Medidas de emergencia en busca de la estabilidad

Eric Garcia of Manchester City following the Premier League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
29/12/2019

El comprimido calendario de las fechas navideñas en la Premier obliga a todos los entrenadores del fútbol inglés a exprimir al máximo sus plantillas para repartir minutos, confeccionar onces coherentes a la vez que se rota y administrar las fuerzas de todo el mundo para no acumular bajas para el tramo decisivo del curso. La carga de partidos en esta fase de la temporada ha coincidido con un tramo de campaña con numerosas bajas en el Manchester City. A las lesiones de larga duración de futbolistas como Sané o Laporte se han sumado los problemas físicos puntuales de activos como David Silva, John Stones, el Kun Agüero o incluso Zinchenko. El argentino y el ucraniano justo salían de una lesión, lo que ha obligado a Guardiola a dosificar sus apariciones en un tramo en el que también hay que añadir la sanción de tres partidos para Ederson por la roja directa mostrada al poco de empezar el choque ante el Wolverhampton el pasado 27 de diciembre. Es un periodo complicado para todo el mundo, pero los últimos partidos han obligado a Guardiola a recurrir al fondo del armario y a buscar nuevas soluciones para que el Manchester City siguiera compitiendo. Sobre todo en la retaguardia, donde solo Walker y Stones han participado en más de la mitad de partidos disputados hasta ahora en la Premier.

En algún momento de los los últimos tres partidos, el Manchester City ha desplegado una defensa de tres centrales que aportara mayor estabilidad a la zaga celeste. Ante el Wolverhampton, la tempranera expulsión de Ederson Moraes obligó al City a cambiar su plan sobre la marcha. El 4-2-3-1 inicial pronto se convirtió en un 4-4-1 con Sterling descolgado en punta, pues Guardiola sacrificó a Agüero (que salía de lesión) para recomponer sus piezas. Al descanso, con 0-1 a favor, entró Eric Garcia por Riyad Mahrez y el dibujo volvió a mutar. En este caso, el defensa catalán se situó en la misma línea que Otamendi y Fernandinho.

Manchester City - Football tactics and formations
Sistema del Manchester City en la segunda parte ante el Wolverhampton.

La apuesta por una línea de tres centrales y dos carrileros pudo tener relación con el reconocible esquema del Wolverhampton de Nuno Espírito Santo, siempre fiel a su sistema. Con el marcador en contra y la necesidad de volcarse en busca de un gol, el City encontró la forma de emparejar a sus carrileros con Jonny y Doherty a la vez que resguardaba el eje del área con un efectivo más, aunque a la postre el cambio de piezas no surtió el efecto deseado pese al 0-2 de Sterling a la contra. El Manchester City perdió el control del esférico, reculó en exceso y no pudo contener el desequilibrio que generaba Adama Traoré en el sector derecho ni la superioridad de Raúl Jiménez en el juego de espaldas. Ni siquiera con Otamendi en el eje de la defensa, desplazando al joven Eric Garcia al sector derecho a mediados de la segunda parte, el City acabó de sentirse del todo seguro y acabó dejando escapar un resultado muy favorable en el Molineux. El Wolverhampton remontó el 0-2 con dos goles en el tramo final y se llevó los tres puntos.

Romain Saiss of Wolverhampton Wanderers with a headed attempt on goal during the Premier League match at Molineux, Wolverhampton Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 27/12/2019
El Wolverhampton remontó ante el Manchester City pese al cambio de esquema skyblue en el segundo tiempo. Foto: Focus Images Ltd.

Apenas dos días después, el Manchester City se midió al Sheffield United. Otro equipo correoso, cómodo cuando puede contragolpear, que alinea un sistema con tres centrales y dos carrileros. Si el Wolverhampton fluctúa más entre el centro del campo con tres efectivos o la triple punta, en el caso del cuadro rojiblanco el esquema de tres centrocampistas y dos puntas es inamovible. Así las cosas, el Manchester City trató de someter a una de las revelaciones del curso en Inglaterra a través de una posesión paciente, con dos extremos muy abiertos que atrajesen la atención de los rivales y abriesen espacios por dentro para Bernardo Silva, De Bruyne y Agüero. Zinchenko, lateral izquierdo, se sumaba al centro del campo para aportar su calidad en la circulación y atajar posibles contragolpes. Sin embargo, la circulación de la pelota resultó demasiado lenta ante un bloque muy bien armado atrás, con las líneas muy juntas y el conjunto compacto en el carril central.

Manchester City - Football tactics and formations
Planteamiento inicial del Manchester City ante el Sheffield United.

Al descanso, sin ni siquiera dar entrada a ningún futbolista de refresco, el Manchester City alteró la disposición de las piezas situadas sobre el tablero. La posesión era previsible porque faltaba mayor profundidad, por lo que subió unos metros la ubicación de Zinchenko y Walker. Los laterales del primer tiempo se convirtieron en carrileros, ahora encargados de aportar amplitud y profundidad, mientras Rodrigo se ubicaba de tercer central entre Eric Garcia y Fernandinho. El mediocentro español no solo bajaba a recibir para sacar la pelota jugada y generar una primera superioridad ante la doble punta del Sheffield United, sino que ejercía de tercer central a tiempo completo, tanto cuando el City atacaba como cuando defendía. Su altura en esa zona se convertía en un plus ante el juego directo del Sheffield -faceta en la que más sufrieron Fernandinho y Eric Garcia- y la presencia de Bernardo Silva y De Bruyne por delante ofrecía alternativas de pase. También centró su posición Mahrez para intentar recibir entre líneas y dividir la atención de la defensa del Sheffield United con Sterling y Agüero buscando huecos entre el tridente de centrales rojiblancos. El 1-0 del delantero argentino nada más salir de los vestuarios templó los ánimos del City en un encuentro que podía atragantársele aunque no lo sentenció hasta que De Bruyne marcó el 2-0 en el minuto 82. Por segunda vez desde el 26 de octubre, el Manchester City volvió a dejar la portería a cero.

Manchester City - Football tactics and formations
Así jugó el Manchester Cirty en la segunda parte ante el Sheffield United.

En la jornada inaugural de 2020, Pep Guardiola dio continuidad al eje de la defensa que terminó el partido ante el Sheffield United. Eric Garcia repitió como titular por segundo encuentro consecutivo y Rodrigo empezó como tercer central, aunque en esta ocasión lo hizo en el perfil derecho de la zaga. En cambio, la naturaleza de los carrileros fue absolutamente diferente: Cancelo y Mendy, las alternativas más ofensivas para ocupar todo el flanco. Era una decisión consecuente con la elección de los centrocampistas que partían por delante del portugués y del francés, pues tanto Foden como Mahrez liberaban la banda para que recorrieran todo el costado y pisaran la línea de fondo. Esas combinaciones entre el centrocampista más exterior y el carrilero fueron uno de los principales argumentos ofensivos del City, que asimismo controló mejor el juego directo sobre Richarlison y Calvert-Lewin con sus tres centrales. Como ocurrió con los dos anteriores rivales del Manchester City, los de Guardiola se toparon con otro adversario que desplegó de inicio una defensa de cinco efectivos que solo ocupaba las bandas con sus carrileros.

Manchester City - Football tactics and formations
Once y planteamiento inicial del Manchester City ante el Everton.

En su segundo encuentro como titular en la Premier, Eric Garcia volvió a exhibir su facilidad para sacar la pelota jugada. Se muestra decidido con el balón en los pies y no duda a la hora de filtrar el pase vertical. El defensa internacional sub-21 con España también dejó patente su velocidad para corregir algunas situaciones de emergencia a campo abierto, sobre todo cuando puede aguantar la carrera con los delanteros rivales y dar tiempo a sus compañeros a recuperar la posición, pues no suele preciptarse a la hora de ir al suelo en la disputa. Ahí se siente más cómodo que en los lances de juego directo, la faceta en la que más padeció ante el Sheffield United aunque luego se mostró más pegajoso a la hora de evitar que Calvert-Lewin se girara con la pelota controlada contra el Everton. En ese sentido, comparte algunas similitudes con Fernandinho en su desempeño como zaguero. Rodri también ofrece una salida limpia y complementa su menor velocidad a campo abierto con un buen posicionamiento y una superior capacidad en el juego aéreo. Al fin y al cabo, se trata de una zaga compuesta por dos centrocampistas y un defensa de 18 años con (todavía) poco recorrido en la élite.

Artículo relacionado: Entrevista con Eric Garcia

A más de diez puntos de distancia del intratable Liverpool y sin amenazas reales de cara a jugar la siguiente edición de la Champions, las próximas semanas servirán para determinar si el Manchester City ofrecerá un nuevo giro en su planificación de la temporada a la hora de fortalecer su defensa del carril central y del área propia para el tramo decisivo en las competiciones de eliminatorias directas. Los de Pep Guardiola siguen sufriendo para dejar la portería a cero -ante el Everton, el gol toffee nace en una pérdida de balón de Claudio Bravo- y el técnico catalán no escatima oportunidades para ajustar los aspectos que más le está costando controlar a lo largo de su cuarta temporada en el banquillo skyblue. Este curso el Manchester City no está recuperando la pelota con tanta facilidad después de la pérdida en campo contrario, por lo que sus oponentes se despliegan a la contra con mayor frecuencia y su dominio de los partidos no goza de la continuidad de cursos anteriores a pesar de que De Bruyne está marcando diferencias permanentemente en la frontal del área rival. Ante el Arsenal, el Leicester y en el planteamiento inicial contra el Wolverhampton el City buscó acercar a un segundo centrocampista a Rodrigo Hernández en la base de la jugada (tanto Gündogan como Bernardo Silva, más retrasado de lo habitual) en una zona que en otras ocasiones ha ocupado Zinchenko con su comportamiento interior. En los dos últimos partidos y medio, ante equipos que siempre jugaron con tres centrales y dos carrileros, el matiz del City resultó distinto. La búsqueda del equilibrio y del control absoluto sobre el desarrollo del juego continúa en el Manchester City y es aún más complicada sin Aymeric Laporte sobre el césped.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Rodri of Manchester City controls the ball during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751 01/10/2019
Rodri ha adoptado distintos roles en el Manchester City en los últimos partidos. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

El City Everton me pareció una exhibición guardiolista sin pegada. Para asaltar la Champions le hace falta algo fé mordiente.
Gran artículo

Y quizá un poco de grandeza, no??? Que no deja de ser un equipo pequeño con mucho dinero. Mira el Liverpool como aprovechó su oportunidad… A veces la camiseta juega…

Deja un comentario

*