Partido Polish Boyfriend: El nacimiento de un nuevo derbi en el corazón de Europa

Norbert Aepli (Suiza) bajo licencia Creative Commons 2.0.

Bohemia y Moravia. La República Checa tiene dos almas, muy parecidas, aunque diferentes. Al oeste, los bohemios. Al este, los moravos. Praga es el corazón de Bohemia. Y Brno, la capital de Moravia. Dos ciudades unidas por una fuerte rivalidad. Si Praga ha sido una de las ciudades más ricas en cultura de Europa, Brno fue llamada la “Manchester checa” gracias a su apuesta por la industria en el siglo XIX. La segunda ciudad más poblada de la República Checa es una urbe gigante, llena de centros de estudios y edificios modernos. Aunque tienen un problema: su fútbol.

Este viernes, Brno juega su derbi. Un derbi sin demasiada historia, aunque con una curiosidad: por primera vez, dos equipos de la ciudad aspiran al ascenso a Primera. Sí, la segunda ciudad más poblada de la República Checa no tiene ningún club en Primera esta temporada. Este duelo es especial entre la hinchada del club grande: el Zbrojovka de Brno. En 1978, tocó el cielo cuando ganó la liga checoslovaca. No lo ha conseguido más. Cuando Checoslovaquia se dividió en dos estados, la República Checa y Eslovaquia, los hinchas de Brno pensaron que competirían con los clubes de Praga para mandar en la nueva liga checa. No fue así.

En 1913, el Zbrojovka fue fundado por Cyril Lacina, hijo de un empresario que tenía un molino para moler grano. Los Lacina, como tantos checos en esos años, eran defensores de dar a sus hijos una educación moderna que cuidara la cultura y la educación física. Así, Cyril participó en los primeros partidos de fútbol o hockey sobre hielo en la ciudad, antes de morir de tuberculosis con 25 años. Su muerte impactó a una generación de jóvenes de una urbe muy activa. Y el club se convirtió en el mejor de Moravia hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando el 30% de la población no sobrevivió, especialmente los judíos, muy activos en la vida social antes de 1939. Muchos fundadores del club eran judíos, por cierto. Con la llegada del comunismo, el club pasó a sestar bajo el paraguas del estado, como sucedía en la zona del Pacto de Varsovia. En el caso del Brno, fue controlado por la principal empresa de armamentos del país, la Zbrojovka, con sede en la misma ciudad. Eso aseguraba depender un poco del ejército de defensa y un poco del ministerio industrial. En los años 50 y 60, los checos fueron famosos por su producción de armas, que podían acabar en manos del ejército de Israel o grupos palestinos a la vez. Y bajo el paraguas de esta fábrica, el club vivió sus mejores años. En los 70, fue fichado como entrenador Josef Masopust, mejor futbolista de Europa en 1962. Y se ganó la liga. Eran años de gran rivalidad con los clubes de Praga, aunque también con el gran Slovan de Bratislava eslovaco, ciudad a dos horas por carretera.

El Městský fotbalový stadion Srbská, inaugurado en 1926, fue sede de la Eurocopa 1960 y es donde disputa sus partidos el Zbrojovka Brno. Foto: Andrzejszpakowski bajo licencia Creative Commons 3.0.
El Městský fotbalový stadion Srbská, inaugurado en 1926, fue sede de la Eurocopa 1960 y es donde disputa sus partidos el Zbrojovka Brno. Foto: Andrzejszpakowski bajo licencia Creative Commons 3.0.

Con la caída del comunismo, el club se privatizó y acabó con un nuevo nombre: Boby Brno. Lo controlaba Lubomír Hrstek, exjugador del Kometa Brno, el mejor equipo de hockey sobre hielo de la ciudad. El nombre “Boby” no era nada más que el apodo de Lubomír, un defensa duro que fue jugador, entrenador y presidente del Kometa, el mejor club checo con 13 ligas y 3 títulos continentales. En Brno, manda el hockey. Así que un jugador de este deporte acabó presidiendo el equipo de fútbol. El club acabaría en la tercera posición en la temporada 1994-95, jugando en Primera hasta el año 2000, cuando perdió la categoría y Hrstek vendió el equipo. Sin estabilidad, la entidad ha sido propiedad de hasta tres grupos de inversores locales en diez años, recuperado su nombre de Zbrojovka Brno pese a que la fábrica de armas Zbrojovka cerró hace tiempo. Recuperar el nombre no deja de ser una forma de recordar esa liga de los años 70, ganada por un equipo que en 2001 abandonó su viejo estadio para ir a uno más moderno y pequeño. Aquí vive ascensos y descensos, convertido en un ascensor. Este año lidera la tabla, camino de otro ascenso.

Los descensos del Zbrojovka han provocado el nacimiento de un derbi en Brno, junto al Lisen, un modesto club que vive sus mejores años. Hasta 1944, Lisen era un pueblo no muy lejos de Brno, aunque la ciudad creció tanto que Lisen acabó convertido en un barrio más. Fundado en los años 20, no era nada más que un club regional. En los años 60 y 70 lo teníamos jugando en sexta, por ejemplo. En los años 90, llegó a jugar en la octava división checa. Aunque en 2002 llegó una nueva directiva que ordenó el fútbol base. Y del 2002 al 2006, encadenaron cuatro ascensos, llegando a la Tercera División checa en 2009. En 2007, incluso fue capaz de eliminar en la Copa al Slavia de Praga (4-3), equipo que era líder del campeonato liguero y jugaría Champions la siguiente temporada.

En 2019, el Lisen ascendió a Segunda por primera vez. Y se encontró cara a cara con el Zbrojovka. Muchos hinchas del Lisen habían sido toda la vida aficionados del Zbrojovka, pues parecía utópico pensar que sus caminos se podían cruzar. El Lisen no dejaba de ser un club de barrio que hasta los años 30 solamente jugaba partidos en verano. El resto del año, sus jugadores tenían otras cosas en la cabeza. Un club con un campo de una sola grada. Todo fue diferente a partir de ese 2019, cuando el Zbrojovka ganó los dos primeros derbis, por 2-0 y 1-2. El Lisen evitó el descenso y el Zbrojovka ascendió. Aunque esta temporada, el derbi ha vuelto después de otro descenso del Zbrojovka. Y en el primer derbi, con el Zbrojovka ganando 1-2 en el campo del Lisen, dos ultras del equipo grande saltaron al terreno de juego, agrediendo a un guardia de seguridad. El jugador del Lisen Jan Silný salió en defensa del trabajador y se peleó con uno de los radicales. Y estalló el caos.

El Lisen, el club con menos de presupuesto de la Segunda División, con donaciones del ayuntamiento de Brno y tres patrocinadores, aspira al ascenso después de un gran inicio de temporada. Buscará puntuar por primera vez contra un Zbrojovka que lidera la tabla con un gran colchón de puntos. Además, el otro equipo que lucha en la parte alta de la tabla no deja de ser el filial del Sparta de Praga, que no puede ascender. Así que el Lisen tiene muchas opciones de acabar segundo o tercero, plazas que dan derecho a un play-off de ascenso. Brno podría pasar, en pocos meses, de no tener club en Primera… a tener dos la próxima temporada.

 

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

 

Foto de portada: Norbert Aepli (Suiza) bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

1 comments

Responder a Asier Sag Cancelar respuesta

*