Partido Polish Boyfriend: Un toque español contra el campeón

APOEL - Edu Ferrer Alcover

El APOEL de Nicosia parece intocable. Ha ganado seis de las últimas siete ligas en Chipre, con buenas actuaciones en Europa. Sí, en la fase de grupos de Champions suele quedar último, aunque sacar puntos al Borussia de Dortmund no es poca cosa. Es más, llegar a la fase de grupos ya es meritorio cuando eres un club de Chipre.

Este año, dos equipos intentan derribar al APOEL, bajarlo de su pedestal. El Anorthosis y el AEK de Larnaca. Del Anorthosis hablamos en su momento, contando el eterno retorno de uno de los clubes europeos más marcados por la historia. El otro club, el AEK, ya suma algunos años llamando a la puerta, aunque esta no se acaba de abrir. El APOEL aguanta. Esta jornada, se enfrentan en duelo directo con ambos clubes separados por dos puntos, con el APOEL liderando la tabla. Aunque el APOEL tiene un partido pendiente de jugar y depende de sí mismo.

Donis.
El APOEL de Donis manda en la liga chipriota. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Si el APOEL manda en Nicosia, la capital situada en el centro de la isla, los otros dos clubes luchan desde la costa, en Larnaca. El Anorthosis juega aquí exiliado después de ser expulsado de Famagusta durante la guerra chipriota, mientras que el AEK es el club de la gente de toda la vida de Larnaca. Con sus 72.000 habitantes, Larnaca siempre ha vivido a la sombra de Nicosia. El EPA de Larnaca ganó la liga en 1945 y en 1953. El Pezoporikos, en 1954 y en 1988. Cuatro títulos en toda la ciudad, cuando el APOEL suma 26 y el Omonia, 20.

Por eso las dos entidades, el EPA y el Pezoporikos, se fusionaron en 1994. En el momento de buscar un nuevo nombre se apostó por AEK de Larnaca, nombre que, ojo, no tiene nada que ver con el AEK de Atenas. En este caso, AEK quiere decir ‘Asociación Deportiva Kition’, en referencia al nombre que tenía la ciudad antes de Cristo, Kition. Buscando un símbolo que todo ciudadano sintiera suyo y unir así los hinchas de EPA y Pezoporikos, se eligió al almirante Kimon, quien falleció en el año 450 antes de Cristo después de ganar una batalla marítima a los persas. Kimon ordenó ocultar su muerte, si esta sucedía, para no desmoralizar a sus tropas y el truco funcionó. Por eso de Kimon se dice que, incluso muerto, era un ganador.

De momento, el AEK anda muy vivo, aunque no es un club ganador. Alzó la Copa el año 2004 y se metió en una fase de grupos de la Europa League, aunque no consigue ganar la liga. Y eso que encadena tres subcampeonatos. Nada mal, aunque ahora ya se quiere dar el zarpazo final. Uno de los responsables del éxito es su director deportivo, Xavi Roca, el encargado de fichar una y otra vez entrenadores y jugadores españoles. Actualmente, 10 jugadores de la plantilla son españoles: el portero Juan Pablo, Tete, Nacho Cases, Ander Murillo, Carles Soria, Guillem Truyols, Acorán, Joan Tomàs y el capitán, David Català. Además, su delantero centro y máximo goleador de la liga ahora mismo con 18 goles es el francés Florian Taulemesse, exjugador del Sabadell, el Oriuela, el Cartagena o el Terrassa. Y el entrenador es Imanol Idiakez, quien llegó para ocupar el lugar del hispano-danés Thomas Christiansen. Roca y Christiansen se conocían del Barça. Y la apuesta funcionó tanto que el APOEL fichó al actual entrenador del Leeds, y durante unos meses, Roca y Christiansen fueron rivales.

Thomas Christiansen manager of Leeds United on the touchline prior to the Sky Bet Championship match against Middlesbrough at Elland Road, Leeds. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 19/11/2017
Thomas Christiansen dirigió al AEK Larnaca antes de pasar por el APOEL y el Leeds. Foto: Focus Images Ltd.

Roca, exjugador de diferentes equipos como Espanyol, Villarreal o Sabadell, ha fichado algunos de estos jugadores en las jornadas de futbolistas sin equipo que organiza la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Roca llegó al club con la petición de apostar per un juego atractivo y mejorar. Y por eso buscó conectar con el estilo de juego que aprendió él mismo en el Barça. En el club están satisfechos, pues el club siempre juega en Europa y aspira a todo, aunque la derrota en el primer partido del año contra Anorthosis (3-1) dolió. Ahora llega el momento de intentar superar a un APOEL que también se inspira en el fútbol español, aunque no tanto.

Actualmente, en el APOEL juegan el portero Nauzet Pérez, Roberto Lago, Emilio Nsue y Jesús Rueda. Y entrena el griego Giorgios Donis, una decisión normal, pues el APOEL es un club muy nacionalista griego. El club fue fundado por un grupo de jóvenes nacionalistas helenos de Nicosia cuando los británicos controlaban la isla. APOEL es una sigla que quiere decir “Club Atlético de Fútbol de los Griegos de Nicosia”. Ya desde su nacimiento, el APOEL se declaraba griego para diferenciarse de la comunidad turca, y sus socios reclamaban unir Chipre con Grecia en un solo estado. El APOEL se convirtió en una de las sociedades más relacionadas con el nacionalismo griego. Pero antes, en 1948, se produjo la división y algunos socios, más de izquierdas, fundaron el Omonia, su eterno rival.

Domingo 21 de enero, 15:00h, APOEL-AEK Larnaca

El APOEL, gran dominador de los últimos años, empezó a cimentar su éxito actual en 1997, cuando se decidió que el club de fútbol pasaría a ser una institución privada separada de la asociación deportiva APOEL. Esta nueva empresa, con más de 1.000 accionistas, determina por ley que nadie puede ser propietario de más del 20% de las acciones, reuniendo diferentes empresarios que han permitido al club crecer, como Phivos Erotokritov, histórico presidente de los años 70, que también fue el presidente cuando el club llegó a los cuartos de final de la Champions, en 2012. Erotokritov era un tipo peculiar, pues su negocio principal consistía en vender armas de caza rusas. Ahora preside el club Prodromos Petrides, en su segundo mandato (el anterior fue entre 2007 y 2011), un tipo que vive de uno de los grandes negocios de Chipre: administrar empresas que fijan su sede en la isla para gozar de mejores condiciones fiscales.

Chipre se ha convertido en un buen destino para fortunas, empresas y futbolistas que buscan un lugar con sueldo garantizado y una oportunidad de llegar a Europa. El APOEL lo entendió antes que otros y ha convertido su equipo en una multinacional con pocos jugadores locales. A los ultras, famosos por su racismo y nacionalismo, no les parece molestar ganar tanto casi sin chipriotas.

Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Acabo de flipar viendo que Jorge Larena (ex-Celta/Las Palmas/Atleti sigue jugando a sus 36 años en el Aeka Larnaca, así como el portugués Nelson (que paso por Benfica, Betis, Osasuna etc), ya con 34, pero que inclusive fue internacional portugués

Deja un comentario

*