Palmeiras-Santos: Todo queda en Brasil

Maracaná, Brasil.

Santos y Palmeiras disputarán este sábado (21:00h, horario peninsular español) la final de la Copa Libertadores en el mítico estadio de Maracaná. Río de Janeiro albergará una final muy brasileña entre dos históricos del fútbol sudamericano en una edición especialmente atípica a causa de la pandemia. Este mismo jueves, por si aún quedaba alguna duda, la propia Conmebol confirmó que el encuentro se disputará sin público, así que, sin aficionados en las gradas de Maracaná, la final se jugará a partido único sin el clásico ida y vuelta de la competición. Aun así, todas las previsiones señalan que Maracaná será un infierno este sábado cuando los dos equipos salten al césped, pero no por el fervor de los aficionados sino por las altas temperaturas que se esperan a la hora del partido en la ciudad brasileña. La organización del torneo decidió que el encuentro se jugase a las 17:00 de la tarde (hora local), pues en palabras del propio Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, esto facilitará que la final se televise en 191 países en todo el mundo, pero todos los expertos señalan que los 35 o 37 grados que se esperan en Río de Janeiro a la hora del partido podrían alterar (y mucho) el propio espectáculo. Una hora antes del partido, ya se ha confirmado, la propia Conmebol hará una evaluación previa de la temperatura, y si esta supera los 32ºC (cosa bastante probable), el árbitro, el argentino Patricio Loustau, podrá detener el encuentro una vez en cada parte para establecer pausas para la rehidratación.

Contenido relacionado: El primer derbi brasileño en una final de Libertadores

El Verdao y el Peixe, Palmeiras y Santos, llegan a esta final después de eliminar en las semifinales a River Plate y Boca Juniors. El cuadro de Abel Ferreira, Palmeiras, sufrió más de la cuenta en el partido de vuelta ante los Millonarios, a pesar de la gran ventaja cosechada en la ida, y a punto estuvo de quedarse fuera de su quinta final de la Copa Libertadores. Palmeiras ha disputado cuatro finales antes de esta y ha ganado solo una hasta este momento, en el año 1999, cuando derrotó en la final a Deportivo Cali; las otras tres que ha jugado, acabaron en derrota: ante Peñarol (1961), Estudiantes (1968) y Boca (2000). Santos, por su parte, ha levantado tres Copas Libertadores y ha jugado cinco finales. Su último trofeo en esta competición data del año 2011, con Neymar Jr. en su plantilla, en una final en la que el Santos derrotó a Peñarol, como ya había hecho también en 1962. Un año después, en 1963, derrotó a Boca Juniors por el título. Y precisamente al Xeneize es el equipo al que Santos superó en las semifinales de la presente edición. Un empate a cero en la Bombonera, en el encuentro de ida, y un contundente tres a cero en el partido de vuelta disputado en Brasil. Santos fue muy superior. Mereció el pase claramente.

Abel Ferreira quiere ser el tercer técnico luso en ganar la competición. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Abel Ferreira quiere ser el tercer técnico luso en ganar la competición. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Palmeiras, aún con Vanderlei Luxemburgo en su banquillo, acabó líder de su grupo con 16 puntos de 18 posibles ante Guaraní, Bolivar y Tigre, sumando cinco victorias y un único empate, cosechando además la mayor diferencia de goles entre los anotados y los encajados (igualando a River en este aspecto): +15. En octavos aplastó a Delfín, que que había sido uno de los peores segundos en la fase de grupos, con un contundente ocho a uno en el resultado global de la eliminatoria, y en cuartos hizo lo propio con Libertad, el otro peor segundo de la fase de grupos, con un cuatro a uno en el general. Ahora bien, la debilidad mostrada por el Verdao en la vuelta de esas semifinales ante River Plate, jugando además en casa, es una de las muchas claves a valorar en este partido, puesto que el bloqueo mental y futbolístico que sufrió Palmeiras podría ser determinante en una final a partido único, si vuelve a ocurrir, si Santos, por ejemplo, consigue adelantarse antes en el encuentro. El propio Peixe lideró su grupo ante Delfín, Defensa y Justicia (campeón hace una semana de la Copa Sudamericana) y Olimpia, saliendo invicto de esa primera fase, al igual que Palmeiras, aunque con una diferencia de goles algo más apretada: +5. Santos eliminó en octavos a la Liga de Quito y a Gremio en cuartos, goleando incluso en la Vila Belmiro, y coronó su camino hasta esta final dejando fuera de la misma a Boca en las semifinales.

Los dos equipos, como no podía ser de otra forma, han querido llegar con sus plantillas muy frescas a este partido. Ambos jugaron el pasado martes sus últimos encuentros en el Brasileirao previos a esta final, y ninguno de los dos ganó (Palmeiras empató a uno ante Vasco de Gama y Santos cayó derrotado ante el Atlético Mineiro de Jorge Sampaoli por dos goles a cero), aunque tanto Abel Ferreira como Cuca, los dos técnicos, seleccionaron a los menos habituales. De hecho, desde la ronda de semifinales, ninguno de los dos ha conseguido ser demasiado regular: Boca Juniors ganó a Botafogo, pero después ha perdido tres partidos encuentros consecutivos, dos de ellos ante Goias y Fortaleza, dos equipos que están peleando por no bajar en Brasil, mientras que Palmeiras, por su parte, ha disputado cinco partidos oficiales y solo ha ganado uno: ante Corinthians. La noticia más positiva para Abel Ferreira desde los dos partidos ante River Plate ha sido el regreso de Felipe Melo de su lesión, que se perdió la eliminatoria ante los Millonarios por un problema físico, aunque el veterano jugador brasileño desde el banquillo en la tercera final entre equipos brasileños de la historia en la Libertadores. Dos equipos paulistas, en este caso.

Luiz Adriano (izquierda) fue clave en la victoria de Palmeiras ante River. Foto: Paul Terry/Focus Images Ltd
Luiz Adriano (izquierda) fue clave en la victoria de Palmeiras ante River. Foto: Paul Terry/Focus Images Ltd

“No hay favorito. Son dos camisetas pesadas del fútbol brasileño y mundial”, ha reconocido en la previa del encuentro Pará, el lateral brasileño de Santos, el único campeón de la Copa Libertadores en 2011 que aún sigue en el equipo. De hecho, el propio Pará y Marinho, el talentoso atacante del cuadro que desde agosto dirige Cuca, campeón de la Copa Libertadores en 2013 con Atlético Mineiro, son los dos futbolistas más veteranos de un equipo que se caracteriza por tener bastante talento joven. En ataque, Cuca volverá a apostar por Soteldo, la gran estrella de este equipo, un talento realmente diferencial dentro de la competición, el propio Marinho y el jovencísimo Kaio Jorge, que, a sus 19 años, es uno de los mayores artilleros de la presente edición. En defensa, Lucas Veríssimo, un central con muy buena planta que en los próximos meses, según apuntan distintas informaciones, fichará por Benfica, es otro de los futbolistas a seguir en un Santos de mucho trabajo en medio campo con Alison y Diego Pituca (uno de los goleadores en las semifinales ante Boca). En el caso de Palmeiras, Abel Ferreira no podrá contar con los lesionados Luan Silva y Wesley, que no han podido recuperarse a tiempo para este partido. El técnico portugués puede convertirse este sábado en el tercer técnico europeo que levanta una Copa Libertadores, como ya lo hicieron en su momento el croata Mirko Jozic, con el chileno Colo Colo (1991), y su compatriota Jorge Jesus, con Flamengo (2019). Palmeiras es otro equipo que también está haciendo un gran trabajo de cantera. Gabriel Menino, Patrick de Paula o Danilo rejuvenecen una plantilla en la que Luiz Adriano, el ex del Shakhtar Donetsk o el AC Milan, es el delantero titular del equipo. Gustavo Scarpa, Roni, Matias Viña o Ze Rafael son otros futbolistas también muy interesantes en el cuadro de Abel Ferreira. Dos equipos verticales, con calidad y talento joven en sus plantillas, que dejarán esta Copa Libertadores en Sao Paulo, siendo los dos cuadros paulistas, por una final, un título, que coronará al nuevo rey de Sudamérica y sellará el billete al próximo Mundial de Clubes (2020) que se celebra el próximo mes de febrero en tierras cataríes.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Alineaciones probables: Palmeiras-Santos, sábado 30 de enero a las 21:00h (horario peninsular español)

Palmeiras vs Away team - Football tactics and formations

Foto de portada: User:Rodrigo Padula bajo licencia Creative Commons 3.0

Related posts

1 comments

Responder a Víctor M. Payán Cancelar respuesta

*