Conor Gallagher está en todas partes

selhurst_park_holmesdale_stand

El dato lo dice todo. Mason Mount (siete goles y cuatro asistencias) y Jamie Vardy (nueve goles y una asistencia) son los únicos futbolistas ingleses que han generado más tantos para su equipo a estas alturas de la Premier League que Conor Gallagher (seis tantos y tres pases de gol). El centrocampista de Epsom, en el condado de Surrey, una ciudad dormitorio del área metropolitana de Londres, ya fue una de las mejores sensaciones la temporada pasada con el West Bromwich Albion, y esta campaña ya es una de las grandes revelaciones del campeonato en el actual Crystal Palace de Patrick Vieira, que de centrocampistas entiende un rato. Conor Gallagher es la energía hecha jugador. Se trata de un futbolista incansable en los esfuerzos, muy intenso en todo lo que hace y apabullante por su entrega y su despliegue en todas las alturas y carriles del campo que destaca por físico, como ahora analizaremos, pero también por técnica y lectura para actuar e influir en muchas situaciones.

Conor Gallagher es incansable. Se pasa los partidos corriendo de abajo arriba y de arriba abajo, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, encimando a los rivales cuando salta a la presión, corrigiendo en transición defensiva y acompañando todos los ataques de su equipo para pisar el punto de penalti y cargar así la zona de remate. Gallagher no para nunca quieto. Va a un lado y a otro. Siempre corriendo. Y aun así, esto es lo más llamativo, consigue llegar fresco de cabeza y piernas a la recta final de los encuentros. Ya que hemos comenzado por el apartado físico, cabe destacar que, además de en el fondo, Conor Gallagher es muy poderoso también en la forma. El joven centrocampista inglés, internacional absoluto con los Three Lions tras la llamada de Gareth Southgate el pasado mes de noviembre, es resistente a la hora de repetir y acumular esfuerzos de máxima intensidad y muy fuerte en los contactos. Conor Gallagher gana muchos duelos por encuentro (más de seis, para ser más concretos), se impone en el cuerpo a cuerpo de la Premier y esa destreza es clave para su equipo e importantísima para su crecimiento.

Mapa de calor de Conor Gallagher con el Crystal Palace 2021/22. Fuente: Driblab.
Mapa de calor de Conor Gallagher con el Crystal Palace 2021/22. Fuente: Driblab.

Este joven futbolista tiene un potencial muy dominante en el contexto inglés. Gallagher es un jugador que abarca bastantes metros por su actitud y entrega, pero es mucho más que un superdotado físico. Conor Gallagher es un jugador realmente interesante por su mezcla de aptitudes, entre las que también se incluyen la lectura y calidad técnica. Un conjunto de destrezas y habilidades, con y sin balón, que elevan su presente como centrocampista, y, lo que es todavía mejor, disparan su futuro como futbolista. Porque Gallagher no corre por correr. No regala esfuerzos. Su recorrido siempre tiene sentido. Y este es otro detalle de mucho valor en su análisis individual. Gallagher está actuando como interior derecho en medio campo, a pie natural (puesto que es diestro), y desde esta demarcación estira, junta y ensancha al Crystal Palace en función de cada situación. Esta temporada está interviniendo algo más de 56 veces por partido con un porcentaje de acierto en el pase superior al 80% (28 pases buenos por encuentro), además de dos disparos y dos pases clave por 90 minutos. Unos números que vienen a reafirmar todo lo que hemos ido describiendo hasta este punto: Gallagher es un centrocampista muy completo. Hace muchas cosas muy bien.

Prueba irrefutable de ello es que el joven centrocampista inglés siempre le da a la jugada lo que pide. Si el extremo de su sector (Ayew) recibe abierto, él automáticamente ataca de manera vertical el intervalo central-lateral del equipo contrario; si la jugada llega por el perfil izquierdo (Zaha), Gallagher carga en diagonal el punto de penalti; si el contrario pretende avanzar por su lado, él salta sobre el poseedor para disuadir la posesión y llevar el balón hacia el costado; y si el rival ataca con velocidad, Gallagher tira de piernas para corregir en transición y robar cuanto antes el esférico. Los tentáculos del inglés llegan a cualquier sitio. Su influencia es total sobre el césped. Y ese despliegue está aderezado con una dosis muy destacada de carácter, lo cual le añade un punto extra de intensidad a todo lo que hace. En este sentido, conviene resaltar que Gallagher no siempre toma la decisión correcta. A nivel defensivo, por ejemplo, salta muchas veces lejos de zona para encimar y chocar con el futbolista rival, lo cual abre una puerta a su espalda en fases de mayor repliegue, pero actúa con tantísima determinación y es tan rápido en las carreras que resulta difícil encontrar el modo de progresar por ese espacio sin ser alcanzado por el propio centrocampista inglés; mientras que a nivel técnico, una vez recupera el balón, la propia intensidad del esfuerzo físico se apodera del gesto y le lleva a cometer malas entregas. Nada especialmente alarmante para la edad que tiene, todo sea dicho, puesto que Gallagher ha experimentado una primera evolución muy positiva en su carrera en pocos meses en la máxima élite.

Mapa de recuperaciones de Conor Gallagher con el Crystal Palace 2021/22. Fuente: Driblab.
Mapa de recuperaciones de Conor Gallagher con el Crystal Palace 2021/22. Fuente: Driblab.

Dicho lo cual, en este punto del análisis conviene resaltar que Gallagher es un futbolista que se atreve a realizar acciones técnicas muy complejas cuando trata de darse la vuelta cuando recibe de espaldas entre líneas. Todavía, puesto que es demasiado pronto, no sabremos qué futbolista será Gallagher en un futuro a largo plazo, puesto que hay roles y registros que, a priori, deberá ir ganando con el tiempo en cuanto a su destreza y su colocación para explorar, aparecer y detenerse en algunas zonas muy sensibles para el contrario, y otros muchos que ya tiene y tendrá que ir puliendo con el paso de los meses de la competición en cuanto a la toma de decisiones y la ejecución, pero lo que sí sabemos a estas alturas es que este futbolista londinense ya es una de las grandes revelaciones de la temporada por su presente en un equipo que ha logrado hacer suyo por su tremenda influencia en todas las fases y situaciones del juego, y eso, con 21 años de edad, ya es mucho para un joven que lleva en su ADN la identidad de la Premier. Gallagher ha nacido para jugar en Inglaterra.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Conor Gallagher
Edad: 21 años
Equipo: Crystal Palace
País de nacimiento: Inglaterra
Posición: Centrocampista

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 20 de diciembre: Gabriel Martinelli
– 13 de diciembre: Nico Schlotterbeck
– 6 de diciembre: Davide Frattesi
– 29 de noviembre: Julián Álvarez
– 22 de noviembre: Gianluca Busio
– 8 de noviembre: Josko Gvardiol
– 1 de noviembre: Yéremy Pino
– 25 de octubre: Amine Gouiri
– 18 de octubre: Marcos Antonio
– 4 de octubre: Kang-In Lee
– 27 de septiembre: Rodri Sánchez
– 20 de septiembre: Karim Adeyemi
– 13 de septiembre: Noa Lang

Foto de portada: Rockybiggs bajo licencia Creative Commons 4.0.

Related posts

Deja un comentario

*