Dragón herido

porto_benfica-dragao

Horas después del pitido final del encuentro, futbolistas, cuerpo técnico y aficionados del Porto todavía se preguntan cómo pudieron dejar escapar dos puntos ante el Benfica tras firmar su partido más completo en al menos el último año y medio de competición.

Los hombres dirigidos por Nuno Espírito Santo firmaron una actuación sobresaliente en el Estadio do Dragão, de principio a fin, desarbolando con autoridad al líder de la Liga NOS y sin lugar a dudas gran favorito al título. Óliver Torres, Otávio, Corona o Diogo Jota, todos ellos rayaron a gran nivel en una noche de fútbol vibrante; especialmente el menudo centrocampista español, impecable en la distribución. Personalidad, iniciativa, asociación y precisión… La primera mitad del medio de Nalvamoral de la Mata, todavía propiedad del Atlético de Madrid, fue de esas que permanecerán en el recuerdo de todos aquellos que gozaron de la oportunidad de disfrutarla in situ, pese a que al término de los 90 minutos el resultado no hiciese justicia a lo visto sobre el césped. El Benfica, sin Jonas, Rafa, Fejsa ni Grimaldo, todos ellos lesionados, perdió a Luisão en el arranque del encuentro por problemas físicos (27ª lesión de los de Rui Vitória) y capeó como pudo el vendaval local sin mostrar su habitual solidez. “Fue un partido en el que fuimos superiores, mejores. En el número de ocasiones, en el juego, en todo. El resultado nos deja tocados. Nosotros, los protagonistas, somos los únicos que vamos a recordar esto. Era importante vencer, pero empatamos y nos quedamos igual, a la misma distancia de ellos. No es definitivo, aunque reconozco que el resultado duele y debemos levantarnos lo antes posible“, explicó Nuno Espírito Santo en sala de prensa.

Porto 1 (Diogo Jota 50′)

Benfica 1 (Lisandro López 92′)

Benfica vs Porto - Football tactics and formations

La movilidad de los futbolistas de ataque del Porto tuvo un impacto clave en el enfrentamiento entre los dos primeros clasificados del fútbol luso, pues el Benfica en ningún momento pudo frenar el empuje de la línea de cuatro jugadores por delante del eje en la medular, Danilo (ver dibujo). Cada contra rápidamente trenzada por los interiores de los dragões puso en aprietos a Samaris, muy superado en todo momento, y desesperó a la zaga visitante, que recriminaba a sus dos delanteros, Guedes y Mitroglou, la falta de orden a la hora de ejecutar la presión. Pasaban los minutos y la contienda se teñía poco a poco de azul y blanco, los colores de una afición entregada. Unos metros por delante del círculo central, Otávio y Óliver recibían con comodidad, casi sin oposición, por lo que disponían del tiempo necesario para meditar dónde y cuándo hacer daño. Además, las continuas incorporaciones de Telles por el carril izquierdo resultaban productivas para generar superioridades. Todo fluía.

Fiel al estilo asociativo que ha ido tomando forma con el paso de las semanas, el Porto percutía una y otra vez contra Lindelöf y Lisandro López en la búsqueda del primer gol de la noche. Ederson salvó en un par de ocasiones a los discípulos de Rui Vitória antes del descanso, pero desprotegió su palo en una acción a priori relativamente sencilla para un guardameta de su nivel ya en la segunda mitad: Diogo Jota dribló a Nelsinho tras una precioso arrancada en conducción de Otávio y a continuación sacó un golpeo seco con su pierna izquierda que se coló entre el palo y el portero, más pendiente del centro que del remate del ex del Paços de Ferreira. La hinchada lo celebró como un título, consciente de la importancia de recortarle puntos al líder. Los acercamientos del Benfica podían contarse con los dedos de un mano, y salvo un par de disparos desde media distancia y una acción a la salida de un córner en la que Felipe estuvo a punto de introducir el balón en su propia portería, la producción ofensiva fue nula.

FC Porto manager Nuno Espirito Santo during the FC Porto press conference at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 26/09/2016
Nuno Espírito Santo, en sala de prensa. Foto: Andy Kearns/Focus Images Ltd.

Con 1-0 y el partido controlado, Nuno dio un paso atrás progresivo que se saldó con la entrada en el terreno de juego de Layún, Neves y Herrera, y el equipo terminó pagándolo. El Porto cedió la pelota y un error grosero del mencionado Herrera, que mandó el esférico a córner cuando intentaba golpear con él a un rival para obtener un saque de banda a favor, acabó convirtiéndose en la semilla del tanto del empate del Benfica, que colgó el balón al área tras sacar el córner en corto. Lisandro López se elevó por encimad de la defensa y su testarazo se alejó de Casillas hasta besar la red. En el 92′.

La mejor versión del Porto solo pudo sumar un punto ante un Benfica irreconocible. La frustración es comprensible.

Foto de portada: MarcadorInt. Todos los derechos reservados.

Related posts

1 comments

Kloppo Esloveno pero los señalados con el Dedic y el parapenaltis de Skofja Loka,más dice:

Si bien es verdad que hay que felicitarse por el espectáculo ofensivo, de explosión, júbilo y juventud. También hay que plantearse el nivel de las defensas, ya no de los equipos modestos(que obviamente tienen recursos económicos limitados) sino de los “3 grandes” del fútbol portugués desde hace un tiempo y hasta nuestros días, lo que nos lleva también a plantearnos quizá una dicotomía importante, esta propuesta es atractiva pero de cara a un nivel en el ámbito europeo, ¿puede llegar a ser nociva,de cara al nivel competitivo doméstico y continental?

Deja un comentario

*