Un cañón escondido en el cuerpo de un centrocampista delicado

Quina lideró la reacción de Portugal con un partido memorable.

“Me gusta hacer cosas inesperadas”. El Watford acertó de lleno cuando eligió la frase que acompaña el perfil de Domingos Quina en su página web, una frase idónea para presentar al menudo centrocampista de los hornets. Titular en los dos últimos partidos de Premier con el equipo de Javi Gracia, Quina es un futbolista cuyo físico lleva al engaño. Es un centrocampista pequeño, bastante bajito, que no supera los 175 centímetros, con una constitución llamativa sobre todo por sus piernas, delgadas, que recuerdan a las de un atleta de fondo. Puede parecer frágil, pero resiste bien ante los choques tras varias temporadas en la disciplina de clubes ingleses, encierra una personalidad enorme con la pelota en los pies y, sobre todo, emerge de vez en cuando para marcar golazos. Porque Domingos Quina solo sabe marcar goles bonitos desde la frontal. Y con un zapatazo así se presentó en su primer partido con la camiseta del Watford, contra el Reading en la Copa de la Liga.

Recordatorio antes de ver las imágenes: es diestro.

En su segunda titularidad con el Watford en la Premier, volvió a marcar desde fuera del área. Esta vez con un golpeo sutil, con el interior de la bota derecha, para encarrilar la victoria contra el Cardiff. Quina ha aprovechado su oportunidad en la liga inglesa a raíz de la reciente roja directa de Capoue contra el Leicester, que ha obligado a Javi Gracia a alterar el hasta entonces indiscutible doble pivote que el francés ha formado junto a Doucouré en el arranque de curso. El portugués le ha ganado la partida a Chalobah en la medular y ejerce un rol poco habitual para él en los torneos de categorías inferiores con la selección, pues debe coordinarse con un centrocampista como Doucouré, que destaca principalmente por su llegada al área rival. Doucouré, demasiado anárquico para ejercer de pivote más posicional, necesita libertad para soltarse y sorprender entrando en zona de remate, por lo que a Quina le toca observar permanentemente los movimientos de su pareja en la medular para compensarlos sobre la marcha. Si Doucouré avanza unos metros, Quina guarda la posición para no desproteger el círculo central en caso de un potencial contragolpe. Y, cuando tocan los centrales, también es el luso quien se acerca para ofrecer una línea de pase. Más técnico y creativo que Capoue (o Chalobah), Quina puede agilizar la circulación de balón y mejorar al Watford en una faceta en la que el equipo de Javi Gracia no destaca. Es el centrocampista más fijo en el 4-4-2 hornet.

Quina no solo suelta zapatazos que nadie espera, sino que también está cumpliendo con un rol insospechado para él cuando fichó por el Watford en el último día del mercado de verano. El conjunto londinense lo incorporó después de que se proclamara campeón del Europeo sub-19 en Finlandia en un torneo en el que desempeñó una función antagónica. Tanto en el título conquistado con la sub-19 como dos años antes con la sub-17 (también ganó el Europeo de la categoría), Quina partió con libertad como interior izquierdo en el 4-3-3 clásico de las categorías inferiores del fútbol portugués. En ese sistema, Quina era el centrocampista más ofensivo, el que se movía para recibir entre líneas y filtrar el pase decisivo. Incluso era una pieza que, en contextos en los que su equipo necesitaba mayor control, podía actuar en la banda izquierda para participar por el carril central. Así pues, su evolución para actuar como el centrocampista más retrasado del Watford resulta sorprendente, por mucho que su cuerpo engañe. Es bajito pero su tren inferior es potente y sabe usar muy bien el cuerpo para proteger tanto la posición como la pelota ante rivales a priori más fuertes.

Domingos Quina.
Domingos Quina jugó a buen nivel con la selección en el Europeo sub-19 del pasado verano.

Si la Premier League le brinda espacios, Domingos Quina exhibirá tarde o temprano su notable conducción de balón, que le permite eliminar rivales para luego filtrar pases decisivos en el último tercio. Hábil con la pelota en los pies, Quina maniobra con ambas piernas, gira hacia los dos perfiles e improvisa sobre la marcha para alternar jugadas en las que echa el freno de mano y otras en las que acelera las acciones de su equipo. De momento, su aterrizaje en el primer equipo del Watford ha sido positivo tras varias temporadas intentando asomar la cabeza en el West Ham United. El hijo de Samuel Quina, defensa del Benfica y del Boavista en la década de los 80 y los 90 que incluso llegó a debutar con la selección, vive en Londres desde hace cinco años. Con apenas trece años recaló en el Chelsea, fichó por el West Ham en 2016 e incluso disputó algunos encuentros de FA Cup, Capital One Cup y rondas previas de Europa League con el conjunto hammer, pero ha sido en el Watford donde empieza a goza de continuidad en la élite. Lo normal es que vuelva a un segundo plano en el momento en el que regrese Capoue, un futbolista de mucha más trayectoria en clubes de primer nivel, pero ahí queda la tarjeta de presentación de Domingos Quina. Un chico de 19 años que hace cosas absolutamente inesperadas.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Quina recortó la diferencia con un golazo en el último suspiro.
Quina marcó un golazo desde fuera del área contra Italia en el pasado Europeo sub-19.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Domingos Quina
Edad: 19 años
Equipo: Watford
País de nacimiento: Guinea-Bisáu (internacional sub-20 con Portugal*)
Posición: Centrocampista

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

9 comments

Uno más de los centrocampistas que sigue el Barcelona. Entre Rabiot, Ndombele, De Jong y Quina, con quién os quedáis? Hay mucha competencia en esa zona, también es cierto que van pesando los años, y bueno, desde abajo aprieta Aleña y asoma Puig

Yo creo que Quina se encuentra en un punto intermedio entre el filial del Barcelona y miembro del primer equipo en un club de esa dimensión. Más cuando tienes a canteranos de nivel más o menos similar (o superior, ahí ya va según gustos) como los que citas, Collado, Jandro, etc. De esa lista, a mí los que más me gustan son Frenkie de Jong y Ndombele. Pero ahí ya va un poco según gustos y necesidades de cada equipo.

Si es por gustos, a mí el que me encanta es Rubén Neves. Y al hilo, dando por hecho que el Golden Boy convertirá el hipotético fichaje de De Ligt en una subasta de precios desorbitados (como veo que pasa con De Jong), me quedo con otro Rubén, Días. El primero me parece perfecto para el Barcelona, y con el segundo… No sé, siendo tan joven sólo necesitaría pulir la salida de balón. Quiero tener fe, yo recuerdo al primer Abidal que pisó el césped con el Barcelona, un lateral potente pero tosco, y mirad al final qué pedazo de central llegó a ser (con Guardiola, eso sí). Gracias!

Sobre Ruben Dias hay un perfil en la web, el primero de esta temporada (están todos adjuntados abajo). Barato tampoco saldrá, porque el Olympique de Lyon pujó por él en verano, pedían un dineral y por si acaso le subieron la cláusula a 60M. También creo que es un jugador que ha mejorado muchísimo la salida de balón. Quizás incluso tiene ahora mejor golpeo en largo que De Ligt para el cambio de orientación, aunque en otras facetas es inferior al neerlandés (que me parece mejor). Pero el progreso de Dias sin el balón, comparado con lo que era en verano de 2016, es muy notable.

Raro que se le haya escapado a Jorge Mendes para los Wolves. Creo que además de Capoue, está volviendo a los terrenos de juego por fin Tom Cleverley, por lo que en teoría, ambos deberían estar por delante de esta joven promesa.
Sobre la comparativa que hacéis, a mí Ndombélé me tiene fascinado. Me parece un jugadorazo. Si fuera por facilidades para su incorporación, sin duda, Rabiot. Ya ha comunicado a su club que renovará (y estos le han asegurado que por ello, que será suplente hasta final de temporada).

Es muy bueno Quina. Uno más de una generación absolutamente prodigiosa de talentos portugueses, la del 99, campeona de euro sub 17 y sub 19. Esta temporada varios de esos lusos de 99 están consolidándose, com Dalot (United), Leite (Porto), Vinagre (Wolves), Gedson (Benfica), Quina (Watford), Félix (Benfica) o Leão (Lille) teniendo minutos importantes en conjuntos de buen nível. Son claros candidatos a ganar el Mundial sub 20.

Cuanto a Quina, yo destacaría su capacidad para no perder la pelota. En el último europeu sub 19 esto fue algo muy visible, con su mezcla entre técnica y física resultando en un centrocampista muy bueno protegiendo el balón, con giros constantes y sorteando presiones rivales con facilidad, también por la conducción de que habla Tomás.

Es bastante completo, ya que tiene compromiso defensivo, creatividad y disparo con ambas piernas. Son grandes noticias que esté teniendo minutos, y ojalá siga siendo apuesta de Javi Gracia en el futuro, hasta porque le da un requinte con la pelota de que los Hornets no van sobrados en el centro del campo.

Coincido con lo que comentas sobre cómo protege la pelota. La esconde y nunca sabes por qué perfil puede salir. Yo creía que, en el 4-4-2 de Javi Gracia, tendría sitio a ratos en la banda izquierda, para participar por dentro en partidos de mayor control.

Luego hay que ver qué ocurre con el Mundial sub-20. Quizás le viene bien a Portugal no haber ido al Europeo sub-21 para centrar todos sus esfuerzos en ese torneo, pero por otro lado las fechas pueden comprometer a algún futbolista. El torneo empieza muy pronto, el 23 de mayo, no sé si puede arrancar demasiado pronto. Sin ir más lejos, el 26 se disputa la final de la Taça (con opciones de que estén Sporting, Benfica, Porto…).

Deja un comentario

*