10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Gylfi Sigurosson of Everton and Andrew Robertson of Liverpool in action during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
03/03/2019

Primer matchball red

Everton – Liverpool (domingo, 20:00)

Goodison Park acoge mañana la entrega número 236 del Merseyside Derby, el cual puede acercar al Liverpool a la consecución de su primera liga tras 30 años. Los de Klopp ya rozan el título con la yema de los dedos, y si quieren consagrarse como campeones al final de esta jornada, deben ganar y esperar a que el Manchester City pierda el lunes ante el Burnley. Los reds tenían las dudas de Alisson, Robertson y Salah, pero los tres están en condiciones de ser convocados, según ha declarado Jürgen Klopp. Buenas noticias e incluso sorprendentes en el caso del egipcio, que no ha entrenado en toda la semana. El Everton, por su lado, recupera a André Gomes tras unas molestias musculares, un buen impulso ante la falta de efectivos en la medular. Yerry Mina y Fabian Delph causarán baja y se suman a una lista en la que también están Gbamin y Walcott, lesionados de larga duración. Quien sí estará es Richarlison, una de las referencias de los toffee, que en la previa del partido declaró a un canal de Youtube brasileño que para él Marquinhos, Thiago Silva o Sergio Ramos son mejores que Van Dijk y que él sí ha sido capaz de regatear al holandés, que hasta agosto del año pasado estuvo 65 partidos sin ser driblado. El duelo se jugará en el estadio del Everton tras varias semanas de especulaciones con la sede, puesto que se querían evitar aglomeraciones de aficionados en los alrededores de Goodison, y será uno de los 24 partidos de Premier que se emitirán en abierto para todo el Reino Unido en este final de temporada, toda vez que la gente no puede asistir a los estadios. J.N.

Europa y el descenso en un mismo partido

West Ham – Wolverhampton (sábado, 18:30)

West Ham y Wolverhampton Wanderers llegan con todo al encuentro de este fin de semana con la única duda de Angelo Ogbonna, tocado físicamente, en el cuadro de David Moyes. Las temporadas de los dos equipos estaban siendo radicalmente opuestas antes del parón, con el West Ham decimosexto, empatado a puntos (27) con el Bournemouth, el equipo que marca el descenso en estos momentos en la Premier League, y el Wolverhampton séptimo, a tan solo dos puntos de entrar en Europa. El equipo de Nuno Espírito Santo no pierde en Premier desde el pasado mes de enero, cuando cayó derrotado en casa ante el todopoderoso Liverpool de Jürgen Klopp, y la tónica estaba siendo muy positiva durante toda la temporada. Para este fin de semana se espera que el portugués rote poco. Esto quiere decir que Rubén Neves y Joao Moutinho serán sus dos centrocampistas, que el sistema contará con tres centrales y dos carrileros y que arriba, salvo sorpresa de última hora, el ataque estará conformado por Adama Traoré, Raúl Jiménez y Diogo Jota. El West Ham, por su parte, dará forma a un sistema en el que Haller será su delantero y Jarron Bowen (derecha) y Michail Antonio (izquierda) los volantes en las bandas. Es un partido trascendental para ambos, teniendo en cuenta que en la Premier solo quedan nueve jornadas y ninguno puede permitirse muchos patinazos con 27 puntos en juego. A.B.

Los Wolves de Nuno Gomes quieren jugar en Europa la próxima temporada. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd
Los Wolves de Nuno Gomes quieren jugar en Europa la próxima temporada. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd

El subcampeonato en juego

RB Leipzig – Borussia Dortmund (sábado, 15:30)

Con el Leipzig siguiendo la media inglesa -al revés- desde el retorno de la Bundesliga, empatando siempre en casa y ganando todo fuera, Julian Nagelsmann no puede ampararse en los resultados recientes para confiar en ganar esta final por la segunda plaza. El Dortmund le saca tres puntos al Leipzig en la clasificación y asegurará la medalla de plata en la Bundesliga 2019-20 si gana a los toros rojos. En caso de victoria local, los de Red Bull llegarán a la última jornada con empate a puntos y diferencia de goles general a favor, además de asegurar matemáticamente la plaza Champions para el próximo curso. El Leipzig tiene bajas relevantes, como la de Konrad Laimer (importantísimo en la presión del equipo) o Yussuf Poulsen. En el lado amarillo, el director deportivo Michael Zorc ha transmitido públicamente el deseo de ser subcampeones por una cuestión de prestigio, en un año que terminará sin títulos para el Dortmund. Pero el BVB deberá despertar tras su derrota del miércoles contra el Mainz, en la que estuvo en cuerpo pero no en alma sobre el césped del Westfalenstadion. Y tendrá que levantarse sin Akanji, Götze, Achraf, Reus, Dahoud y Delaney. Por lo menos, Favre ha recuperado a Reyna y ha convocado a Zagadou, de quien dijo tras el partido contra el Schalke -el primero post pandemia- que no jugaría en lo que restaba de temporada por una lesión de rodilla. Los jóvenes Marco Rente y Chris Führich (sub-23) más Immanuel Pherai (un juvenil habitual esta temporada en Youth League) completan la convocatoria amarilla. J.N.

Susto o muerte para Düsseldorf o Bremen

Werder Bremen – Mainz 05 + Fortuna Düsseldorf – Augsburgo (sábado, 15:30)

Con sólo dos jornadas por jugarse, la lucha en la parte baja de la Bundesliga ha quedado casi reducida a un duelo a muerte entre Fortuna Düsseldorf y Werder Bremen por el puesto de playoff de descenso. Esto es, salvo hecatombe histórica del Mainz, que marca la salvación directa con cinco puntos de ventaja tras su sorprendente victoria en Dortmund (0-2) este mismo miércoles. Será el Mainz el que mida las aspiraciones del Bremen este fin de semana, sabiendo que sólo necesitan un punto de seis pero con el gusanillo del miedo hasta que lo logren. El Werder, por su parte, peleó pero no pudo puntuar ante el Bayern entre semana (0-1) el día que el gigante de Baviera se proclamó campeón de la Bundesliga. “Hemos jugado dos finales esta temporada y las hemos ganado [ante Friburgo y Paderborn]. Sé bien cómo se maneja mi equipo bajo presión” sostiene, optimista, el técnico Kohfeldt, que esperará hasta última hora a los tocados Augustinsson y Vogt en defensa. También demostró un gran dominio anímico el Düsseldorf, que este miécoles perdía 2-0 ante todo un Leipzig a falta de cinco minutos y acabo sumando un punto que puede ser vital para la permanencia. Para el entrenador del Fortuna, Uwe Rösler, lo más importante es seguir con la mente fría: “Lo mejor es mantener el trabajo lo más normal posible. Los contratiempos no nos molestan, tampoco nos perturbará para bien el punto en Leipzig. El equipo debe estar tranquilo.” En frente, este sábado, tendrán a un Augsburgo que está justo 6 puntos por encima de ellos y por tanto virtualmente salvado. En la Bundesliga, prima la diferencia de goles generales antes que la particular como criterio de desempate, por lo que el Fortuna debería recortarles 6 puntos y 11 goles en las dos jornadas restantes. Los de Heiko Herrlich llevan una dinámica muy irregular tras el parón y buscarán poner fin matemático al sufrimiento de esta temporada.  E.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Glasner quiere rematar su magnífico año

Schalke 04 – Wolfsburgo (sábado, 15:30)

La derrota del martes en Borussia Park (3-0) no debe variar los planes de un Wolfsburgo que, a dos jornadas para el final del campeonato, sigue con sus opciones intactas de jugar en Europa la próxima temporada. Sextos en la tabla, los de Oliver Glasner viajan a Gelsenkirchen para medirse a un Schalke totalmente desconectado y que suma catorce partidos consecutivos sin vencer en Bundesliga. Admir Mehmedi – lesionado – y Joshua Guilavogui – sancionado – se pierden la cita en un equipo, el visitante, que seguirá confiando en la aportación ofensiva del neerlandés Wout Weghorst. El delantero, autor de 9 de sus 14 goles a domicilio en el presente ejercicio, atraviesa por un excelente momento de forma. En los locales, cuyo rendimiento está dejando mucho que desear en este tramo final, David Wagner seguirá sin poder contar con los lesionados Guido Burgstaller, Omar Mascarell, Amine Harit y Suat Serdar. Por su parte, Can Bozdogan también se perderá el choque tras ser expulsado este miércoles en la derrota de su equipo ante el Eintracht Frankfurt (2-1). Con todas estas ausencias, el técnico norteamericano afirmó en la previa del choque que su idea para estos dos últimos encuentros será la de seguir apostando por los futbolistas jóvenes en su deseo de que vayan sumando minutos en la competición doméstica. Los mineros, que hoy reciben al Wolfsburgo y que en la última fecha se enfrentan al Friburgo en la Selva Negra, pueden ser los jueces en la lucha por la sexta plaza de la clasificación. R.F.

El Inter de Antonio Conte tiene que recuperar el terreno perdido con Juve y Lazio. Foto: Mike Griffiths/Focus Images Ltd
El Inter de Antonio Conte tiene que recuperar el terreno perdido con Juve y Lazio. Foto: Mike Griffiths/Focus Images Ltd

Sin Quagliarella pero con Lautaro y Lukaku

Inter – Sampdoria (domingo, 21:45)

Los enfrentamientos entre Inter de Milán y Sampdoria suelen deparar encuentros muy atractivos para el espectador neutral. Desde el año 2010, también con San Siro como escenario, el duelo entre ambos equipos no se ha quedado en un cero a cero. Y el 0-5 del Inter en Génova en 2018 o el 3-2 también nerazurro en 2017 han sido continuados por un 2-1 y un 1-3, siempre interistas, en 2019. Pero este partido, como todos los primeros encuentros que han venido tras el parón por la pandemia, está obviamente marcado por el ritmo y el trabajo que hayan podido realizar los equipos durante estos meses de confinamiento. Al Inter de Antonio Conte se le vio bastante bien en su vuelta de semifinales ante el Nápoles, en Coppa, pero volver a la rutina del torneo regular ya es otra historia; y más cuando esta rutina no tiene nada que ver con la entonces establecida. En Italia se espera que Conte le dé continuidad a lo visto la semana pasada en Coppa, y de ahí que Bastoni podría volver a ser el central izquierdo de la defensa, con Ashley Young (por izquierda, a pie cambiado) y Candreva como carrileros y Lukaku y Lautaro Martínez como pareja de ataque. La Sampdoria, por su parte, no podrá contar para este encuentro con Fabio Quagliarella, que no se entrenó por unos problemas físicas en el último entrenamiento de la semana, así que Manolo Gabbiadini será el único punta (por delante de Gastón) en el 4-4-1-1 de Ranieri. A.B.

¿Llorente, otra vez arriba?

Atlético de Madrid – Real Valladolid (sábado, 22:00)

¿¡Qué diablos está pasando con Marcos Llorente!? El doblete del madrileño en la prórroga de Anfield ya forma parte de la historia del Atlético de Madrid. Pero Diego Pablo Simeone está poniendo todos los medios para que esa actuación no quede en una simple anécdota. Llorente siempre ha sido un futbolista con un kilometraje muy extenso. No tan recordado por ello en su etapa en Vitoria, donde formaba parte de un doble pivote algo más posicional, en su paso por el Real Madrid se destapó como un centrocampista muy agresivo con y sin balón. Llorente necesita estar en permanente movimiento durante los noventa minutos. No es un centrocampista que entienda la posición de una manera más canónica, sino que él lleva dentro ese desenfreno. Una desorganización generalmente muy mal organizada. Porque de blanco, haciendo las veces de Casemiro, Llorente se habituó a dejar continuas cabalgadas muy largas y profundas siendo el único pivote del sistema. Y cierto es que de motor siempre ha sido sobrado; le da para pisar las dos áreas en incontables ocasiones en tiempo récord. Pero esta cuestión, más táctica que técnica (pese a que aquí sea un centrocampista algo lento en la ejecución), le privó, posiblemente, de una mayor trayectoria en la que siempre ha sido su casa. Ante el Athletic, en el regreso de LaLiga, Diego Pablo Simeone premió a Llorente con un puesto en el once y le puso a jugar por detrás del delantero. Y quizá aquí, con el recuerdo de la Champions muy presente aún en la memoria, se abra un capítulo realmente novedoso en la historia del centrocampista que, por no poder ser medio centro, ha acabado jugando de segundo delantero. Un aliciente verdaderamente interesante para un partido en el que tanto Atlético de Madrid como Real Valladolid, cada uno por lo suyo, deberán salir con el cuchillo entre los dientes por el bien de sus objetivos. A.B.

La única duda de Zinedine Zidane

Real Sociedad – Real Madrid (domingo, 22:00)

El Real Madrid visitará Donosti este fin de semana después de golear al Valencia en una segunda mitad que, a diferencia del partido ante el Eibar, fue mucho mejor que la primera. A nivel de juego Zinedine Zidane dio con la tecla en el descanso, y ajustando tareas entre Modric (interior derecho) y Valverde (volante), el Real Madrid encontró el modo de rentabilizar los errores del cuadro de Albert Celades. Ante una Real Sociedad a la que no le ha sentado especialmente bien este parón, según reconoció hace unos días su propio técnico, se espera que Zidane vuelva a repetir el dibujo de los cuatro centrocampistas. Ese en el que Fede Valverde se hace muy pequeño tan cerca de la banda. El futbolista uruguayo no es ni será nunca un virtuoso con el balón en los pies, y su posición tan abierta en el costado derecho, recibiendo siempre al pie pero sin posibilidad de romper por dentro y atacar el corazón del área, no es que le favorezca especialmente. Los segundos 45 minutos de Modric ante el Valencia fueron, sin lugar a duda, mucho más positivos para el juego del equipo que los primeros. Pero el croata no puede asegurar desde dentro, como interior, el recorrido, la agresividad y la profundidad del uruguayo. Ni tantas cosas ni durante tanto tiempo. Y esa profundidad, que lleva al sistema a atacar más, y por consiguiente, a presionar mejor tras pérdida, es realmente necesaria en un equipo de mucho balón al pie y muy poco desborde. Con eso tendrá que volver a jugar Zidane este fin de semana, siempre y cuando opte por volver a prescindir de su extremo derecho para incluir un cuarto futbolista en medio campo, ante una Real Sociedad que poco se parece (por ahora) a la de hace unos meses. A.B.

Joao Felix y Marcos Llorente han brillado en los últimos partidos del Atlético de Madrid. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Joao Felix y Marcos Llorente han brillado en los últimos partidos del Atlético de Madrid. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

El fútbol vuelve a Rusia con un clásico… y con la sombra de la duda

CSKA Moscú – Zenit (sábado, 18:00)

La liga rusa vuelve con el duelo entre los dos principales dominantes del fútbol patrio en el siglo XXI. CSKA y Zenit le pondrán la guinda a una jornada que ha empezado de una manera un tanto marciana. Horas antes del Sochi – Rostov de anoche, viernes, 6 jugadores del Rostov dieron positivo por coronavirus. La decisión consensuada por la liga y ambos clubes fue que el Rostov jugara con jugadores del equipo juvenil… contra los que el propio Rostov había jugado un amistoso hacía sólo unos días. El despropósito, que acabó con un sonrojante 10-1 en favor del Sochi, pone en entredicho la continuidad de la liga rusa, o al menos del Rostov, en las próximas semanas. Mientras tanto, el sábado, el Zenit visitará al CSKA buscando ampliar su ventaja en el liderato para revalidar su título de campeón. Los de San Petersburgo le sacan 9 puntos tanto al Lokomotiv como al Krasnodar con 8 jornadas por disputarse. Un poco más abajo se encuentra el CSKA, en el quinto puesto, el último que da acceso a Europa. El equipo de Viktor Goncharenko necesita puntuar para no dejar escapar su última bala europea y debería ganar para seguir soñando con recortar los cinco puntos que le separan de los puestos Champions. Una lucha en la que, visto lo visto, quizá el Rostov, cuarto clasificado, deje de participar. El CSKA necesita que su punta Fedor Chalov, que sólo ha sumado cinco tantos en lo que va de curso, enmiende su relación con el gol. En el Zenit, como siempre, las esperanzas se ponen en la dupla letal Dzyuba – Azmoun, los cuales anotaron un doblete y un hat-trick respectivamente en el último partido antes del parón. E.M.

Sivas ante la oportunidad histórica de Champions… y algo más

Konyaspor – Sivasspor (domingo, 20:00)

El Sivasspor tiene una oportunidad histórica de disputar Champions la próxima campaña. Con perspectiva, pueden ser uno de los equipos más beneficiados por el parón. Por un lado, su epopéyica racha triunfal parecía estar desinflándose en los últimos partidos de marzo con varios pinchazos que le alejaron de la pelea por el liderato. Ahora, parece que han regresado con las pilas recargadas, como demostró la victoria ante el Denizlispor la pasada semana. Por otro lado, la sanción de la UEFA que imipide al Trabzonspor disputar competición europea el próximo curso implica que el tercer puesto de la liga, el que actualmente ocupa el Sivas, dará acceso a previa de Champions. De lograrlo, sería un hecho histórico para un club que sólo cuenta una única participación europea en toda su historia, en 2009. El pinchazo la semana pasada del Galatasaray, que también venía dejándose puntos antes del confinamiento, deja ya con dos puntos de ventaja al equipo de Sivas en la pelea por el podio. Y, parece improbable por la gran dinámica de Trabzonspor y Basaksehir, pero el sueño de ganar el campeonato les queda sólo a cuatro puntos de distancia. Enfrente, este fin de semana, tendrán al Konyaspor, que se juega la vida. Los chicos de Bülent Korkmaz, exjugador del Galata, consiguieron salir del descenso justo antes del parón, enfangando al Yeni Malatyaspor, que atraviesa una dinámica terrible después de haber jugado en Europa esta misma temporada. El Konya está sólo un punto por encima de los puestos rojos, por lo que no puede permitirse ni un despiste. Se espera que vuelva a la titularidad Farouk Miya, máximo goleador del equipo con cinco tantos, que se perdió los últimos encuentros en marzo por lesión y ya la semana pasada disputó media hora de juego. E.M.

Textos escritos por: Adrián Blanco (A.B.), Enrique Montesano (E.M.), Jaume Naveira (J.N.) y Raúl Fuentes (R.F.). Foto de Portada:  Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*