Seis conclusiones del fin de semana

Mesut Ozil (2nd l) of Arsenal celebrates scoring to make it 0-2  during the Premier League match at St. James's Park, Newcastle
Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782
15/09/2018

Un centro del campo más poblado para asfixiar a Jorginho

Una de las características del Arsenal de Unai Emery es su personalidad camaleónica. Bajo la batuta del técnico español, el conjunto gunner domina varios sistemas de juego que usa en función de lo que pide cada partido, las fortalezas y defectos de sus adversarios y, por supuesto, las propias características de los futbolistas que integran el once turno. Ha sido habitual la defensa de tres centrales, pero también otros esquemas como el 4-3-3. Partidos en los que solo ha jugado un punta, en los que han convivido Aubameyang y Lacazette arriba y otros en los que uno de los dos, normalmente el gabonés, ha tenido que partir desde una banda. Ante el Chelsea, Emery optó por apuntalar la medular con la introducción de Aaron Ramsey, que apenas disputó su noveno encuentro como titular en esta edición de la Premier. El galés jugó por detrás de Aubameyang y Lacazette y fue importante para legitimar el plan de presión alta que propuso el Arsenal. Con un inicio intenso, ahogó la salida del Chelsea, mordió a Jorginho y dificultó la salida de balón de los de Sarri, que por otro lado encontraron en la profundidad de los laterales o en la precisión del envío largo de David Luiz otros recursos para zafarse de la presión gunner. En cualquier caso, la apuesta le salió redonda al Arsenal, que también arropó a Lacazette con un compañero más con el que asociarse. El delantero francés brilla en la combinación en espacios reducidos, en las maniobras en una baldosa -qué golazo marcó-, y la presencia de Ramsey tan cerca llegando desde atrás contribuyó al lucimiento del ex del Olympique de Lyon. El 2-0 al descanso pudo ser aún más amplio de no ser por las intervenciones de Kepa Arrizabalaga y fue merecido al término del partido ante la incapacidad del Chelsea para desbordar a la sobria defensa gunner. T.M.

Que Modric regrese al máximo nivel es lo que más mejora al Madrid

Jugó un partido serio, profesional, competente y concentrado el campeón de Europa ante la exigencia que le planteaba un conjunto de nivel Champions como es el Sevilla. Salió decidido y sólo perdió el dominio en la segunda mitad del primer tiempo, para recuperarlo tras el descanso y convertir la reanudación en un monólogo predestinado a derribar el muro hispalense tarde o temprano. Modric empezó insinuando un nivel superior al que venía mostrando tras el Mundial y acabó confirmando esa sensación de manera exagerada, acercándose mucho a aquella versión imponente que encandila incluso a los que desean que su equipo pierda. Fue él de nuevo: danzó, voló, se movió ligero, desprendió alegría y despreocupación, pareció desprenderse de las cadenas de la resaca y la fatiga. No es casualidad que con él en ese tono el Madrid firmara su mejor partido de la era Solari y probablemente también el mejor de la temporada. Cuando coincidían en plenitud Cristiano, Ramos y Luka, el conjunto blanco era inabordable en el continente: favorito primero y ganador después en cada una de las últimas tres Copas de Europa. El de Madeira ya no volverá, pero si el club de Chamartín conserva alguna leve esperanza de volver a conquistar el continente es fundamental que Modric reproduzca este nivel en los duelos decisivos que le quedan a la temporada. A.T.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Luka Modric se convirtió en una pieza fundamental en la presión del Real Madrid. Foto: Focus Images Ltd.
Luka Modric jugó el mejor partido de la temporada contra el Sevilla. Foto: Focus Images Ltd.

Vietnam da la sorpresa y vuelve a los cuartos de final de la Copa Asia 12 años después

Fue el último equipo en llegar a los octavos de final y el primero en acceder a los cuartos. La selección de Vietnam superó la fase de grupos de la Copa Asia sobre la bocina, como la cuarta mejor tercera de grupo. Únicamente las cartulinas amarillas le permitieron superar en el desempate a Líbano, que finalmente fue la quinta mejor tercera y se quedó fuera de las rondas eliminatorias. El cruce, contra una selección jordana en auge, no parecía halagüeño, pero Vietnam dio la sorpresa y eliminó al campeón del grupo de Australia. Eso sí, Vietnam necesitó de la tanda de penaltis para apear a Jordania en un partido en el que no empezó bien pero se fue entonando con el paso de los minutos. A la selección jordana le costó asumir el rol de favorito, se sintió incómoda llevando la iniciativa y únicamente fue capaz de abrir la lata poco antes del descanso gracias a un libre indirecto culminado con un tiro potentísimo. Las dudas de Jordania sembraron esperanza en el cuadro vietnamita, cuya confianza fue creciendo a medida que encadenaba posesiones más largas. Tenía la pelota, gozaba de futbolistas con buen golpeo para centrar y disparar desde lejos y puso a prueba al guardameta Shafi, tan espectacular en algunas estiradas como inseguro a la hora de blocar. Al poco rato de empezar el segundo tiempo llegó el gol de Nguyen Cong Phuong y las fuerzas se igualaron hasta el punto de que Vietnam dispuso de más y mejores oportunidades para inclinar la balanza antes de la resolución desde los once metros. De esta forma, Vietnam disputará por segunda vez en su historia los cuartos de final de la Copa Asia. En 2007 ya alcanzó esta ronda, en un torneo que organizó junto a Indonesia, Tailandia y Malasia. No es un combinado nacional habitual en las fases finales de la Copa Asia, pero Vietnam puede presumir de haber terminado entre los ocho mejores equipos asiáticos cada vez que ha tenido la oportunidad de medirse con las potencias del continente. T.M.

La versión más conservadora de Japón apea a Arabia Saudí

Un 24% de posesión, dos disparos a puerta y un remate de cabeza de Tomiyasu a la salida de un córner bastaron para derrotar a Arabia Saudí en uno de los duelos estrella de los octavos de final de la Copa Asia. Japón desplegó un fútbol muy gris y decidió esperar al conjunto saudí en su campo, esperando la oportunidad de salir a la contra o hacer daño a balón parado, como finalmente ocurrió. El 1-0 de Tomiyasu en el minuto 20 legitimó su plan e invitó a los de Pizzi a atacar, aunque terminaron frustrados ante su escasa contundencia en el remate. Arabia Saudí proyectó a sus laterales, llevó la iniciativa y atacó con muchísimos efectivos, pero apenas puso en apuros a Gonda. Le faltó mayor serenidad en el último tercio, tanto en la toma de decisiones como a la hora de rematar ante una zaga muy segura, con Yoshida y Tomiyasu a gran nivel. Arabia Saudí atacó mucho, pero atacó mal y definió peor, pues desaprovechó algunas buenas situaciones con disparos defectuosos. Sin embargo, sorprendió la cara mostrada por el combinado nipón, mucho más parecida a la versión de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia con Vahid Halilhodzic al mando. T.M.

Artículo relacionado: “Una zurda con responsabilidad”, perfil del mediapunta japonés Ritsu Doan

Anthony Lopes, estrella en el derbi del Ródano

En un Olympique de Lyon que produce talento ofensivo a mansalva, que acierta a menudo en los fichajes de sus atacantes y suele proponer un fútbol atractivo, en el que suele asumir bastantes riesgos, se habla menos de lo que debería de su fabuloso portero. Pese a que los centrales no ofrecen una gran fiabilidad -de ahí que Génésio alterne a veces la defensa de tres-, la meta está muy bien resguardada por el internacional portugués Anthony Lopes. El derbi de ayer contra el Saint-Étienne fue una demostración más del nivel del guardameta lionés, que protagonizó varias intervenciones salvadoras en momentos críticos del partido. Lopes sostuvo al OL en los minutos más delicados del primer tiempo y firmó una triple parada en la segunda mitad pocos minutos después de que Nabil Fékir igualara el 1-0 desde el punto de penalty. Atento a la hora de salir a tapar los pases a la espalda de los centrales, ágil bajo palos y reactivo en los disparos cercanos, Anthony Lopes se ha convertido sigilosamente en uno de los mejores arqueros de la Ligue 1. En un equipo de picos de forma y altibajos muy marcados, Lopes es uno de los elementos más regulares. Sin sus apariciones, tan estelares como puntuales, no se explica la victoria en el descuento del Olympique de Lyon en el estadio de su acérrimo rival. T.M.

Anthony Lopes hizo una parada brutal. Foto: Focus Images Ltd
Anthony Lopes es una de las piezas más importantes en el Olympique de Lyon. Foto: Focus Images Ltd

Primeros apuntes del Sudamericano sub-20

Primeros días de competición en el Sudamericano sub-20 que se disputará en Chile durante las próximas tres semanas. Torneo largo, exigente para los equipos y en el que todo (el título y los billetes para el Mundial sub-20) se decidirá en el hexagonal final. A algunas de las favoritas les ha costado arrancar: Uruguay debutó con una derrota frente a Perú, Brasil empezó con un empate sin goles ante Colombia, mientras que Argentina tampoco pasó del empate contra Paraguay. En cualquier caso, Uruguay dio sensación de ser superior y pagó muy caro su enorme desacierto rematador dentro del área: su delantero Darwin Núñez falló tres ocasiones en el área en el tiempo añadido. La mejoría de Uruguay en la segunda jornada tuvo mucho que ver con la entrada en el equipo titular de los jugadores que están en el fútbol español: Schiappacasse, Sanabria y Dávila. En el conjunto brasileño se esperan grandes cosas de Rodrygo Goes, poco participativo en el primer encuentro, y queda la duda de cuánto puede penalizar a Brasil la falta de fútbol que mostró en el centro del campo frente a Colombia. El segundo examen para los brasileños será ante el que hasta ahora es el mejor equipo del campeonato: Venezuela. La ‘vinotinto’ sigue demostrando su constante crecimiento en categorías inferiores, ha ganado sus dos primeros partidos y prácticamente se asegura estar en el hexagonal final. Pese a no alcanzar el triunfo en su estreno ante Paraguay, lo cierto es que Argentina cuajó una muy buena primera mitad, mereció más y mostró una buena versión de futbolistas como Manuel Insaurralde, Julián Álvarez y Maxi Romero. Desde el banquillo salió uno de los más jóvenes de todo este Sudamericano sub-20: Pedro De La Vega, jugador de 17 años de Lanús. Un talento deslumbrante al que esperamos ver con más continuidad en las próximas citas de Argentina. S.S.

Textos de Axel Torres (A.T.), Sergio Santomé (S.S.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Enorme el partido del Liverpool. El Crystal Palace montó un sistema defensivo absolutamente excepcional. Con un poco de atino del portero, los londinenses podrían haber sacado algún punto.
En el Madrid-Sevilla, veo a los andaluces en línea descendente después de haber empezado la temporada un mes antes que el resto.

Y gracias a Vaclik, que si no, bastante peor. Me parece una de las revelaciones de la liga, no lo conocía en absoluto y me da que les va a durar muy poquito.

Del OL salió Lloris y sale Lopes. Han formado a dos porterazos. Sí es cierto que sacan hornadas de jugadores ofensivos de mucho talento, como Benzema, Martial, etc, y le sacan jugo al mercado, por ejemplo con Depay, Mariano, Traore… Pero diría que destacan también en la formación de defensas centrales. Umtiti sale del OL, y también Diakhaby. Resumiendo, un club formador en general del que siempre sale algo interesante.

Hay que matizar lo de Lloris, porque jugó varias temporadas como titular en el Niza antes de fichar por el Olympique de Lyon. No es propiamente un guardameta formado en el OL, aunque sí tienen buen ojo para esa demarcación.

– Muy superior el Arsenal al Chelsea, o dicho de otra forma, Emery le ganó la partida claramente a Sarri. El conjunto blue empieza a ser bastante previsible en la generación de juego con la anulación de Jorginho. Si a eso le unimos que Hazard al jugar de “9” participa menos, el sistema de ataque se ve claramente perjudicado. La pareja Aubameyang – Lacazette me parece que tiene ser siempre titular en los gunners pues son muy complementarios, y como buen “hater” de Iwobi que soy, el nuevo sistema en el que el nigeriano no tiene sitio, me parece que funciona mucho mejor.

– Está claro que un Modric a buen nivel (lo habitual desde siempre hasta esta temporada) te hace dominar la sala de máquinas de un equipo, que normalmente suele ser la más importante. Aunque doy mérito al juego desplegado por el Madrid en la segunda parte, doy bastante relevancia al bajo nivel mostrado por el Sevilla y que empieza a ser habitual lejos del Pizjuán. Sí pudo ser la mejor actuación del conjunto blanco desde que está Solari, pero el partido contra la Roma en el Bernabéu con Lopetegui creo que fue aún bastante mejor.

– Muy buen partido de fútbol el derbi del Ródano. Pudo pasar de todo, pero un poco Lopes y otro poco de fortuna en momentos clave -muy bonito final-, hizo que los de Génésio se llevaran los tres puntos en un equilibrado encuentro. Sí es que es verdad que el franco-portugués está teniendo un rendimiento “in crescendo” a lo largo de su carrera, alcanzando su máximo nivel en estas dos últimas temporada. Habláis de la cantera del club, pero yo doy tanta importancia a la misma, como al equipo de ojeadores-captadores que tienen.

Y por citar otros apuntes del fin de semana, me gustaria destacar los problemas del Liverpool para ganar en casa a un buen Crystal Palace. Si ya citábamos en el artículo de los fichajes de invierno, la alternativa de Milner como lateral derecho en caso de lesión/sanción de Arnold tras la cesión de Clyne, vimos al veterano jugador inglés sufrir muchísimo con Zaha, que le superó constantemente con aparente facilidad. Fruto de esa impotencia vino la expulsión del capitán red. Veremos si no comienzan las dudas del conjunto de Anfield en un mes de enero que siempre se le ha dado bastante mal a los equipos de Klopp.

Deja un comentario

*