River Plate-Palmeiras: El Verdao pone a prueba el dominio de Gallardo

800px-estadio_libertadores_da_america_2

La Copa Libertadores 2020 llega a su recta final. Más de un año después del sorteo de las rondas preliminares y de la fase de grupos, realizado el 17 de diciembre de 2019 en Luque, Paraguay, la competición de clubes por excelencia de América del Sur vivirá en las próximas dos semanas las semifinales de la edición más larga de toda su historia. River Plate, Palmeiras, Boca Juniors y Santos son los cuatro equipos que han llegado hasta esta ronda y solo uno podrá salir campeón el próximo sábado 30 de enero en el mítico estadio de Maracaná. La primera semifinal, que perfectamente, dado el nivel de los dos equipos, podría haber sido la gran final, enfrentará a River Plate y Palmeiras en el estadio Libertadores de América, en Avellaneda, en una eliminatoria a dos partidos (ida y vuelta) que se cerrará la madrugada del próximo miércoles (horario peninsular), 13 de enero, en Sao Paulo, en el Estadio Allianz Parque, que es como se conoce ahora al estadio del club brasileño desde su inauguración en el año 2014. Dos históricos de la competición, que ya saben lo que es conquistar este título, porque River Plate tiene cuatro Copas Libertadores en sus vitrinas (y tres subcampeonatos), mientras que Palmeiras ha ganado una (y ha estado en otras tres finales), que se medirán en una de las semifinales más atractivas que podrían verse en esta edición, porque nadie ha hecho más goles que ellos dos en la presente Copa Libertadores: 31 tantos para los de Gallardo y 29 para los brasileños de Abel Ferreira.

Palmeiras, de hecho, llega invicto a esta eliminatoria. De los diez partidos que ha disputado el equipo brasileño en esta Copa Libertadores 2020 ha ganado ocho y ha empatado solo dos, con una diferencia de goles enormemente positiva: ha realizado 29 y apenas ha encajado cuatro. Los números de River Plate, obviamente, también son muy positivos: empezó perdiendo ante LDU Quito en Ecuador, en la primera jornada (3-0), pero desde entonces ha sumado siete victorias y dos únicos empates, con un balance de 31 goles anotados y nueve recibidos. De hecho, esta será la cuarta semifinal consecutiva del equipo argentino, finalista en 2018 (y campeón, ante Boca Juniors) y 2019 (donde cayó ante Flamengo), igualando así en lo más alto al equipo con más semifinales en toda la historia de la Copa Libertadores, Peñarol (20), que disputó su última final en 2011.

River Plate jugará su cuarta semifinal consecutiva. Foto: Jaume Naveira/MarcadorInt (Todos los derechos reservados).
River Plate jugará su cuarta semifinal consecutiva. Foto: Jaume Naveira/MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Esta primera semifinal entre River Plate y Palmeiras ha dejado una historia muy curiosa en la previa. El equipo brasileño, que disputará este primer encuentro en Avellaneda, rechazó entrenarse en la Casa Amarilla de Boca Juniors, como tradicionalmente han hecho todos los equipos internacionales que se han enfrentado a River en un partido de estas características, y lo ha hecho en San Lorenzo para tratar de escapar así de una particular maldición que se apoderó de todos ellos: porque como ocurrió con Jorge Wilstermann en 2017, con Independiente de Santa Fe en 2016 o con Tigres en 2015, el equipo que, antes de enfrentarse a River, se ha entrenado en Boca, ha acabado perdiendo o eliminado ante los Millonarios de Buenos Aires. De este tipo de historias está hecho el fútbol, y más el sudamericano. Así las cosas, el equipo brasileño escogió el campo auxiliar del Nuevo Gasómetro, el estadio de San Lorenzo de Almagro, para completar su último entrenamiento antes de la gran cita de este martes (madrugada del martes al miércoles, según el horario peninsular). Un último entrenamiento en el que ya pudo estar Gabriel Verón, el joven delantero de 18 años (autor de tres tantos en esta Copa Libertadores), que ya ha superado su lesión en el muslo derecho e incluso podría ser titular. Además de Verón, que curiosamente se llama así por La Bruja Sebastián Verón, Abel Ferreira, el técnico de Palmeiras, podrá contar para este partido con Zé Rafael y Gabriel Silva, también lesionados, aunque este último no venía siendo de la partida y tampoco se le espera como titular hoy. El veterano Felipe Melo se ha quedado en Brasil recuperándose de una lesión.

El que tampoco estará seguro en estas semifinales es Miguel Borja, futbolista en propiedad de Palmeiras que acababa su contrato con Junior de Barranquilla el pasado día 31 de diciembre, y que no ha sido inscrito, aseguran desde el club brasileño, por “cuestiones burocráticas”. El delantero llegó a Palmeiras en febrero del año 2017, tras convertirse en el crack de Atlético Nacional en la Copa Libertadores 2016, siendo el fichaje más caro del equipo paulista (más de 10 millones de dólares), pero su bajo rendimiento y sus constantes problemas con la afición le llevaron a acabar cedido en el equipo de Ecuador y ahora a quedarse fuera de estas semifinales con Palmeiras, pese a realizar 20 goles en 36 partidos con Junior de Barranquilla en la Copa Sudamericana. “Estoy triste, fue una sorpresa para mí que Palmeiras no me tenga en los planes para la Libertadores. Podría ayudar en la semifinal. Tenía muchas ganas de estar. Le tengo un gran cariño al club por todo lo que hice y por lo que la afición hizo por mí. No entiendo por qué no me quieren. Soy jugador del Palmeiras, solo tenía que llegar, ponerme la camiseta y jugar. No entiendo esta situación. El entrenador me llamó y me dijo que me estaba mirando, que no debía preocuparme por las críticas de partidos que había hecho en el pasado, principalmente de la afición y la prensa. La directiva también me llamó y me dijo que si Junior de Barranquilla no llegaba a la final de la Sudamericana, me utilizarían. Todo fue observado y ahora es una situación completamente diferente”, reconoció el propio Miguel Borja al medio Globo Esporte.

Horarios: 

River Plate-Palmeiras: madrugada del martes al miércoles 6 de enero, 01:30h.
Palmeiras-River Plate: madrugada del martes al miércoles 13 de enero, 01:30h.

Abel Ferreira llegó al banquillo de Palmeiras el pasado mes de noviembre tras la salida de Vanderlei Luxemburgo, procedente del PAOK griego, siendo el primer entrenador portugués en toda la historia del equipo paulista. Ferreira, a sus 42 años, está viviendo así su primera experiencia en Sudamérica después de estrenarse como entrenador profesional en el banquillo del Sporting de Braga, en 2017, donde estuvo dos años y dirigió más de un centenar de encuentros (102), para después recalar en las filas del PAOK. Admirador de entrenadores como Pep Guardiola o Mauricio Pochettino, Abel Ferreira declaró hace unos meses al portal The Coaches Voices que su filosofía le lleva a decirle a sus futbolistas “tres ideas clave antes de un partido”. “Eso es todo. Es como cuando ves una película y, al final, alguien te pregunta: ‘¿Qué sacaste de esto?”. Con apenas dos meses a sus espaldas en el fútbol brasileño, Abel Ferreira está a solo dos partidos de devolver a Palmeiras a una final de la Libertadores veinte años después; la última fue en el 2000 ante Boca.

Palmeiras, que también disputará la final de la Copa de Brasil (ante Gremio) y que pelea en la parte alta del Brasileirao, un equipo que se caracteriza por sus rápidas transiciones y que cuenta con futbolista jóvenes muy interesantes, como es el caso de Patrick de Paula (21 años) o Gabriel Menino (20), además del ya mencionado Gabriel Verón, se medirá a River en Avellanada, debido a las obras que se están realizando desde hace meses en el Estadio Monumental, que es, sin duda, el gran dominador de la competición en los últimos años. Bajo el mando de Marcelo Gallardo, River Plate ha llegado a siete semifinales en los ocho torneos continentales que ha disputado. La única vez que el equipo no alcanzó esa marca, desde la llegada del ‘Muñeco’ en 2014, fue en 2016, cuando el cuadro Millonario cayó en octavos de final ante Independiente del Valle. Cinco de estas siete semifinales se han producido en la Copa Libertadores y las otras dos, en la Copa Sudamericana. River llega de empatar ante Boca Juniors (2-2) en la Copa Diego Armando Maradona. Después de ese encuentro, todos los futbolistas (además de los miembros del cuerpo técnico) se sometieron a las correspondientes pruebas PCR y todas ellas resultaron negativas. Gallargo llega a este primer partido ante Palmeiras con la baja segura de Fabrizio Angileri, que sufrió un pequeño desgarro en el isquiotibial de la pierna izquierda, y las dudas de Milton Casco y Julián Álvarez, que este domingo continuaron entrenándose al margen de sus compañeros. River hará todo lo posible para sacar rédito de este primero partido y aprovechar así la condición de local, aunque el partido vaya a disputarse sin público en el Estadio Libertadores de América, el estadio donde juega sus partidos Club Atlético Independiente, a 20 kilómetros del Monumental de Buenos Aires.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Alineaciones probables: River Plate-Palmeiras, miércoles 6 de enero a las 01:30h (horario peninsular español)

RiverYour team vs Away team - Football tactics and formations

Foto de portada: Gustavo Buzzatti Pacheco bajo licencia Creative Commons 2.5

Related posts

2 comments

Responder a Xapa Cancelar respuesta

*