Las pizarras de Mourinho y Conte

Jose Mourinho manager of Manchester United in the dug out  prior to the Premier League match against Stoke City at the Bet 365 Stadium, Stoke-on-Trent.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
09/09/2017

A la sombra de la final de la Copa de la Liga disputada luego en Wembley, Manchester United y Chelsea disputaron el partido de la jornada en la Premier League. Diablos rojos y blues ejercieron de teloneros antes de la final en un duelo en el que la pizarra de los entrenadores ejerció una influencia notable en el desarrollo del choque. Aunque ambos queden lejos del liderato, reservado para el Manchester City, el partido del domingo tenía una importancia vital en la lucha por los puestos de acceso a la Champions.

Manchester United 2 (Lukaku 39′, Lingard 75′)
Chelsea 1 (Willian 32′)

Chelsea vs Manchester United - Football tactics and formations

José Mourinho se volvió a adaptar a su rival y volvió a reservar a McTominay una labor incómoda. Si en la Champions League le tocó vigilar a Éver Banega, en la visita del Chelsea a Old Trafford el joven canterano mancuniano desempeñó el poco amable rol de perseguir a Eden Hazard y limitar las intervenciones del talentoso atacante belga. El portugués adaptó su esquema al Chelsea y priorizó obstruir la progresión del cuadro londinense por el carril central a cambio de liberar los flancos. Si McTominay y Matic debían vigilar a Hazard y Willian respectivamente, Mourinho situó justo por delante a Pogba y Alexis Sánchez. El francés y el chileno, dos de las estrellas del equipo, jugaron en una posición muy centrada con el claro objetivo de incomodar las recepciones de Kanté y Drinkwater para que no se giraran con facilidad. Así el Manchester United pretendía juntar a Pogba y Alexis por el carril central y podía acercar a Martial al sector izquierdo, donde marca las diferencias. El dibujo respondía a una especie de 4-2-2-2.

Sin embargo, el Chelsea aprovechó las carencias derivadas de la particular apuesta de José Mourinho. El conjunto local tardó en acomodarse a los roles tan específicos y demandados por la visita del vigente campeón de la Premier League y castigó los espacios que concedía el Manchester United en los flancos. Los carrileros, Marcos Alonsos y Victor Moses, llegaban con cierta comodidad al pico del área. Valencia y Young debían ocuparse de ellos, pero casi siempre atacaban en ventaja, apareciendo en carrera. Así se acercó el Chelsea en algunas ocasiones, aunque perforó la portería de De Gea en un fulgurante contragolpe conducido por Hazard y finalizado por Willian, que prolongó su formidable momento de forma tras sus actuaciones ante el Hull City y el FC Barcelona. Aunque el Chelsea controló bastante bien el partido, el Manchester United logró neutralizar la diana visitante con una rápida combinación entre Alexis, Martial y Lukaku que culminó el delantero belga.

Romelu Lukaku of Manchester United during the Premier League match at St. James's Park, Newcastle Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 11/02/2018
Romelu Lukaku marcó un gol y asistió en el otro. Foto: Focus Images Ltd.

El panorama cambió en la segunda mitad cuando Mourinho acercó a Alexis Sánchez al área. El portugués sacrificó a Martial, adelantó la posición del chileno e introdujo a Jesse Lingard entre líneas. El internacional inglés liberó a Alexis del trabajo defensivo y dinamizó el carril central. Este movimiento vino acompañado de otro posterior de Antonio Conte que a la postre le salió rana: el técnico italiano retiró a Eden Hazard en el minuto 73 para dar entrada a Pedro. Lo que Conte no podía imaginar es que en la jugada posterior el Manchester United anotaría el 2-1, precisamente obra de Lingard, que emergió en el punto de penalti para rematar un centro de Lukaku y anotar su octavo gol en esta edición de la Premier. Aunque más llamativo fue el partido del ariete ex del Everton, que tras varios encuentros grises ante la aristocracia de la Premier fue decisivo: Lukaku apareció con cuentagotas, pero anotó el tanto del empate y dio la asistencia del 2-1 definitivo.

Chelsea vs Manchester United - Football tactics and formations

El Chelsea reaccionó al gol con cambios ofensivos: Conte dio entrada a Giroud por Moses e introdujo a Cesc por Drinkwater. El entrenador transalpino deshizo la línea de cinco zagueros, juntó a Giroud y Morata en el área rival y sumó a un futbolista de mayor calidad para asistirle, pero se topó con la respuesta de Mourinho, que pobló el eje de la zaga con un tercer central, Eric Bailly, para hacer más llevadero el bombardeo de los últimos minutos.

Chelsea vs Manchester United - Football tactics and formations

Con la victoria de este domingo el Manchester United se consolida en la segunda posición y abre un margen de seis puntos respecto al Chelsea, quinto clasificado. Entre los de Mourinho y los de Conte se encuentran Liverpool y Tottenham. Son cuatro aspirantes que se repartirán los tres puestos de acceso a la Champions mientras pugnan por seguir progresando en la Copa de Europa.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Extraordinario partido, con muchas alternativas, muy agradable de ver y muy emocionante.

No me gustó nada que dejasen progresar tanto a Christiansen por el centro tapando a Drinkwater y a Kante, a mi parecer, inferiores con el balón en los pies a la hora de sacar el balón jugado. Fue desesperante ver a Christiansen batir lineas con una conducción de 30-40 metros y que encontrase a Hazard o Willian tan fácilmente.

Genial McTominay sobre Hazard, que brilló menos de lo esperado, sobre todo en la primera parte.

Deja un comentario

*