Every Kick of It: Hasta que llegó su hora

Troy Deeney of Watford has a shot on goal during the Premier League match at Vicarage Road, Watford
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
29/02/2020

El Liverpool despidió sus opciones de terminar invicto en esta temporada de la Premier League. No por ello los hinchas Reds celebrarán con menor entusiasmo el momento en el que se proclamen campeones de liga por primera vez en 30 años. No por ello su racha de 18 jornadas ganando —récord que comparten con el Manchester City de la 2017-18— y 44 invicto —segundo mejor registro de la historia de la liga, solo por detrás de los 49 partidos que aguantó el Arsenal— deja de ser admirable. Pero les queda, evidentemente, el lamento de haber dejado escapar la posibilidad de sumarse al club de los invencibles. Aquel Arsenal de la 2003-04 y el Preston North End de la 1888-89 seguirán siendo los únicos clubes en haber logrado completar una temporada liguera sin caer derrotados.

Jürgen Klopp restaba importancia a la derrota ante la prensa después del partido. “Estaba claro que en algún momento íbamos a perder”, decía. “Lo veo como algo positivo. De ahora en adelante podemos jugar con libertad de nuevo. Ya no tenemos que jugar para conseguir el reto sino simplemente jugar para ganar partidos”. Lo logrado hasta la fecha y la situación en la tabla desde luego que no invitan al alarmismo. Pero, tal y como apuntaba el técnico alemán, “a veces un toque de atención es importante”.

También era momento de felicitar al Watford por el logro. Defendieron ordenados, sin cederle ninguna oportunidad a su rival y castigando con gran eficacia los errores que este cometió. El héroe de la tarde fue Ismaïla Sarr. Con un doblete del atacante senegalés de 22 años y un gol de Troy Deeney, el Watford consiguió un redondo 3-0 en el segundo tiempo. Con el equipo metido de lleno en la pelea por la permanencia, estos tres puntos fueron recibidos como agua de mayo —o tratándose de Inglaterra, sol de mayo— y no cabe duda de que si los hombres de Nigel Pearson cumplen con su objetivo a final de temporada, el triunfo quedará guardado con cariño en la memoria colectiva de Vicarage Road. ¡Cómo rugió el estadio con el pitido final!

Troy Deeney marcó el 3-0. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
Troy Deeney marcó el 3-0. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Volviendo al derrotado, que en este caso es el inevitable protagonista: dejando de lado la trascendencia histórica en cuanto a récords y no récords, este encuentro señaló las carencias actuales del Liverpool. Los de Klopp no encontraron manera de generarle peligro al Watford y se marcharon con un solo tiro a portería. Las jugadas asociativas con pocos espacios, las transiciones rápidas con espacios, el balón largo, la pelota parada, los centros de los laterales, el genio individual… ninguna de las opciones del amplio abanico de recursos que han demostrado tener surgió efecto ante este Watford replegado atrás. Ese bloqueo creativo fue acompañado por clamorosos errores defensivos que dieron lugar a los goles del conjunto local. En ese sentido, el Liverpool echó en falta a Joe Gomez y Joel Matip, que hubiesen aportado mayor seguridad que Dejan Lovren, aunque hasta Virgil van Dijk estuvo mal. También añoraron, en todos los sentidos, a su capitán Jordan Henderson. 

Resultaría ridículo detenerse demasiado tiempo en esta primera derrota del Liverpool dada la autoridad con la que han arrasado en la Premier. Desde hace ya más de un par de meses que se habla de la pelea por el título en pretérito. Pero por otro lado, es imposible ignorar que no se trata de una derrota del todo anecdótica. Quizás lo fuese si el Liverpool hubiese avasallado a su rival con muchas oportunidades de gol. Quizás se podría pasar por alto si no hubiesen transmitido dudas en sus anteriores cuatro encuentros. Esta temporada, el Liverpool ha ganado muchos partidos de forma ajustada y por tanto, se ha apelado constantemente a su carácter de campeón. Ahora, tras una victoria frente a un Norwich al que solo superaron gracias a una intervención puntual de Sadio Mané, una derrota ante el Atlético de Madrid y un triunfo por 3-2 ante el West Ham, ha llegado este resultado ante el Watford.

Trent Alexander-Arnold cometió un error impropio de él en la acción del tercer gol. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
Trent Alexander-Arnold cometió un error impropio de él en la acción del tercer gol. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

El martes se medirán al Chelsea en la FA Cup; después, al Bournemouth en liga, al Atlético en la vuelta de Champions y al Everton en el derbi de Merseyside. Y no mucho más tarde visitarán al City. Los Reds celebrarán el título de Premier con la misma pasión, independientemente de cómo se resuelvan las siguientes semanas. Pero está en manos de los de Klopp no dejarse llevar y retomar su mejor nivel competitivo.

Elsewhere 

El Manchester City se proclamó campeón de la EFL Cup al vencer al Aston Villa por 1-2 el domingo. Si se tiene en cuenta la Community Shield de agosto que le ganaron al Liverpool en los penaltis, este es el segundo título de la temporada para los de Pep Guardiola. La EFL Cup, que celebra su 60º aniversario, la disputan los equipos de las primeras cuatro divisiones del fútbol inglés. Si incluso la FA Cup ya no se valora del mismo modo, la Copa de la Liga está todavía menos considerada. Pero no deja de ser un título y para Guardiola supone un logro importante haberse proclamado campeón de las últimas tres ediciones. “Es un gran éxito ganar tres veces seguidas”, afirmó satisfecho. El nivel de la primera media hora de su equipo, con un gran Phil Foden jugando en banda, supuso una ventaja de dos goles, obra de Sergio Agüero y Rodri. El Villa recortó distancias antes del descanso, pero los de Dean Smith no pudieron celebrar nada más. Tras esta victoria en Wembley, el City ya ha ganado ocho de los últimos nueve títulos domésticos del fútbol inglés. Perder la liga por un margen tan amplio eclipsa otros éxitos como este, pero todavía tienen esperanzas de salvar el año en la Champions.

Phil Foden fue de los más destacados en el triunfo del City. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.
Phil Foden fue de los más destacados en el triunfo del City. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.

Antes, ese mismo domingo, se disputaron de forma simultánea dos duelos directos entre aspirantes a los puestos europeos. En Goodison Park, Everton y Manchester United empataron a uno. David De Gea cometió un error tempranero que permitió que los Toffees se adelantaran, pero Bruno Fernandes, que ya tiene ganada a su nueva afición, marcó el tanto del empate con un disparo desde fuera del área. En Londres, el Wolverhampton logró vencer al Tottenham en un encuentro en el que los Spurs de José Mourinho se adelantaron dos veces y aun así, los de Nuno Espírto Santo lograron responder con tres goles. El día anterior, el Chelsea había empatado a dos en Bournemouth con un doblete de Marcos Alonso. Estos resultados mantienen a los Blues en cuarta plaza, con tres puntos más que United y Wolverhampton, empatados en la quinta y la sexta plaza, y cinco más que el Tottenham, séptimo.

El Sheffield United es octavo con los mismos puntos que los Spurs, pero no jugaron esta semana porque su rival debería haber sido el Aston Villa. Por el mismo motivo, el Arsenal, que debería haberse enfrentado al City, no saltó al césped y permanece en mitad de tabla. Sí que se jugó un Norwich 1-0 Leicester. Los Canaries siguen siendo colistas, pero este triunfo les pone a seis de la permanencia y alimenta sus ya remotas esperanzas. El Leicester, por su parte, sigue tercero a cinco del Chelsea a pesar de llevar cuatro jornadas sin ganar. Uno de los equipos más en forma de la parte alta es el Burnley. Los de Sean Dyche llevan seis jornadas invictos. Eso sí, quizás hubiesen esperado obtener algo más de su partido frente al Newcastle de este fin de semana, que terminó en empate a nada. En dos enfrentamientos de la mitad inferior de la tabla, el Crystal Palace le ganó por la mínima al Brighton en el llamado M23 Derby (en referencia a la autovía que conecta el sur de Londres con la población costera) y el West Ham derrotó por 3-1 al Southampton.

George Honeyman, del Hull, disputando un balón con Tyler Roberts, autor de un doblete en el triunfo del Leeds. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.
George Honeyman, del Hull, disputando un balón con Tyler Roberts, autor de un doblete en el triunfo del Leeds. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

En la Championship, el Leeds United logró su cuarta victoria consecutiva al vencer por un amplio 0-4 en su visita al Hull City. El West Brom, líder, perdió por 0-1 ante el Wigan, por lo que el Leeds ahora solo está a un punto menos que ellos. Por debajo del equipo de Marcelo Bielsa, en puestos de promoción, se encuentra con cinco puntos menos el Fulham, que ganó por 2-0 ante el Preston North End.

Esta semana se jugará la quinta ronda de la FA Cup. El lunes, Portsmouth-Arsenal; el martes, Chelsea-Liverpool, West Brom-Newcastle y Reading-Sheffield United; el miércoles, Tottenham-Norwich, Leicester-Birmingham, Sheffield Wednesday-Manchester City; y el jueves, Derby County-Manchester United.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

También se disputó la final de la Copa de la Liga femenina, en la que el Chelsea ganó por 2-1 a su rival londinense el Arsenal. En la Women’s Super League, el Chelsea ocupa la segunda plaza con 39 puntos y el Arsenal la tercera con 36, mientras que el Manchester City lidera con 40.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Hola! Un apunte que vi en común en las dos derrotas del Liverpool es que ambos contrincantes buscaron salir casi siempre con balón largo hacia la banda derecha del Liverpool, defendida por Alexander-Arnold y el segundo central (Lovren ayer, Joe Gomez en champions). Yo no recuerdo que esta estrategia hubiese sido tan explotada anteriormente (aunque probablemente ni siquiera estaba tan atento), pero si no lo era, parece ser un “descubrimiento” increíble de Simeone y que Nigel Pearson copió rápidamente. Lo menciono porque además 2/3 goles del Watford caen por ahí y no se si Klopp pensará en sentar a TAA para la vuelta de Champions? Es indiscutible el aporte que ha hecho hasta ahora en ataque pero justamente en estos dos juegos se le vio fallón también allí y la mayoría de los centros se quedaban cortos, quizás porque justamente estaba cansado de estos esfuerzos defensivos…

Deja un comentario

*