La primera noche de gloria de Javi Gracia en la Premier puede significar la última de Conte en el Chelsea

Chelsea unveil Antonio Conte as their new manager at Stamford Bridge, London
Picture by Mark Chappell/Focus Images Ltd +44 77927 63340
14/07/2016

Javi Gracia nos acostumbró durante su etapa en España a que sus equipos compitieran muy bien ante los grandes del país. En su primera oportunidad de hacer valer en la Premier League esa fama que quizá le ha llevado al Watford, el navarro volvió a demostrar sus fabulosas dotes como estratega ejerciendo de David ante Goliat. Cuesta recordar a un gigante tan superado como lo estuvo el Chelsea durante la práctica totalidad del partido de ayer. De principio a fin. Habrá quien diga que fue una goleada muy condicionada por la temprana expulsión de Bakayoko en el minuto 29, pero es que ya hasta ese momento el conjunto blue estaba siendo ampliamente sobrepasado por los Hornets. Precisamente que esta ocurriese fue una consecuencia del incómodo escenario que había construido el Watford.

Watford 4 (Deeney 42′, Janmaat 84′, Deulofeu 88′, Pereyra 90′)
Chelsea 1 (Hazard 82′)

Watford vs Chelsea - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

El conjunto local saltó al césped de Vicarage Road con las ideas muy claras. Ordenado en una suerte de 5-2-3 que hacía de esquema espejo respecto al de su rival, el Watford fue a presionar con mucha inteligencia a la salida de balón londinense. Permitía a los tres centrales del Chelsea manejar la pelota, pero tapaba todas sus opciones de pase y, cuando estos intentaban profundizar, saltaba con mucha agresividad para impedir que el receptor se gire. Ni Kanté ni Bakayoko tenían tiempo para pensar -a la mínima Capoué y un descomunal Doucoure salían a por ellos- y, como los dos mediocentros franceses no son Iniesta y Modric recibiendo de espaldas, cometieron un muy llamativo número de pérdidas de balón. Especialmente sangrante fue lo del ex del Mónaco. Bajo presión falló varios pases en zonas críticas que dejaron en situaciones francas al Watford y que se vio obligado a enmendar con faltas flagrantes que le costaron la tarjeta roja. Se le vio muy falto de confianza.

Kanté no brilló. Foto: Focus Images Ltd
Kanté no brilló. Foto: Focus Images Ltd

El Watford tuvo desde el principio oportunidades para transitar y supo administrarlas con mucha dulzura. El hecho de que las bandas estuvieran ocupadas en su totalidad por los carrileros permitió que Richarlison y Deulofeu actuaran de mediapuntas de facto, y estos castigaron la espalda de los mediocentros del Chelsea con audaz sangre fría. Lo del ex del Barça, en concreto, fue algo muy parecido a una exhibición. Sorprendió. Porque no jugó el clásico partido de extremo incisivo a pie natural que uno puede esperar de él, sino que tuvo un rol mucho más interior y lo entendió a la perfección pese apenas llevar una semana en su nuevo equipo. Hizo muchísimo daño al Chelsea con sus movimientos. Pocos minutos antes del descanso, Deeney transformaba un penalti que el catalán había provocado.

La entrada de Cesc Fábregas palió ligeramente la sangría, pero el Watford se mantuvo muy cómodo hasta los últimos 10 minutos. Entonces Conte, algo desesperado, ya había introducido a Giroud para que su equipo buscara descaradamente ese plan B que llevaba aparejado su fichaje, un movimiento que permitió a Eden Hazard bajar a buscar más la pelota. En un momento en el que parecía que el Watford empezaba a recular por primera vez en el partido, el maravilloso extremo belga agarró la pelota, descosió a la defensa rival con su inconfundible conducción y la puso en un lugar inalcanzable para Karnezis. 1-1. Un segundo de duda, un instante de genialidad y el Chelsea había equilibrado 80 minutos de aplastante superioridad rival. Sin embargo, dio la impresión de que en cuanto el Watford quiso volver a atacar, no encontró la menor oposición para hacerlo: la jugada inmediatamente posterior fue ocasión clarísima y, escasos segundos después, Janmaat se metió hasta la cocina para hacer un 2-1 que sentenció definitivamente al conjunto blue. El resto del tiempo, el conjunto de Javi Gracia lo pudo dedicar a disfrutar sobre el césped, engordar la goleada y agrandar la herida del Chelsea de Conte hasta límites críticos.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Fue menos vistoso que la actuación de los mediapuntas y el despliegue del doble pivote del Watford, porque los cuatro tuvieron una actuación destacada, pero qué partido jugó Troy Deeney para dejar una y otra vez el balón de cara para los Richarlison, Deulofeu y Doucouré. Al que no haya podido ver el partido, se lo recomiendo porque impresionó ver cómo el Watford doblegó al Chelsea a partir de las claves tácticas que comenta Willy.

“La primera noche de gloria de Javi Gracia en la Premier puede significar la última de Conte en el Chelsea”

Como aficionado blue, espero que no sea así. Más allá de que es verdad que ahora mismo parece desbordado por la situación, y que la política de fichajes ha sido sencillamente catastrófica (no te puedes gastar 270 millones de euros para tener un equipo similar al que tenías), me parece que echar a Conte a estas alturas sería un error enorme. El equipo está metidísimo en la pelea por el top 4 en la Premier, está vivo en FA Cup, y afronta una eliminatoria decisiva de la Champions. Si Guardiola, Klopp, Pocchettino, Mourinho o Wenger no perdieron el puesto al pasar por situaciones similares en los últimos dos años, no entendería que Conte -con un aval que ninguno de los anteriores tiene: su título reciente con un Chelsea que venía de quedar 10º- perdiese su puesto. Pero está claro que con la Dirección del Chelsea no es algo que se pueda descartar.

Sobre todo, a mi modo de ver, sería difícil de entender que lo cesaran a escasos días del enfrentamiento ante el Barça, que puede ser un punto de inflexión desde el que hacer girar la temporada. Es verdad que parece que Conte ha venido tensando mucho la cuerda y que la relación con el club está muy deteriorada, pero desde fuera no parece una situación límite como para echar al técnico que te acaba de hacer la ganar la Premier el año pasado. Cuartos en Premier, en octavos en Champions League, vivos en la FA Cup… Parece de lógica esperar al menos al choque ante el conjunto catalán a ver qué pasa.

Deja un comentario

*