistas. Y luego, griegos o turcos. Saint-Gilles siempre ha sido una zona de gran personalidad, mezclando el viejo dialecto de Bruselas con nuevas lenguas. La hinchada del club, pasional, tiene sus normas: no se permiten cánticos contra el equipo rival. Y la lucha contra el racismo ni se discute, se aplica.

Foto: Martijn Mureau bajo licencia Creative Commons 4.0.
El Stade Joseph Marien, situado en mitad de un parque, es la casa del Union Saint Gilloise. Foto: Martijn Mureau bajo licencia Creative Commons 4.0.

Aunque su club, la Union, se perdió en categorías regionales. Y su estadio, situado en medio de un parque, quedó medio abandonando, y eso que el Stade Joseph Marien es una maravilla. Se trata de un edificio principal patrimonio arquitectónico de la ciudad, con su estilo Art Deco, recuerdo de esa época, un siglo atrás, cuando este club era un gigante. La Union ganó 11 ligas y 2 copas antes de la Segunda Guerra Mundial, aunque después de 1945 empezó una lenta decadencia, pese a jugar las semifinales de la Copa de Ferias en 1960. En 1973, la Unión jugo en Primera por última vez. El orgullo de la hinchada azul y amarilla era que, en Bélgica, tierra famosa por las desapariciones, fusiones y refundaciones de sus clubes, ellos pueden presumir de encadenar 103 temporadas de fútbol consecutivo.

Y estos últimos años, se ha ilusionado otra vez. En 2018, después de volver a Segunda, consiguió una victoria histórica permitiéndose golear 0-3 al Anderlecht a domicilio en la Copa, delante de 5.000 hinchas del club amarillo en la zona visitante. Llegaría hasta semifinales, consiguiendo que nuevas generaciones de hinchas bajaran caminando hasta el Joseph Marien, acompañando a los irreductibles que jamás se han rendido. Y este año, en la primera jornada, ganaron otra vez en el campo del Anderlecht. La afición del club local pensó que sería un accidente. La de la Union también. No se podían imaginar que ya nadie los bajaría del liderato. Si las últimas temporadas habían jugado en Segunda contra el RWDM, el llamado derbi “Zwanze”, una palabra que define el particular humor de Bruselas, ahora le podían plantar cara a equipos de Champions como el Brujas.

Foto: Partidariohéninois bajo licencia Creative Commons 4.0.
La buena trayectoria de la Union ha permitido al goleador Dante Vanzeir ser convocado por la selección belga. Foto: Partidariohéninois bajo licencia Creative Commons 1.0.

¿Y cual sería el secreto de la Union? Pues el presidente. En 2018, después de evitar el descenso a Tercera parando un penalti en el último minuto de la temporada, el presidente Enrico Bove vendió el club a un millonario inglés llamado Tony Bloom. A los hinchas les pareció medio broma, cuando descubrieron que la fortuna de Bloom nacía en parte gracias a las partidas de póker: es jugador profesional. Nacido en el sur de Inglaterra en una familia judía, Bloom empezó a amasar dinero gracias al póker y las apuestas, saliendo en televisión una y otra vez. Amante del fútbol, compraría en 2009 el club de su ciudad, el Brighton & Hove Albion. Entonces, el club andaba perdido en la cuarta división inglesa. Ahora juega en la Premier. La receta que funcionó en Inglaterra la aplica ahora a la Union: buenas cesiones, gastar poco, vender bien y gusto por el buen fútbol. En el día a día, el club lo gestiona un socio de Bloom, Alex Muzio, acompañado por otro inglés, Chris O’Loughlin como director deportivo. Su buen ojo ha permitido fichar jugadores como el goleador Dante Vanzeir, convocado por Roberto Martínez con la selección belga. Fue el primer jugador de la Unión en la selección en más de 70 años.

Bruselas pues, ha recuperado un derbi perdido que no se jugó del 1979 al 2018. Con el Anderlecht luchando por recuperar posiciones en la tabla después de un mal inicio. Con el mítico Vincent Kompany en el banquillo y el español Sergio Gomez jugando una gran temporada, el club más laureado (34 ligas) sabe que difícilmente conseguirá ganar su primera liga en cinco años, pese a que el sistema de competición belga acaba dividiendo la tabla en diferentes grupos. Y en la parte final, los cuatro primeros se deberán enfrentar entre ellos en un tramo final donde tendremos más derbis. Y donde la Union deberá defender el colchón de puntos que pueda sacar en la fase regular. Pueda o no ganar la liga, parece claro que la Union volverá a Europa.

 

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

 

Foto de portada: Paul Hermans bajo licencia Creative Commons 3.0

Related posts

5 comments

Nada, ya está, me acabo de aficionar a otro equipo, ya lo tengo en favoritos para seguir sus resultados.

Los artículos de Toni son una mina de flechazos a primera leída de equipos que no conocías. Ahora, por fín, he conseguido la camiseta del Sheriff de Tiraspol, equipo que ya me encantó la primera vez que leí o escuché a Toni hablar sobre el.

Muchas gracias Toni por éstos artículos!!

Una información de apenas unas horas es que el delantero Álex Millán, cedido por el Villarreal CF al Circulo de Brujas, han roto la cesión y se incorpora al Union Saint_Gilloise. Con opción de compra al final de la temporada.
A ver si le va mejor en el líder. EndaVant Millán!

Deja un comentario

*