Barcelona-PSG: Sin Neymar, pero con Messi y Mbappé

Lionel Messi of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London
Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919
03/10/2018

FC Barcelona y París Saint Germain protagonizarán este martes en el Camp Nou uno de los platos fuertes de la ronda de octavos en la UEFA Champions League. Este duelo de ida se encontrará claramente marcado por las bajas de los equipos, pero aun así (y quizá también por los cambios que provocarán estas ausencias) se trata de un duelo plagado de detalles, nombres propios y consideraciones que merecen ser analizadas previamente con motivo del enfrentamiento entre dos de los mejores equipos del continente. A un lado, el FC Barcelona de Ronald Koeman, que llega en un buen momento a este partido, en una dinámica claramente ascendente (a pesar de la reciente derrota en Copa ante el Sevilla FC) y con un Leo Messi muy enchufado de nuevo, y en el otro, el PSG de Mauricio Pochettino, desbancado por el momento del liderato en la Ligue 1, inmerso en pleno proceso de construcción con el entrenador argentino, y que, ante todo, pues de ello dependerá su éxito en la eliminatoria, deberá demostrar que tiene fútbol y futbolistas para compensar dos bajas tan traumáticas como las de Neymar Jr. y Ángel Di María. Será un gran reto, sin duda.

Además de Neymar y Di María, el PSG llega a este primer partido con las ausencias obligadas (por lesión) de Juan Bernat, Colin Dagba y el joven Timothée Pembélé. El propio Neymar (que obviamente no jugará), Leandro Paredes y Marco Verratti, dos pesos pesados en el equipo de Pochettino, excluyendo en este caso por razones lógicas al brasileño, se perderían el duelo de vuelta en París si esta noche (21:00h, horario peninsular español) viesen una cartulina amarilla en el Camp Nou. Si algo está bastante claro en los planes de Pochettino es su dibujo, independientemente incluso de los nombres que lo componen. Su PSG viene organizándose claramente en un sistema 4-2-3-1 en el que, en condiciones normales, Neymar es el mediapunta y Di María, a pie cambiado, el extremo del sector derecho. Pero esto, dadas las circunstancias, no será posible en este duelo de ida.

Kylian Mbappé volverá a ser el epicentro del sistema sin Neymar. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd
Kylian Mbappé volverá a ser el epicentro del sistema sin Neymar. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd

El cuadro parisino, con esta configuración, venía trabajando en una idea muy marcada en la que Neymar, por su posición de partida, y el propio Di María buscaban recibir a espaldas de los centrocampistas del equipo rival, pues de esta forma, con sus toques entre líneas, el PSG no solo giraba al cuadro contrario en su campo, sino que además acercaba a dos de sus talentos más diferenciales a la frontal del área. Es cierto que el equipo parisino ha tenido sus más y sus menos para implementar y llevar a cabo esta idea, ya que ha habido partidos en los que el rival ha conseguido anular esa relación tan directa entre los centrocampistas del PSG y sus receptores en los últimos metros, y esto ha provocado que Neymar y/o Di María tuviese(n) que bajar a recibir muy abajo, restándole así una altura ofensiva a la circulación parisina, pero el quid de la cuestión al que pretendemos dirigirnos con todo esto es que la idea, en fondo y forma, se ha mantenido inalterable incluso cuando el equipo no ha podido contar con Neymar y/o Di María, que es lo que ocurrirá este martes en el Camp Nou. Lo normal, si no existe ningún contratiempo, es que Marco Verratti sea el mediapunta y Sarabia quien parta desde la banda derecha; aunque no es descartable que Pochettino prescinda de alguna de las dos figuras y opte por un tercer centrocampista algo más retrasado. Sobre todo teniendo en cuenta que Verratti llega justito físicamente.

Contenido relacionado: Florenzi en el PSG: un autómata al servicio del sistema – La importancia del lateral italiano

A todo esto, el PSG llega en un buen momento a Barcelona. El equipo solo ha perdido un partido (entre todas las competiciones) en lo que va de 2021: fue ante el Lorient, por tres a dos, a finales del mes de enero; los otros nueve partidos que ha disputado se resumen en ocho victorias y un empate. De hecho, aprovechando el último tropiezo del Lille en casa, los de Mauricio Pochettino han vuelto a situarse a un único punto de la cabeza de la tabla en la liga francesa. La polémica, antes de que ruede el balón sobre el césped, ha llegado en la rueda de prensa, en este caso, en la del técnico argentino: el PSG censuró de manera deliberada las preguntas de los periodistas que siguen la actualidad del FC Barcelona con la clara intención de evitar las cuestiones que hiciesen referencia al futuro de Leo Messi. “Es un partido especial. Cuando firmé con el PSG hace 40 días ya sentí que esta fecha era importante para el club. Hay excitación. Es un objetivo obvio del PSG ganar la Champions y lo entendemos. Siempre el equipo va a estar preparado para competir, no he escuchado nunca a un entrenador que diga que su equipo no está preparado. Trataremos de ganar el partido, que es el objetivo. (…) En el fútbol pasamos de pasión a obsesión, y es que a veces no se sabe si describir si es una cosa u otra. Con desesperación amamos tanto este deporte que por eso hablamos de ‘obsesión’, pero siempre de forma positiva, Hay tanta pasión que nos desborda a todos, a los fans, a los jugadores. Me refiero a obsesión como una ‘pasión desmedida’, no quiero que se negativice la palabra. Nos hemos encontrado a un PSG en 40 días con un grupo de jugadores y de staff increíblemente abierto a colaborar. Y nosotros venimos a eso, a colaborar, no a imponernos para tratar de lograr los objetivos marcados por nuestro presidente y nuestro director deportivo. Nos adaptamos rápidamente a eso. Cada momento tiene una dificultad, pero tenemos una gran ilusión”, reconoció Mauricio Pochettino ante los medios de comunicación franceses.

Koeman afronta su primera gran noche de Champions en el banquillo culé. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Koeman, ante su primera gran noche Champions en el banquillo culé. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

En el FC Barcelona la noticia está claramente en la recuperación de Gerard Piqué. El central catalán ya ha superado la lesión de rodilla que sufrió en el mes de noviembre en un partido ante el Atlético de Madrid, la cual le ha obligado a perderse cerca de tres meses de competición, y diversas informaciones señalaban anoche que el propio Piqué se ve con ganas y confianza para empezar el partido como titular, si así lo considera Ronald Koeman. Los que no estarán seguro este martes ante el PSG son los siguientes futbolistas: Philippe Coutinho, Sergi Roberto, Ansu Fati y Ronald Araújo, todos ellos por problemas físicos, mientras que Martin Braithwaite será una incógnita hasta el momento en que se haga pública la convocatoria. Si el FC Barcelona adopta en este primer partido una versión más dominante a través del esférico y consigue que el PSG, muy mermado por las bajas, deba defender mucho tiempo en muy pocos metros, en ese escenario Leo Messi (que arrancará el duelo por dentro), Pedri (interior izquierdo) y Frenkie de Jong (interior derecho) tendrán una importancia capital para embotellar a los parisinos cerca de la portería de Keylor Navas. Ousmane Dembélé, extremo en el sector derecho, buscará ponerle las cosas muy difíciles a Layvin Kurzawa, al tiempo que libera a Messi de la banda; mientras que Jordi Alba, en el sector opuesto, deberá darle al equipo el vuelo y la profundidad habituales para ganar línea de fondo y poner a la segunda línea en zona de remate. “No es un duelo Messi-Mbappé. Es un duelo entre los dos equipos, con el mejor jugador del mundo en un bando, al que necesitamos. Y ellos también necesitan a Mbappé. Será un duelo bonito. No soy partidario de marcaje especial. Lo importante es saber dónde podemos jugar y dónde podemos tener gente entre líneas. Un aspecto importantísimo es, cuando tengamos el balón, estar bien situados para cuando lo perdamos”, dijo el propio Ronald Koeman, sabedor de las dificultades que arrastra el Barça en su transición ataque-defensa.

Contenido relacionado: Los pies ligeros de Sergiño Dest

La última vez que FC Barcelona y PSG se vieron las caras fue precisamente en el Camp Nou, en el famoso 6-1 de los culés para remontar el 4-0 de la ida en el Parque de los Príncipes, aunque muchas cosas han cambiado desde entonces. Empezando por el público, claro está, porque las gradas del Camp Nou estarán vacías de aficionados a causa de la pandemia, y continuando con sus propios protagonistas: Sergi Roberto, héroe de aquella noche, se perderá este partido por lesión, Neymar Jr., la gran individualidad del partido (con dos goles en poco más de dos minutos), ahora en el bando contrario, se perderá este choque también por un problema físico, y los dos entrenadores que se sentaron en los banquillos en aquel encuentro se encuentran actualmente muy lejos del Camp Nou y del Parque de los Príncipes. A pesar de las bajas, que no son pocas ni insignificantes, un duelo entre Barça y PSG siempre es un partido grande, y este, con un Messi que llega lanzado, un Mbappé que deberá tirar del carro, un Dembélé cada vez más reflexivo o un Piqué que quiere arriesgar para jugar, está cargado de alicientes. Ahora aquí ya es un todo o nada.

Alineaciones probables: FC Barcelona-PSG, martes 16 de febrero, 21:00h.

FCB vs Away team - Football tactics and formations

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Romena Fogliati/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*