El mejor centrador del Chelsea

Reece James of Chelsea  during the Premier League match at St. James's Park, Newcastle
Picture by Robert Smith/Focus Images Ltd 07837 882029
18/01/2020

Reece James se ha abierto paso en el primer equipo del Chelsea sin hacer mucho ruido, pero con mucha determinación. Como casi toda su carrera en las categorías inferiores del club londinense, Reece James no es el futbolista más llamativo, el más deslumbrante de su quinta, pero sí uno de los más constantes en su rendimiento. Una garantía, una progresión lineal, que le permitió convertirse contra pronóstico en el mejor jugador de la academia el año en el que Hudson-Odoi debutó con el primer equipo. Cuando un entrenador lo prueba, acaba quedando prendado de este lateral inglés. Ocurrió en su cesión en el Wigan la campaña pasada, donde incluso fue elegido mejor futbolista de la temporada en el club y hasta lució el brazalete de capitán en su último partido, y también ha vuelto a ocurrir con Frank Lampard en un curso en el que arrancó a la sombra de otros cedidos que regresaron para gozar de protagonismo como Mason Mount, Tammy Abraham o incluso Fikayo Tomori.

Desde que empezó a jugar con regularidad en noviembre, Reece James casi no ha regresado al banquillo. De hecho, en 2020 ni siquiera sabe lo que es arrancar de inicio como suplente. El canterano del Chelsea se ha convertido en una solución para una de las principales necesidades que han aflorado en el conjunto blue a lo largo del curso a medida que los rivales han ido descifrando las fortalezas y debilidades de la plantilla de Frank Lampard: la profundidad en las bandas. Cuando los adversarios repliegan y ceden la iniciativa, el Chelsea necesita que sus laterales recorran el flanco, doblen a los extremos y sirvan buenos centros para abastecer a los delanteros y permitir que más jugadores pisen la zona de remate. Si se atasca por dentro, necesita fluir por fuera. En la banda izquierda, Marcos Alonso prácticamente solo juega cuando Lampard apuesta por un sistema de tres centrales y dos carrileros y Emerson se ha quedado algo corto en la faceta ofensiva, mientras en el sector derecho Azpilicueta puede centrar bien pero no aporta tanta profundidad a lo largo del encuentro. Cumple siempre, pero amenaza menos.

Reece James of Chelsea during the Premier League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 01/02/2020
Reece James cada vez está jugando más a menudo en la banda derecha del Chelsea. Foto: Focus Images Ltd.

El canterano del Chelsea ha puesto al servicio del colectivo su principal virtud: el golpeo para centrar al corazón del área. Reece James ha trabajado en este aspecto del juego desde que es muy pequeño y ya en el Wigan se animaba a disparar algunas faltas a pesar de tratarse de un futbolista en edad aún adolescente. En el Chelsea incluso se le ha visto sacar algún córner, como aconteció el pasado sábado ante el Tottenham. James le pega muy bien a la pelota y sobre todo centra con tensión, con mucha potencia además de buena dirección e intención en sus envíos. Cualquier toque convierte sus balones en ocasiones claras de gol. “Sabía que necesitaba algo que me hiciera destacar por encima de otros futbolistas en mi posición y si no juegas ante un futbolista top es difícil que te valoren, así que tienes que trabajar en algún aspecto que permita que te juzguen. Jody Morris y Joe Edwards [entrenadores de la academia en el Chelsea] me ayudaron con eso. He dedicado mucho trabajo extra y he encontrado mi camino”, reflexionaba James sobre su capacidad para asistir a sus compañeros y disparar faltas en sus primeros meses como cedido en el Wigan.

No solo le pega bien al balón, sino que James goza de un físico privilegiado para la práctica del fútbol al más alto nivel. Repite esfuerzos sin parar, del primer minuto al último, y es una roca en los choques. Saca mucho partido de su cuerpo para arrebatar la posesión al adversario o proteger la posición y además es bastante rápido en carrera, sobre todo debido a su potencia. En la final de la FA Youth Cup de 2017, se labró definitivamente una fama de buen defensor cuando secó a Jadon Sancho en un soberbio marcaje individual pocos días antes de que el entonces extremo del Manchester City brillara con luz propia en el Europeo sub-17, su primer escaparate internacional. En ese sentido, la temporada como cedido en el Wigan, fuera de la zona de confort del área metropolitana de Londres y en un club al fin y al cabo modesto de Segunda, significó un máster a la hora de fajarse ante futbolistas tan poderosos como él en la faceta física.

Reece James of Chelsea and Alex Iwobi of Everton in action during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 07/12/2019
Reece James goza de un físico portentoso para la práctica del fútbol. Foto: Focus Images Ltd.

La genética también acompaña a la familia James: su hermana también juega en la Premier y con 18 años ya es la máxima goleadora del Manchester United femenino en su primer curso completo en la élite del fútbol inglés. Su padre Nigel ha sido su mentor y entrenador. Nigel es un obseso del fútbol que posee una academia de formación en el sur de Londres. En el Wigan, por ejemplo, James estaba monitorizado por el Chelsea, que después de cada partido le mandaba una serie de vídeos en el que se analizaba su rendimiento. El canterano blue reconoció que una de las primeras decisiones que tomaba después de recibir religiosamente dicha documentación era debatirla con su padre para que la diera algunos consejos al respecto.

Renovado con el Chelsea hasta 2025, Reece James ya ha demostrado su valía como lateral derecho y lateral izquierdo en línea de cuatro y también como carrilero con toda la banda diestra por delante. En la cantera blue ha desempeñado de forma recurrente también el rol de central por la derecha en una línea de tres zagueros y en otras ocasiones ha llegado a jugar de mediocentro gracias a su buen toque de balón, sobre todo en el desplazamiento en largo y los cambios de orientación, algo en lo que también destacaba en su momento Trent Alexander-Arnold antes de su reconversión a lateral derecho. “En algunas situaciones debes ser paciente. Frank Lampard es una leyenda del club, es alguien a quien siempre he admirado. Si un entrenador confía en la juventud y cree en tú, entonces en algún momento llegará la oportunidad”, reconoció en el Independent. No cabe ninguna duda de que Reece James ha trabajado a la sombra para convencerle.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Reece James of Wigan Athletic has a shot on goal from a free kick during the Sky Bet Championship match at the DW Stadium, Wigan Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 14/04/2019
Reece James ya se animaba a tirar algunas faltas en el Wigan, donde estuvo cedido la temporada pasada. Foto: Focus Images Ltd.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Reece James
Edad: 20 años
Equipo: Chelsea
País de nacimiento: Inglaterra
Posición: Lateral derecho

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

LOS PERFILES SUB-23 DE LA TEMPORADA 2018-19

– 17 de febrero: Ferran Torres
– 10 de febrero: Alphonso Davies
– 3 de febrero: Francisco Trincao
– 27 de enero: Calvin Stengs
– 20 de enero: Rayan Cherki
– 13 de enero: Alessandro Bastoni
– 6 de enero: Adam Idah
– 30 de diciembre: Max Kilman
– 23 de diciembre: Joshua Zirkzee
– 16 de diciembre: Dejan Kulusevski
– 9 de diciembre: Donny van de Beek
– 2 de diciembre: Stefano Turati
– 25 de noviembre: Achraf Hakimi
– 18 de noviembre: Lázaro Vinícius
– 11 de noviembre: Javi López
– 4 de noviembre: Sontje Hansen
– 28 de octubre: Erling Haaland
– 21 de octubre: Jonathan Ikoné
– 14 de octubre: Çaglar Söyüncü
– 7 de octubre: Aaron Connolly
– 30 de septiembre: Sandro Tonali
– 23 de septiembre: Gabriel Barbosa
– 16 de septiembre: Nikola Milenkovic
– 9 de septiembre: Donyell Malen
– 2 de septiembre: Kevin Denkey
– 26 de agosto: George Stanger
– 19 de agosto: Mason Mount

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

El balance de la sanción al Chelsea sin fichar parece bastante positivo, gracias a ello y a la confianza de Lampard han podido asentarse en el equipo Abraham, Hudson-Odoi, Mount, Reece-James y Tomori. Acaba de asomar también la cabeza Billy Gilmour con 18 añitos. En esta línea, parece previsible que la próxima temporada se cuente también con Ampadu, aunque apenas haya jugado en el RB Leipzig. Lo poco que jugó con los Blues me gustó, y con Gales también. Del resto de cedidos no parece que vaya a regresar nadie más, ni siquiera Kenedy, que acaba contrato.
El fichaje de Ziyech deja claro que Pedro y Willian quedarán libres, y quizá también Giroud, aunque ahí los blues deberían rascarse el bolsillo.

Deja un comentario

*