Real Madrid-Atalanta: El duelo de los opuestos

Real Madrid manager Zinedine Zidane pictured during Real Madrid training prior to their UEFA Champions League Final match against Atlético Madrid. San Siro, Milan, Italy.
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd 07814482222
27/05/2016

La clasificación de la Atalanta para la Europa League 2017-18 fue vista como algo excepcional. Y realmente lo era; al fin y al cabo, la Dea llevaba 26 años sin medirse en competiciones continentales. Para una ciudad como Bérgamo, de 122 mil habitantes, era algo espectacular poder volver a recibir partidos europeos. Pero pocos imaginaban, por aquel entonces, la magnitud de la revolución que llevaría a cabo Gian Piero Gasperini. Dos años más tarde la Atalanta estaría en la competición de clubes más codiciada del planeta por primera vez en su historia. Pero no como coadyuvante como su pasado y su presupuesto lo sugerían: los de Gasperini llegarían a cuartos. El duelo de octavos de final, contra el Valencia, coincidió con la eclosión de la pandemia que asolaría el planeta. El partido de vuelta en Mestalla sería uno de los primeros en un escenario que se convertiría en habitual para los seguidores del deporte rey: estadio vacío, animaciones grotescas y una latente sensación de incomodidad imaginando qué diferente sería todo si estuvieran los aficionados en los campos. Por ejemplo: ¿cuál sería la reacción del público en el Mestalla tras la exhibición del endemoniado Josip Iličić, que marcó cuatro goles? ¿Cuál sería el nivel de tensión del Bernabéu en una noche como la de hoy tras las eliminaciones del Real Madrid contra el Ajax y contra el Manchester City en las últimas Champions? Nunca lo sabremos.

Lo que sí podemos saber es que la Atalanta, que participó por primera vez en la Champions cuando tenía 112 años y llegó a cuartos, lo intentará hacer otra vez en su segunda participación. “No vamos [a Madrid] a pasear”, dijo Gasperini después de la victoria 3-1 contra la Spezia el sábado. “Es un resultado difícil de remontar, hubiera sido difícil incluso antes, y aún más después del 1-0 de ida. En partidos como el del martes hay que ser cínico, porque los rivales no te conceden tanto. Ya tengo en mente el once inicial, pero hay que esperar jugar el partido con 15 jugadores, lo ideal sería competir el mayor tiempo posible.” En este once no estarán Hans Hateboer, Boško Šutalo, lesionados, ni Remo Freuler, suspendido. Berat Djimsiti es duda. Si no llega el central albanés, Gasp probablemente jugará con Rafael Tolói, Cristian Romero y José Luis Palomino en la línea de centrales.

Gian Piero Gasperini sigue haciendo historia al frente de la Atalanta. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd
Gian Piero Gasperini sigue haciendo historia al frente de la Atalanta. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd

Sin Freuler, el compañero de Marten de Roon en el centro del campo seguramente será Mario Pašalić, que marcó un doblete el sábado, con Joakim Mæhle y Robin Gosens como carrileros. La otra duda está en el ataque. Aunque Matteo Pessina, Iličić y Luis Muriel deben ser titulares, ya que Duván Zapata, que salió lesionado en el partido de ida, no completó 90 minutos desde entonces. Empezó en el banquillo contra el Crotone y la Spezia y fue sustituido contra el Inter. Pero Gasperini siempre puede sorprender y además del colombiano, Ruslan Malinovskyi y Aleksei Miranchuk podrían aparecer en el once.

Contenido relacionado: ¿Quién entiende al Real Madrid? – Análisis táctico del Atalanta 0-1 Real Madrid

El Madrid, por su parte, llega con una pequeña ventaja conquistada en los últimos minutos en Bérgamo. Pero tendrá que arreglárselas sin uno de sus jugadores más importantes: Casemiro. Importante no solo en el equilibrio táctico del equipo; el brasileño tiene el hábito de aparecer una y otra vez en momentos decisivos para rescatar a los merengues, como en el partido en Alemania contra el Borussia Mönchengladbach y en el derbi del Metropolitano contra el Atlético. La última vez que no jugó Casemiro –contra el Athletic en la jornada 19 de liga– Zinedine Zidane formó un doble pivote con Toni Kroos y Luka Modrić y metió a Federico Valverde más adelantado. A falta de un sustituto natural del brasileño, es posible que repita la solución. También serán bajas Dani Carvajal, Álvaro Odriozola, Mariano Díaz y, cómo no, Eden Hazard.

Josip Ilicic sigue siendo una de las piezas más diferenciales de la Atalanta. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Ilicic sigue siendo una de las piezas más diferenciales de la Atalanta. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

En el duelo del sábado contra el Elche (2-1) el Real Madrid jugó con tres centrales. Y el lunes al ser preguntado por si repetiría el dibujo, Zizou no fue tajante: “Hemos jugado así en varios partidos, es parte de nuestro juego”, dijo el francés. “Podemos hacerlo también con cuatro. Mañana vamos a ver”. Lo cierto es que jugará Sergio Ramos en el eje de la defensa. También hay dudas en el ataque. Contra el Atlético jugaron Rodrygo y Marco Asensio, y contra el Elche Isco por detrás de Vinícius y Karim Benzema. Al Madrid le vendría bien jugadores rápidos para explotar los espacios dejados por la Atalanta, que, como siempre, atacará como si no hubiera mañana. Necesitan marcar. Los merengues, que encajaron goles en sus tres últimos partidos, intentarán hacer lo posible para evitarlo.

Las dicotomías del duelo son apasionantes. Por un lado, el equipo con más títulos de Champions; por otro, el que juega la competición por segunda vez en su historia. Por un lado, un equipo global, con hinchas dispersos por todo el planeta; por otro, un club local, que hizo que mucha gente se diera cuenta de que existe una ciudad en el norte de Italia que se llama Bérgamo. Por un lado, un entrenador de 48 años con tres títulos de Champions y dos de liga; por otro, uno de 63, sin títulos. Por un lado, la gigante Madrid, con más de 3 millones de habitantes; por otro, la diminuta Bérgamo, con poco más de 100 mil.

Luka Modric deberá volver a jugar un papel clave para el Real Madrid. Foto: Focus Images Ltd.
Luka Modric deberá volver a jugar un papel clave para el Real Madrid ante la Dea. Foto: Focus Images Ltd.

Hace un año, cuando empezábamos a darnos cuenta de la dimensión del coronavirus y comenzaban a anunciar que los partidos se disputarían sin público, se jugó ese Valencia-Atalanta, el 10 de marzo, en un silencioso Mestalla. Los aficionados de la Dea recaudaron 60.000 euros -el dinero que utilizarían para el viaje a España- en donaciones para el hospital Papa Giovanni XXIII. “Fue una donación importante, pero también lo es el amor que han mostrado”, dijo Maria Beatrice Stasi, directora general del hospital a The New York Times. “Demuestra la pasión y el afecto no solo por el equipo, sino por Bérgamo. En un momento muy difícil para la ciudad, hemos sentido ese cariño. Mostraron mucha solidaridad”.

Contenido relacionado: Cristian Romero es un tipo duro – Así juega el central argentino de la Atalanta (cedido por la Juve)

También habló del poder del fútbol Giorgio Gori, el alcalde de Bérgamo, una de las ciudades más afectadas por el virus en el país. “La ciudad puede encontrar un motivo de optimismo en la historia de la Atalanta“, observó Gori en diciembre al diario norteamericano. “Puede ser una señal del renacimiento de la ciudad”.

“No es posible olvidar lo sucedido. Está demasiado cerca, es demasiado doloroso. Demasiadas familias han perdido a un padre, un hermano o una hermana. Estas víctimas no son estadísticas: son historias personales de una familia. Pero también debemos pensar en lo que vendrá después. Todo el mundo sabe dónde está Bérgamo por esta tragedia. Necesitamos construir asociaciones positivas. Bérgamo puede ser conocida por el Covid”, advirtió el alcalde. “Pero también puede ser conocida por la Atalanta”.

Alineaciones probables: Real Madrid-Atalanta, martes 16 de marzo, 21:00h. 

Real Madrid vs Away team - Football tactics and formations

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Kristian Kane/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*