Seis conclusiones del fin de semana

Mats Hummels of Bayern Munich during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
13/03/2019

Golpe de autoridad en la Bundesliga

A los diez minutos de partido, Mats Hummels había rematado dos córners en el primer palo con suma autoridad. El segundo de sus cabezazos terminó en el fondo de la red. El Bayern aplastó al Borussia Dortmund con una presión adelantada y un constante bombardeo desde las bandas que el conjunto de Lucien Favre no pudo neutralizar. Mermado por las bajas de Guerreiro y Alcácer, el defensor del liderato en la Bundesliga alineó a Marco Reus como futbolista más adelantado y nunca pudo salir en largo cuando el Bayern apretó los primeros pases de los centrales. Así, en una presión alta, forzó un regalo de Zagadou en un pase horizontal que terminó de inclinar la balanza. El 2-0 antes de los 20 minutos de juego supuso un mazazo demasiado duro para la moral del Borussia Dortmund, incapaz de sostener a un Bayern desatado. La superioridad del Bayern, especialmente en el juego aéreo y las acciones a balón parado, trituró a la inexperta zaga borusser, que solo frenó la hemorragia cuando Weigl reemplazó a Zagadou. Dahoud pudo cambiar el rumbo del partido y de la Bundesliga en la primera jugada de ataque del elenco visitante, con un disparo a la madera en el 6′, pero una vez el Bayern se adelantó en el marcador ya no tuvo ninguna opción de plantar cara al gigante bávaro, que ha marcado por lo menos cinco goles ante los últimos cuatro rivales alemanes que han pisado el Allianz Arena. Con la goleada de este sábado el Bayern recupera el liderato perdido el fin de semana anterior en Friburgo, pero solo tiene un punto de ventaja respecto al Borussia Dortmund, cuya principal misión para las últimas seis jornadas será levantar el ánimo para intentar aprovechar cualquier tropiezo del vigente campeón. A los de Kovac todavía les falta enfrentarse a los otros dos clubes que actualmente ocupan posiciones de acceso a la Champions. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Regularidad a prueba de bombas

El recital de paradas de Jan Oblak postergó la victoria del Barcelona en el Camp Nou en el duelo al que se aferraba el Atlético de Madrid para recortar la diferencia respecto al líder. El conjunto colchonero necesitaba ganar para ponerse a cinco puntos del equipo de Valverde y salió a once unidades de distancia a falta de 21 puntos por disputarse. El Barcelona movió la pelota con agilidad en los primeros minutos y encontró resquicios en las dos bandas en los primeros compases, pero le costó mucho más crear grietas en la zaga atlética a raíz de la expulsión de Diego Costa en el minuto 28. El Atlético achicó agua, descolgó a Griezmann y Correa en un 4-3-2 para intentar desplegarse al contragolpe y tuvo algunas jugadas largas en campo contrario cuando se juntaron sus jugadores más técnicos (con 0-0, Simeone llegó a situar a Thomas de lateral derecho y a Saúl en el lateral izquierdo), pero las principales oportunidades corrieron a cargo del Barcelona, que se instaló en campo contrario y puso a prueba a Oblak en reiteradas ocasiones. Los goles tardaron en llegar: Suárez abrió la lata en el 85′ y un minuto después Messi selló el partido y la liga con una jugada individual marca de la casa. Salvo hecatombe, el Barcelona volverá a reinar en la competición de la regularidad. Con este triunfo, el club culé anda camino de su octavo título liguero en las once últimas temporadas, casi siempre con ritmos de puntuación altísimos. Desde la temporada 2008-09 (el estreno de Guardiola y el primer curso en el que Messi disputa más de 2.500 minutos y participa en más de 30 partidos ligueros), el Barcelona no ha bajado de la frontera de los 87 puntos. Conquistó ese título con 87 unidades, las mismas que sumó el año que el Atlético ganó la liga (con 90 puntos). Su tercer registro más bajo son los 90 puntos obtenidos en la temporada 2016-17, en la que se quedó a otras tres unidades del Real Madrid campeón. Cualquiera de las puntuaciones obtenidas entre 2008 y 2018 le habrían valido para conquistar cualquier liga de 38 jornadas disputada entre 1997 y 2008, en un ejercicio de fútbol ficción que sirve para contextualizar cómo ha subido el listón de exigencia en la última década. Si el Atlético ganase todos los partidos que restan, alcanzaría los 83 puntos. T.M.

Deulofeu lidera la revolución del Watford

Salió desde el banquillo cuando su equipo perdía por 0-2. Faltaba media hora para que el Wolverhampton sellara la clasificación para la final de la FA Cup tras 59 años de ausencia y el Watford necesitaba un giro dramático en el guion para forzar la prórroga. Inferior a los Wolves y vulnerable ante los indetectables movimientos de Diogo Jota como acompañante de Raúl Jiménez, el tercer gol del combinado naranja parecía más cercano que el tanto de la esperanza de los hornets. Sin embargo, la entrada de Gerard Deulofeu como revulsivo tuvo un impacto histórico. El extremo catalán exhibió el desaparpajo que le convirtió en un futbolista a tener en cuenta en las categorías inferiores del Barcelona y la selección española y se inventó de la nada un gol con un toque sutil en el que puso la pelota en la escuadra más alejada. Un ligero contacto con el interior, suave, más parecido a un centro que a un disparo pero que coló en el fondo de la portería defendida por Ruddy con toda la intención del mundo. El 1-2 de Deulofeu dio el pistoletazo de salida a un tramo final memorable, un asedio del Watford liderado por la electricidad del atacante de Riudarenes en el uno contra uno. En una acción de Deulofeu desde la banda derecha se originó el penalty sobre Deeney que forzó la prórroga y terminó de hundir la moral del Wolverhampton, que había sustituido a Rúben Neves y Diogo Jota en pos de defender el botín. En los 30 minutos suplementarios Deulofeu tuvo tiempo de erigirse definitivamente como el héroe de los hornets con el 3-2 definitivo, aunque se acabó retirando lesionado. Menos de una hora de partido le bastó para revolucionar la segunda semifinal de la FA Cup y convertirse en un pedazo de historia del Watford, que disputará su segunda final de la Copa inglesa. Ha tenido que esperar 35 años. T.M.

Gerard Deulofeu of Watford during the Premier League match at Molineux, Wolverhampton Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 20/10/2018
Gerard Deulofeu revolucionó la semifinal contra el Wolverhampton. Foto: Focus Images Ltd.

El Manchester City mantiene todos los frentes abiertos

No fue el partido más brillante del City, pero hizo pesar su favoritismo para imponerse al Brighton. El conjunto de Chris Hughton esperó ordenado atrás, permitió escasas recepciones entre líneas y apenas concedió oportunidades de gol. La primera terminó en el fondo de la red, cuando Gabriel Jesus remató en el segundo palo un centro perfecto de De Bruyne a los cuatro minutos, pero Mathew Ryan recibió menos disparos que la media de rivales del elenco skyblue. El gol tan madrugador permitió a los de Guardiola administrar el balón, asumir riesgos bastante relativos y ahuyentar cualquier tipo de temor de que el choque se atascara y le entraran las prisas. El Brighton espesó el partido y logró desplegarse en alguna oportunidad en la segunda mitad, pero más allá de la incertidumbre relativa al corto 1-0 no comprometió la clasificación de un Manchester City que todavía opta a ganar todos los títulos en disputa. Segundo a dos puntos del Liverpool a falta de recuperar el derbi pendiente contra el United, campeón de la Copa de la Liga y la Community Shield y vivo en los cuartos de final de la Champions, el Manchester City se planta a mediados de abril con dos trofeos en el bolsillo y otros tres posibles títulos en el horizonte. T.M.

Artículo relacionado: Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23

El Villarreal necesita levantarse de un triple golpe moral

Los estados de ánimo tienen un efecto fundamental en la pelea por evitar el descenso. Suele ganarla quien encaja mejor los golpes y no permite que estos repercutan en su rendimiento en los partidos siguientes. Al Villarreal se le han acumulado tres muy duros de forma consecutiva: pasar de ir ganando 0-2 a caer 3-2 en Vigo, ver cómo el Barça le igualaba un 4-2 en el descuento y fallar ayer en el Villamarín un penalti para empatar en el 89’. Una semana que pudo ser de siete puntos ha acabado con un 1 sobre 9 que les ha vuelto a situar en zona de descenso. Ante el Betis se volvieron a descoser atrás: en el 1-0 dejaron demasiado espacio a Guardado para que este filtrara el pase definitivo a Lo Celso, y en el 2-1 nadie fue capaz de sacar un balón tras varios rebotes en el área. Calleja empezó con un 3-4-2-1 en el que Iborra actuaba como media punta izquierdo y acabó con un 4-3-1-2 tras la lesión de Bonera, entregando siempre la manija del juego a buenos peloteros como Morlanes y Cazorla. Pero más allá de situaciones tácticas, lo que determinará el futuro amarillo será su capacidad para levantarse tras tantas desgracias. Y todo ello con unos cuartos de final de Europa League ante el Valencia que arrancan el jueves y que, más que nunca, no se sabe muy bien cómo deben encararse. A.T.

Manu Morlanes se ha convertido en una pieza importante en el centro del campo del Villarreal. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Manu Morlanes se ha convertido en una pieza importante en el centro del campo del Villarreal. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Muchos aspirantes al trono ruso

No es fácil encontrar en Europa una liga con más candidatos al título que la liga rusa. Después de lo ocurrido este fin de semana, y cuando restan ocho jornadas para la conclusión, se puede hablar claramente de cuatro equipos con opciones serias de luchar por la liga (el Spartak Moscú se descuelga un poco debido a su derrota el sábado contra el CSKA en el derbi moscovita). El gran partido de la jornada enfrentaba al Lokomotiv, quizás el conjunto con mejor dinámica de resultados en este segundo tramo de la temporada y al Zenit. En los de San Petersburgo volvió a emerger en la faceta goleadora una semana más la figura de uno de los fichajes invernales: Yaroslav Rakitskyi. El central ucraniano anotó un gol de falta desde fuera del área por segunda jornada consecutiva, frenando así la buena racha del Lokomotiv.  La clasificación queda algo más comprimida que hace siete días, ya que los cuatro mejores equipos están separados por tan solo seis puntos. Además, han de disputarse aún varios duelos directos entre ellos. Sin ir más lejos, dentro de dos jornadas, el sábado 20 de abril, el calendario ha querido que podamos presenciar un doble duelo de aspirantes al título: Lokomotiv Moscú-CSKA Moscú (actualmente 4° contra 3°) y Krasnodar-Zenit (actualmente 2° frente a 1°). Los de Semak aventajan en cuatro puntos ahora a su perseguidor. S.S.

Textos de Axel Torres (A.T.), Sergio Santomé (S.S.), y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Saludos. Cómo groguet estoy de acuerdo con tu reflexión Axel. A todo lo dicho no se pueden meter 7 goles i conseguir sólo 1 de 9, pero claro los tres partidos lo han jugado los mismos jugadores, excepto algún cambio específico en defensa. No jugamos los 90′ , hay momentos en cada partido que se desconecta el equipo y todo se acumula…..y pasa lo que pasa. Encima el discurso de Calleja es plano.
Veremos que tal van estas próximas semanas.

PD: Amor eterno a Cazorla, junto a Riquelme el mejor jugador que ha pasado por El Madrigal!

Para mí, las lesiones en el centro del campo han lastrado al equipo. Como Bruno Soriano continuaba y continúa su calvario, se trajo a Cáseres, que se rompió al inicio y estuvo KO media temporada. Cazorla no pudo jugar regularmente hasta bien entrada la temporada, y lo más importante en mi opinión, Manu Trigueros ha tenido una temporada marcada por lesiones musculares y no ha conseguido alcanzar el punto de forma idóneo, cosa que el equipo nota muchísimo. El fichaje de Iborra vino a dar empaque al medio, pero está jugando más como enganche, donde lo solía ubicar Emery en su etapa sevillista.
Espero que se mantengan en primera, espero que Cazorla siga, que Bruno se recupere y que no haya éxodo de jugadores.

Bruno y Manu venían lesionados esta pretemporada y no se les esperaba hasta octubre; Cáseres empezó muy bien, se lesionó y luego ya no lo puso más; Cazorla era una incógnita y ahora es el mejor del equipo.
Y luego podemos hablar del mercado invernal….Iborra lo ficharon como Medio-centro defensivo y él rinde de enganche cómo demostró y está demostrando, somos un pésimo sistema defensivo y ni en invierno (cuando volvió Calleja dijo que no quería ningún fichaje y sacarlo con lo que empezó…..podemos debatir si es demasiado orgullo/soberbia), ni Calleja está solucionando el problema.
Hay mucho que analizar, pero no creo que el problema del Villarreal sea las lesiones que comentas.
GRacias por tu visión, un saludo!!

PD: esperemos que nos mantengamos.

El Barcelona arrasa en liga gracias en gran parte a dar la talla en los enfrentamientos con rivales directos y en los duelos con los aspirantes a Europa. El descalabro ante el Betis me parece esencial para puesta a punto mental del equipo.
Se ha notado mucho la mejora de rendimiento de jugadores como Dembele y Semedo, se ha agradecido la irrupción de Lenglet, Arthur e incluso Aleña, pero al final, el equipo se sostiene en los mismos: Ter Stegen, Piqué, Alba, Busquets, Rakitic, Messi y Suárez.
Mañana Champions contra el United tras el reciente duelo con el Atlético. Se les da como favoritos, pero no lo tengo tan claro.

Pude ver Betis, Barcelona y City. Una pena que me perdiera la actuación de Dolofeu.
Escucho a algunos béticos decir que el tiempo de Setién ha pasado, y empiezo a darles la razón. Las actuaciones de Canales, Lo Celso y Tello se merecen estar más arriba en la tabla. Es verdad que no tienen delantero, pero puede que el estilo no los aproveche. Si pueden traer un recambio de garantía (Rubí, Machín…) deberían pensarlo.

Recambios de garantías Machín o Rubí? Pero con quien han empatado estos? Para eso mejor nos quedamos con Setién que ya nos metió en la Europa League el año pasado y nos llevó a semifinales de copa esta temporada. Es cierto que el equipo merece estar más arriba, pero unas veces por mala suerte y otras porque la plantilla tiene lagunas en determinados puestos no se han podido lograr mejores resultados. La falta de un delantero goleador o un recambio para el lateral zurdo la dirección deportiva no las ha solucionado ni en verano ni en el pasado mercado de invierno y de ello no tiene culpa el entrenador.
A Machín lo conocemos bien por Sevilla. Su equipo se le cayó desde después de Navidad y en ningún momento se le vio capacidad de reacción ni dio signos de probar soluciones nuevas para tratar de revertir la situación. Absolutamente desbordado, sobrepasado y con el equipo en plena depresión. Cierto es que situó al Sevilla en los puestos altos algunas jornadas durante la buena racha goleadora de sus delanteros, pero su defensa de 3 centrales y 2 carrileros ha sido un conpleto coladero toda la temporada.

Deja un comentario

*