El tercero en discordia

Callum Hudson-Odoi of Chelsea celebrates his goal during the UEFA Europa League match at Stamford Bridge, London
Picture by Steve O'Sullivan/Focus Images Ltd 07572544769
29/11/2018

Poco después de que la generación inglesa del 2000 se presentara en sociedad, tocaba posicionarse. Tarde o temprano, en cualquier conversación relativa al equipo que acudió al Europeo sub-17 de Croacia (y posteriormente al Mundial en la India), había que afrontar la preguna decisiva: ¿eres más de Jadon Sancho o de Phil Foden? Dos futbolistas formados en la cantera del Manchester City que actuaban en zonas parecidas del terreno de juego pero que reunían características distintas. Sancho desbordaba con facilidad, como si jugara ante niños mucho menores que él, con su desparpajo y calidad en el regate. Foden iluminaba cada ataque con su lucidez y visión de juego, aliñada con una capacidad brutal para disparar desde lejos cona la pierna izquierda. Foden, zurdo con alma de mediapunta, partía desde la derecha. Sancho, diestro con la habilidad del mejor de los extremos, lo hacía desde la banda contraria. Ambos mandaron como nadie a título individual en el Europeo sub-17 (aunque perdieron la final contra España) y también arrancaron con fuerza el Mundial antes de que el Borussia Dortmund llamara de vuelta a Jadon Sancho. Aunque entre esos dos futbolistas actuaba un mediapunta que no desentonaba, para nada, con el nivel de los dos jugadores más mediáticos de la selección inglesa. A la sombra de Foden y Sancho, Hudson-Odoi también aprovechó el escaparate de la selección para exhibir sus virtudes. Marcó en la semifinal y la final del Europeo sub-17. Tiró del carro junto a Foden cuando Sancho tuvo que abandonar la concentración del Mundial y destrozó a España en la final. El mediapunta blue rindió a gran nivel y demostró una superioridad abrumadora en la categoría, pero casi siempre quedó relegado a un segundo plano dado el entorno que le rodeaba en el combinado nacional.

Foden, Brewster, Hudson-Odoi y Sancho.
Foden, Brewster, Hudson-Odoi y Sancho antes de la final del Europeo sub-17.

A Callum Hudson-Odoi le bastaron 478 minutos de competición esta temporada en la Premier League y otros 413 de Europa League para convencer a Gareth Southgate para que lo convocara con la selección absoluta. Las lesiones de varios internacionales en el parón de marzo aceleraron el proceso y la llamada se produjo a última hora, pero el extremo del Chelsea se ganó la confianza de Southgate, que ya le dio un rato de fútbol en el primer partido ante la República Checa. Salió para jugar la recta final y participó en el quinto gol, con un disparo que detuvo Pavlenka y que terminó en la red tras un toque desafortunado de Kalas. Unos días más tarde, Hudson-Odoi se convirtió en el segundo jugador más joven de la historia de la selección en empezar un partido como titular. Solo superado por Wayne Rooney, formó de inicio contra Montenegro y desbordó con la misma facilidad con la que regateaba en el Mundial sub-17. Descaro no le faltó para pedir la pelota permanentemente y encarar tanto en la banda derecha como en la izquierda.

Hudson-Odoi jugó antes de titular con la selección inglesa en el proceso clasificatorio para la Eurocopa 2020 que con el Chelsea en un partido de Premier League. Debutó con Conte el año pasado y esta temporada se ha convertido en uno más de la plantilla con Sarri, que lo ha ido introduciendo muy poco a poco en sus planes. El canterano blue ha usado la fase de grupos de la Europa League como plataforma para ganar visibilidad y trampolín para convertirse en una pieza de valor en el grupo. Sus buenas actuaciones (y goles) los jueves europeos le sirvieron para demostrar que estaba preparado para competir en cualquier escenario y ya ha podido participar en algunos duelos exigentes como las visitas a Arsenal y Everton en la Premier o la final de la Copa de la Liga contra el Manchester City, siempre saliendo desde el banquillo. Eléctrico en el uno contra uno, potente en la arrancada e incisivo en el disparo, Hudson-Odoi se ha tenido que adaptar a la banda derecha para ganar peso en la primera plantilla del Chelsea. Acostumbrado a partir desde la izquierda tanto en las categorías inferiores del Chelsea como en la selección (cuando jugaba de mediapunta, caía a la izquierda y cuando faltaba Sancho jugaba directamente en esa banda), le tocó reinventarse para evitar entrar en colisión con Eden Hazard, indiscutible en esa parcela. Desde el flanco izquierdo Hudson-Odoi puede potenciar su salida hacia la pierna derecha para armar el tiro, una de sus armas más devastadoras cuando se enfrentaba a chicos de su edad, y ahora le toca buscar el uno contra uno para salir hacia la línea de fondo. El cambio de costado no se le ha atragantado a pesar de empezar remando desde la tercera posición en la parrilla de salida en su particular duelo con Pedro y Willian para acompañar a Hazard en el ataque blue.

Callum Hudson-Odoi of England during the UEFA Euro 2020 Qualifiers match at Wembley Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 22/03/2019
Callum Hudson-Odoi debutó con la selección inglesa en marzo. Southgate lo llamó pese a que todavía no había jugado ningún partido como titular en la Premier. Foto: Focus Images Ltd.

La evolución de Callum Hudson-Odoi demuestra que se trata de un futbolista que posee muchos más atributos que su portentoso físico. Su corpulencia llama la atención y le ha facilitado dar el salto a la élite sin excesivas dificultades, del mismo modo que le convertía en un jugador dominante ante los chicos de su quinta, pero no se trataba de su única virtud. La potencia en el cambio de ritmo -tanto cuando arranca en estático como cuando cambia de marcha en carrera- es un sello característico de su fútbol, como lo es la elasticidad de sus movimientos o la capacidad para salir por ambos perfiles cuando encara. Acostumbrado a ocupar el carril central en varias etapas de su formación, Hudson-Odoi desarrolló un manejo soberbio de su pierna menos hábil. Es diestro, pero usa la izquierda para conducir y controlar el balón con soltura. Dispara peor que con la derecha, por lo que todavía no intimida tanto cuando le obligan a rematar con la zurda, pero esa destreza con las dos piernas le convierte en una pieza polivalente. Por este motivo se ha podido adaptar a la banda derecha, territorio prácticamente inhóspito para él, en su tesón por abrirse paso en el fútbol profesional.

Por otro lado, debajo del imponente físico de Hudson-Odoi se esconde una bota derecha más fina de lo que parece en el toque. El extremo del Chelsea lleva la pelota pegada al pie y es un buen pasador. No genera ocasiones a mansalva con pases interiores ante defensas muy cerradas, pero sí puede filtrar buenos envíos al espacio si un contragolpe pasa por sus botas. Con metros por delante, puede dañar tanto con su zancada como en el rol de lanzador de sus compañeros. Y es imaginativo en algunas de sus acciones. Además, destaca la precisión de sus centros. Esta faceta la está explotando desde la banda derecha, donde le resulta más natural, y no perdona si se le concede tiempo para ejecutar el gesto técnico y ubicar a sus compañeros en zona de remate. Otra historia es que tome siempre la mejor decisión, ámbito en el que más cojeaba cuando representaba al Chelsea en etapa juvenil. En muchas ocasiones quería finalizar las jugadas que él mismo iniciaba y se precipitaba a la hora de pasar o disparar, pero en el salto a la élite ha encontrado cierto equilibrio a la hora de decidir cuándo debe jugarse la acción individual y cuándo debe buscar a sus compañeros. Con un rol más específico, normalmente limitado a esperar abierto para encarar, de momento se ha simplificado la toma de decisiones de Hudson-Odoi.

Callum Hudson-Odoi y Phil Foden jugaron de inicio la Community Shield el pasado verano. Foto: Focus Images Ltd.
Callum Hudson-Odoi y Phil Foden jugaron de inicio la Community Shield el pasado verano. Foto: Focus Images Ltd.

El canterano del Chelsea está pidiendo a gritos mayor protagonismo en un equipo en el que existe una competencia elevada por una única posición. Cuando Hazard actúa de falso nueve y deja en el banquillo a Higuaín o Giroud se abre algo más el abanico de posibilidades, pero la rígida estructura y gestión de plantilla de Sarri limita las opciones de Hudson-Odoi. Tras el parón de selecciones, el extremo blue se estrenó en un once inicial en Premier y disputó los noventa minutos de partido en casa ante el Brighton. Sin embargo, el cuadro londinense necesita darle más continuidad si quiere que una de las joyas de su cantera renueve su contrato más allá de verano de 2020. Ya han sonado cantos de sirena procedentes de Alemania, pues el Bayern manifestó públicamente su interés en ficharle, y la incorporación de Pulisic puede multiplicar la competencia en una zona del campo en la que la continuidad de Hazard, Pedro y Willian tampoco está garantizada. El envejecimiento del español y el brasileño -ambos ya rebasan los 30 años- obligarán al Chelsea a renovar las alas y el nombre de Hudson-Odoi parece idóneo para dicha transición. Más todavía con la sanción que le impedirá fichar durante dos ventanas de traspasos en el horizonte. Para garantizar el futuro del canterano quizás necesite invertir en transmitirle confianza en forma de minutos de calidad en el presente.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Hudson-Odoi.
Hudson-Odoi protege el balón en una foto de archivo correspondiente al Europeo sub-17 de 2017. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Callum Hudson-Odoi
Edad: 18 años
Equipo: Chelsea
País de nacimiento: Inglaterra
Posición: Extremo

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 1 de abril: Thomas Buitink
– 26 de marzo: Moise Kean
– 19 de marzo: Maximilian Eggestein
– 11 de marzo: Oleksandr Zinchenko
– 4 de marzo: Éder Militao
– 25 de febrero: Joakim Maehle
– 18 de febrero: Ferland Mendy
– 11 de febrero: Nicolò Zaniolo
– 4 de febrero: Samuel Sosa
– 28 de enero: Frenkie de Jong
– 21 de enero: Ritsu Doan
– 14 de enero: Diego Lainez
– 7 de enero: Bryan-Clovis Ngwabije
– 31 de diciembre: Sardar Azmoun
– 24 de diciembre: Bilal Ould-Chikh
– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Buscando el once de aquella final, he visto que curiosamente los tres sustituidos de Inglaterra a lo largo del partido fueron Foden, Sancho y Hudson Odoi. Ninguno de ellos jugo la prorroga. A priori bastante llamativo, no?

Por cierto, como se suele decir: “tiempo de crisis es tiempo de oportunidades”. Y al Chelsea se le plantea un futuro incierto: sin Hazard y sin posibilidad de fichar, tratar de pelear con United, City, Lvpool, Ttham y Arsenal parece complicado. Sin embargo, eso deberia de darle mas minutos a Hudson Odoi y es un proyecto de jugador muy serio. Y a Loftus Cheek, ojo, que a mi me parece un jugador completisimo de esos que en la Premier se valoran mucho.

En el Europeo sub-17 (ni en el Mundial) no se disputan prórrogas. Fue un tema muy controvertido durante la final, porque Inglaterra casi nunca tiraba de los jugadores de banquillo y cambió a sus estrellas en el descuento para perder tiempo (se vieron las típicas escenas de rivales que protestan, cómo el árbitro les pide que salgan rápido, etc.). Podría haber cambiado a otros jugadores, peor sacó a los mejores. Le empataron en la última jugada, en el 96′, y ya no pudieron participar en la tanda de penaltis.

En el Chelsea, será interesante lo que comentas. Es un buen momento para jugadores como Hudson-Odoi, Loftus-Cheek o Mason Mount. Se les puede abrir una oportunidad. Por eso creo que es muy importante poder renovar al extremo inglés, porque va a tener más oportunidades y creo que dará el nivel si se le plantea la opción de competir como ‘tercer extremo’ de la plantilla.

Gracias por la aclaracion.

Yo creo que, si tal y como parece, se vende a Hazard y no se ficha a nadie por la sancion el Chelsea tiene que asumir que sera una temporada de transicion. Con un ataque formado por Willian – Giroud – Pedro (por ejemplo), no es realista ni aspirar a la cuarta plaza en una Liga tan exigente como la inglesa. Y pensando en el futuro, creo que hay que apostar por jugadores como Hudson Odoi. De hecho, yo es que a dia de hoy, ya no me parece que Willian o Pedro esten claramente por delante de el en cuanto a lo que aportan al equipo. Y en cuanto a Pulisic, yo le veo bastante mas potencial a H-O.

Pues la mejor noticia con la venta de Hazard y la sanción es que va a poder volver a la izquierda lo que a su vez le dejará sitio en la derecha a Pulisic. La verdad es que si hay un club al que esta sanción le pueda venir bien es al Chelsea, si además de a CHO, Sarri le da minutos a RLC y Mount y se desarrollan bien puede que les ahorre unos millones en próximos años. Además de poder dar una segunda oportunidad a jugadores como Batshuayi o Zouma en detrimento de otros ya mayores como Giroud o Cahill.
Viendo la imagen del EU 17, que pena lo de la lesión de Brewster, pintaba muy bien ese chico también.

Deja un comentario

*