República Checa-Dinamarca: Dos de las grandes revelaciones

Grant Hanley of Scotland and Patrik Schick of the Czech Republic during the UEFA Euro 2020 Group D match at Hampden Park, Glasgow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
14/06/2021

República Checa y Dinamarca se han plantado en cuartos con todo merecimiento. Las selecciones de Jaroslav Silhavy y Kasper Hjulmand pelearán este sábado por un puesto en las semifinales de esta Eurocopa, y lo harán sabiendo que están en el antepenúltimo paso antes de la gloria. La República Checa fue subcampeona europea en 1996 y acabó tercera de este mismo certamen en 2004, mientras que Dinamarca sabe perfectamente lo que es levantar al cielo una Eurocopa, porque lo hizo en el año 1992. Es decir, ninguna de las dos selecciones es primeriza en estas rondas finales del torneo, pero lógicamente ambas llegan a estos cuartos de final con la ilusión de ser la gran sorpresa ahora que muchas de las grandes favoritas, especialmente las tres selecciones del grupo de la muerte, están eliminadas.

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

El partido se disputará en el Olímpico de la ciudad de Bakú, en la capital de Azerbaiyán, y todas las previsiones meteorológicas señalan temperaturas por encima de los 30ºC a la hora del encuentro. Algo que evidentemente ha inquietado a ambos seleccionadores: “El calor en Bakú será un problema. Habrá 30 grados y eso se nota. ¿Cómo de duro puedes jugar? ¿Y cómo serás capaz de jugar? Son factores a tener en cuenta, pero estamos preparados para hacerles frente y salir a ganar”, ha reconocido Kasper Hjulmand, el seleccionador danés, en declaraciones previas a este partido. Dinamarca llega lanzada al duelo de este sábado. La selección danesa viene de golear a Rusia y Gales en sus dos últimos encuentros, por 4-1 y 4-0, respectivamente, y a nivel anímico el grupo consiguió sacar fuerzas de donde no había para reponerse al incidente de Christian Eriksen en la primera jornada. A nivel de juego, la selección que dirige Kasper Hjulmand está siendo una de las grandes sensaciones del torneo, con una propuesta de tres centrales y dos carrileros en los costados bastante atractiva por su dinamismo, recorrido y actividad en los 90 minutos del partido, y hay varios nombres propios que salen muy reforzados de este torneo, como es el caso de Pierre-Emile Hojbjerg, el jovencísimo Mikkel Damsgaard o Joakim Maehle, el enésimo futbolista de la Atalanta (además de Pessina, Gosens o Freuler) que sale revalorizado de la Eurocopa.

Pierre-Emile Hojbjerg está siendo uno de los mejores centrocampistas de la Eurocopa. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Hojbjerg está siendo uno de los mejores centrocampistas de la Eurocopa. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Kasper Dolberg fue la gran sorpresa del once danés ante Gales, y el delantero del Niza se reivindicó con un doblete que podría abrirle la puerta a la titularidad, y más teniendo en cuenta que Yussuf Poulsen llega muy justo al partido por la lesión que lo dejó fuera a última hora ante Gales. En otro orden de cosas, cabe señalar que Damsgaard, Delaney, Jensen y Wass son los futbolistas apercibidos de sanción por parte de Dinamarca. Si uno de ellos viese una amarilla ante la República Checa, se perdería el encuentro de semifinales; el cuadro checo, por su parte, tiene en riesgo a Hlozek, Masopust y Coufal. La selección de Jaroslav Silhavy también viene bastante crecida después de protagonizar una de las grandes sorpresas de esta edición al eliminar en octavos a Países Bajos. La República Checa demostró ante la selección neerlandesa que puede ser un equipo realmente incómodo a través de la presión, capaz de condicionar las salidas de balón elaboradas por parte de su rival, y que además posee recursos (tácticos, pero evidentemente también técnicos) para adaptarse a escenarios donde tenga que llevar un mayor peso desde el balón, como se pudo comprobar en la segunda parte del duelo ante Países Bajos tras la expulsión de Matthijs De Ligt. Patrik Schick será claramente el futbolista a seguir por parte de los checos. El delantero del Bayer Leverkusen lleva cuatro tantos en esta edición, y está a solo un gol de igualar al máximo artillero de este torneo, Cristiano Ronaldo, que ha dejado el listón en cinco, y de igualar un récord que le hará todavía más ilusión a Schick: los cinco tantos de Milan Baros en la EURO 2004 que lo mantienen como el máximo goleador checo en una Eurocopa.

“No es un tema importante para mí, lo principal es el éxito del equipo. Mi objetivo no es ganar la Bota de Oro, sino ayudar a mi equipo a llegar lo más lejos posible. No me interesa tanto cuántos goles haya marcado al final”, ha reconocido el propio Schick en la previa de este partido. Este será el 12º enfrentamiento entre estas dos selecciones y el conteo, por el momento, está bastante igualado: tres victorias de la República Checa, dos de Dinamarca y un total de seis empates. La última vez que se vieron las caras fue en el año 2016, en un amistoso que acabó 1-1, y existe un precedente entre las dos selecciones en unos cuartos de final de una Eurocopa: fue en el año 2004, en Do Dragao, Oporto, y los checos se impusieron por tres goles a cero. El primer tanto lo firmó Jan Koller y los otros dos, cómo no, de un tal Milan Baros que acabó siendo la Bota de Oro de aquella edición. El destino tal vez le esté queriendo decir algo a Schick, aunque Dinamarca, llamativamente, es, junto a España, la selección que menos remates recibe en su contra por partido, seis, y la segunda que más chuta de toda la Eurocopa (promedia un total de 19 remates por partido).

Alineaciones probables: República Checa-Dinamarca, 3 de julio, 18:00h. 

CZE vs DIN - Football tactics and formations

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*