De Matic a Bakayoko

Tiemoue Bakayoko of Chelsea during the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
20/01/2018

Nemanja Matic llevaba varios años siendo una pieza importante en la estructura del Chelsea. Lo había sido desde su regreso en el mercado invernal de 2014 cuando Jose Mourinho se fijó en él debido a sus grandes prestaciones en el Benfica. El serbio ya había vivido una primera etapa en el conjunto londinense, pero fue en Lisboa donde comenzó a despuntar verdaderamente como futbolista y fue en 2014 cuando se convirtió en uno de los pilares del Chelsea de Mou que sería campeón de la Premier League el año siguiente. Matic repetiría en su condición de pieza titular y destacada del Chelsea campeón dos años más tarde a las órdenes de Antonio Conte. Fue en la primavera pasada, la de 2017, cuando el agente del futbolista le transmitió a la directora ejecutiva del club, Marina Granovskaia, y al entonces director deportivo del Chelsea, Michael Emenalo, el deseo del mediocentro serbio de recibir un notorio aumento de sueldo.

Ambas partes debían negociar la ampliación de contrato de Matic, pero el jugador se topó con la respuesta tajante de los mandamases del Chelsea, que no estaban dispuestos a subir en el escalón salarial del club a un futbolista que se encontraba a poco más de doce meses de cumplir los 30 años. Según fuentes consultadas del club, en esa conversación se le dejó claro a Nemanja Matic la postura del Chelsea, que no estaba por la labor de cumplir su petición, y se le informó de que si no estaba a gusto con la propuesta de renovación no se le pondrían trabas para irse a otro equipo si llevaba hasta las oficinas de Stamford Bridge una oferta de traspaso que alcanzase la cantidad de dinero que pedía el conjunto londinense por él.

Esto llegó a oídos de Jose Mourinho, quien había sacado mucho provecho al mediocentro balcánico años atrás, y el luso lo tuvo claro desde el primer momento en que supo que existía la mínima opción de contratar a un jugador del perfil de Matic, algo que normalmente no suele suceder. No suele suceder que un club como el Manchester United tenga acceso en el mercado a un futbolista que es titular en un rival directo suyo en la Premier. Nemanja pasó a ser objetivo de los red devils y el resto de la historia, hasta producirse su firma en las instalaciones de la ciudad deportiva de Carrington, es conocida. “Nemanja es el tipo de jugador del Manchester United y de Jose Mourinho. Representa todo lo que queremos en un futbolista: lealtad, consistencia, ambición y juego de equipo. Me gustaría agradecerle su deseo de unirse a nuestro equipo porque sin ello hubiese sido imposible tenerlo aquí”, afirmó Mou el día que Matic fue presentado por su nuevo club.

Nemanja Matic of Chelsea celebrates after scoring his side's 4th goal to make it 4-2 during the FA Cup semi-final match at Wembley Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 22/04/2017
Nemanja Matic fue muy importante en el mediocampo del Chelsea desde que llegó procedente del Benfica / Foto: Focus Images Ltd

El Chelsea ya había anunciado un par de semanas antes de la venta de Matic la identidad de su sustituto. No era otro que Tiemoué Bakayoko, que venía de ser titular en el Monaco campeón de la liga francesa y semifinalista de la Champions League. El coste de ambas operaciones era similar, por lo que se podía asegurar que el Chelsea ni ganaba ni perdía dinero con esa especie de trueque de Bakayoko por Matic. El club, de hecho, confiaba en que los seis años de diferencia entre ambos jugadores haría bueno el movimiento. Sin embargo, en el terreno de juego las cosas han sido muy distintas.

Cuando se cumplen seis meses del estreno de Bakayoko con la camiseta blue, existen dos hechos inequívocos. Primero, que el rendimiento del mediocentro galo en Inglaterra está dejando mucho que desear. Segundo, que la confianza de su entrenador permanece intacta. Y el ’14’ blue tocó fondo posiblemente con su actuación el lunes por la noche en el campo del Watford, donde cometió una cascada de errores durante la media hora inicial del partido, incluyendo pérdidas graves de balón, malos pases, posicionamiento erróneo sobre el terreno de juego y una expulsión por doble amarilla. Nunca Bakayoko había jugado tan mal como en Vicarage Road, si bien lo ocurrido frente al nuevo equipo de Javi Gracia no sorprende a la mayoría de aficionados del Chelsea, que ya habían presenciado la tendencia negativa que llevaba la temporada de Bakayoko y la sucesión de errores en la que se habían convertido sus encuentros, especialmente en los últimos dos meses.

Sobre el papel, los puntos fuertes de Bakayoko tienen que ver con su físico. Físico para recuperar balones. Físico para presionar en campo contrario. Físico para hacer coberturas. Físico para ganar balones divididos. Físico para imponerse en el juego aéreo. Físico para cortar contragolpes del equipo rival. Todo según la teoría. Porque en la práctica ni siquiera se están reflejando todas esas virtudes que le hicieron fichar por el Chelsea después de su buen año en el Monaco. Es el cuarto jugador que más faltas comete en toda la Premier League y tan solo el 39% de sus tackles (entradas) han sido acertados. Es frecuente ver en los partidos del Chelsea a Bakayoko bajar caminando a defender o perder la posición en fase defensiva, es decir, tareas en las que teóricamente debería destacar o al menos hacerlo bien. Mientras que con el balón en los pies, el problema se acrecienta debido a su imprecisión, a los pases erróneos y a las limitaciones que muestra cuando recibe el esférico y no tiene espacio para correr.

Tiemoué es el quinto jugador más utilizado por Conte esta temporada, tan solo superado por Azpilicueta, Courtois, Marcos Alonso y Kanté. Hablamos, por tanto, de un titular indiscutible para Conte. Alguno puede llegar a pensar que en cierto modo el técnico italiano está ‘obligado’ a alinearlo debido a la falta de alternativas. Danny Drinkwater llegó lesionado y, desde que se recuperó, Conte apenas está confiando en él (tampoco ha dado muchos motivos para ello). Según fuentes del vestuario, a Conte nunca le ha entusiasmado la posibilidad de jugar tan solo con Cesc Fàbregas y con Kanté en el medio. Sin embargo, tampoco ha buscado otras soluciones para arreglar el problema que tiene el equipo actualmente en el centro del campo. Una posible solución es la de cambiar el dibujo táctico, cosa que Conte tan solo ha hecho en alguna segunda parte de encuentros como el del Bournemouth la semana pasada. Otra solución más que válida pasa por alinear a David Luiz como mediocentro, rol en el que el brasileño ha rendido francamente bien en épocas pasadas. Nada de eso se ha producido y el Chelsea continúa en una dinámica muy negativa. Una dinámica en la que el juego y las sensaciones son incluso peores que los resultados.

Tiemoue Bakayoko of Chelsea reacts to the rebound from James Maddison of Norwich's shot before Nelson Oliveira of Norwich in action during the Third Round FA Cup Replay match at Stamford Bridge, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 17/01/2018
Tiemoué Bakayoko ha sido el mayor punto débil del Chelsea esta campaña / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Me parece increíble la insistencia de Conte en este jugador teniendo alternativas muy válidas como Drinkwater,D. Luiz, Cesc…
Lleva 6 meses en el Chelsea, es muy joven, puede que de aquí a uno o dos años calle muchas bocas, pero a día de hoy diría que no tiene ni nivel Premier siquiera. Buenos regalos que les hicieron al United y al Mónaco…

Estoy bastante de acuerdo en casi todo lo que transmite el artículo. Los movimientos del Chelsea en estos dos últimos mercados, incluido este cambio de Matic por Bakayoko, no han tenido mucho sentido. También me gusta la idea de jugar con Luiz en el centro en la eliminatoria ante el Barça. El brasileño ha jugado realmente bien en esa posición en algunos partidos.

Dicho esto, quería puntualizar que el rendimiento de Matic el año pasado fue bastante irregular. Mientras Kanté ofreció de forma constante un nivel altísimo, Matic alternó partidos bastante buenos con partidos muy discretos. De hecho, yo diría que fue de las piezas más discretas en el once de la temporada pasada. Nunca me dió la sensación de que terminase de adaptarse por completo a lo que Conte quería de él, por lo que puedo entender que el Chelsea intentase mejorar su pieza en esa posición. Pero sí, lo de Bakayoko, un desastre.

Bueno, Matic empieza a dejar de ser indiscutible en febrero cuando Conte ve que Fàbregas está realmente bien y que el equipo necesita algo más de creatividad y soluciones con balón en partidos tipo Burnley. Y por eso en la parte final de la temporada alterna entre Matic y Cesc, pero la primera mitad y pico de temporada de Matic había sido muy buena.

Deja un comentario

*