Portugal se queda a las puertas del Mundial sub-17

tongya- Italia sub17 Marcadorint

Resulta llamativo que una de las federaciones europeas que mejor trabaja el fútbol base en los últimos años no acuda al Mundial sub-17 desde 2003. Portugal deberá seguir esperando. El combinado luso perdió su primera oportunidad en los cuartos de final ante Italia, en una eliminatoria que se le escapó después de una mala primera mitad, y se le acabó de escurrir en el momento en el que Hungría perdió la tanda de penaltis contra España en el último cruce de los cuartos de final. Un triunfo magiar habría permitido a Portugal disputar la repesca contra Bélgica como la mejor segunda de grupo entre las eliminadas en cuartos. Al caer Hungría, Portugal se quedó sin opciones. Deberá esperar otros dos años para poder presentarse a un Mundial sub-17.

Italia 1 (Tongya 26′)
Portugal 0

Portugal vs Italia - Football tactics and formations

Portugal cayó ante Italia en el choque estrella de los cuartos de final. En en el pequeño Tolka Park, el único estadio que no está habilitado para retransmisiones en directo de todo el torneo, se disputó uno de los partidos más emocionantes de la primera tanda de eliminatorias. Italia marcó territorio en los primeros minutos con las herramientas que le han permitido arrasar en uno de los grupos más difíciles del campeonato: un ritmo elevado, una presión muy alta, permanentes disputas en el plano físico en el centro del campo y la calidad de Sebastiano Esposito entre líneas. El fabuloso trabajo defensivo de Italia y su despliegue sin balón anuló a Portugal en la primera media hora, neutralizó a sus mejores futbolistas y ensució todas las vías para conectar con Fábio Silva, la gran estrella del combinado luso. Una vez recuperada la pelota, se asomaron tanto Brentan como Lamanna en el sector derecho para complementar los toques de mayor brillantez de Esposito en el último tercio. Solo el central Eduardo Quaresma, capitán con grandes dotes de liderazgo y uno de los mejores defensas del Europeo, parecía capaz de contenerle en los duelos individuales.

Sebastiano Esposito.
Sebastiano Esposito es claramente el jugador de mayor talento en la selección de Italia.

Precisamente un toque de Esposito cayendo por el sector izquierdo permitió a Italia adelantarse en el marcador. El ’10’ de la Azzurra asistió a Tongya, que remató de primeras en el corazón del área. El disparo del centrocampista transalpino y la superioridad italiana obligó a Emilio Peixe a mover ficha y gastar la primera sustitución antes del descanso para intentar alterar la dinámica del encuentro. En un recurso utilizado de forma recurrente por el preparador portugués en los torneos de categorías inferiores cuando entiende que no hay tiempo que perder, Portugal empezó a recuperar un poco de terreno e incluso hizo llegar a Fábio Silva su primer balón en condiciones. Le llegaron tres o cuatro en los primeros 45 minutos y el primero que tocó Fábio Silva en el área estuvo cerca de terminar en el fondo de la red, aunque Marco Molla se encargó de evitarlo al intuir la vaselina del ariete luso. Era el preludio de lo que iba a ocurrir en la segunda mitad.

Tongya marcó el único gol del partido.
Tongya marcó el único gol del partido.

La dinámica del partido cambió por completo tras el descanso. Portugal atacó con mucha más fluidez y desequilibró por el sector derecho gracias a los regates y cambios de ritmo de Gerson Sousa, devastador en el uno contra uno gracias a su cambio de ritmo. Italia se vio obligada a recular y pronto se adaptó al nuevo panorama, pues no tardó ni quince minutos en añadir a un quinto defensa para apuntalar la fortaleza edificada en torno al área pequeña defendida por Molla. En el mismo momento en el que Peixe puso (casi) toda la leña disponible en el área de Italia para comprobar si prendía de un chispazo, Carmine Nunziata introdujo a Lorenzo Moretti de tercer central y reforzó el lateral izquierdo con Matteo Ruggeri para no poner en riesgo al amonestado Udogie. El movimiento desde el banquillo contribuyó a que Italia se parapetara atrás, muy cerca de su portería, e invitó a Portugal a atacar con todos sus efectivos. Los lusos no se sentían amenazados a la contra porque cada vez que Italia recuperaba el balón se encontraba a 70 metros de la portería rival, con Esposito de único referente para desplegarse a la contra.

Fabio Silva cabecea forzado a las manos de Marco Molla.
Fabio Silva cabecea forzado a las manos de Marco Molla.

Portugal taladró y taladró a la defensa italiana, pero no encontró el resquicio para perforar el muro plantado por los transalpinos. Gerson Sousa asumió el protagonismo en los primeros minutos con su habilidad en el uno para uno en el sector derecho, pero no encontró portería. Tampoco la encontró Daniel Rodrigues con un disparo desde la frontal que detuvo Molla. Ni Rafael Brito en la oportunidad más clara de todo el partido, un cabezazo al segundo palo después de que Fabio Silva peinara en el primero un envío algo corto. Brito se topó con una parada prodigiosa de Molla y posteriormente Giovane salvó bajo palos el segundo remate de Quaresma, en una doble acción en la que la pelota no rebasó la línea de gol por centímetros.

Molla salvó el 1-0 de Brito.
Molla salvó el 1-0 de Brito.

Italia protegió el área con muchos efectivos, pero también con muchísima efectividad. Christian Dalle Mura y Lorenzo Pirola, la pareja de centrales titular, compuesta por dos zurdos, se impuso en casi todos los duelos en su propia área. Destacó especialmente Dalle Mura, imponente en el juego aéreo, perfecto en cada anticipación, impecable a la hora de meter la pierna en el momento indicado para robar la pelota y no cometer falta. Entre ambos secaron a la delantera de Portugal, con la inestimable colaboración de Moretti cuando ingresó desde el banquillo y el trabajo del mediocentro y capitán transalpino, Simone Panada. El regista del Atalanta se multiplicó en el trabajo defensivo, echó un cable a los laterales cuando estaba expuesto, ordenó permanentemente a sus compañeros para que rectificaran sus pequeños errores o no perdieran de vista a potenciales amenazas y lideró la resistencia junto al viola Dalle Mura.

Dalle Mura nunca perdió de vista a Fabio Silva.
Dalle Mura nunca perdió de vista a Fabio Silva.

La exhibición de la defensa de Italia, de un nivel poco común en una categoría como la sub-17, acabó desquiciando a Portugal, que en algunas fases del segundo tiempo acabó jugando con la precipitación propia de quien se ve por debajo en el marcador y se siente incapaz de batir al rival por mucho que se esfuerce. Italia congeló el partido, lo interrumpió permanentemente con pequeñas faltas y futbolistas que necesitaron atención médica, dilató cada balón que se ponía en juego hasta el límite del reglamento y dificultó que Portugal atacara con continuidad. También encontró algo de aire en las combinaciones entre Esposito y Tongya en el sector izquierdo del ataque transalpino. Los toques de espalda del delantero del Inter y el despliegue físico del autor del gol permitieron a Italia desplegarse de vez en cuando, avanzar metros y obligar a Portugal a recular de vez en cuando. Sin embargo, el conjunto de Peixe aún tuvo energía para un arreón final en los últimos minutos del encuentro. Fabio Silva se sacó de la chistera un rebate acrobático que pegó en la cruceta y Bruno Tavares dispuso de una falta en la frontal en el último suspiro del descuento. Portugal logró cazar un contragolpe con Italia algo más desprotegida de lo habitual y Matteo Ruggeri se sacrificó cometiendo una falta cuando Famana Quizeira se disponía a cruzar la frontal del área. Tavares remató fuera e Italia celebró la clasificación para semifinales, donde se cruzará con la todopoderosa Francia. Portugal cayó eliminada y unas horas más tarde confirmó sus peores temores: la eliminación de Hungría a manos de España le dejaba sin una segunda oportunidad de ganarse la clasificación para el Mundial sub-17. Sus picos de juego en el Europeo fueron muy altos y mereció más ante Italia, pero la irregularidad de Portugal a lo largo del torneo le ha acabado pasando factura.

fabio-silva-larguero Portugal sub17 Marcadorint
Fabio Silva remató de forma acrobática al larguero en el minuto 90.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*