Previa de la Bundesliga 2017/2018 (parte I)

Fans of Borussia Dortmund behind the steel fencing during the UEFA Champions League match against Real Madrid at Westfalenstadion, Dortmund
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
08/04/2014

1.Bayern de Múnich: James en pleno impasse bávaro

El próximo mes de septiembre, Thomas Müller contará 28 años, Robert Lewandowski tendrá 29, Arturo Vidal 30, Manuel Neuer 31, Arjen Robben tendrá 33 y Franck Ribery rondará las 34 primaveras. Philipp Lahm verá los partidos del equipo desde el palco del Allianz, Xabi Alonso desde su casa y Bastian Schweinsteiger desde algún rincón de la ciudad que vio brillar a Michael Jordan. El núcleo del ciclo más exitoso de la historia del club bávaro está cerca de acabarse y en Múnich se preguntan cómo construir otro de una envergadura similar en unos tiempos tan turbulentos para el fútbol europeo. Porque por detrás viene una hornada de buenos futbolistas, pero no se vislumbran grandes líderes con jerarquía suficiente como para coger el testigo de la generación dorada. El Bayern de Múnich tiene claro que no quiere seguir la senda de los traspasos que baten récords, sino que quiere encontrar su propio camino para ser competitivo. The Bayern way. Desde ahí se entiende la reciente construcción de su ambiciosa academia, la llegada de Hasan Salihamidzic al puesto de director deportivo o la marcha de Michael Reschke. Estamos en una época de cierta transición en el campeón alemán, situada entre los últimos coletazos de la quinta de Robbery y los primeros movimientos de cara al proyecto del futuro. En ese escenario de impasse, aterriza James Rodríguez. Palabras mayores. Un movimiento para reanimar a este equipo de entreguerras, para impulsarlo con su energía y darle un salto cualitativo con su calidad. No cabe duda de que aterriza a Frottmänning uno de los mejores futbolistas del planeta. En sus manos está que el Bayern sea un candidato a todo.

James Rodríguez Colombia - calciostreaming
James es la gran esperanza del Bayern de Múnich esta temporada. Foto: calciostreaming.

El colombiano debe abanderar el Bayern del presente. El que aspira a ganar su sexta Bundesliga consecutiva. Impedir que la espesura ofensiva con la que muchas veces coqueteó durante la temporada pasada contagie al equipo. Porque si bien parece que el colectivo, como demostró en el anterior curso, tiene aún gasolina como para dar guerra en las noches clave de Champions League, cada vez existen más dudas de que pueda seguir siendo una máquina de sumar puntos como la que fue antaño. La intención de Ancelotti parece ser subir el ritmo de juego. Construir un Bayern mucho más vertiginoso, con el Tolisso por Xabi Alonso como paradigma de ello. Veremos cómo equilibra el técnico italiano su centro del campo, con Sebastian Rudy como a priori único mediocentro posicional de la plantilla. El ex del Hoffenheim, por nivel y características, está para ser muy importante en el conjunto muniqués, pero eso significaría dejar fuera del once a dos entre Vidal, Thiago y Tolisso, toda vez que la mediapunta parece territorio de James y Müller. PD: Mucho ojo a Joshua Kimmich ante la que promete ser la temporada de su explosión definitiva.

bayern

Futbolista clave: James Rodríguez
Joven al que echar el ojo: Niklas Dorsch

2. RB Leipzig: rendir igual cuando ya no eres un outsider

La mayor muestra de lo en serio que va el proyecto del RB Leipzig no ha sido esta vez ningún fichaje de campanillas. De hecho, sus cinco traspasos hasta el momento (Augustin, Bruma, Laimer, Konaté y Mvogo) están lejos de ser espectaculares. Como dijo el propio Ralf Rangnick a principios de verano, “acostumbraos a tener que buscar en Google nuestras incorporaciones.” Lo que de verdad ha revelado el corazón del proyecto sajón es que, a día de hoy, Naby Keita y Emil Forsberg sigan en sus filas. Se puede contar con los dedos de la mano los equipos alejados del olimpo europeo capaces de retener a sus talentos ante las afiladas zarpas de los gigantes del continente. Liverpool y Milan han hecho todo lo posible y más por sacar de allí a ese talentosísimo dúo (no es ninguna locura pensar que hubieran sacado alrededor de 150 millones de euros por los dos), pero la respuesta del RB Leipzig ha sido simplemente que no. Que ellos no venden. Pese a que su filosofía en los fichajes a veces lo disimula (apuestan por jóvenes talentos a los que poder desarrollar antes que por superestrellas consagradas), el conjunto de la marca austriaca de bebidas tiene capacidad económica para despejar a sus mejores futbolistas de tentaciones.

Werner marcó 21 goles el pasado curso. Foto: Focus Images Ltd
Werner marcó 21 goles el pasado curso. Foto: Focus Images Ltd

El reto de Ralph Hassenhüttl será alcanzar un rendimiento similar al de la pasada temporada cuando ya toda la liga le conoce. Porque el RB Leipzig ya no es la inesperada novedad. Ha trascendido. Encara la 2017/2018 como un equipo Champions frente al cual la gran mayoría de rivales adquirirá un comportamiento reactivo. Ya se sabe de sobra a qué juegan y se encontrarán periódicamente a equipos que ajustan ante su radical modelo de juego de agresiva presión y vertiginosas transiciones. Jürgen Klopp o Roger Schmidt, entrenadores de una identidad similar, sufrieron muchísimo cuando esto ocurrió y veremos si el entrenador austríaco maneja esa versatilidad en su librillo. De momento, las incorporaciones de este verano van por el camino de seguir profundizando en el modelo. Bruma o Augustin (ojo a este fichaje) responden al perfil de futbolista explosivo y potente que encaja como anillo al dedo en el demoníaco ritmo que le inyecta el RB Leipzig a los partidos. Será la deliciosa pierna diestra de Naby Keita, un futbolista que tiene calidad para estar en cualquier plantilla del planeta, la encargada de abrir los partidos cerrados. Aunque sólo sea por el interior guineano, seguirá mereciendo la pena ver los partidos del RB Leipzig.

leipzig

Futbolista clave: Naby Keita
Joven al que echar el ojo: Elias Abouchabaka

3. Borussia Dortmund: volver al control con Bosz

El segundo año de Thomas Tuchel al frente del Borussia Dortmund concluyó con una DFB Pokal, un billete de clasificación directo a Champions League y unos dignos cuartos de final en la máxima competición continental. En términos puramente resultadistas, poco que reprochar. Sin embargo, en términos de juego, el BVB estuvo lejos de responder a las expectativas creadas tras el maravilloso primer año de Tuchel. Las bajas de Mats Hummels, Ilkay Gündogan y Henrick Mkhitaryan, a la postre la espina dorsal del modelo de juego del BVB ese año, se acabaron notando demasiado. Quedó muy poquito en el año II de TT del genial y sofisticado juego posicional de aquel Borussia Dortmund que nos enamoró a tantos. Thomas construyó un equipo a la imagen y semejanza del impresionante abanico de jóvenes atacantes del que disponía (Götze, Reus, Kagawa, Dembelé, Schürrle, Emre Mor o Pulisic) y le salió una versión mucho más imperfecta. Un colectivo con frenética determinación, pero excesivamente precipitado y que nunca pudo recuperar aquello tan valioso que perdió en el verano de 2016: el control. Los partidos del Borussia Dortmund eran un carrusel en el que podía ocurrir cualquier cosa.

Peter Bosz debe devolver al Borussia Dortmund al control del juego. Foto: Focus Images Ltd
Peter Bosz debe devolver al Borussia Dortmund al control del juego. Foto: Focus Images Ltd

Dos movimientos estratégicos hizo la dirección deportiva para recuperar esas sensaciones añejas. El primero y más significativo, la elección de Peter Bosz como entrenador del equipo tras la forzosa marcha por problemas con la plantilla de Thomas Tuchel. Alguien cuyo principal activo es un cartesiano juego de posición que le llevó a la final de la Europa League. Veremos cómo se adapta a la plantilla amarilla, pero a priori es mucho más de la escuela tuchelista que de la kloppista. El segundo, que también promete tener relevancia, es la adquisición por fin de un centrocampista de jerarquía para acompañar a Julian Weigl en el centro del campo. La sala de máquinas del Westfalenstadion había quedado bastante desierta desde hace un año y Mahmoud Dahoud aterriza para paliar ese déficit con su desbordante calidad. Un mágico interior con potencial para cambiarle la cara al ataque posicional del BVB. Nadie le exigirá al Borussia Dortmund que le pelee la liga al Bayern de Múnich, pero sí se espera que al menos recupere esa pulcritud táctica que le volvía tan estimulante para el espectador neutral. Queremos que el BVB vuelva a ser reconocible, que vuelva a ser un epicentro de vanguardia estilística a nivel continental. Es más que probable que de aquí al final del mercado Ousmane Dembelé, uno de sus futbolistas más desequilibrantes, deje el equipo, pero entre la amalgama de mediapuntas con los que cuentan y la astronómica cantidad que dejará en las arcas parece que podrán suplir con creces sus 6 goles y 13 asistencias en Bundesliga.

dortmund

Futbolista clave: Pierre Emerick Aubameyang
Joven al que echar el ojo: Mahmoud Dahoud

4. Hoffenheim: tócala otra vez, Julian

Cuando un equipo como el Hoffenheim irrumpe en la élite de forma tan inesperada como lo hizo el pasado curso, al verano siguiente suele ocurrir una cosa: que los grandes acuden a ver qué ha pasado allí. En este caso, la ventana de traspasos se ha saldado con las pérdidas de Niklas Süle, Sebastian Rudy y, con toda probabilidad, Jeremy Toljan. Sin embargo, el proyecto no parece haber perdido un ápice de su atractivo. El conjunto de Sindheim mantiene a su principal activo, Julian Nagelsmann, y le ha conformado con mimo una talentosa plantilla para que pueda seguir adelante con sus estimulantes ideas. La llegada de un central con tan buen pie como Havard Nordveit para suplir a Süle le permite a Nagelsmann seguir avanzando en su minuciosa salida de balón, Grillitsch no está al nivel de Sebastian Rudy pero es un digno sustituto y todo apunta a que el talentoso Felix Passlack llegará cedido para competir con Kaderabek por un puesto en el lateral derecho. Además, aterriza en calidad de préstamo Sergey Gnabry para dar un salto cualitativo a su ataque. Nada mal.

Nagelsmann es uno de los grandes atractivos de esta edición de la Bundesliga. Foto: Focus Images Ltd
Nagelsmann es uno de los grandes atractivos de esta edición de la Bundesliga. Foto: Focus Images Ltd

Nada mal, porque Kevin Vogt, Kerem Demirbay, Nadiem Amiri o Andrej Kramaric siguen a las órdenes de Nagelsmann, lo cual estaba lejos de ser algo que se pudiera dar por hecho el pasado otoño. El Hoffenheim mantiene una plantilla de un nivel técnico por encima de la media que no le pone techo a Julian en su apuesta de fútbol ofensivo. Hay materia prima. El riesgo de que el resto de la Bundesliga se adapte a su modelo y pierda efectividad es en este caso algo menor, al ser este un equipo extremadamente flexible y multidimensional. Con un preponderante gusto por el ataque posicional, pero que sabe explotar la verticalidad si el partido se abre y que encuentra en el juego directo (Sandro Wagner mediante) un recurso muy rentable cuando no puede jugar por raso. Tendrá que acostumbrarse el Hoffenheim, eso sí, a jugar partidos cada 3 días, ya sea la Champions League si consigue remontar su encuentro ante el Liverpool o una Europa League que, no lo olvidemos, en Alemania se valora y se prioriza mucho más que en la mayoría de países. Su plantilla no es excesivamente larga.

hoffenheim

Futbolista clave: Kerem Demirbay
Joven al que echar el ojo: Dennis Geiger

5. FC Köln: ¿Queda margen de mejora, Peter?

Sin hacer mucho ruido, el Colonia de Peter Stöger se ha convertido en uno de los proyectos más definidos de Alemania. El técnico austríaco encara su quinto año en el club renano, al que sacó de la segunda división y al que ha llevado pasito a pasito hasta Europa. Sin prisa, pero sin pausa. Gracias a una lucidísima labor en la dirección deportiva, el Colonia mejora cada año la calidad individual de la plantilla dentro de lo que sus posibilidades se lo permiten y va incrementando a su ritmo las aspiraciones del club. Sobre el césped, las ideas son claras: todo nace a partir de la seguridad defensiva. En una época en la que las presiones agresivas en campo contrario son hegemónicas en el país, el conjunto de las cabras ha encontrado su sitio en la liga a partir de un repliegue defensivo diferencial.

Este es el quinto curso de Peter Stöger al frente del Colonia. Foto: Focus Images Ltd
Este es el quinto curso de Peter Stöger al frente del Colonia. Foto: Focus Images Ltd

El verano a orillas del río Rin ha estado marcado por la marcha al fútbol chino del que fue su jugador franquicia la temporada pasada: Anthony Modeste. El ariete francés anotó 25 tantos, 19 de ellos a un toque. En su contundencia rematadora encontró el Colonia un efectivo recurso para acercarse el gol, algo de lo que no va sobrado precisamente. Su ausencia debe ser cubierta por un viejo conocido de la afición española, Jhon Córdoba. Nada más y nada menos que 17 millones de euros ha pagado el club por el ex futbolista del Mainz, que en 29 partidos la temporada pasada tuvo la discreta cifra de 5 goles. El dinero de Modeste, además, ha sido aprovechado para reforzar la defensa con tres jóvenes promesas de España, Portugal y Alemania. Jorge Meré y Joao Queiros, zagueros, aterrizan para suplir la marcha de Neven Subotic, que vuelve a Dortmund tras su cesión. La llegada del lateral izquierdo Jannes Horn, una de las perlas de la cantera del Wolfsburgo, debe permitir que Jonas Hector se establezca en el centro del campo de una vez por todas.

koln

Futbolista clave: Timo Horn
Joven al que echar el ojo: Jannes Horn

6. Hertha Berlin: año III de Pal Dardai 

Otro club que no hace mucho ruido y que lleva dos años seguidos plantándose en competición europea contra todo pronóstico es el Hertha de Berlin. Pocos podían esperar algo así cuando Pal Dardai se hizo con las riendas del equipo en febrero de 2015, procedente del U15, con la alte Dame coqueteando con volver al pozo de la 2. Bundesliga. El carismático entrenador húngaro ha sabido aprovechar la irregularidad de Wolfsburgo, Leverkusen, Mönchengladbach o Schalke 04 para colarse entre las plazas europeas. Es verdad que no seduce con un fútbol especialmente brillante, pero ha conseguido exprimir a mucho futbolista de calidad escondido como Brooks, Stark, Weiser, Darida o Ibisevic. En los dos cursos completos que Dardai ha estado al frente del equipo, el Hertha ha firmado fulgurantes primeras vueltas y mucho más mediocres segundos periodos. Su reto será mantener la regularidad durante toda la temporada.

David Selke es el gran refuerzo del Hertha este verano. Foto: MarcadorInt
David Selke es el gran refuerzo del Hertha este verano. Foto: MarcadorInt

17 millones ha pagado el Wolfsburgo por John Anthony Brooks. El americano experimentó un crecimiento notable al calor de Dardai y se convirtió en una de las claves de la solidez del conjunto capitalino. Pese a ello, el Hertha de Berlín no ha hecho grandes inversiones a la hora de encontrar un sustituto. Ha llegado el excitizen Rekkik y se confía en que entre él, Stark y Langkamp logren suplir sus atributos. Buena parte del dinero de Brooks ha ido dedicado a David Selke. El delantero internacional sub21, pese a pasar por ser uno de los mayores talentos del país, no consiguió establecerse en el RB Leipzig y encuentra en la capital de Alemania una segunda oportunidad de explotar. Un ariete corpulento, de perfil robusto, pero con mucha más clase de lo que pueda parecer a priori y una excelente definición. Dardai ya ha anunciado que planea jugar con dos delanteros, por lo que a priori le veremos haciendo pareja con Vedad Ibisevic, con Leckie y Valentin Lazaro (uno de los futbolistas más prometedores del fútbol austríaco, que llega cedido procedente del Red Bull Salzburg) surtiéndoles de balones por los costados. Como dato curioso, a Dardai no sólo le tocara entrenar a su hijo Palko, que sube procedente del filial, sino que también hará lo propio con el primogénito de Jürgen Klinsmann.

1618245_hertha_bsc_berlin

Futbolista clave: Vladimir Darida
Joven al que echar el ojo: Arne Meier

7. SC Freiburg: ¿los centrales más estimulantes de Alemania?

Christian Streich renovó hace poco su contrato como entrenador con el Friburgo. Ocurrió exactamente el día siguiente de quedar eliminado contra todo pronóstico en la primera fase de Europa League ante el Domzale, el cuarto clasificado de la liga eslovena. Fue una renovación particular, porque no trascendieron los detalles de hasta cuándo seguirá en el club. Probablemente no haga falta. El vínculo entre entrenador y club es tan fuerte que no parece que exista papel que vaya a dictar el fin de su relación. Streich lleva en el Friburgo desde hace más de 20 años y esta será su sexta temporada como técnico del primer equipo. En toda la Bundesliga, no hay un entrenador que lleve más tiempo en el cargo que él. A su mando, el club de la Selva Negra ha vivido dos clasificaciones a Europa League y un descenso a 2. Bundesliga con su posterior ascenso. Y todo ha seguido igual. En estos tiempos de decisiones aceleradas, el Friburgo es un ejemplar club de mirada larga, al cual ni los éxitos ni los fracasos han hecho temblar lo más mínimo los cimientos de su camino.

Kempf es uno de los centrales más prometedores de Alemania. Foto: MarcadorInt
Kempf es uno de los centrales más prometedores de Alemania. Foto: MarcadorInt

No ha empezado bien el curso para el club de sur de Alemania. Entraba dentro de lo esperable que Maximilian Philipp y Vincenzo Grifo, dos de sus principales baluartes ofensivos, abandonaran el club en busca de cotas mayores, pero el hecho de perder a las primeras de cambio un incentivo tan estimulante como es jugar competición europea amenaza con ser una losa que acompañe al equipo en este comienzo de temporada. Ese es uno de los peligros que entraña la descarada juventud con la que concurre este Friburgo. En la 2016/2017, el conjunto de Streich presentó la tercera media de edad más baja de la competición, sólo por detrás de RB Leipzig y Bayer Leverkusen. Se espera que los líderes de esta temporada sean su jovencísima e hipertalentosa pareja de centrales, de forma rotunda los dos futbolistas con más calidad del equipo. Caglar Soyuncü y Marc Oliver Kempf, pieza clave en la Alemania campeona de Europa sub 21, son probablemente la pareja de zagueros más estimulante del campeonato. No parecía posible que el club fuera a conseguir retenerles un año más, pero se acerca el fin del verano y todo hace indicar que seguirán en el Schwarzwaldstadion. Probablemente también tenían esa misma expectativa desde dentro del club y por eso incorporaron cedido a Philipp Lienhart, el prometedor central austríaco del Real Madrid, que lo tendrá difícil para optar a minutos. Aunque la incorporación que más estimula sin lugar a dudas es la de Bartosz Kaputska, que tras su gran Eurocopa no acabó de triunfar en el Leicester y ha encontrado acomodo al calor de Christian Streich.

kaputska

Futbolista clave: Caglar Soyuncü
Joven al que echar el ojo: Bartosz Kaputska

8. Werder Bremen: el potencial está en casa

La historia de Alexander Nouri es una de esas que tantas veces hemos visto en el mundo del fútbol. La de una directiva desesperada que se ve obligada a echar a su entrenador empezada la temporada y recurre a un técnico interino como solución momentánea. Nouri respondió bien, llegó a acumular una racha de 11 partidos invicto y como recompensa le fue entregado el proyecto del Werder Bremen. Un proyecto que ha tenido que asistir a un ritual también tantas veces repetido en Alemania: el de ver cómo uno de tus jugadores franquicia pone rumbo al Bayern de Múnich. Serge Gnabry encontró en la ciudad hanseática un escenario en el que por fin despuntar como futbolista (se fue hasta los 11 goles) y llamó la atención del gigante bávaro. Florian Grillitsch hizo lo propio, en este caso del Hoffenheim, y se añade a la lista de dolorosas bajas de un conjunto norteño que no ha estado especialmente activo en el mercado. Confía en lo que tiene.

Thomas Delaney fue una de las apariciones de la segunda vuelta en Alemania. Foto: Focus Images Ltd
Thomas Delaney fue una de las apariciones de la segunda vuelta en Alemania. Foto: Focus Images Ltd

Confía, especialmente, en que Max Kruse pueda mantener el apoteósico nivel que firmó en la segunda vuelta del curso pasado. El controvertido delantero alemán marcó 13 goles en sus últimas 11 apariciones y fue una de las razones que explican que el Werder Bremen se quedara a un sólo punto de la Europa League. También se espera que esta sea la temporada de confirmación del delicioso centrocampista danés Thomas Delaney, quien llegó en invierno por un millón de euros y se hizo junto a Junuzovic con el mando de la medular. Existe mucha confianza en que los talentosos hermanos Eggestein, tanto el mediocentro Maximilian como el más jovencito delantero Johannes, derriben la puerta y se hagan hueco en el equipo. Lo que no está tan claro es que el club vaya a solucionar los problemas defensivos que le llevaron a ser el equipo más goleado de toda la Bundesliga.

werder

Futbolista clave: Max Kruse
Joven al que echar el ojo: Johannes Eggestein

9. Borussia Mönchengladbach: Zakaria para romper con la monotonía

En las últimas tres temporadas, tres entrenadores distintos han empezado el curso con el Borussia Mönchengladbach. Un club que no hace tanto era el paradigma de proyecto estable en el mundo del fútbol y que hoy vive un periodo mucho más ajetreado de lo que seguro desearía Max Eberl, el talentosísimo director deportivo del club que recientemente ha rechazado al Bayern de Múnich. Desde que Dieter Hecking se hizo cargo del equipo en diciembre del año pasado, el Gladbach ha sido el sexto mejor equipo de la Bundesliga y a ese dato se ha agarrado el club para continuar su confianza en él en la presente temporada. Un Borussia Mönchengladbach que mantiene el grueso del bloque que le ha hecho reconocible los últimos años. No ha habido grandes revoluciones. En Yann Sommer, Thorgan Hazard, Christoph Kramer, Oscar Wendt, Raffael o Lars Stindl seguirán estando depositadas las esperanzas de devolver al club a los puestos de Europa.

Thorgan Hazard sigue un año más en Mönchengladbach. Foto: Focus Images Ltd
Thorgan Hazard sigue un año más en Mönchengladbach. Foto: Focus Images Ltd

Aunque sí se han producido dos pérdidas muy significativas este verano. El Borussia Dortmund pagó la cláusula del genial Mahmoud Dahoud y el Chelsea reclamó de vuelta a Andreas Christensen, quien se había convertido en el jefe de la zaga de los lobos durante los últimos dos años. Dos futbolistas capitales en el conjunto de Dieter Hecking, que ha dedicado alrededor de 30 millones de euros en suplirles. Matthias Ginter se convirtió el pasado mes de julio en el fichaje más caro de la historia del Borussia Mönchengladbach. 17 millones de euros destinaron los lobos por el flamante campeón de la Copa Confederaciones, confiando en que están fichando un central para una década. Para el puesto de acompañante de Christoph Kramer, Eberl ha realizado una apuesta menos contrastada a nivel local, pero que tiene todas las papeletas de ser uno de esos pelotazos que llevan su firma. A Denis Zakaria, quien a sus 19 años ya estuvo en la pasada Eurocopa con Suiza, le llega por fin su primera oportunidad en una liga de superélite y francamente tiene una pinta extraordinaria. Será probablemente, junto a Vincenzo Grifo, lo más excitante para la afición de un Borussia Mönchenglabach que no presenta grandes novedades para este curso.

1618251_borussia_monchengladbach

Futbolista clave: Lars Stindl
Joven al que echar el ojo: Denis Zakaria

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Gran artículo Guillermo!!

Respecto al Colonia, la temporada pasada solían jugar en 4-4-2 con Osako más Modeste en punta no??
Lo que sí creo es que en la derecha jugarán Clemens o Risse.

Enorme articulo de calidad. Creo que este año el RBLeipzig va a bajar hasta el 5º 6º puesto. Creo que los equipos que sorprenderán en la zona Europa serán Werder, Hamburgo y quizás vuelva el Schalke si sabe aprovechar el talento de Meyer, Goretzka, Geis, Embolo… Los equipos que no me dan nada de buenas sensaciones son el Leverkusen y el Wolfsburgo que apenas se han reforzado y no veo una mejoría respecto años anteriores, habrá que verlos.

GRANDE ARTICULO. Esperamos la segunda parte. Qué irregular sigue siendo esta Bundesliga, en la que cada año, los participantes en la Champions cambian casi por azar: este año Leipzig y Hoffenheim (que difícil lo tiene…), Leberkusen unos años, Dortmund otros, Bremen, Schalke, Wolfburgo, Monchengladbach, Stuttgart… Quitando al permanente Bayern, y al abonado Dortmund desde hace unos años (con algún susto de por medio incluido para ambos), todo está en el aire, lo que yo creo que repercute en el nivel de los equipos que apuntan alto. En mi opinión, esta es la liga que más vacantes tiene esperando la llegada de un ‘nuevo grande’ que pueda establecerse como tal, veremos si alguno de los nombrados, o incluso de los no nombrados, se abona al club del Bayern.
Este último, por otro lado, y club de mis amores, creo que dará un bajón este año. No me convence nada la plantilla, que creo que es peor que la del año pasado (y un año más vieja). Alaba me parece que ha flojeado el curso pasado, veremos si recupera el nivel; Rib y Rob, por muy buenos que sean, que lo son, necesitan un recambio YA, no pueden ser titulares del Bayern ¿Ocho-nueve años después?; no hay sustituto para Lewa, y en los partidos de Champions se ha visto, claramente, que Muller no puede ser ese 9 cuando Lewa falta; James, Thiago y Muller, para mi son mediapuntas, todo lo que sea ponerlos en otra posición es bajar su rendimiento, y me da que James y Muller pisarán las bandas con frecuencia, ya veremos Thiago. Aparte, tenemos una debilidad con las lesiones superior a cualquier equipo grande de europa: Rib, Rob, Javi, Boateng, Thiago… El año que viene se van a tener que gastar en fichajes todo el dinero que no se han querido gastar este año, o no, quién sabe…

Deja un comentario

*