Wolverhampton-Sevilla: el rey vuelve al ruedo

El Sevilla disputó ayer su primer partido oficial de la temporada, y físicamente lo acusó. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd

Ya está aquí. Ya ha llegado. El Sevilla FC jugará los cuartos de final de su competición favorita. El cuadro de Julen Lopetegui pasó por encima de la Roma en octavos, imponiéndose por calidad y ritmo, y ahora deberá medirse a un Wolverhampton que sufrió más de la cuenta para eliminar a Olympiacos. El cuadro hispalense sorprendió de inicio ante los de Fonseca al presentar un once titular con novedades importantes. En punta de ataque jugó Youssef En-Nesyri en lugar de De Jong, que ha sido el ‘9’ habitual del equipo durante toda la temporada, y el futbolista marroquí completó su mejor actuación desde que llegase a Sevilla el pasado mes de enero. En el extremo derecho jugó Suso, otro de los recién llegados al equipo, y esto desplazó al sector izquierdo a Ocampos. Pero el Sevilla ganó y convenció ante los italianos en la mejor actuación que se ha visto en octavos. Banega, Diego Carlos, Koundé y Reguilón, además de En-Nesyri y Ocampos, redondearon una actuación muy imponente del Sevilla FC. Un equipo muy vertical y directo cuando tiene la pelota, coherente con sus fortalezas y sus propias limitaciones, que durante estos días ha debido trabajar la fórmula que más le ha costado esta temporada: abrir un repliegue bajo de cuando su rival defiende cerca de su propia portería, como hará el Wolverhampton.

Contenido relacionado: Raul Jiménez: un ‘9’ viene a verme

El Sevilla llega a este partido con el capítulo de bajas intacto, a excepción de Gudelj tras su positivo por Coronavirus, y eso quiere decir que Julen Lopetegui tendrá donde elegir. Es muy probable que viendo el buen rendimiento que tuvieron ante la Roma, En-Nesyri y Suso vuelvan a repetir titularidad en el once de su equipo. Con Vaclik aún renqueante de sus problemas en la rodilla, Bono, el ex guardameta del Girona, parece favorito para arrancar bajo palos ante el Wolverhampton. Por lo demás, no se esperan mayores sorpresas en la pizarra de Lopetegui. Se prevé que Jesús Navas y Sergio Reguilón vuelven a flanquear desde los laterales a Koundé y Diego Carlos, mientras que Fernando volverá a ser el ancla de un medio campo en el que también estarán Banega y Joan Jordán. El Sevilla afronta este encuentro de cuartos con un dato muy esperanzador en la recamara, y más teniendo en cuenta que, de aquí hasta la final, todas las rondas se decidirán a un único partido: ha superado 15 de sus últimas 16 eliminatorias en la UEFA Europa League. Por algo dicen que el Sevilla FC es el rey de esta competición.

Diogo Jota y Raúl Jiménez están siendo protagonistas en los Wolves de Nuno. Foto: Will Kilpatrick/Focus Images Ltd
Diogo Jota y Raúl Jiménez están siendo protagonistas en los Wolves de Nuno. Foto: Will Kilpatrick/Focus Images Ltd

El Wolverhampton, por su parte, ha debido esperar 48 años para volver a unos cuartos de final de la extinta Copa de la UEFA. El equipo de Nuno Espírito Santo, pese a haber acabado la Premier más tarde que otras competiciones, como por ejemplo LaLiga, sudó sangre para dejar fuera de la competición al atrevido Olimpiacos de Pedro Martins. El equipo inglés acabó ganando por la mínima, gracias a un solitario tanto de penalti de Raúl Jiménez, pero Olympiacos hizo méritos más que suficientes para, como poco, haber llevado la eliminatoria a la prórroga. El técnico luso no podrá contar con Jonny, lesionado en el primer cuarto de hora ante los griegos, y su puesto en el once titular del equipo volverá a ser ocupado por Rubén Vinagre, como así sucedió ante Olympiacos. El Wolverhampton de Nuno es un equipo eminentemente reactivo, al que no le importa que su rival amase durante más tiempo la pelota en el encuentro, que se caracteriza por una transición defensa-ataque demoledora. Entre los apoyos de Raúl Jiménez, que se pasa el partido entero dándole soluciones a su equipo, con y sin balón, al pie o al espacio, y el poderosísimo cambio de ritmo de Adama Traoré, un futbolista que supera por su exuberancia física más que por su calidad técnica, además de la creatividad de un tercer extremo izquierdo, ya sea Diogo Jota, Daniel Podence o Pedro Neto, el equipo inglés es pura verticalidad y determinación cuando corre. Pero además tiene un ataque posicional fluido.

Nuno Espírito Santo, en la previa: “El Sevilla tiene pedigrí en esta competición. Son un rival muy difícil, que juega con un gran entrenador. Tenemos un gran desafío. Hemos hecho un viaje increíble en esta competición. Tal vez podamos seguir adelante. Es un viaje que empezó hace tres años en la Segunda división inglesa. Tenemos ganas de llegar al partido de mañana [hoy martes] ante el Sevilla y competir bien”.

De hecho, Nuno Espírito Santo cuenta con tres alternativas muy interesantes para su extremo izquierdo. Todos ellos están cortados por un patrón muy parecido, puesto que los tres son muy directos y escurridizos en todos sus contactos con el esférico, y cualquiera de los tres tiene la calidad y los recursos necesarios para cambiar el signo de un partido. Este Wolverhampton, como ya analizamos en su momento, es un equipo que pretende juntarse por izquierda en el último tramo, gracias precisamente a la calidad del futbolista que ocupe en cada momento este sector del campo, y acelerar y machacar desde el sector opuesto, ya sea desde las diagonales fuera-dentro de Adama o desde sus cambios de ritmo hacia línea de fondo. En resumidas cuentas, el cuadro de Nuno es un buen equipo. Es un equipo compensado en los dos lados del campo, ya que bajo palos cuenta con uno de los mejores guardametas de la Premier, Rui Patricio, y en medio campo se mueve al compás de Joao Moutinho y Rubén Neves, un doble pivote complementario y bien compenetrado.

Es decir, hablar del Wolverhampton-Sevilla de este martes es hacerlo de un precioso encuentro entre dos de los mejores técnicos de la temporada, Nuno Espírito Santo y Julen Lopetegui, pero también de vibrantes duelos individuales como el Adama Traoré vs. Sergio Reguilón, dos grandes velocistas en el mismo sector del campo, o el Diego Carlos vs. Raúl Jiménez, un central y un delantero con muy buena planta física. Sea como fuere, con toda la calidad que habrá sobre el césped y en los banquillos de ambos, muy difícil será que un Wolverhampton-Sevilla a vida o muerte, a 90 o 120 minutos, salga malo.

Alineaciones probables: Wolverhampton-Sevilla, martes 11, a las 21:00h.

WOL vs SFC - Football tactics and formations

Foto de Portada: Kristian Kane/Focus Images.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Related posts

1 comments

La importancia del físico y los duelos individuales de cara a este partido. El Sevilla ha demostrado tener armas para ser capaz de llevar la manija de los partidos y de encontrar las fisuras ante repliegues bajos especialmente desde Navas-Ocampos, esto quizás haga a Lopetegui replantearse el rol de Suso en el choque. Pero va a tener que estar muy atento desde sus propios laterales (y por supuesto los centrales) a las transiciones de los Wolves.

Ningún equipo en La Liga les exige tal escenario desde el plano físico. Lopetegui va a necesitar el 110% de sus cuatro defensores para poder equilibrar la balanza.

Deja un comentario

*