Victoria con interrogantes

FC Porto manager Nuno Espirito Santo (centre) during the UEFA Champions League match at the King Power Stadium, Leicester
Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264
27/09/2016

Triunfo pírrico del Porto en Do Dragao para recuperar la segunda posición del Grupo G antes de la trascendente visita al Parken de Copenhague. Fue por la mínima y sin apaciguar las dudas que arrojan los pupilos de Nuno Espirito Santo sobre el terreno de juego. Todo lo contrario.

La exigente necesidad que sacudía a ambos equipos en la previa de esta final anticipada no alteró las revoluciones iniciales de un choque para el que Michel Preud’homme -sancionado- guardó cierta pólvora de cara a la segunda mitad. A la previsible suplencia de José Heriberto Izquierdo, se sumaron las de Jelle Vossen, Hans Vanaken y Anthony Limbombe. Parecía otra propuesta en 4-3-3 con Bolingoli, Wesley y Diaby en ataque. Sin embargo, el técnico del Brujas sorprendió ligeramente con un esquema de tres centrales arropados mediante ayudas de Claudemir desde la medular hacia el sector izquierdo, donde habitó Stefano Denswill.

FC Porto 1 (André Silva 37′)

Club Brujas 0

Oporto vs Brujas - Football tactics and formations

La variante: Claudemir como lateral

Llamó la atención, sobre todo durante la primera parte, la posición de Claudemir, habitual mediocentro de contención. A vuela pluma se esperaba que ejerciera como doble pivote junto a Tomás Pina. No obstante, ya durante los primeros coletazos del envite, pudimos comprobar que iba a llevar a cabo una labor de mayor sacrificio. En fase defensiva -sin balón- el brasileño se descolgó como lateral zurdo para tapar las incursiones de Maxi Pereira en ataque ante el repliegue de Denswill como central izquierdo en una cobertura de tres zagueros. Pina era el único pivote, obligando a Diaby a cerrar como centrocampista. Demasiados metros a recorrer hacia delante.

Con el balón en posesión, Claudemir arropó más al exjugador del Villarreal, dejando los costados en ataque a Van Rhijn y Bolingoli, respectivamente. Esta tesitura no se dio en demasiadas ocasiones, ya que en las pocas posesiones largas que tuvo, el Brujas no dispuso de efectivos por delante del balón para tratar de armar ataques dañinos. Sólo un acercamiento aislado en botas de Wesley inquietó a un Casillas que respondió con creces para evitar el 0-1. Se dio incluso la circunstancia, en esta faceta, de ver a Claudemir ejecutando los saques de banda desde el costado izquierdo en fase ofensiva. El cuadro flamenco quiso salvaguardar en defensa pese a necesitar imperiosamente el triunfo y, aunque lo intentó sobre todo en la segunda mitad, no dio la sensación de tener la convicción suficiente para desarmar el nervioso entramado defensivo portugués en las postrimerías.

Izquierdo salió a quince minutos del final y tan sólo inquietó en una ocasión desde lejos
Izquierdo salió a quince minutos del final y tan sólo dispuso de una ocasión desde lejos. Foto: www.rsca.be.

El ambiente frío del estadio luso se trasladó al césped casi de principio a fin, con sonido de viento durante varias fases del encuentro dado el pobre despliegue futbolístico de los locales. No hubo continuidad en el juego. Óliver Torres, Otávio y Diogo Jota pasaron de puntillas por el encuentro. Las constantes imprecisiones se instalaron en un choque donde el cuadro de casa atacó a ráfagas mediante acciones individuales, especialmente de Álex Telles y André Silva.

Por inercia y empuje, el balón parado acabó dando resultados en una combinación entre los dos últimos protagonistas mencionados. A menos de diez minutos para el descanso, André Silva marcó su decimotercer gol en los últimos dieciséis compromisos entre club y selección, tras un excelente servicio de Álex Telles y con la involuntaria colaboración de Pina. Ni el tanto, ni las modificaciones tras el paso por los vestuarios, disiparon las dudas ni el descontento de la parroquia de Do Dragao. El Porto se agarró al segundo puesto así como a la última intervención de Casillas para no desatar la ira de los suyos. No llegó a cerrar el partido al contragolpe ante un Brujas cuyo estado de ánimo ni siquiera le permitió creer en un empate estéril. Copenhague aun queda lejos tras un triunfo que dispara los interrogantes justo antes de un trascendente clásico en el torneo doméstico.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*