El Sevilla convenció pero sudó para salvar el punto de break

Éver Banega www.sevillafc.es

Nadie puede alegar que Berizzo o Carrera no avisaran descaradamente de su plan para el choque en el Sánchez Pizjuán. El equipo local salió con la clara voluntad de someter al rival con el balón, aupado por un repliegue moscovita que le invitaba a ello. Quizás porque sabe que ahora mismo el equipo no está en un punto de frescura técnica y táctica que le permita abrir defensas rivales sólo con el juego posicional, Eduardo Berizzo optó por la versión ‘mixta’ de situar juntos a Guido Pizarro y N’Zonzi en la medular, muchas veces en paralelo. La presencia de ambos le quitaba al Sevilla FC algo de precisión en la distribución del juego pero en cambio le daba mucha capacidad para morder arribar y llegada para castigar cualquier robo. Por su parte, Massimo Carrera apuntaló más si cabe su cerradura con la entrada de Pasalic en el centro del campo.

Sevilla FC 2 (Lenglet 30′, Banega 60′)
Spartak Moscú 1 (Zé Luís 78′)

Sevilla FC vs Spartak Moscu - Football tactics and formations
Alineaciones del Sevilla FC-Spartak Moscú. Gráfico: sharemytactics.com

Aun así, con Sarabia y Nolito jugando a pierna cambiada y con el poco ritmo que tenían las circulaciones nervionenses, el control del Sevilla tuvo escasa traducción en llegadas de peligro ya que las internadas individuales de los dos extremos siempre se encontraban con el muro del Spartak y mediante la combinación Banega estaba muy sólo para tejer algo interesante. Tampoco el vigente campeón de la Premier League rusa encontró en los primeros 45 minutos demasiadas opciones de contraataque para que corriese Quincy Promes y sólo algunas batallas ganadas con astucia por Luiz Adriano ante Lenglet y Kjaer dieron metros al cuadro visitante.

Pero como pasó en Moscú, el balón parado fue el desatascador: a la media hora de partido, Lenglet aprovechó que toda la atención defensiva del área pequeña estaba focalizada en el gigante N’Zonzi y remató completamente solo en el segundo palo para poner en el 1-0. Un gol clave para los intereses de los hombres de Berizzo ya que había llegado lo más difícil. El Spartak buscó una réplica rápida mediante un tiro libre ejecutado con maestría por parte de Promes pero si el neerlandés le pegó bien, Sergio Rico protagonizó una estirada fantástica para evitar el empate.

Lenglet:“Posiblemente hayamos jugado los mejores 70 minutos de la temporada”.

Tras la reanudación, Berizzo fue consecuente con su valentía y no mandó a su equipo bajar las revoluciones sino que claramente se percibió el redoble de la apuesta sevillista por sentenciar con el segundo. Este hecho propició un inicio de segunda mitad intenso y vistoso, con opciones para ambos equipos. De hecho, la más clara fue para Nolito quién remató demasiado cruzado una de sus típicas diagonales. Carrera recogió el guante y dio a entrada a Popov en sustitución de Pasalic, un mediapunta por un mediocentro, una clara declaración de intenciones y de ambición.

El enganche Banega convence

Poco le duró la bravura al Spartak de Moscú, ya que a la hora de partido el Sevilla encontró la parte positiva de tener más liberado a Éver Banega. Y es que en este esquema el argentino no ayuda tanto en la construcción de la jugada desde su raíz pero por el contrario permite al hijo pródigo del sevillismo encontrar más espacios y situaciones donde intentar acciones de riesgo. Así pues, el Banega más enganche encontró un balón cerca de la frontal y tras un maravilloso cambio de pierna coló el esférico por la escuadra. Algo parece indicar que esta ubicación de Éver Banega puede ser la clave para recuperar la mejor versión del argentino como sevillista.

A general view of Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, Seville Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd +44 7813 022858 27/03/2015
El Ramón Sánchez Pizjuán vivió una de las mejores noches de la temporada. Más allá de la importante victoria, las sensaciones en algunos tramos de partido fueron notables. Foto: Focus Images Ltd.

Con el 2-0 el Sevilla ya sí se dedicó- o al menos lo intentó- a bajar el tono del partido. A la desesperada, Massimo Carrera dio entrada a otro delantero, a Zé Luís, para rascar un gol que metiera a los suyos en el partido. Y lo consiguió, el bajón físico y de intensidad del Sevilla fue evidente y eso lo aprovechó el Spartak: balón tocadito para Glushakov dentro del área y el remate rechazado por Rico lo aprovechó el recién entrado al verde para darle una dosis de suspense a la noche del Pizjuán.

El gol del Spartak volvió a situar el encuentro en una nueva dimensión, alejada ya de la posesión del balón y el discurso bielsista. Los rusos se hicieron con el mango del encuentro y bombardearon el área de Rico ante un Sevilla en clara situación de inferioridad física pero con reminiscencias del espíritu competitivo de aquellos equipos de antaño entrenados por Unai Emery. Con el cuchillo entre los dientes el Sevilla consiguió conservar un 2-1 valiosísimo ya que esta victoria le vuelve a dar a los de Berizzo la segunda posición del grupo E mientras el argentino acabe de encontrar la manera de casar lo que quiere de su equipo con el tan ansiado equilibrio que le pide el Sánchez Pizjuán.

Foto de Portada: www.sevillafc.es

Related posts

2 comments

Parece existir una tendencia de Berizzo a acercarse a Emery más que a Sampaoli, quizá por el cierto vértigo que supone jugar con los planteamientos del argentino, quizá porque no encuentre una plantilla (por estado de forma y estructura) que le sirva para ser más atrevido. Doble mediocentro con Pizarro haciendo de Krychowiak y el otro más suelto según requiera más que Banega baje a recibir (como con Iborra en el pasado); nada de presión intensa tras pérdida sino amago en primer momento y luego bloque medio-bajo defensivo; mucha responsabilidad en lo ofensivo a 4 jugadores con mayor libertad pero siempre un ojo en las contras; menos peso a la mediapunta para el paso del balón y más a las bandas.

No me ha parecido una cosa de final del partido sino una constante durante el día de ayer. La duda es si será capaz de gestionar las fases de las temporadas tan bien como hizo Emery.

Coincido con tu analisis, es mas el partido contra el Leganes en Liga fue similar.

Para la presión alta a la plantilla del Sevilla la falta físico e incluso a algunos jugadores, convencimiento

En tanto en cuanto Berizzo aun mantiene las vigilancias hombre a hombre en el centro del campo y el mal que hace esto para el repliegue una vez superada la presión, yo diría que es algo momentáneo propiciado por las goleadas ante Spartak y Valencia, y digo esto porque en juego posiciónal el equipo genera poco fútbol, casi todo el peligro lo genera tras robo en presión alta y encima tiene poco gol.

Como sevillista, prefiero la versión mas prudente, porque me parece que le viene mejor al perfil de la plantilla que tiene Berizzo a su disposición que mezcla edad avanzada, despliegue físico medio bajo (Banega, Vazquez, MKD, Nolito, Ganso, Muriel) con un entrenador que no destaca por trabajar bien la transición defensiva

Los próximos partidos y la ventana de traspasos de invierno (donde se puede corregir una planificacion deportiva que quiza no casa mucho con la propuesta de Berizzo) diran di esto es momentaneo o permanente

Deja un comentario

*