Pivote innovador y dominante

salvio-benfica-alex-alb

Podrá obtener mejores o peores resultados, porque el fútbol es caprichoso y depende de aciertos y errores individuales, pero el Benfica de Rui Vitória es un muy buen equipo. Con bajas importantes y un doble pivote improvisado, el cuadro portugués se plantó en el siempre complicado NSK Olimpijs’kyj de Kiev y venció por 0-2 mostrándose como un conjunto sobrio y superior.

Pizzi, habituado a jugar como extremo y que en sus inicios jugaba incluso como delantero, fue el encargado de acompañar a Fejsa en el centro del campo y sorprendió con una dirección propia del que acumula muchas temporadas en la posición. Hábil para moverse y recibir bien orientado, distribuyó siempre hacia un compañero mejor colocado y fue capaz también de mantener una posición ordenada a la hora de defender.

Para redondear su actuación, que ya estaba siendo perfecta, dejó uno de los mejores pases del partido filtrando con la zurda un balón interior que terminaría en el 0-2 anotado por Cervi -que también firmó un notable encuentro por la izquierda-.

Aunque Pizzi estuvo correcto y sacrificado a nivel defensivo, sin duda su trabajo se vio beneficiado por el imponente partido de Ljubomir Fejsa, que no paró de tapar espacios y recuperar pelotas anticipando y ganando todos los duelos individuales.
Dinamo Kiev 0
Benfica 2 (Salvio 9′, Cervi 55′)

Dinamo vs Benfica - Football tactics and formations

Mientras que Antunes, un lateral internacional y con mucha experiencia en el máximo nivel, cayó pronto en la trampa del habilidoso Gonçalo Guedes y cometió un penalti que puso en ventaja al Benfica -lo transformó Salvio-; Alejandro Grimaldo se convirtió en otra de las individualidades del partido. El canterano del Barça se dio a conocer muy pronto por sus cualidades ofensivas y capacidad para generar con sus incorporaciones por banda, de hecho era habitual verlo en posiciones más adelantadas, pero a sus 21 años mostró también en Kiev un gran nivel defensivo para tapar a uno de los extremos más temibles de Europa.

En todo el partido, Yarmolenko solo lo superó una vez ganándole la espalda con un buen desmarque de ruptura, pero ahí emergió el meta brasileño Ederson para mantener el cero en el marcador y la tranquilidad en su equipo.

En la tercera jornada, el Benfica logró su primera victoria y se enganchó a un grupo en el que todavía puede pasar de todo: dos puntos separan al líder del tercero e incluso el Dinamo, que está colista, puede soñar con la clasificación -está a cuatro puntos del segundo cuando todavía faltan nueve por disputarse-.

Grimaldo, en un partido con España sub-21. Foto: Focus Images Ltd.
Grimaldo es cada vez más completo. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Alex Alb.

Related posts

Deja un comentario

*