Una exhibición de Champions en un jueves

Bruno Fernandes se exhibió en el duelo de ida en Old Trafford. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

La Roma y las noches europeas. Pocos equipos parecen tan predestinados a humillaciones en partidos decisivos en competiciones continentales como la Roma. Los giallorossi llegaron a Mánchester soñando con hacer un buen resultado para llegar a su primera final europea en 30 años y dejaron Old Trafford sabiendo que sólo con un milagro de San Pietro y Paolo estarán en Gdańsk el 26 de mayo. El Manchester United, por su parte, mostró por qué es el gran favorito al título. Bruno Fernandes, Paul Pogba, Marcus Rashford y Edinson Cavani jugaron a su gusto. Y cada acción, en un partido que dominaron de inicio a fin, nos hacía preguntar qué carajo estaban haciendo ahí jugando los jueves por la noche.

Ya en el minuto nueve el United, con tres jugadores que podrían estar tranquilamente en las semifinales de la Champions, sacó sus credenciales. Pogba, con un par de regates y una conducción con el balón pegado a su pie, dejó a los defensas de la Roma atrás y se la dio a Cavani, que, con la zurda, encontró a Bruno Fernandes con una asistencia espectacular. Frente a Pau López al portugués le sobró picardía: picó el balón con suavidad sobre el catalán. La superioridad técnica del trío de futbolistas del United sería una tendencia durante todo el partido. Iban sobrados.

Pocos minutos antes pasaría algo que también marcaría el encuentro: las lesiones de los jugadores de la Roma. A los dos minutos se lesionó solo Jordan Veretout, que salió del partido con molestias en el muslo derecho. Entró Gonzalo Villar, que, junto a Amadou Diawara, se vio completamente abrumado ante el mediocampo del United, que siempre se encontraba en superioridad numérica, juntando a Fred, Scott McTominay, Pogba, que partía desde la izquierda, y el omnipresente Bruno Fernandes, que fue otra vez fue el hombre del partido, como tantas veces desde que llegó a Inglaterra.

Manchester United 6 (Bruno Fernandes 9′, 71′ pen, Cavani 48′, 64′, Pogba 75′, Greenwood 86′)
AS Roma 2 (Pellegrini 15′, Dzeko 34′)

United vs Away team - Football tactics and formations

El United presionaba arriba, controlaba el partido, pero, cosas del fútbol, en el minuto 12 Pogba se tiró al suelo con la mano levantada para bloquear un centro de Rick Karsdorp; penalti claro. Lo tiró con fuerza Lorenzo Pellegrini. David De Gea adivinó el lado, pero no pudo llegar.

El United seguía aterrorizando a los centrales de la Roma, que les regalaban el balón a los ingleses una y otra vez al insistir en sacarlo desde atrás. Los red devils se asentaron en el campo de los italianos. Roger Ibáñez lo pasaba muy mal con los regates acelerados de Rashford. En el minuto 24, tras otro error en la salida de los de Fonseca, el United recuperó el balón y Pogba sacó un muy buen disparo lejano, que lo paró López, lesionándose enseguida. Entró Antonio Mirante. Paulo Fonseca, que había empezado el partido con el pelo al viento, se metió su boina, quizás por la llovizna de la noche mancuniana, y miraba preocupado. Tuvo que hacer dos cambios en menos de 30 minutos.

En el minuto 30 por fin apareció Leonardo Spinazzola, con su característica arrancada por la izquierda, y le pasó el balón a Karsdorp, que centró sin mucho peligro. Pero quedó claro que el carrilero de la Nazionale podría ser una válvula de escape para los giallorossi. Pero el United seguía dominando: en el minuto 32 llevaba 132 pases completados contra 60 de la Roma.

Edinson Cavani, con un doblete, fue uno de los grandes nombres de la noche. Foto: Marcos Calvo Mesa/Focus Images
Edinson Cavani, con un doblete, fue uno de los grandes nombres de la noche. Foto: Marcos Calvo Mesa/Focus Images

En el 33 marcó la Roma, que apenas llegaba al ataque, pero cuando llegaba era letal. Tras una buena jugada de Spinazzola y un magnífico pase de Henrikh Mkhitaryan, que desmontó la defensa adversaria y encontró a Pellegrini, que, consciente, centró con la zurda. Edin Dzeko llegó antes de los centrales del United y remató medio torpe, primero con la derecha, y luego el balón le pegó en la zurda antes de entrar.

En el minuto 36 se lesionó Spinazzola; entró Bruno Peres. Fonseca ya miraba resignado desde la banda. El United sintió el segundo gol de la Roma, y, pese a tener el balón, ya no podía amenazar a los italianos como en el inicio del partido. Hasta que Roger Ibáñez decidió regalarles una oportunidad: dio un pase infantil en los pies de Cavani, que, solo ante Mirante, no pudo marcar.

En la segunda parte el United volvió enchufado. Y parece que la Roma volvió. Al menos había once cuerpos con camisetas de la Roma en el terreno de juego. Pero sólo jugó un equipo. En el minuto 48 Bruno Fernandes asistió a Cavani, que, con un disparo magnífico en la escuadra, empató el partido. En una buena jugada de Luke Shaw, en el minuto 52, el lateral inglés dejó a Cavani solo en el área y el uruguayo disparó muy mal, con la zurda.

Paul Pogba hizo uno de los seis goles de la noche ante la AS Roma. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd
Paul Pogba hizo uno de los seis goles de la noche ante la AS Roma. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd

Dos minutos después apareció Bruno Fernandes. ¿Cuándo no aparece Bruno Fernandes? El portugués metió un centro espectacular, que iba en dirección de Rashford, pero Ibañéz logró despejarlo. Enseguida el brasileño salvó a la Roma otra vez, ahora en una buena incursión de McTominay. La Roma llegó con peligro una sola vez, cuando Karsdorp, en un pase milimétrico encontró Pellegrini, que no pudo enviarle el balón con precisión a Dzeko.

En el minuto 63 Fernandes dio un muy buen pase para Aaron Wan-Bissaka, que remató sin fuerza, pero Mirante fue generoso: soltó el balón en los pies de Cavani, que esta vez no perdonó.  Cinco minutos más tarde el United llegaba otra vez. Ahora con Rashford, por la derecha, en un centro que buscaba Cavani, Chris Smalling tocó levemente el talón del uruguayo. Bruno Fernandes tiró el penalti y marcó el 4-2.

A pesar de la victoria, el United seguía llegando, una y otra vez. Nelson Rodrigues decía que el balón sigue a los grandes jugadores como un perro sigue a su dueño. Y el balón seguía a Bruno Fernandes. Ahora en la derecha, ahora en la izquierda, ahora en el medio. En el minuto 74, el ‘18’ sacó un venenoso centro desde del frontal del área, Pogba cruzó el balón con un cabezazo preciso ante Mirante. Fonseca miraba, ya impasible.

Paulo Fonseca queda muy tocado después de encajar esta goleada en Old Trafford. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd
Paulo Fonseca queda muy tocado después de encajar esta goleada en Old Trafford. Foto: Steve McCormick/Focus Images Ltd

En el minuto 85, Mason Greenwood, que había salido diez minutos antes, quiso sumarse a la fiesta. Recibió un pase esplendoroso de Cavani, con el exterior del pie, y arrancó en velocidad antes de soltar un disparo preciso con la derecha. 6-2.

Cuatro años después, el United está muy cerca de disputar otra final europea. La Roma, que espera desde 1991, parece que tendrá que aguantar un poco más.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Una manada de cuatro leones hambrientos que fue demasiado para una defensa tan blandita como la romana. Por no hablar de la diferencia física doble pivote, como tú bien mencionabas Lucas. Raro será no ver a los Red Devils en Polonia, muy favoritos a mí parecer.

Deja un comentario

*