Seis conclusiones del fin de semana

Virgil van Dijk of Liverpool celebrates scoring their second goal during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by Focus Images/Focus Images Ltd 07814 482222
13/03/2019

El Barcelona debuta en una final de la Champions femenina

Francia, Alemania, Suecia, Inglaterra, Dinamarca, Rusia… y España. El Barcelona hizo historia al derrotar al Bayern en el Miniestadi y certificar la clasificación para su primera final de la Champions femenina. No solo hizo historia en el club azulgrana, sino en el fútbol español que se suma a la lista de países citados que alguna vez se han plantado en la gran final del fútbol europeo a nivel de clubes. Solo Francia, Alemania, Suecia e Inglaterra han alcanzado el campeonato, que es lo que intentará lograr el Barcelona el próximo 18 de mayo en Budapest. Para alcanzar la gran final, el Barcelona tuvo que sufrir ante los envites de un Bayern obligado a ganar tras el 0-1 de la ida en Alemania. Apretó el conjunto teutón, pero resistió el Barcelona. Leupolz disparó al larguero con 0-0 y Sandra Paños protagonizó una doble parada espectacular para evitar el empate tras un cabezazo cercano de Skorvankova, pero el único gol que subió al marcador lo anotó Mariona Caldentey desde el punto de penalti tras una falta provocada por Lieke Martens. Tampoco pudo marcar el Bayern en los últimos 20 minutos tras la expulsión de Hamraoui, que encarriló la eliminatoria con el gol de la victoria en Múnich y se perderá la final tras las dos cartulinas que vio en la vuelta. El único equipo que separa al Barcelona de la gloria es el Olympique de Lyon, su verdugo el año pasado. En las últimas tres ediciones de la Champions, el Barça siempre ha caído ante clubes franceses. T.M.

El Lyon sufre en Londres para acceder a su cuarta final seguida de Champions

Si el Barcelona se estrena, el Olympique de Lyon afronta la final de la Champions con absoluta naturalidad. El cuadro francés ha ganado las tres últimas ediciones del torneo continental y disputará su cuarta final seguida, la octava en la última década. Una absoluta barbaridad pese al sufrimiento en la visita al Chelsea. El conjunto londinense puso contra las cuerdas al Olympique de Lyon y generó suficientes oportunidades para llevarse la eliminatoria entre la ida y la vuelta, pero se quedó a un gol de forzar la prórroga. Si en la ida encajó dos de las primeras ocasiones en contra e incluso falló un penalty, en el choque disputado en Inglaterra el Chelsea también empezó perdiendo con un gol relativamente afortunado tras un disparo mordido de Le Sommer que desvió una defensa local al fondo de la red. Sin embargo, las futbolistas dirigidas por Emma Hayes se repusieron, encerraron al OL en su campo y empataron antes del descanso gracias a un golazo de falta de Ji. La segunda mitad, abierta y con ocasiones para ambos contendientes, resultó incontrolable para el Olympique de Lyon. El vigente campeón de Europa no logró contener el ímpetu blue, que disfrutó de varias ocasiones para forzar al menos la prórroga. En el intercambio de golpes, el Chelsea se topó con la madera, le sacaron un gol cantado en el área pequeña y perdondó un par de remates en situaciones de máximo peligro. También pudo ganar el OL ante un rival expuesto. Aunque en las últimas tres finales ha sufrido para imponerse con claridad (ganó dos en la tanda de penaltis y la tercera en la prórroga, que se abrió tras la expulsión de Popp en el Wolfsburgo), el Chelsea demostró que la distancia del OL respecto al resto en las eliminatorias a doble partido no es tan amplia como en temporadas anteriores. T.M.

Almuth Schult of Wolfsburg looks on as Olympique Lyon celebrate winning the UEFA Women's Champions League Final at Mapei Stadium, Reggio Emilia Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363 26/05/2016
El Olympique de Lyon encadena cuatro finales de Champions League femenina. Foto: Focus Images Ltd.

Virgil Van Dijk, jugador del año en la Premier

El último domingo del mes de abril es tradición en Inglaterra que se celebre la gala de entrega de premios a los mejores futbolistas de la temporada en las distintas categorías del fútbol profesional inglés. En el caso de la Premier League, la PFA (asociación de futbolistas) eligió al defensa holandés Virgil Van Dijk como mejor jugador del año en la máxima división del fútbol inglés. No es casualidad que desde la llegada de Van Dijk procedente del Southampton en enero de 2018 las cifras defensivas del Liverpool hayan mejorado tanto. Es la primera vez desde el año 2005 que un zaguero recibe este galardón (John Terry lo ganó con el Chelsea en el curso 2004/05) y es la primera vez desde principios de los años 80 que un futbolista del Liverpool gana este premio en temporadas consecutivas (Ian Rush y Kenny Dalglish fueron los últimos en repetirlo antes de Mohamed Salah y Van Dijk). Por otro lado, el galardón del mejor jugador joven de la liga inglesa 2018/19 ha ido a las manos de Raheem Sterling. Además, la PFA eligió su tradicional once ideal de la temporada, compuesto por los siguientes futbolistas: Ederson; Trent Alexander-Arnold, Virgil Van Dijk, Aymeric Laporte, Andy Robertson; Fernandinho, Paul Pogba, Bernardo Silva; Raheem Sterling, Sergio Agüero y Sadio Mané. S.S.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El Rennes arrebata la Coupe de France al PSG

48 años después, el Stade Rennais volvió a levantar un título. El club bretón derrotó al PSG en la final de la Coupe de France, en un partido que empezó perdiendo por 0-2 tras los goles de Dani Alves y Neymar en la media hora inicial. Al cuadro capitalino no le bastó la ventaja de dos goles, que se esfumó a medida que el choque se espesó, se interrumpió con bastantes faltas y el Rennes empezó a desplegarse en la mitad de campo contrario. Los de Julien Stephan se encontraron con el 1-2 antes del descanso, gracias a un centro de Hamari Traoré que no parecía entrañar demasiado peligro pero que terminó en el fondo de la red tras un desvío de Kimpembe. El gol bretón espoleó al Rennes, que se mantuvo vivo gracias a las paradas de Koubek y terminó empatando la contienda gracias a un testarazo de Mexer a la salida de un córner. El buen juego del PSG en la media hora inicial se desvaneció a la que emergieron los problemas y el PSG empezó a remar a contracorriente. Se diluyó el colectivo, las individualidades empezaron a hacer la guerra por su cuenta y acabaron desquiciadas en una final con una alta cantidad de faltas e interrupciones. Lo reflejó a la perfección la expulsión de Mbappé en el tramo final de la prórroga, cuando el duelo estaba destinado a resolverse en los lanzamientos desde los once metros. El Rennes no falló ningún tiro y Nkunku mandó el sexto penalti por encima del larguero. El PSG termina la temporada con dos títulos: la Supercopa y la Ligue 1. T.M.

Rennes fans during the UEFA Europa League match at the Emirates Stadium, London Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858 14/03/2019
El Rennes ganó su primer título desde 1971. Foto: Focus Images Ltd.

El Valencia sigue soñando con la Champions

Perder inesperadamente contra el Eibar en Mestalla era el tipo de resultado que dejaba al Valencia en una situación muy comprometida en su lucha por la cuarta plaza. El gol de Charles en el minuto 93, después de que el conjunto valencianista fallase varias ocasiones durante la segunda mitad, era motivo de celebración en Girona y en San Sebastián. Allí se encontraban para jugar a continuación el Sevilla (en Montilivi) y el Getafe (en Anoeta). “Está mucho más difícil, va a depender mucho de los rivales de hoy. Los rivales tienen que fallar hoy y aún así sería muy difícil. Si uno de los rivales gana se pone a seis y con nueve puntos por jugar”, explicaba Marcelino García Toral en su rueda de prensa posterior al encuentro de los suyos. Minutos más tarde se producía el primer resultado que necesitaba el Valencia para mantener viva su esperanza: gol de alguien que pasó por la cantera de Paterna, gol de Portu. 1-0 para un Girona que rompía su terrible racha en Montilivi, donde no ganaba un partido de liga desde el mes de octubre. Mientras calentaba en el césped de Anoeta, el Getafe recibía la noticia de que el Sevilla también había sumado una derrota. Sin embargo, los de Bordalás estuvieron por detrás en el marcador desde los primeros minutos y reclamaron amargamente dos penaltis sobre Hugo Duro y Jaime Mata. En apenas seis horas habíamos asistido a tres derrotas consecutivas de los clubes que luchan por acceder a la Champions. De esta forma, el Valencia vuelve a ilusionarse con la Champions (siempre le quedará la opción de clasificarse ganando la Europa League en Bakú). Sus cuentas son claras: ganar sus tres jornadas restantes (en Huesca, ante el Alavés y en Valladolid) y esperar que se dejen al menos tres puntos por el camino tanto el Sevilla (recibe al Leganés, visita al Atlético de Madrid y recibe al Athletic Club) como el Getafe (recibe al Girona, va al Camp Nou y recibe al Villarreal). La diferencia de goles particular puede jugar un papel definitivo en la lucha por esa cuarta plaza: el Getafe se la tiene ganada al Sevilla, pero es el Valencia quien saldría victorioso en caso de igualdad con cualquiera de sus dos rivales. Matemáticamente también podría llegar a la Champions el Athletic Club, si bien los de Garitano están a cinco puntos y dejaron escapar una oportunidad importante con su empate el sábado frente al Alavés. S.S.

El Bayern no aprovecha el tiro en el pie del Borussia Dortmund

La derrota del Borussia Dortmund en el derbi contra el Schalke, más todavía en casa en un partido en el que tanto Reus como Wolf vieron la cartulina roja directa, parecía dilapidar las últimas aspiraciones del equipo de Lucien Favre a destronar la hegemonía del Bayern en la Bundesliga. En un tramo en el que cada punto cuesta horrores y sudores, el 2-4 en el derbi de la Cuenca del Ruhr parecía un golpe definitivo al título. No obstante, el Bayern también tropezó en un derbi local. En este caso, el equipo de Niko Kovac tropezó en Nürnberg en un duelo bávaro que estuvo cerca de perder. Rescató un punto con un gol un poco afortunado de Gnabry en la recta final, vio cómo Leibold lanzó un penalty a la madera en el descuento e incluso Kingsley Coman desaprovechó una oportunidad para dar los tres puntos a su equipo en los últimos segundos tras quedarse solo ante el guardameta local después de una carrera de cincuenta metros. El extremo francés falló el uno contra uno y no dio el carpetazo definitivo a la Bundesliga, aunque aun así el punto obtenido en Nürnberg marca una pequeña diferencia en la lucha por el título. Ahora el Bayern saca dos unidades de distancia al Borussia Dortmund y puede permitirse un empate en alguna de las tres jornadas que restan de Bundesliga. T.M.

Artículo relacionado: Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23

Foto de portada: Focus Images Ltd. Textos de Sergio Santomé (S.S.) y Tomàs Martínez (T.M.).

Related posts

Deja un comentario

*