Yéremy Pino: de la cancha al césped

España sub17 yeremy-pino-2 Villarreal Yeremi Marcadorint

Yéremy Pino es el talento callejero. El descaro más indómito. El fútbol en su esencia más lúdica. El jugador canario, campeón de la UEFA Europa League con el Villarreal de Unai Emery e internacional absoluto con la selección de Luis Enrique Martínez, ha arrasado con la puerta de la máxima élite en el fútbol español y ha demostrado, desde un primer momento, que su estilo (englobando aquí calidad técnica, personalidad y otras muchas cualidades innatas a su precocidad futbolística) es un bien preciado en Primera División. Yéremy Pino es el regateador hecho a sí mismo. El ingenio irreverente del que aprendió a regatear para jugar con los más mayores. Y la osadía del recién llegado que siente y es capaz de hacer en Primera, ante los mejores, lo mismo que ha hecho siempre con sus colegas en el parque.

Este último, principalmente, es el gran secreto de Yéremy Pino. El futbolista canario hace sobre el césped lo mismo que haría sobre las pistas de asfalto o la arena de la playa con sus amigos. Se atreve con todo mucho antes de intentarlo. No le teme a nada ni nadie, ni siquiera a sus propios errores. Y ese descaro es una cualidad tan diferencial dentro de su juego como la habilidad con la que controla el esférico después de realizar un regate o la facilidad con la que se cambia el balón de pie. Yéremy Pino abruma por la frescura, el dinamismo, la valentía y la determinación con la que juega, con y sin la pelota, siendo un recién llegado a la máxima categoría. Y la mezcla de estos cuatro ingredientes es una bomba en un deporte cada vez más académico, artificioso y represivo con el talento más innato. El extremo del Villarreal CF se divierte en los metros finales. Se nota. Es una percepción casi hasta tangible. Y, a su vez, el indicio que revela el fondo incalculable de un potencial al que aún no se le intuye techo.

Pases progresivos recibidos: Yéremy Pino recibe bastantes pases diagonales o verticales que hacen progresar al Villarreal. Fuente: Driblab
Pases progresivos recibidos: Pino recibe bastantes pases diagonales o verticales que hacen progresar al Villarreal. Fuente: Driblab

El fútbol de Yéremy Pino se crea y se destruye entre una jugada y otra. El talento del jugador canario no se podría exhibir y detallar sobre una mesa o dentro de una pizarra porque todas sus partes pertenecen a un todo más general al que solo el propio Yéremy Pino tiene acceso, pues se aloja dentro de su pensamiento más complejo. El fútbol del canario no existe como tal, no es algo de lo que pueda ser despojado para trasplantárselo a otro futbolista, sino que es totalmente improvisado de una acción a otra, y dentro incluso de una misma. Yéremy Pino se ha asentado ya por derecha, a pie natural, pese a irrumpir en la máxima élite en el sector opuesto, donde no actúa como un extremo clásico que desborda hacia línea de fondo y pone el centro, que, por supuesto, puede hacerlo, sino que su fútbol es muchísimo más exorbitante por la suma de todas sus cualidades. Desde la izquierda, que es donde empieza a jugar en el Villarreal de Unai Emery, Yéremy Pino tiene muy bien interiorizado el desborde tras la conducción y previo al disparo con su pierna más hábil, la derecha, siendo todo un demonio cuando encara por su velocidad y capacidad de ejecución. El canario es muy rápido en arrancada y muy ágil en el espacio reducido, y esa suma le hace ser un futbolista peligrosísimo tras el recorte cuando parte desde la banda.

Desde cualquiera de los dos lados, ha de insistirse nuevamente en ello, porque Yéremy Pino tiene calidad, físico y personalidad para imponerse en ambos perfiles. E incluso por dentro, como ya ha jugado en la selección sub-21 de Luis de la Fuente. El joven canario tiene una gran capacidad de desborde cuando recibe al pie, como prueban los gráficos facilitados por Driblab, pues es capaz de generar por sí solo situaciones de ventaja para el equipo por pura calidad técnica. Porque además de ser muy bueno técnicamente con el balón, Yéremy Pino es muy insistente cuando está sobre el césped. No deja de probar y retar a su par dentro y fuera del área, rebasando en muchas ocasiones la delgada línea que separa la valentía de la imprudencia propia de la juventud, y lo mejor de todo es que sus propios errores (o las acciones que no completa con éxito) no minan mental y anímicamente a un extremo que se alimenta precisamente de los impulsos más sensoriales que transmite su propio fútbol.

Peligro Esperado: jugadas en las que Pino lleva el balón él solo a zonas donde es mucho más probable que la jugada acabe en gol. Fuente: Driblab
Peligro Esperado: jugadas en las que Pino lleva el balón él solo a zonas donde es mucho más probable que la jugada acabe en gol. Fuente: Driblab

Es cierto, y al mismo tiempo resulta totalmente lógico, que aún debe pulir ciertos detalles dentro de su juego; no tanto en lo técnico, pues su calidad es bastante pura, como sí en su toma de decisiones, ya que no siempre elige el camino más corto dentro del área (ya sea para centrar o chutar directamente a portería), y pese a ser un futbolista con fondo físico (para resistir yendo arriba y abajo durante los partidos), pues de lo contrario no se hubiese asentado tan rápido en los planes de Unai Emery, no posee una forma especialmente dominante para imponerse en aquellas situacines en las que pierde el control de la situación y le toca chocar y soportar el impacto del futbolista rival. Ahora bien, en cualquier caso, lo que sí está bastante claro es que su talento sobresale muy por encima de la media. Yéremy Pino ya pertenece al club más exclusivo y particular de este deporte: el de los futbolistas que pueden presumir de ser técnicamente especiales. Y dentro de este grupo, que en el fútbol español (por muchas circunstancias) ahora mismo no es demasiado abultado, no sobran precisamente los jugadores con la creatividad, el ingenio y el talento de Yéremy Pino. El deporte nacional (y por supuesto la selección absoluta) necesita volver a repoblar su máxima élite con genios del más puro estilo sudamericano como Pino, Bryan Gil o Rodri Sánchez.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Yéremy Pino
Edad: 19 años
Equipo: Villarreal CF
País de nacimiento: España
Posición: Extremo

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 25 de octubre: Marcos Antonio
– 18 de octubre: Marcos Antonio
– 4 de octubre: Kang-In Lee
– 27 de septiembre: Rodri Sánchez
– 20 de septiembre: Karim Adeyemi
– 13 de septiembre: Noa Lang

Foto de portada: MarcadorInt/Todos los derechos reservados.

Related posts

1 comments

Sensacional….. Una de las mejores cosas del fútbol es ver a un chaval de 16-17 años, hace 2-3 temporadas, jugando en 3a División con una facilidad y jugando sobrado contra gente amateur que saben jugar al fútbol más “auténtico”. Lo mejor de todo es que jugaba en la izquierda tirando diagonales y desbordando por la banda zurda, y ahora es el dueño de la zona diestra del ataque groguet.

Los partidos del B y el C los disfruto más que los del 1er equipo. Por las categorías y por ver a jóvenes con mucho talento.

PD: ahí también estaba Alex Baena (ahora en el Girona FC) que era la piedra más real en ese momento. Yeremy pasaba más desapercibido por ser el más joven, pero cuando el balón llegaba al canario, algo pasaba.

Deja un comentario

*