Every Kick of It: You’ll never sing that

Georginio Wijnaldum (centre) of Liverpool is mobbed by team mates after scoring his sides first goal during the Premier League match at Bramall Lane, Sheffield
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
28/09/2019

Es la recta final del encuentro entre el Sheffield United y el Liverpool (0-1) en Bramall Lane. Tras un partido disputado, el líder está cerca de llevarse los tres puntos sin haber mostrado su mejor versión. La grada local hace referencia al discreto nivel del Liverpool y empieza a cantar: “Champions of Europe? You are having a laugh!” (que se podría traducir como: “¿Vosotros sois los campeones de Europa? ¡Venga ya!”). Como explicábamos hace unas semanas, reaccionar ante una derrota inminente con un cántico en clave de humor es muy propio de las hinchadas inglesas. Pero la historia no acaba ahí. La afición desplazada del Liverpool responde: “Champions of Europe, you’ll never sing that” (un cántico que quiere decir: “Vosotros nunca podréis decir que habéis ganado la Champions League”). Entonces, Bramall Lane sube la apuesta y entona la siguiente genialidad: “Champions of League One (tercera división inglesa), you’ll never sing that” (léase: “Y vosotros nunca podréis decir que habéis ganado la League One”). El Liverpool se impuso sobre el césped; el United, en las gradas.

Chris Wilder entró a la sala de prensa disculpándose por su tardanza. “Culpo al entrenador rival por haber sido nombrado entrenador del año por la FIFA”, fue su excusa. Los medios habían estado esperándole durante un buen rato. Cuando finalmente hizo acto de presencia, el técnico del Sheffield United reconoció que se había retrasado porque venía de tomarse algo con Jürgen Klopp. Como reconocimiento por el premio de la FIFA que Klopp había recibido la semana pasada, después del partido Wilder le regaló una botella de Champagne y ambos se quedaron charlando. Uno se puede imaginar el brindis: Klopp, con su gorra y sus gafas y sonriendo con su dentadura perfecta, chocando su copa con la de Wilder, de aspecto y manerismos de entrenador inglés de vieja escuela pese a tener 52 años, los mismos que Klopp, y que su visión del fútbol no encaje en ese estereotipo. Wilder ha llevado al United de League One (como su afición se encargaba de recordar con ese cántico) a la Premier con ascensos consecutivos y su trabajo le ha ganado toda clase de elogios, entre ellos los de Klopp. “Esperemos que no alcancen el nivel que han llegado a mostrar durante estos últimos tres años con su fantástico entrenador”, dijo el técnico del Liverpool en la previa de encuentro.

Chris Wilder manager of Sheffield United with a "Going Up" bottle of champagne, in front of the supporters after the Sky Bet Championship match against Stoke City at the Bet 365 Stadium, Stoke-on-Trent. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 05/05/2019
“No soy un experto en champagne, no suelo beberlo”, dijo Wilder cuando se le preguntó sobre su obsequio a Klopp. La última vez que se vio a Wilder con una botella de champagne fue en mayo, cuando el Sheffield United certificó su regreso a la Premier League. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

Como temía Klopp, el United sí que hizo uso de sus mayores fortalezas. Ante un Liverpool que dominó la posesión, su trabajo en defensa fue impecable durante casi todo el encuentro. Más allá de un palo de Mané en una contra, los de Klopp apenas generaron peligro. Tan poco inspirados estuvieron los reds como sólidos los blades. Además, el equipo de Wilder supo hacer daño en sus repuestas ofensivas, con su característico desdoblamiento de los centrales que componen la línea de tres y el ataque de los espacios de sus jugadores de segunda línea y su dupla de delanteros. En más de una ocasión pudieron haber sorprendido al Liverpool con un gol, pero no fueron efectivos. Por eso Klopp reconoció que el encuentro pudo haber sido un empate perfectamente. Y por eso Wilder, uno de los entrenadores más autocríticos de la competición, no le tiró flores a sus jugadores sino que expresó su frustración por haber desperdiciado una oportunidad única. El United aguantó en el partido hasta el minuto 70, cuando Dean Henderson, joven guardameta cedido por el Manchester United, cometió un error garrafal al dejar que un tiro de Wijnaldum le pasara entre las piernas. Gracias a ese lapsus, el Liverpool volvió a sumar de tres y ya van siete triunfos en siete partidos. 

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Después de haber goleado al Watford en la jornada anterior, el Manchester City lo tuvo más difícil para llevarse los tres puntos de Goodison Park, donde vencieron al Everton (1-3). El costoso triunfo no se materializó hasta el segundo tiempo, cuando los citizens rompieron el empate con dos goles en los últimos veinte minutos. Como el Liverpool ya había hecho los deberes, el City jugaba con la presión de no ampliar su desventaja con respecto al líder. Apenas termina el mes de septiembre y las sospechas iniciales ya han sido confirmadas: la lucha por el título será una carrera de fondo entre Liverpool y City, actualmente separados por cinco puntos. El recuerdo del curso pasado, cuando este mismo duelo se resolvió en la última fecha, hace que cada ocasión errada y cada gol encajado se lamenten más si cabe.

Y en Goodison, los de Pep Guardiola empezaron lamentándose cuando un remate de Gündogan se topó con el larguero. Para su alivio, Gabriel Jesus marcaría al rematar en otra acción similar. Pero el Everton igualó poco después. La jugada del gol surgió de un pobre despeje de Fernandinho, central improvisado que está jugando con Otamendi dadas las lesiones de Stones y Laporte. Guardiola no cuenta con tantas opciones en el centro de la defensa, y se nota. En ataque la historia es distinta. Agüero ha arrancado el curso de forma impecable, pero Gabriel Jesus, titular en este encuentro, sabe aprovechar sus oportunidades. El otro actor secundario que sale reforzado de Goodison es Riyad Mahrez, posiblemente el futbolista más destacado del encuentro. La lesión de Leroy Sané le está permitiendo disputar más minutos y si ya había demostrado su talento con anterioridad, ante el Everton Mahrez se encargó de reclamar protagonismo. Partió desde la derecha y se asoció con inteligencia, aportó desborde, puso envíos precisos al área, ayudó en defensa… y para ponerle la guinda a una formidable actuación, el argelino marcó con un libre directo que volvió a adelantar al City.

Más allá de los protagonistas habituales como Rahem Sterling o Kevin De Bruyne, Riyad Mahrez fue uno de los jugadores más destacados en el triunfo del City. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
Más allá de los protagonistas habituales como Rahem Sterling o Kevin De Bruyne, Riyad Mahrez fue uno de los jugadores más destacados en el triunfo del City. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Puede resultar extraño visto el resultado, pero se podría decir que el Everton necesitaba un partido como este. El equipo de Marco Silva venía de haber perdido en casa ante el Sheffield United e iniciaba la jornada en la parte baja de la tabla. Silva se encargó de transmitir calma en la rueda de prensa previa el encuentro, pero el juego de los toffees en este inicio liguero ya estaba siendo cuestionado. Recibir al City quizás no era lo ideal en una semana en la que necesitaban resarcirse ante su afición. Aunque el Everton no evitó que el City ejerciera su domino, sí que demostró tener el carácter que su grada echaba en falta y logró poner en apuros al vigente campeón, sobre todo en acciones a balón parado. “Fue un buen partido, un partido muy competitivo. No nos quedamos los puntos pero nos quedamos con muchos aspectos positivos” valoró Marco Silva.

Quien de verdad necesitaba ganar era el Tottenham. Después de haber perdido en casa del Leicester en la jornada interior, los spurs fueron eliminados de la Copa de la Liga el martes al caer en los penaltis frente al Colchester United, equipo de cuarta división. Aunque en Inglaterra esa copa sea considerada una competición menor, las derrotas de clubes de Premier ante equipos de tercera o cuarta no suelen pasar desapercibidas. Este sábado el Tottenham se reencontró con la victoria al superar al Southampton (2-1), pero necesitarán más continuidad para restaurar la calma en White Hart Lane, con todas las inseguridades que han tenido tanto dentro como fuera del campo, desde el mercado de fichajes hasta los resultados. Eso sí, el siguiente compromiso de los de Mauricio Pochettino será un exigente duelo de Champions ante el Bayern de Múnich.

Harry Kane está disfrutando de compartir delantera con Heung-Min Son. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.
Harry Kane está disfrutando de compartir delantera con Heung-Min Son. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.

El único fichaje del Tottenham en ser titular, el medio centro Tanguy Ndombélé, fue el autor del gol con el que los spurs se adelantaron a los 24 minutos. Pero pasada la media hora de juego se dieron dos situaciones que pudieron amargarles la tarde. Primero, Serge Aurier fue expulsado al ver su segunda tarjeta amarilla. Pocos minutos después, Hugo Lloris se hizo un lío y perdió el balón en boca de gol. Danny Ings no perdonó. El Tottenham se había quedado con un jugador menos y sin su ventaja en el marcador. Entonces, todavía antes del descanso, Heung-Min Son y Christian Eriksen lideraron un perfecto contragolpe que fue sellado por Harry Kane. La segunda parte fue larga, pero el Tottenham no volvió a dejar escapar el resultado. “Tuvimos que trabajar mucho con diez hombres. Demostramos nuestro carácter. Así es como tenemos que trabajar, juntos”, afirmó Pochettino. Unas declaraciones que contrastan con otras bien distintas de hace apenas unas semanas, cuando el argentino lamentaba la falta de cohesión de los suyos.

Stamford Bridge todavía no había presenciado un triunfo de su equipo en lo que llevábamos de temporada. Hasta este sábado, cuando el Chelsea venció al Brighton (2-0). Los de Frank Lampard generaron un gran número de ocasiones pero su primer gol llegó fruto de un error del rival, provocado en parte por la presión adelantada del Chelsea: Mason Mount interceptó dentro del área cuando el Brighton intentaba sacar el balón en corto y acto seguido fue derribado. Jorginho convirtió el penalti. Una de las jóvenes promesas que más emocionan al Bridge, Hudson-Odoi, entró desde el banquillo para suplir a Pedro y fue clave en la contra que dio lugar al segundo gol, obra de Willian. Sobre la presencia que están teniendo los jóvenes como Mount, Abraham, que tuvo ocasiones pero no logró marcar, y ahora Hudson-Odoi, Lampard dijo: “Tienen una gran mentalidad. Quieren jugar para este club. Ahora mismo se lo están ganando y además están mejorando el nivel del equipo. Tengo confianza absoluta en ellos”.

Frank Lampard está satisfecho con el rendimiento de los canteranos que se han hecho un sitio en el primer equipo. Foto: Steve O'Sullivan/Focus Images Ltd.
Frank Lampard está satisfecho con el rendimiento de los canteranos que se han hecho un sitio en el primer equipo. Foto: Steve O’Sullivan/Focus Images Ltd.

El Leicester City cierra la jornada siendo tercero después de haber goleado al Newcastle United (5-0). El resultado estuvo facilitado por la expulsión de Isaac Hayden, que vio la roja directa por una durísima entrada. Antes de la expulsión, el Leicester ya se había adelantado con un tanto de Ricardo Pereira. El lateral derecho se asoció con dos compañeros y finalizó con éxito una larga carrera que no encontró oposición por parte del Newcastle. Si los de Steve Bruce ya se mostraron vulnerables en igualdad de condiciones, con uno menos en el segundo tiempo fueron un jardín de goles para el equipo dirigido por Brendan Rodgers. Jamie Vardy firmó un doblete y se refuerzan los rumores que sugieren un posible regreso a la selección, pese a que él mismo decidiera abandonarla. James Maddison, que había marcado el gol de la victoria en la jornada pasada ante el Tottenham, se perdió esta cita al ser baja por lesión.

Continúa el buen hacer del goleador Jamie Vardy. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd Martyn Haworth/Focus Images Ltd.
Continúa el buen hacer del goleador Jamie Vardy. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd Martyn Haworth/Focus Images Ltd.

El West Ham de Manuel Pellegrini venía de haber perdido por 4-0 en Copa de la Liga ante el Oxford United de tercera división, pero en Premier llevaban invictos desde la primera jornada y en la fecha anterior habían ganado por al Manchester United por 2-0. Este sábado se midieron a otro de los equipos que llevaban un buen inicio liguero. En Bournemouth, el West Ham no pasó del empate (2-2). Se adelantaron con un gran gol de Yarmolenko, que ya había marcado ante el United. El Bournemouth empató en una acción de córner y remontó con un tanto del internacional inglés Callum Wilson. Fue Cresswell, que también había marcado ante el United, quien hizo el gol del empate. Tras este reparto de puntos, tanto Bournemouth como West Ham continúan en la parte alta de la tabla.

En la zona baja, el Watford es quien ocupa la última plaza. La semana pasada los de Quique Sánchez Flores sufrieron esa amplia goleada frente al Manchester City. Este sábado, el Watford cayó en Molineaux ante el Wolverhampton (2-0), el otro único equipo de la liga que todavía no conocía la victoria. En Villa Park, el Aston Villa empató ante el Burnley  (2-2) y en Selhurst Park el Cyrstal Palace se impuso al Norwich (2-0), que encadena dos derrotas tras aquel triunfo frente al City. La jornada se cerrará esta noche de lunes en Old Trafford. El Manchester United, rodeado de una infinidad de dudas, recibirá al Arsenal.

Daniel Farke (Norwich City), entrenador alemán de 42 años, saluda a Roy Hodgson (Crystal Palace), técnico inglés de 72 años. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
Daniel Farke (Norwich City), entrenador alemán de 42 años, saluda a Roy Hodgson (Crystal Palace), técnico inglés de 72 años. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

En la siempre competitiva Championship, la parte alta de la tabla no podría estar más saturada. El Leeds United de Marcelo Bielsa perdió el liderato al caer por 1-0 en The Valley frente al Charlton. Ahora, West Brom, Swansea, Nottingham Forest, Leeds, Preston North End y Charlton ocupan todos los puestos altos con solo un margen de dos puntos entre el primero y el sexto. Y solo tres separan al primero del noveno. 

Foto de portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

El duelo City-Livepool, aunque sumamente interesante, le resta la emoción que tenía el Big6 con un nuevo aspirante cada año.
El United-Arsenal me emociona muchísimo

Cuando ha habido 6 aspirantes al título en Inglaterra??? Ni ahora, ni nunca. Aún seguimos con la falacia esa???

Deja un comentario

*