Gündogan cerca del área

Hat-trick scorer Sergio Aguero of Manchester City (right) is congratulated by his team-mates ?lkay Gundogan (left) and Raheem Sterling (centre) during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
14/09/2016

Tras seis partidos consecutivos sin ganar, resultaba difícil de imaginar una victoria tan plácida del Manchester City en The Hawthorns, feudo del siempre temible West Bromwich de Tony Pulis. El choque, más allá de la expectación previa sobre la confrontación entre dos técnicos tan antagónicos estilísticamente como Pulis y Guardiola, fue sorprendentemente cómodo para los skyblues. Salvo un tramo del segundo tiempo en el que los locales empujaron, liderados por el descaro del aún adolescente Jonathan Leko en la banda derecha (extremo, 17 años), el Manchester City no sufrió en exceso. Además de despejar algunas dudas para levantar la confianza del equipo, el 0-4 citizen dejó dos grandes protagonistas: Ilkay Gündogan y Sergio Agüero.

West Brom 0

Manchester City 4 (Agüero 19, 28′, Gündogan 79′, 89′)

Manchester City vs West Brom - Football tactics and formations

El aspecto más llamativo de la victoria del Manchester City fue el rendimiento de Ilkay Gündogan en el centro del campo. Sus primeros encuentros en Inglaterra los está jugando más adelantado de lo esperado, como interior escoltado por un mediocentro. Ante el West Brom exhibió qué se espera del alemán en esta ubicación. Gündogan dio la asistencia del primer gol tras una pared con Fernando (lateral derecho ante las bajas de Zabaleta y Sagna), regaló un segundo pase decisivo a Nolito que solo la aparición de un defensa bajo palos evitó que se convirtiera en una asistencia y emergió por sorpresa en el área para finalizar dos jugadas en el segundo tiempo. Lejos del mediocentro, Gündogan se movió entre líneas para encontrar recepciones a la espalda de los centrocampistas rivales, aprovechándose de los pases de un Fernandinho demasiado suelto en el inicio de la jugada, sin nadie que lo presionara. Cerca del área, Gündogan aceleró los ataques y filtró buenos balones ante los desmarques de ruptura de Nolito, Sterling y Agüero.

El Kun también fue protagonista en la victoria, pues sus dos goles encarrilaron el partido y permitieron que, a diferencia de otros encuentros, la mejor fase de juego citizen se tradujera en una ventaja palpable en el electrónico. El delantero argentino llevaba un mes sin ver portería y se reivindicó con sus dianas, sobre todo con un segundo tanto de bella factura. Especialmente cuestionado después de arrancar en el banquillo el encuentro en el Camp Nou, Agüero tendrá la oportunidad de dar continuidad a su buena actuación el próximo martes, frente al Barcelona.

Sergio Aguero of Manchester City during the Premier League match at the Liberty Stadium, Swansea Picture by Mike Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933 24/09/2016
Sergio Agüero volvió a marcar tras un mes de sequía. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, en el debe del Manchester City todavía continúan las dificultades para controlar un encuentro de cabo a rabo. A pesar de la amplia victoria, los de Pep Guardiola sufrieron para congelar el ritmo del partido en el arranque del segundo tiempo, cuando Pulis introdujo a Leko y Morrison y propició un duelo mucho más abierto, de un constante ida y vuelta. En este contexto, el Manchester City se dejó llevar, perdió algunos balones en zonas comprometidas y pudo complicarse más de la cuenta. Si un ritmo demasiado alto le impide manejar la pelota a su gusto para instalarse en campo rival, el City se pierde. El camino por recorrer aún es largo. El 0-4 no refleja una victoria redonda. No todavía.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*