11 alicientes de la jornada intersemanal en el fútbol europeo

Alexandre Lacazette of Arsenal celebrates scoring the opening goal during the Premier League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714
17/08/2019

De la Championship a Kazajistán

Aston Villa – Sheffield United (miércoles, 19:00)

Vuelve la Premier, para alegría del Sheffield United y temor del Aston Villa. Los de Villa Park tienen la oportunidad, recuperando este partido aplazado, de salir del embrollo en el que se metieron justo antes del parón: contaron sus cuatro últimos partidos por derrotas y acabaron pisando los puestos de descenso. De ganar, se alzarían hasta el 16º puesto, lo que habla de lo igualada que está la lucha por abajo. Aun así, de entre los equipos envueltos en ella, el Villa era de los que peor pintaba en marzo, sumando sólo una victoria en sus ocho anteriores encuentros. Haber tenido tiempo para calmar los nervios y, sobre todo, recuperar a John McGinn en el medio, puede revertir la dinámica en la vuelta a la competición. El Sheffield United, por su parte, quiere seguir soñando en una temporada histórica, y vencer al Aston Villa les auparía a un extraordinario quinto puesto. El equipo llega cargado de optimismo y sin bajas, al menos por ahora. Revuela en el aire la duda de si Dean Henderson, guardameta titular y pieza fundamental de la plantilla, podrá terminar la temporada. Henderson es propiedad del Manchester United, rival directo en la pelea por Europa, y en Inglaterra se especula con la posibilidad de que la cesión termine el 30 de junio, como se acordó el pasado verano, y no cuando acabe la temporada. Sea como sea, al Sheffield de Chris Wilder ya sólo le queda soñar en este tramo de temporada con poder viajar “de Amsterdam a Kazajistán” como cantaba la, ahora vacía, grada de Bramall Lane. Mientras, al Aston Villa, rival suyo la pasada campaña en Championship, sólo le queda sufrir por no volver a descender. Los de Dean Smith rezarán por que Jack Grealish vuelva del parón enchufado, y que las buenas sensaciones de Marvelous Nakamba y Mbwana Samatta en invierno se mantengan ahora que se acerca el verano. E.M.

Arteta desafía al maestro

Manchester City – Arsenal (miércoles, 21:15)

Mikel Arteta vuelve al que fue su hogar en la primera mitad de la temporada, cuando ejercía de técnico asistente de Pep Guardiola. Lo hará tratando de prolongar una de las escasas rachas positivas que ha tenido el Arsenal esta temporada: los gunners aún no han perdido en Premier en lo que va de 2020. El noveno puesto en la tabla no transpira optimismo pero la realidad es más halagüeña, una victoria en el Etihad Stadium les dejaría en puestos europeos y a cinco puntos de la quizás lejana Champions. Si el reto de ganar al Manchester City suena difícil, los precedentes no acompañan: los últimos 6 encuentros entre estos dos rivales se cuentan por victorias citizens, con 17 goles a favor de los de Mánchester y sólo 2 a favor del Arsenal. El City encara el desconfinamiento futbolístico desde una extraña tranquilidad: con el título inalcanzable y la Champions salvaguardada, las próximas semanas de Premier aparentan ser un stage veraniego hasta que se reanuden las competiciones europeas. Pep Guardiola, quizá por primera vez en toda la temporada, puede mirar con tranquilidad a la enfermería, tras haber recuperado a Laporte y a Sané. A buen seguro veremos al técnico de Santpedor aprovechar este estado de semi-competición para realizar nuevas probaturas tácticas como nos tiene acostumbrados. En el Arsenal, la actualidad la ha protagonizado uno de los hombres que más daño puede hacer al City: Pierre-Emerick Aubameyang, concretamente por su incierta continuidad en el equipo londinense. “Tenemos la responsabilidad de hacerle ver que quedarse en el Arsenal es el paso correcto en su carrera”, ha declarado recientemente Arteta, que es consciente de que, sin los 17 goles ligueros anotados por el gabonés, esta habría sido una temporada aún más difícil de sobrellevar. E.M.

Mikel Arteta se enfrenta al equipo que dirigió junto a Pep Guardiola. Foto: Jeremy Landey/Focus Images Ltd 07747773987 26/12/2019
Mikel Arteta se enfrenta al equipo que dirigió junto a Pep Guardiola. Foto: Jeremy Landey/Focus Images Ltd

El tren de Europa pasa por Borussia Park

Borussia Mönchedgladbach – Wolfsburg (martes, 18:30)

El encuentro de Borussia Park será lo más parecido a una doble final en un mismo partido. La distancia entre Borussia Mönchengladbach y Wolfsburgo ya es insalvable en términos matemáticos, porque les separan diez puntos y tan solo hay nueve en juego, pero ambos pelearán por objetivos distintos. El Borussia Mönchengladbach peleará hasta el final para entrar en Champions después de perder esta jornada la cuarta plaza (que ahora mismo ocupa el Bayer Levekusen), y el Wolfsburgo, por su parte, tiene el aliento de Hoffenheim y Friburgo no demasiado lejos. Los tres puntos que habrá en juego este martes en el feudo del Gladbach pueden ser realmente determinantes en los objetivos de los dos equipos. Sin Marcus Thuram, lesionado el pasado fin de semana ante el Bayern Múnich, ni Rami Bensebaini, que cumplirá ciclo de amonestaciones, el cuadro de Marco Rose, que tampoco podrá contar para esta jornada con Alassane Pléa (por lesión), dibujará su habitual rombo en medio campo con Breel Embolo como punta de lanza. El suizo volvió el pasado fin de semana tras varios partidos fuera por lesión y completó 73 minutos sobre el césped. El cuadro de Oliver Glasner, que llega de empatar a dos ante el Friburgo, podrá contar con todos sus futbolistas más habituales a excepción de Mehmedi. Arnold, Schlager, Steffen, Brooks, Pongracic, Werghost o Brekalo dan forma a uno de los equipos más atractivos de la Bundesliga tras el reinicio de la competición. Un equipo vertical, bastante incómodo cuando no tiene la pelota y consecuente con las posibilidades de sus delanteros. El Borussia Mönchengladbach-Wolfsburgo está recomendado para todos los públicos. A.B.

Solo la urgencia del Bremen puede evitar la fiesta bávara

Werder Bremen – Bayern Munich (martes, 20:30)

El Bayern será hoy mismo campeón de la Bundesliga con una victoria frente al Werder Bremen, situación altamente probable dado el nivel futbolístico de uno y otro: los de Hansi Flick han ganado todos los partidos tras la vuelta del parón y asustan a Europa entera, mientras que el Bremen es un equipo realmente vulnerable que lucha por evitar la caída a la 2. Bundesliga. Los hanseáticos sólo han sumado 1 punto de 12 en casa tras el reinicio de la competición y cualquier partido sin puntuar de aquí al final es un revés de cara a la permanencia, si bien el Fortuna Düsseldorf tiene que visitar a otra potencia como el Leipzig en esta fecha. Tras el descenso del Hamburgo en 2018, el Bremen se convirtió en el equipo con más temporadas en la Bundesliga, posición de la que podría desbancarle el Bayern si los grün-weiss pierden la categoría. Lo que ocurra esta noche (y mañana en Leipzig) puede facilitarlo. Müller y Lewandowski cumplieron sanción contra el Gladbach, partido en el que también rotaron Alphonso Davies o Kingsley Coman. Con estas cuatro piezas descansadas y los demás listos para jugar, Flick sacará el once que todos nos sabemos de carrerilla para campeonar por octava vez consecutiva, dejando lejísimos aquella época en que cualquiera podía poner en jaque la dictadura del Bayern. Para el Werder Bremen, tan importante es no perder como no encajar muchos tantos, después de haber recuperado bastante terreno en la diferencia de goles general -el criterio de desempate más decisivo en la Bundesliga- con su 1-5 ante el Paderborn. Kohfeldt llega con Rashica tocado físicamente, así que el único cambio en el once sería la salida del kosovar para que entrase Eggestein, lo cual permitiría a Klaassen -autor de un doblete en Paderborn- adelantarse a la mediapunta. Osako y Sargent serían los otros integrantes del ataque. Si el Bayern gana la Bundesliga esta noche, no habrá ni baño de cerveza ni entrega del título, puesto que la DFL se guarda la proclamación del campeón y de los descendidos para la última jornada, por si hay un rebrote de coronavirus y debe detenerse la competición otra vez. J.N

Erling Haaland y la salvación del Mainz

Borussia Dortmund – Mainz 05 (miércoles, 20:30)

El Mainz 05 es el único equipo que depende de sí mismo en la lucha por la salvación en la Bundesliga. Unión Berlín, Augsburgo y Colonia, empatados los tres equipos a 35 puntos, tienen la oportunidad de materializar su permanencia en esta nueva jornada, pero el cuadro de Achim Beierlorzer deberá sudar aún para confirmar su presencia en la Bundesliga 2020/21. Este miércoles visitan a un Borussia Dortmund que muy probablemente llegará tras haber visto la noche anterior cómo el Bayern Múnich conseguía su octava liga consecutiva, y quizá por ahí, teniendo en cuenta que el único reto que le queda a los de Lucien Favre es conservar su segunda plaza frente al RB Leipzig, pueda aprovechar el Mainz para rascar algo positivo en Renania del Norte-Westfalia. El equipo de Beierlorzer llega a esta jornada intersemanal tras caer derrotado en casa ante el Augsburgo, en un partido que se decidió en el minuto uno con el gol de Florian Niederlechner, pero con una racha positiva fuera de casa: tras sumar cinco de los últimos nueve puntos a domicilio. En el Borussia Dortmund se espera ya como titular a Erling Haaland, fundamental en la victoria del pasado fin de semana ante el Fortuna Düsseldorf, en un once, eso sí, en el que Lucien Favre podría hacer alguna rotación de medio campo hacia delante. Sin Awoniyi (lesionado) ni Fernandes (sancionado por acumulación de amonestaciones), el Mainz de Quaison, Öztunali, Onisiwo y Mateta buscará puntuar en el segundo estadio más complicado de toda la Bundesliga: 11 victorias, tres empates y una sola derrota suma el Borussia Dortmund como local en liga. Un encuentro que se jugará a la misma hora que el RB Leipzig-Fortuna Düsseldorf. Tercero ante decimosexto. Un partido que será muy seguido en las gradas y los banquillos del Signal Iduna Park. A.B.

El Bayern puede alzar su octava Bundesliga consecutiva. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
El Bayern puede alzar su octava Bundesliga consecutiva. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

La redención de Sarri

Nápoles – Juventus (miércoles, 21:00)

Nápoles y Juventus se jugarán la Final de Coppa Italia, tan sólo unos días después de haber disputado la vuelta de las semifinales. Y ninguno de los dos finalistas fue claramente superior a su rival de este fin de semana. La Juve sí generó más peligro que el Milan, algo lógico teniendo en cuenta la expulsión de Rebic en el 17’, pero no acabó de concretar y los rossoneri tuvieron oportunidades claras para clasificarse. Al Nápoles directamente le salvó la inspiración infinita de David Ospina en la portería y la falta de ella en los atacantes del Inter. La Final estará marcada por el enfrentamiento de Maurizio Sarri con su antiguo club. La decisión de volver a Italia para coger las riendas del gigante transalpino generó resquemores en el sur de la península, pero se explica, sobre todo, con la posibilidad de ganar títulos como este. “Me enfada cuando la gente dice que no he ganado nada en Italia. Subí todas las categorías sin saltarme ni una. Ahora quiero ayudar al equipo y a los aficionados a ganar un trofeo” sostenía el técnico nacido en Nápoles. En el banquillo que él antes ocupaba estará Genaro Gattusso, que ha conseguido el milagro de revivir a un equipo que parecía en camino a la descomposición.  “Sarri me gusta mucho, copio y pego cosas que él hace. Me gusta cómo planta su línea defensiva, me gusta todo. De los buenos siempre tienes que aprender”. Gattusso no podrá contar con Manolas, Lobotka ni Malcuit para este partido. Sarri, por su parte, esperará a Chiellini hasta el final, pero ya sabe que ni Ramsey ni Higuaín llegarán al encuentro. Sin el “Pipita” en la punta de ataque, cabe la posibilidad de que tanto Cristiano Ronaldo como Paulo Dybala actúen como delantero centro, seguramente con Douglas Costa como tercer hombre en la línea ofensiva. De lograr el título, la Juve recuperaría la hegemonía que perdió el curso pasado en favor de la Lazio, tras haber ganado cuatro finales seguidas de 2015 a 2018. Justo antes de ese reinado, el Nápoles ganó la Coppa dos veces: en 2014, su sexto y último entorchado hasta la fecha, y en 2012, precisamente ante la Juventus. E.M.

Colosal silencio

FC Barcelona – Leganés (martes, 22:00)

Sin tiempo casi para disfrutar de la buena actuación en Mallorca, el Barça recibe al Leganés en un Camp Nou que también impone con 98.000 asientos vacíos. Este escenario no le es ajeno a la mayoría de los jugadores culés, que ya disputaron el partido ante Las Palmas el 1 de octubre de 2017 sin aficionados. En aquella ocasión, los azulgrana vencieron con suficiencia por 3-0, marcador que firmarían hoy ante un Leganés muy necesitado y que siempre le ha complicado la vida al Barça en sus tres visitas anteriores en Liga. Setién recupera a Lenglet tras cumplir sanción en Mallorca y apunta a titular, tras ocupar su sitio Ronald Araujo. A la izquierda del francés debería estar Junior Firpo, principal candidato para sustituir a Jordi Alba dada la quinta amarilla que vio en Mallorca. Braithwaite, que estrenó su casillero de goles con el Barça en Palma, se reencuentra con el Leganés tras marcharse con el mercado invernal cerrado. El danés se disputa un lugar en el once con Luis Suárez, del que Setién no aseguró su retorno a la titularidad para este partido. Por su parte, el Lega tiene la durísima baja por sanción de Óscar Rodríguez, su hombre más decisivo. Tampoco estará por este motivo Dimitrios Siovas, quien ya venía tocado físicamente antes del duelo contra el Valladolid. Los pepineros no pueden permitirse más pinchazos, tras la dolorosa derrota por 1-2 ante los pucelanos, en un partido muy cerrado que perdieron por la gran puntería de los de Sergio González, quienes también se aprovecharon de errores garrafales como el de Pichu Cuéllar y Chidozie en el 0-1. Aguirre podría aparcar la idea de los cuatro laterales para meter a Assalé de extremo derecho, aunque el trivote parece irrenunciable, con Roque Mesa y Rubén Pérez fijos. Aguirre aún le debe dar vueltas al once de cara a un partido que se juega justo después del Getafe-Espanyol, en el que la hinchada pepinera irá por una vez en la vida con su eterno rival. J.N.

¿Cuatro centrocampistas o dos extremos?

Real Madrid – Valencia (jueves, 22:00)

Aún cuesta encontrar una explicación razonable a la segunda mitad del Real Madrid ante la SD Eibar. El plano físico y la relajación por el resultado cosechado al tiempo del descanso son algunos de los argumentos más recurridos en las últimas horas para explicar las causas de dicho bajón, pero lo que está claro es que al Real Madrid no le servirá el mismo plan ante Valencia CF o Real Sociedad. La goleada ante el Eibar, por aquello de ser el primer partido después tres meses, no puede ser concluyente con el fondo y la forma de la pizarra de Zinedine Zidane, pero los dos próximos partidos le exigirán al Real Madrid una serie de retos para los que tiene que estar preparado. Karim Benzema volvió a ser el encargado de sacar las castañas del fuego del equipo a través de su exquisita movilidad por delante de la línea del balón. Yendo a uno y otro lado, pisando los tres carriles y regalando todo tipo de posibilidades a sus compañeros sin necesidad incluso de intervenir directamente con el esférico, el futbolista francés volvió a dejar claro que el sistema del equipo depende enormemente de sus botas. Zidane podría volver a alinear para este partido el 4-4-2 que añade un centrocampista extra en detrimento del extremo derecho para jugar con Benzema y Hazard en punta. Mientras que, teniendo en cuenta las bajas prestaciones de Diakhaby en el centro de la zaga, Celades podría juntar a Hugo Guillamón (espléndido en el derbi ante el Levante) y Gabriel Paulista en la defensa, siempre y cuando este último se recupere a tiempo para el partido de sus problemas musculares. Arriba, Ferran Torres apunta al once. A.B.

El Real Madrid tratará de continuar la pelea por el campeonato de Liga. Kristian Kane/Focus Images Ltd
El Real Madrid tratará de continuar la pelea por LaLiga desde el Estadio Alfredo Di Stéfano. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd

El nuevo Espanyol amenaza al viejo Getafe

Getafe – Espanyol  (martes, 19:30)

Cuando llegamos al tramo final de la temporada, se juegan esos partidos en que las dos hinchadas se muerden las uñas, aunque sea por razones opuestas. El Getafe quiere jugar la Champions y el Espanyol, no quiere bajar a Segunda. Juego de extremos entre dos clubes con una historia bien diferente. El equipo catalán no deja de ser uno de los que tiene más tradición, así que se aferra a un experto en milagros, Abelardo, para soñar con salir del pozo. De momento, el primer partido después del parón fue perfecto. El Espanyol ganó y sus rivales pincharon. Aunque la alegría en la casa del pobre suele durar poco, así que el entrenador asturiano se lamenta por los problemas en la rodilla de Raúl de Tomás. Abelardo recupera en la portería a Diego López en un partido donde uno de los protagonista será el defensa Leandro Cabrera, quien en enero decidió dejar un equipo en zona europea donde era titular, el Geta, para recalar en el cuadro barcelonés. Si el Espanyol vivió el partido más cómodo de la temporada ante el Alavés, el Getafe volvió con el pie malo a la competición. En Granada, perdió una buena oportunidad para consolidar la cuarta posición por culpa de la remontada del equipo local. Antes del parón, parecía una utopía imaginar el equipo de Bordalás perdiendo un partido donde marcaba primero. Así que el entrenador intentará recuperar los conceptos defensivos de un equipo que se juega mucho. Para ello, podrá contar con tres hombres que fueron baja en tierras granadinas. Jaime Mata, el uruguayo Mauro Arambarri y el serbio Nemanja Maksimovic. Si no hay ninguna sorpresa, los tres sustituirán a Jorge Molina, al nigeriano Oghenekaro Etebo y el autor del gol en Granada, David Timor. Todo, con la idea de ver ese Getafe de antes del coronavirus. Un equipo temido por todos. T.P.

Las semifinales más largas del mundo

Fenerbahce – Trabzonspor (martes, 19:45) y Alanyaspor – Antalyaspor (jueves, 19:45) 

Más de tres meses después de que se disputara la ida, llega la vuelta de las semifinales de Copa Turca. El plato fuerte es el Fenerbahce – Trabzonspor del martes. El Trabzon venció por 2-1 en la ida en casa, con gol, como no, de Alexander Sorloth. Los de Trebisonda, líderes de la liga, han vuelto del parón tan en racha como se fueron, ganando 1-3 en el primer compromiso liguero ante el Goztepe. No brilló Sorloth pero sí Anthony Nwakaeme, que suma ya 14 goles y 7 asistencias esta temporada. El Fenerbahce, por su parte, se agarra al gol de Muriqi en el 82’ de la ida para lograr una alegría esta temporada. Los estambuliotas son séptimos en liga pero, curiosamente, gracias a su rival en Copa, siguen vivos en la lucha por los puestos europeos. El Trabzonspor ha sido sancionado sin disputar competición europea la próxima temporada por irregularidades financieras, por lo que el Fenerbahce aún tiene la Europa League a tiro. Y en el otro cruce, el duelo costero entre Alanyaspor y Antalyaspor, el que parte con ventaja es el Alanya, gracias al agónico gol de Junior Fernandes en el último minuto de la ida. Ese 0-1, logrado aún tras la expulsión del central Welinton, que no podrá estar en la vuelta, permite soñar a los de Alanya con la primera final copera de su historia. El Antalya, por su parte, sólo llegó en la temporada 1999-2000, la primera que se disputó a partido único. E.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Sin Alex Telles pero con Jesús Corona

Desportivo Aves – Porto (martes, 22:15)

El Oporto de Sérgio Conceiçao visitará este martes al colista de la Liga NOS. Aves, 18º clasificado, apenas ha sumado 13 puntos en 26 jornadas y esta misma jornada podría certificar su descenso a la segunda categoría. El Oporto encadena una derrota (ante Famalicao) y una victoria (este último fin de semana ante Marítimo) tras la vuelta del fútbol en Portugal. Además de la ya conocida ausencia de Alex Telles, sancionado tras ser expulsado en la última jornada (y después de que la Federación rechazase ayer el recurso del Oporto), Conceiçao podría incluir unas cuantas rotaciones en el once. Quien sí se espera que esté es el mexicano Corona, por el que cada vez más equipos han mostrado su interés en las últimas semanas, y la pareja Marega y Zé Luis en el ataque. Ricardo Mangas, también ausente por sanción, se perderá este partido para Aves. El equipo no gana desde el pasado mes de febrero, cuando se impuso a Marítimo fuera de casa, y la racha negativa como local se extiende hasta mediados de enero, en un tres a cero ante Portimonense. En resumen son siete partidos ya para Aves sin celebrar una victoria, y en nueve de sus últimos diez enfrentamientos directos el Oporto ha ganado. Por todo ello, teniendo en cuenta que esta puede ser una jornada crítica para el último clasificado, no parece que esta jornada vaya a cambiar de manos el liderato de la liga. El Oporto vuelve a depender de sí mismo. A.B.

Textos escritos por: Adrián Blanco (A.B), Enrique Montesano (E.M.), Jaume Naveira (J.N.) y Toni Padilla. Foto de Portada: Martyn Haworth/Focus Images

 

Related posts

Deja un comentario

*