El paso adelante de la defensa del Liverpool

Alisson Becker of Liverpool during the friendly match at the Aviva Stadium, Dublin
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
04/08/2018

Nada más arrancar la temporada, Georginio Wijnaldum deslizó una de las claves del Liverpool en sus aspiraciones para mejorar las prestaciones del curso anterior. “La pasada temporada, había ocasiones en las que… no quiero usar la palabra entrar en pánico, pero nuestra confianza se desvanecía. Teníamos problemas. Había partidos en los que ganábamos por 1-0 y la sensación es que el oponente podría marcar. Ahora sentimos que si vamos 1-0 es el rival quien tiene un gran problema. Van Dijk ha supuesto una gran diferencia, pero hemos cambiado mucho como equipo. El año pasado vi algunos partidos del Manchester City en los que creo que no estuvieron a su máximo nivel pero aun así ganaron. Con el Chelsea, lo mismo el año anterior. Eso es lo que necesitamos. De adquieres un 5 o 10% extra, sobre todo cuando juegas más de 50 partidos entre todas las competiciones. Ningún equipo puede jugar realmente bien 50 partidos. Durante la temporada no jugarás bien todo el tiempo. No crearás montones de ocasiones en cada partido, pero si evitas que el oponente te genere ocasiones ganarás más a menudo. En momentos en los que no jugamos bien, no estamos concediendo muchas oportunidades”, reflexionaba el centrocampista neerlandés en una entrevista en el Telegraph. Superado el primer tercio de Premier, las sensaciones del interior red se han cumplido. El Liverpool aguanta el tirón del Manchester City, que mantiene un ritmo de puntuación parecido al del campeonato anterior, en parte porque es el equipo menos goleado de la Premier. Solo ha encajado seis goles en quince partidos.

El aterrizaje de Virgil van Dijk fue una de las claves del Liverpool en la segunda mitad de temporada. La explosión goleadora de Salah elevó el techo de los de Klopp, pero sin la seguridad del defensa neerlandés quizás no habrían asegurado una posición en el TOP4 de la Premier ni habrían accedido a la final de la Champions. Con el ex del Southampton el Liverpool compró -por un precio muy elevado- a un central autoritario que manda en el área propia, que marca diferencias en el juego aéreo y que legitima fases de sufrimiento cerca de su propia portería. Con Van Dijk es más fácil sobrevivir asedios de pelotazos frontales y bombardeos de centros laterales. También ejerce un liderazgo en lo anímico y suma con el balón mediante su más que correcto desplazamiento en largo, pero el gran salto de calidad se produjo en la faceta defensiva en una parcela en la que el Liverpool hacía aguas.

Keylor Navas of Real Madrid punches clear ahead of Virgil van Dijk of Liverpool during the UEFA Champions League Final at the Olympic Stadium, Kiev Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 26/05/2018
Van Dijk fue un actor clave en la campaña europea del Liverpool la temporada pasada. Foto: Focus Images Ltd.

El Liverpool terminó la Premier 2017-18 con 38 goles en contra, uno por jornada. Con Van Dijk mejoró la tendencia, pero con el progreso de otros futbolistas y con el fichaje de Alisson el Liverpool ha dado un paso más para apuntalar su retaguardia. Alisson, el portero más caro del mundo hasta que el Chelsea pagó la cláusula de recisión de Kepa unos días más tarde, ha mejorado una demarcación en la que el Liverpool arrastraba dudas desde la salida de Pepe Reina. El brasileño sufrió en los primeros partidos en una liga en la que se permite mayor contacto en el área, en una liga en la que muchos rivales abusan de los centros laterales o acumulan efectivos en el área pequeña en los córners, pero poco a poco Alisson se ha ido aclimatando. También en el juego de pies, que le costó algún que otro disgusto en el arranque de temporada. En las últimas semanas Alisson ha protagonizado varios buenos partidos y su participación fue vital en choques de exigencia como la visita al PSG (pese a la derrota) o el derbi contra el Everton, en el que dejó algunas paradas brillantes.

Alisson no es la única novedad que explica la mejoría del Liverpool. A la consolidación del brasileño hay que sumar las buenas prestaciones exhibidas por Joe Gomez en el eje de la defensa. El joven zaguero de 21 años ha regresado a la posición en la que empezó a jugar tanto en el Charlton Athletic como en las categorías inferiores de la selección tras una temporada en la que alternó con Alexander-Arnold como lateral derecho titular del Liverpool. Joe Gomez es ahora un futbolista más maduro, que acumula mayor experiencia, y con un físico apropiado para la posición de defensa central. Es un futbolista más que correcto en el juego aéreo y rápido para jugar a campo abierto, expuesto a treinta metros de su portero. En acciones en las que tiene que recurrir a su zancada suele salir vencedor, por lo que se complementa bien con Van Dijk. También cuando debe salir a banda a tapar la espalda del lateral derecho. Asimismo, si el neerlandés destaca por su desplazamiento en largo, Joe Gomez se atreve de vez en cuando a avanzar en conducción con la pelota controlada.

Joe Gomez es uno de los jugadores del Liverpool que más ha mejorado respecto a la temporada anterior. Foto: Focus Images Ltd.
Joe Gomez es uno de los jugadores del Liverpool que más ha mejorado respecto a la temporada anterior. Foto: Focus Images Ltd.

La nueva pareja Gomez-Van Dijk ha rendido bien en líneas generales, sobre todo en los partidos de Premier. Por otra parte, Alexander-Arnold y Robertson ya están consolidados como titulares indiscutibles en los laterales y atesoran margen para mejorar en el futuro. El lateral escocés cumplió 24 años en marzo, mientras el canterano red apenas celebró los 20 hace pocas semanas. Aunque su aportación suele brillar más en ataque, pues su buen golpeo les permite repartir asistencias con regularidad, defensivamente son laterales solventes.

La estructura del Liverpool también está más asentada y los conceptos más interiorizados, pues la mayoría de futbolistas llevan mucho tiempo jugando juntos. Como argumentaba Wijnaldum, la complicidad del cuadro red también es importante a la hora de explicar el rendimiento del Liverpool sin balón en una temporada en la que, de momento, ni Salah ni Firmino han ofrecido las prestaciones del curso anterior. Precisamente la presencia del egipcio, a menudo en la banda derecha, lleva al Liverpool a buscar otro tipo de equilibrios sin la pelota. Como Salah queda liberado de la carga defensiva -tiene que estar fresco para el contragolpe y no interesa que robe la pelota cerca de su área-, los adversarios buscan atacar a menudo al Liverpool por ese flanco. Sobre todo en la Champions, pues tanto PSG como Nápoles castigaron al conjunto inglés de esa forma. Es uno de los lunares del Liverpool, que lo suele compensar con las vigilancias de uno de sus centrocampistas (Milner), aunque en cualquier caso el cambio respecto al curso anterior es más que evidente.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

12 comments

Para ganar una Liga es importante, primero, ser un buen equipo; y, segundo, tener la madurez para en esos valles que se atraviesan seguir ganando. Que el Liverpool es un muy buen equipo, ya lo sabemos. Y ademas esta demostrando tener la madurez, y esa pizca de suerte que se necesita, para seguir ganandom cuando no esta tan de dulce. Arrebatar la Liga al City va a estar muy complicado, pero el Liverpool esta aguantando un ritmo de puntuacion muy elevado… y quien sabe.

Otro apunte. Que no se me entienda como una critica al texto (ni mucho menos, la calidad aqui es muy elevada), pero creo que en general estamos siendo muy recurrentes con lo de que Salah no esta al nivel de la temporada pasada. La temporada pasada de Salah, tanto en numero como en sensaciones, esta por encima de la temporada de Messi y Cristiano. Por resumir: su Premier es parecida a la Liga de Messi, y su Champions es mejor; su Champions es parecida a la de Cristiano, y su Premier mejor que la Liga del portugues.

Creo que es muy injusto ponerle constantemente es liston (44 goles, actuaciones decisivas en los partidos mas importantes…), y nos esta impidiendo ver que seguimos ante un jugador MUY determinante. En Premier, lleva 7 goles y 4 asistencias… cuando, como decis, da la sensacion de que aun no ha alcanzando su mejor punto de forma. Muy dificilmente repita lo del año pasado, pero es que tampoco lo necesita para ser uno de los jugadores mas determinantes de Europa.

Voy a romper una ‘lanza’, por decirlo de alguna forma, en favor de Salah.

Coincido con lo que comentas de Salah. Lo extraordinario fue lo del curso pasado (y también fue de menos a más, que lo he defendido en alguno de los podcast de lunes con Santomé, en “¿No habrá haters de Manacor?”). Pero es cierto que, con una individualidad a ese nivel de producción, estás más cerca de ganar títulos. Y si Salah no alcanza ese nivel cada temporada, que al final es lo normal aunque siga generando una notable cantidad de goles, el Liverpool necesita otras vías para ganar los partidos. Una de ellas es esta: sentirse más cómodo en partidos de marcadores cortos.

Fantástico análisis Tomàs. Sin embargo, como bien apuntas, hay una gran diferencia entre el Liverpool de Premier y el Liverpool de Champions. En 15 partidos de liga solo han encajado seis goles, pero en Champions han encajado uno más en solo cinco partidos (y a expensas de ese decisivo partido contra el Nápoles en Anfield). Además, hay algo que no comentas en este artículo pero que me sorprende: el escaso protagonismo de Nathaniel Clyne. Es cierto que volvió en marzo tras una larga lesión de espalda, pero desde entonces apenas ha contado para Klopp. Por ejemplo, esta temporada no ha jugado en Premier ni en Champions. Aunque la competencia sea feroz con Arnold y Gómez, su escaso protagonismo me sorprende teniendo en cuenta su buen rendimiento en temporadas anteriores.

Ahora Clyne vuelve a estar lesionado, pero será importante volver a activarle pronto. Sobre todo ahora que se ha lesionado Joe Gomez, que le daba minutos de descanso a Arnold en el lateral derecho. En cualquier caso, sí parece que la grave lesión ha pasado factura a Clyne y no ha vuelto a ser el mismo.

Es indudable que el cambio de Karius o Mignolet por Alisson en portería es un cambIo muy mayúsculo en lo que a nivel se refiere. Pero lo que yo no recuerdo es un cambio tan exagerado en una línea defensiva como el que ha tenido lugar con la llegada de Van Dijk. Y es que si tuviera que mojarme, diría que es el mejor central del mundo en la actualidad. A pesar de que este año su pareja más habitual en el centro de la zaga es Joe Gomez, hasta hizo del autodenominado mejor central del mundo Lovren, un central adecuado para los reds.
Y coincido plenamente en lo aportado sobre Gomez, sus condiciones físicas se acomodan más a la posición de zaguero central.
Aunque no se destaque mucho nunca cuando se habla de los de Anfield, me parece que Robertson es un lateral muy completo y equlibrado, Comprado a precio de ganga del descendido Hull.

Totalmente. Es difícil ver un fichaje tan influyente en un equipo. Y más aún si se produce a media temporada. Y más aún tratándose de un central. Van Dijk ha rendido a un nivel altísimo en 2018.

Lo realmente lindo sería que dejase a Joe Gómez asentarse y que sienta la confianza, y que dejase el dinero para otras demarcaciones a mejorar.

En el artículo resumen del fin de semana comente si era el único que le sorprendía que fuera el equipo menos goleado de las grandes ligas, veo que no y me gusta el análisis que has hecho en este artículo

Hay varias cosas importantes en el Liverpool, aunque Wijnaldum no lo dice exactamente así, el tener un portero que de garantias siempre ayuda mucho al equipo, que no tiene la sensación de que cada vez que les lleguen puede ser gol y que si le llegan el portero lo puede resolver. Eso es importante, ni Karius ni Mingolet lo aportaban y eso hacía que el Liverpool se echara incluso demasiado atras a veces. Luego algo que no se valora tanto es los tres mediocampistas del Liverpool, no son por nombre estrellas y no son grandes creadores de juego, pero en el sentido de trabajo en la presión ayudan muchisimo y pemiten generar el juego tanto por los laterales como por los extremos que se meten hacía dentro, es verdad que en Champions estan notando que los delanteros, sobre todo Firmino, no estan este año al mismo nivel que el pasado, Salah hoy acaba de marcar tres y esta con 10 ya. Pero es verdad que a Firmino lo veo bajo de nivel ya no tanto en el gol que nunca ha sido un excelso goleador si no en el juego. El año pasado era muchas veces el lanzador de Salah y Mane y le esta costando este año.

Y además tienen muchas más opciones en el medio. Ayer juegan Keita, Fabinho y Shaqiri (los tres nuevos) junto a Wijnaldum. En un equipo que basa gran parte de su juego en ser intenso, poder mover piezas para estar siempre enchufado y fresco es importantísimo.

Deja un comentario

*