Seis conclusiones del fin de semana

sancho-celebra-4-editado Inglaterra sub17 MarcadorInt

Fernandinho de tapón

El mediocentro brasileño del Manchester City firmó uno de los mejores partidos de la temporada en el derbi de Manchester. Su presencia fue clave para evitar que el Manchester United transitara en el Etihad y lograra inquietar al equipo local con sus vertiginosas transiciones, una de sus principales virtudes pese a las ausencias de Pogba y Lukaku en el once titular. El Manchester City optó por una versión que priorizó el control absoluto de la posesión, que renunció al intercambio de golpes y quiso medir muy bien cuánto se exponía. En ese sentido recordó al partido disputado hace un mes en Anfield. Los dos Silva, Mahrez, Sterling y Agüero se encargaron de combinar arriba, sin demasiada ayuda de los laterales, y luego su presión ayudó a ahogar al United. Y siempre que parecía que el United podía salir de su campo, emergía Fernandinho para cortar el potencial contragolpe, como hizo en la acción previa al 2-0. Un penalty de Ederson en una salida a destiempo aportó un punto mayor de emoción al partido, aunque el Manchester City se encargó de congelar el derbi con la entrada de Gündogan, que desplazó a Bernardo Silva a la derecha y a Sterling a la delantera. Con el internacional inglés de falso nueve, el City controló el ritmo del partido y terminó sentenciando con un tanto de Gündogan. T.M.

Fernandinho of Manchester City in action during the FA Community Shield match at Wembley Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 05/08/2018
Fernandinho brilló en el derbi contra el Manchester United. Foto: Focus Images Ltd.

Lo Celso entre líneas es Lo Celso

Ubicado en una posición intermedia entre los medios centros William Carvalho y Andrés Guardado y los atacantes Joaquín y Loren Morón, Giovanni Lo Celso ofreció de nuevo su mejor versión en el Camp Nou en la deslumbrante victoria del Betis de Quique Setién. No es su primera exhibición del curso. Liberado de la responsabilidad posicional que le encomendó Unai Emery en un PSG que buscaba un sustituto de Thiago Motta y no lo encontraba, el rosarino vuelve a brillar en su posición natural, la del media punta que se mueve con libertad. Jugar cerca de la portería rival no sólo le permite dar pases brillantes que se convierten a menudo en asistencias de gol: también le entrega más posibilidades de anotar por su cuenta. Su tanto de ayer -con la derecha, la que menos domina, y gracias al error de Ter Stegen- es el primero que marca en la liga española, pero ya el cuarto de la temporada tras haber firmado tres en la Europa League. Es el máximo goleador del Betis en el presente curso si sumamos todas las competiciones. A.T.

Sancho es ya una realidad que marca diferencias

Incontenible por su velocidad, el extremo del Borussia Dortmund ayudó a decantar el partido con sus cabalgadas por la banda derecha, imposibles de detener para un Bayern que había firmado una primera parte notabilísima. Con Dahoud al lado de Witsel tras sustituir a Weigl en el descanso, los amarillos lograron que el choque entrara en combustión y se moviera en esa agitación que tanto les conviene. En ese intercambio de golpes nadie navega mejor que el inglés Sancho, que ha logrado incorporar a su repertorio la capacidad para soltar la pelota en el momento adecuado y un sacrificio defensivo que fue clave en la recuperación de balón que dio origen al contragolpe del 3-2 definitivo de Paco Alcácer. Su exigencia de querer tener garantizada la presencia en la primera plantilla del Manchester City para firmar la renovación pareció muy atrevida y casi impertinente en verano de 2017, pero empieza a ser razonable plantearse si puede llegar a ser mejor que Sterling y Sané. O si ya lo es. A.T.

Jadon Sancho brilló en la última edición de la Youth League.
La exigencia de querer tener garantizada la presencia en la primera plantilla del Manchester City para firmar la renovación pareció muy atrevida y casi impertinente en verano de 2017, pero Jadon Sancho ahora es uno de los mejores jugadores de la Bundesliga. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Martínez Quarta fue un recurso en la salida de balón

Como ya quedó escrito en el artículo que analiza al detalle la espectacular batalla táctica entre Boca y River en la ida de la final de la Copa Libertadores, la inclusión de un tercer central en el cuadro millonario no se tradujo en una versión más conservadora del conjunto visitante, sino que le ayudó a dominar el primer tiempo con la pelota. Y fue precisamente el joven Lucas Martínez Quarta, el joven zaguero al que nadie esperaba, el que filtró los mejores pases, tanto en corto -superando líneas del rival- como en largo -cambiando de orientación con extrema precisión-. Además, ganó tres remates en el área adversaria en acciones de estrategia y se mostró rápido al corte en sus intervenciones defensivas. Es cierto que Ábila le ganó por insistencia en la jugada del 1-0, pero su desempeño general fue una de las sorpresas más positivas del partido más esperado en Sudamérica. A.T.

La final de Leo Silva

Kashima Antlers se proclamó campeón de la Champions asiática por primera vez en su historia tras empatar a cero en Teherán. El conjunto japonés hizo bueno el 2-0 de la ida y apenas sufrió en su visita al Persépolis, que intentó potenciar el juego directo sobre su pareja de delanteros. Sin embargo, Kashima Antlers, consciente del reto que le esperaba, resistió sin apenas sufrir y supo conservar la pelota con la calidad de Abe, Serginho y Doi entre líneas, que fue desesperando a su adversario a medida que corría el reloj y la necesidad apremiaba al club iraní. Aunque el mejor de todos, más aún si sumamos la ida y la vuelta, fue Leo Silva. El veterano centrocampista brasileño de 32 años fue el elemento que permitió competir a Kashima en el plano físico contra su adversario. Chocó más que nadie, ganó disputas individuales, recogió segundas jugadas y además le dio tiempo a desplegarse en campo rival en el partido de ida para anotar un gol. Leo Silva dominó el centro del campo en la final de la Champions asiática. T.M.

La tercera Champions africana de Espérance

El club más laureado del fútbol tunecino levantó su tercer título continental tras remontar el 3-1 de la ida contra Al Ahly. El Espérance logró imponerse al gigantesco equipo egipcio ante su hinchada por un claro 3-0 labrado sobre todo a base de un buen juego. Así lo demostraron los dos primeros goles de Espérance, ambos obra de Saad Bguir tras culminar un par de largas jugadas colectivas de su equipo. El tercer gol lo anotó el internacional tunecino Badri en un contragolpe. No es la primera eliminatoria que remonta Espérance, al que el 1º de Agosto angoleño puso contra las cuerdas en la semifinal. Espérance perdió por 1-0 en Luanda y empataba a dos en el minuto 70 del partido de vuelta, pero terminó sellando su pase a la gran final con otro tanto tardío de Badri. Con ocho goles, el mundialista en Rusia se ha erigido como el máximo artillero de la competición. T.M.

Anice Badri of Tunisia during the Tunisia press conference at the Volgograd Arena, Volgograd Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 17/06/2018
Anice Badri, con ocho goles, es el máximo artillero de la Champions africana 2018. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

3 comments

Enorme esfuerzo el vuestro, Tomás y Axel, teniendo en cuenta la cantidad de partidos que coincidían a las 20:00 del domingo.
Me parece que la adaptación de Carvalho al Betis le va a dar el salto de calidad que buscaba Setien. Su impacto en el centro del campo estaba lastrando a los verdiblacos, pero ahora puede relanzarlos.
En cuanto al City, le veo campeón de Premier y Champions. Su faceta defensiva ha mejorado lo suficiente como para no tener a nadie… excepto a Messi.

Me encanta el Dortmund, y de hecho el partido con el Bayern terminó de confirmar que va a pelear hasta el final x el título. Incluso es remarcable cómo Favre rota en las distintas líneas del equipo sin que se resienta el funcionamiento -cosa difícil de ver en los equipos punteros de LaLiga- y mantiene enchufados a todos los componentes del plantel. Y sin embargo, no termino de ver a Sancho como el fenómeno que describen. Entiendo que a su edad tiene mucho margen de mejora, y le reconozco esa falta de temor a equivocarse (lo que lo lleva a encarar a su marcador una y mil veces aunque pierda las primeras 10), pero al mismo tiempo suele perder muchas pelotas, entretenerse en las jugadas, y terminar mal varios ataques. Esto lo noté contra el Bayern e incluso en los dos partidos anteriores de Bundesliga independientemente de la facilidad que tiene para golear. Mi pregunta es: tan bajo está Pulisic como para que Sancho sea indiscutible o Larsenn esté x delante de él? Admito mi debilidad de antemano x el estadounidense, pero es que apenas tiene 20 años y parece que estuviera ya en el ostracismo. Gracias y felicitaciones x su gran laburo de siempre!!!

Deja un comentario

*