El Coutinho que llega a 2018

Coutinho, mejor jugador del partido (Foto: Focus Images Ltd)

Nada más arrancar la tarde de Boxing Day para el Liverpool, que disputaba el encuentro que cerraba el martes, Philippe Coutinho anotó un golazo marca de la casa. Los de Klopp robaron el balón en campo contrario y el brasileño recibió el cuero en la frontal del área, ligeramente escorado a la izquierda. Controló la pelota y la clavó lejos del alcance del portero, en el palo más alejado, para abrir la lata. El segundo tanto contra el Swansea, colista de la Premier League, también nacería en las botas de Coutinho, que sirvió una falta lateral y la puso en la bota derecha de Roberto Firmino, que allanó el camino hacia una goleada contundente una vez el conjunto galés bajó los brazos. La jornada del 26 de diciembre fue plácida para el Liverpool, que pugna con Tottenham y Arsenal para proteger la cuarta posición de acceso a la Champions.

Liverpool 5 (Coutinho 6′, Firmino 50′, 66′, Alexander-Arnold 65′, Oxlade-Chamberlain 82′)
Swansea 0

Swansea vs Liverpool - Champions League - 13th September 2017 - Football tactics and formations

Philippe Coutinho atraviesa un momento de forma espectacular. El futbolista brasileño, una vez olvidado el turbulento arranque de temporada, ha tardado poco tiempo en erigirse de nuevo como uno de los pilares del equipo de Jürgen Klopp. Cada vez más regular en sus aportaciones, cada vez más maduro en la lectura del juego, Coutinho ha participado en 14 de las dianas anotadas por el Liverpool en los últimos diez partidos. En total, siete goles y siete asistencias. En el último choque ante el Swansea, incluso, lució el brazalete de capitán. Aunque a menudo el talento de los genios más especiales fluye a cuentagotas, por rachas de pura inspiración, Coutinho dejó el grifo abierto en el último mes. Seguramente esta sea la gran diferencia de la versión de Coutinho de la última temporada, pues incluso partiendo desde la banda izquierda se las apaña para mantener su radio de influencia en el desarrollo del juego. Y cuanto mayor es la participación del brasileño, mayores son las probabilidades de que Coutinho se invente una acción decisiva cerca del área frontal.

Philippe Coutinho of Liverpool celebrates his goal with captain Jordan Henderson of Liverpool during the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 02/12/2017
Philippe Coutinho celebra uno de los goles del Liverpool contra el Brighton. Foto: Focus Images Ltd.

Tanto partiendo desde la banda izquierda como de interior zurdo en el 4-3-3, las dos demarcaciones en las que actúa más a menudo en el Liverpool de Klopp, Coutinho ha sumado regularidad a su ya conocida capacidad para marcar la diferencia. El brasileño ya no solo se gusta en la virguería, en el regate bonito o la conducción, en el gusto por lo bello y estético, sino que demuestra una mayor determinación de cara a portería. Coutinho resulta una amenaza imparable cuando recibe el balón en la frontal en disposición de armar la pierna derecha, donde esconde un cañón, y cada vez explota más este recurso. El curso pasado ya dio un salto cualitativo en lo que a cifras anotadoras se refiere, con 14 goles entre todas las competiciones, y en el ecuador de la presente temporada ya suma doce dianas entre Premier, Copa de la Liga y Champions League. Las descargas de Fimino a menudo lo habilitan para que reciba de cara a puerta, donde también es letal a la hora de asistir a Mané o Salah, balas al espacio. Con la incorporación del extremo egipcio, que está marcando goles con una facilidad insospechada en la mejor temporada de su carrera en esta faceta, las amenazas del Liverpool se han diversificado.

Roberto Firmino of Liverpool congratulates Philippe Coutinho of Liverpool after he scores during the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 02/12/2017
Roberto Firmino permite a Coutinho jugar de cara a portería. Foto: Focus Images Ltd.

Siempre que no lo sabotee su propia defensa, el techo del Liverpool será el que quiera Coutinho. Porque Coutinho está involucrado en las tareas de contención incluso en la posición de interior izquierdo, puesto que el brasileño lleva tiempo implicado en la presión posterior a cada pérdida que exige Klopp para recuperar la pelota en campo contrario y así desplegarse en una situación mucho más provechosa para los atacantes del propio equipo red. Esto lo han entendido a la perfección Salah, Mané, Firmino y Coutinho, pues una carrera corta realizada a tiempo a menudo es suficiente para evitar una posesión más larga del adversario. Asimismo, el excedente del Liverpool a nivel de talento ofensivo inclina el centro de gravedad del conjunto de Klopp, mucho más dotado de futbolistas que marquen la diferencia cerca del área rival que en el área propia, donde las lagunas de concentración y los errores defensivos han costado puntos y victorias con frecuencia. Pueden dar fe Sevilla y Arsenal, dos de los últimos equipos que han explotado las dificultades del Liverpool para frenar el ritmo del encuentro cuando conviene administrar resultados favorables. Quizás este sea uno de los campos en los que más deba mejorar Coutinho en el futuro más inmediato.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Ya lleva 2 años en lo que va creciendo cada vez más en cuánto a la regularidad y efectividad de su juego, y ahora mismo está en su zenit. Parecía que el jugar de interior sería una constante, pero las ausencias de Mané primero y ahora su bajo nivel están haciendo que ocupe su puesto más veces. Si el Liverpool lo acaba perdiendo le será imposible encontrar un recambio cercano a lo que le aporta Coutinho al equipo. Esperemos que se quede y pueda ser un referente mundial. Por cierto sin mala fe, me ha extrañado mucho ver este artículo y no el del Arsenal-Liverpool del otro día.

Yo ta,bien espero que se quede aunque realmente me parece imposible, cosa que no deberia serlo ya que Liverpool tiene el sarten por el mango ya que Coutinho tiene contrato hasta 2021

Lo del Arsenal-Liverpool estaba en la agenda, pero al final un contratiempo en estas fechas navideñas lo convirtió en imposible 🙁

Ayer dio mucho que hablar el Newcastle-Manchester City. Hubo una rajada importante de varios pundits británicos a la idea de juego del Newcastle. La verdad es que fue las urracas se situaron continuamente 20 metros por detrás del círculo central, dejando a Otamendi conducir andando la pelota hasta la divisoria sin el menor agobio. En la primera media hora la posesión fue del 90% para los citizens. No acabo de entender que la mayoría de equipos le jueguen como locales al City a esperar detrás con muy pocos atisbos esporádicos de presión alta sobre los defensas. Es que hasta Chelsea y United escogieron esa idea de salida en sus planteamientos. Pero lo de Newcastle ayer fue exageradísimo.

Deja un comentario

*