De costa a Costa

Diego Costa no falla a su cita con el gol. Foto: Richard Blaxall/Focus Images Ltd.

De tener que salir al paso entre carcajadas para acallar los rumores de un posible despido prematuro del Chelsea a acumular una racha de cuatro victorias consecutivas en Premier League y situar a los blues a solo un punto de la primera plaza, compartida actualmente por Manchester City, Arsenal y Liverpool. Ese es el resumen del último mes de Antonio Conte desde que el míster italiano decidió cambiar el sistema (1-4-5-1) frente al Arsenal y restaurar la línea de tres centrales, empleada con notable resultado durante su paso por la Juventus o la selección italiana. Ante los gunners, el Chelsea cayó 3-0, pero su entrenador sacó en limpio un axioma fundamental para competir por el título: la necesidad de minimizar el alarmante volumen de ocasiones generadas por sus rivales, de lo contrario seria imposible aspirar al campeonato.

Aunque no suene demasiado estimulante a vuela pluma, el trío formado Cahill, David Luiz y Azpilicueta ha mezclado de maravilla. Y tanto Moses como Alonso se han mostrado disciplinados y solventes a la hora de defender sus dos carriles. Al ex de la Fiorentina se le había visto muy cómodo en ese rol en la Serie A, pero el caso del extremo nigeriano sorprende: ni los más osados habrían vaticinado que rayaría a este nivel en una posición desconocida, encajado casi como lateral en un 1-5-4-1 durante largas fases de los partidos.

Antonio Conte of Chelsea during the Premier League match at the Liberty Stadium, Swansea Picture by Mike Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933 11/09/2016
Antonio Conte. Foto: Mike Griffiths/Focus Images Ltd.

El Chelsea actual es un equipo robusto, con un central –David Luiz– que disfruta sacando el balón jugado desde atrás mientras sus compañeros le cubren las espaldas, y que además cuenta con otra pieza importante –César Azpilicueta– cuya toma de decisiones está rozando la perfección. La pareja formada por Kanté y Matic parece por fin más equilibrada y por delante la inspiración de Hazard y Diego Costa hace el resto junto a la imprevisibilidad de Pedro. Por lo que respecta al primero, Eden ha recuperado la chispa perdida durante la temporada 2015-16 y sus goles, cinco, tres en los últimos tres partidos de liga, componen la mejor carta de presentación para evaluar la mejoría. Y qué decir de un Diego Costa en plenitud, capaz de condicionar sistemas defensivos. El Chelsea se escuda en la efervescencia de su futbolista más en forma, la referencia en ataque, y asume que con un cero en su portería los tres puntos son una consecuencia directa.

Por el momento el plan funciona.

Gary Cahill: “Tenemos jugadores con instinto y capacidad para crear y marcar goles, pero para eso tenemos que defender bien, y lo estamos haciendo”.

Marcos Alonso: “En este equipo defienden todos, desde el portero hasta el delantero. Estamos haciendo un gran trabajo en esa faceta y así tenemos que seguir”.

 Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*