El Fulham se descose en defensa

Callum Wilson of Bournemouth scores their first goal during the Premier League match at Craven Cottage, London
Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919
27/10/2018

La historia del Fulham es la de un club que en su regreso a la Premier después de cuatro años en la Championship se gasta 110 millones de euros en fichajes. Además, incorpora en calidad de cedidos a cinco jugadores procedentes de importantes clubes europeos: Luciano Vietto (desde el Atlético de Madrid), Sergio Rico (desde el Sevilla), André Schürrle (desde el Borussia Dortmund), Timothy Fosu-Mensah (desde el Manchester United) y Calum Chambers (desde el Arsenal).

La historia del Fulham es también la de un club que habita actualmente en la zona de descenso, que ha ganado un solo partido en diez jornadas y que ha encajado 28 goles (un promedio de casi 3 por encuentro). La del Fulham es, en resumidas cuentas, la peor defensa del fútbol europeo o, dicho de forma más precisa, el equipo que más goles ha recibido en las cinco grandes ligas europeas. De los 98 clubes que participan en la liga española, en la Bundesliga alemana, en la Serie A italiana, en la Ligue 1 francesa y en la Premier inglesa, el más goleado es el Fulham después de su gran inversión económica en fichajes.

Actualmente los problemas del Fulham afectan a todas las líneas, ya que no es una cuestión exclusiva de la zaga o de la portería. El mediocampo no está respondiendo como debería y algunos de los atacantes (se salvan Mitrovic y algunos días Schürrle) están suponiendo una decepción.

Tres porteros distintos

La política de porteros del Fulham es, cuanto menos, extraña. El club mantuvo a Marcus Bettinelli, el guardameta del ascenso; fichó al español Fabricio Agosto a finales del mes de julio e incorporó cedido a Sergio Rico el último día del mercado de verano. Tres porteros con experiencia y motivos para luchar por la titularidad. Uno de ellos, Fabri, había coincidido en el Besiktas y en el Deportivo de La Coruña junto al entrenador de porteros del Fulham, el coruñés José Sambade. El preparador gallego anunció su marcha del Fulham a finales del mes de agosto. Casualidad o no, su adiós se produjo justo después de que Fabri perdiese la titularidad en la tercera jornada de la Premier. Ahí comenzó el baile de porteros en Craven Cottage: Fabri fue titular dos jornadas, Bettinelli ocupó el arco las siguientes siete semanas y finalmente Sergio Rico debutó el pasado fin de semana.

Resulta muy poco frecuente que en un periodo de tan solo dos meses jueguen tres porteros distintos, sin que haya de por medio ninguna lesión o sanción. En el caso de Sergio Rico, según fuentes consultadas próximas al vestuario, el cuerpo técnico le indicó que no sería titular hasta que no manejase mejor el idioma inglés y comprobasen su adaptación. Rico se estrenó en la liga inglesa el pasado sábado en la derrota frente al Bournemouth. “Hizo una buena parada pero en otros dos momentos pudo hacer algo más”, explicó Slavisa Jokanovic tras el debut liguero del guardameta sevillano.

Además del baile de porteros, otro detalle muy revelador del Fulham es que en estas diez jornadas aún no ha repetido dos veces seguidas la misma línea defensiva. Los cambios atrás son constantes y los errores graves que cuestan goles también lo son.

El Fulham ha recibido 28 goles en 10 jornadas, más que ningún otro equipo en las grandes ligas europeas.

Sergio Rico of Fulham prior to the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 01/09/2018
Sergio Rico jugó el pasado sábado por primera vez en la Premier / Foto: Focus Images Ltd

La portería y la defensa no es lo único que falla en Craven Cottage. El argentino Vietto, por ejemplo, ha ido de más a menos; el marfileño Jean Michaël Seri, llamado a ser el motor del equipo en la medular, se ha mostrado irregular; y a Ryan Sessegnon, la joya de la cantera, le está costando el pronunciado salto de la Championship a la Premier League.

De momento, los dirigentes del Fulham mantienen su confianza en Jokanovic, el técnico que logró el ascenso de categoría en el mes de mayo. Un elemento que suaviza la gravedad de la situación del Fulham es que al menos otros tres equipos han firmado un inicio de curso muy malo: el Huddersfield y el Newcastle han sumado únicamente tres puntos, mientras que el Cardiff no pasa de cinco. En cualquier caso, la calidad de la plantilla del Fulham y su situación clasificatoria obligan a una reacción rápida, que debe pasar fundamentalmente por recuperar la confianza, definir un estilo de juego y corregir la enorme fragilidad defensiva.

Slavisa Jokanovic, entrenador del Fulham: “Después del partido [0-3 contra el Bournemouth] estuvimos hablando con Shahid Khan [dueño del Fulham] y me preguntó por la situación y por las soluciones que estamos buscando. No está contento, igual que yo o que los aficionados, pero esto es un proceso largo y la situación está en nuestras manos para conseguir el objetivo a final de temporada. No podemos rendirnos, sería absurdo después de unos pocos partidos en la Premier League. Debemos aceptar las críticas porque necesitamos ser lo suficientemente fuertes para entender que los comentarios negativos son parte del fútbol. Debemos ser fuertes y trabajar duro para encontrar una solución”.

Ryan Sessegnon of Fulham in action during the Premier League match at Craven Cottage, London Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919 27/10/2018
Ryan Sessegnon (18 años) no está destacando por ahora en la Premier / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

La verdad es que no me sorprende mucho, en el fondo has fichado jugadores que han salido muchos de ellos mal de los últimos equipos que han estado, Vietto no ha tenido suerte ni en Atletico ni en Valencia el medio año que estuvo, Schurrle no le fue muy bien cuando estuvo en Inglaterra, Rico salió mal del Sevilla perdiendo la titularidad al final tras un año malo (aunque de los tres porteros me parece el mejor) y quizás no sean jugadores que esten en el mejor momento de su confianza para destacar. Si encima las cosas no salen bien, se atenazan más. Aún así creo que deberian mantenerse porque los que estan con ellos luchando son para mi peores.

El Fulham es como un West Ham en pequeñito, equipos especialistas en vivir en la mas absoluta mediocridad a pesar del dinero invertido año tras año. La verdad es que por culpa de este tipo de clubes pienso en lo injusto y malo para el fútbol que determinados equipos (sobretodo ingleses) tengan tanto capital a su disposición.
Uno ve lo que hace el Dortmund, Nápoles, Sevilla etc y luego ve este esperpento y entran ganas de llorar…

Deja un comentario

*