El Chelsea recupera las buenas sensaciones ante un Everton inofensivo

Alvaro Morata of Chelsea after collecting his runners up medal during the FA Community Shield match at Wembley Stadium, London
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
06/08/2017

El Chelsea había empezado esta Premier League con una derrota ante el Burnley que despertó ciertas dudas. Se llegó incluso a rumorear que Antonio Conte, que había mostrado su descontento por la poca presencia del club en el mercado, podría dejar su puesto más pronto que tarde. Ahora la tensión parece estar disminuyendo. Las dos victorias seguidas que acaban de sumar ante Tottenham y Everton han devuelto su sonrisa al técnico italiano y en la casa del vigente campeón se vuelve a corear su nombre. En Manchester, tanto United como City parecen haber vuelto más fuertes que el curso pasado, pero los Blues quieren hacer todo lo posible por defender el título. Eso sí, también les espera un grupo complicado en la Champions League (Atlético de Madrid, Roma y Qarabag), por lo que es imperativo que se refuercen (se esperan tres nuevos fichajes antes del cierre del mercado).

En la otra cara de la moneda estaba el rostro serio de Ronald Koeman. Su Everton bien perdió el partido en la primera parte, pues encajó los dos goles en los primeros 45 minutos y con poca ambición buscó la remontada tras el descanso. Cuentan con una plantilla muy interesante, que incluye jóvenes talentos y bastantes ingleses (algo que se valora mucho en la Premier), pero siguen careciendo de atrevimiento cuando se enfrentan a rivales fuertes. Por lo menos así se vio el pasado lunes cuando se midieron al Manchester City y así se ha visto este domingo en su visita al Chelsea.

Chelsea 2 (Fàbregas 27′, Morata 40′)
Everton 0

Chelsea vs Everton - Football tactics and formations

En el Chelsea regresaban Cesc Fàbregas y Pedro Rodríguez al once titular, y Conte retomaba así su 3-4-3 habtiual tras haber optado por un más defensivo 3-5-2 la semana pasada ante el Tottenham en Wembley, donde sufrieron para llevarse los tres puntos. El Everton también tuvo que apretar los dientes para sumar un punto ante el Manchester City en su anterior encuentro de liga. También habían disputado la vuelta de su eliminatoria de acceso a la Europa League, en la que ganaron por un global de 3-1 al Hadjuk Split, así que llegaban más cargados que el Chelsea.

La cita dominical en Stamford Bridge arrancó con un reparto del balón y una sucesión de idas y venidas que no tuvieron mayor trascendencia. Pasados esos primeros compases de tanteo, roto el hielo, el Chelsea fue ganando protagonismo. Su móvil ataque, con Pedro y Willian en los costados y Álvaro Morta como referencia, empezó a dar avisos a la portería defendida por Jordan Pickford, el joven guardameta que está llamado a ser el nuevo portero titular de los Three Lions. El tridente del Everton, en cambio, era más posicional. Al otro ‘9’ español, Sandro, lo acompañaban Gylfi Sigurdsson, que venía de haber marcado un gol tirando desde su casa en la Europa League, y Wayne Rooney, que había anunciado su retirada de la selección inglesa esta misma semana.

Cesc Fabregas of Chelsea during the Premier League match at Stamford Bridge, London Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 26/12/2016
Cesc Fabregas volvió a ser titular y marcó el 1-0. Foto: Focus Images Ltd.

El Chelsea acabó adelantándose antes de que se cumpliese la media hora de juego. Cesc Fàbregas culminó en el área una jugada que había comandado él mismo: puso un pase en profundidad a Willian, avanzó sin balón para volver a recibir e hizo una segunda pared, esta vez asociándose con Morata. Diez minutos después, los Blues duplicaron su ventaja con un gol precisamente de Morata, que remató un centro de Azpilicueta. Fue el segundo tanto de Morata en tres partidos de Premier. También suma dos asistencias.

El Chelsea ya tenía el encuentro controlado y apretó con menos intensidad a un Everton que rehusó en ganar metros. Koeman introdujo a Besic por Tom Davies en el descanso y más tarde quitaría a Sandro, que venía de lesión y había tenido un partido discreto, para dar entrada a la joven sensación Calver-Lewin, que no pudo lucirse en esta ocasión. El Everton seguía sin encontrar respuestas. Pocas ideas tenían los Toffees. Ahora Rooney se movía por el campo con mayor libertad, apareciendo por toda la zona de ataque y también bajando al centro del campo para darle salida a las jugadas. Pero ni él, que venía de marcar en las dos jornadas anteriores, fue capaz de cambiar el curso de este partido.

Veloz, luciendo antifaz de bandolero, Pedro estuvo muy bien dándole ritmo a los ataques del Chelsea durante sus 75 minutos sobre el césped. Tuvo un par de ocasiones, entre ellas un intento de chilena, pero el gol se le resistió. Eso no impidió que el Bridge le despidera con una ovación cuando Conte le sustituyó por Bakayoko. Se quería evitar cualquier susto el técnico italiano y por eso optó por reforzar el centro del campo de cara a la recta final, esos minutos locos. Quien también se marchó entre aplausos fue Morata, sustituido por Batshuayi. Para acabar de cerrar el partido sin encajar, Conte metió al central Andreas Christensen por el carrilero Victor Moses. Lo intentó, aunque sin demasiada instencia, el Everton, pero ni siquiera pudo maquillar el marcador.

Foto de portada: Liam McAvoy/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

No tengo a Koeman por un mal técnico (ni mucho menos, hizo trabajos en los banquillos más que interesantes), pero me da la sensación de que si el Everton busca dar un salto hacia delante -lo digo porque eso parece-, necesitan otro perfil de técnico.

Deja un comentario

*